10N | Elecciones Generales

El PP intenta quitar a Casado del foco para un acuerdo sobre la investidura de Sánchez

Pablo Casado y Cuca Gamarra se reúnen con representantes de la educación concertada.

Este martes se cumple una semana desde que el Partido Popular convocó a su Comité Ejecutivo Nacional para analizar los resultados de las elecciones del 10N, cuando la formación liderada por Pablo Casado pasó de 66 a 89 escaños. La noticia del principio de acuerdo entre PSOE y Unidas Podemos pilló a los conservadores reunidos en ese órgano de partido y, por tanto, tuvieron que acomodar su discurso sobre la marcha. En una breve comparencencia ante la prensa en la que no se admitieron preguntas, Casado se quejó de que Sánchez no le había respondido a una llamada de teléfono, pero no aclaró si pensaba haberle hecho algún tipo de propuesta alternativa a la que ya estaba en marcha con el partido morado. Siete días después y cuando destacados barones conservadores se han mostrado partidarios de que el PP frene, con condiciones, ese pacto, en Génova intentan quitar a su líder del foco para un acuerdo sobre la investidura del presidente del Gobierno en funciones.

En la dirección nacional del partido destacan que su presidente "sabe perfectamente lo que tiene que hacer" y que la reacción de la formación es la adecuada a un contexto en el que Sánchez va tomando decisiones sin contar con el PP. Y, destacan, sigue sin llamar al jefe del principal partido de la oposición cuando ya ha transcurrido más de una semana de las elecciones.

Pese a que en los argumentarios del PP se lleva diciendo semanas que ellos, con Sánchez, no van "ni a la vuelta de la esquina", en el partido no desaprovechan la oportunidad de denunciar que es el presidente del Gobierno en funciones quien ha decidido aislarles. Este lunes, tras reunirse con los consejeros de Educación de las comunidades en las que gobiernan, la vicesecretaria de Política Social, Cuca Gamara, lamentó el "cordón sanitario que está tejiendo Pedro Sánchez contra el PP, contra el constitucionalismo".

"¿Dónde está Pedro Sánchez? ¿Qué está pactando Pedro Sánchez?", se preguntó la dirigente conservadora al tiempo que insistía en la necesidad de conocer "con luz y taquígrafos" las reuniones que los socialistas están manteniendo con "comunistas" e "independentistas".

Oposición "firme"

Pese a que destacados barones regionales del PP son partidarios de que Casado tome ya la iniciativa y haga una propuesta a Sánchez para que nadie pueda acusarle de falta de sentido de Estado, en su entorno más próximo defienden que él va "paso a paso" y dando respuestas acordes a la situación . Y que ahora, si el líder del PSOE ya ha escogido a sus socios y está buscando la abstención de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) no tiene mucho sentido ellos se metan por medio, sobre todo cuando si siquiera le ha devuelto una llamada de teléfono.

Casado reunirá a su Comité de Dirección este martes, cuando se conocerá la sentencia del caso de los ERE. Y, salvo cambios de última hora, no se espera ningún cambio en su estrategia. Ya el viernes, cuando destacados dirigentes del PP seguían insistiendo en que Casado tenía que evitar que Sánchez siguiese adelante con sus planes de pactar con Unidas Podemos y los independentistas, en Génova proclamaban que iban a hacer una oposición "firme" y que iban a empezar con una defensa, tanto en el Congreso de los Diputados, como en los parlamentos autonómicos, de la educación concertada frente a los "ataques" del Ejecutivo socialista.

Como continuidad de esa estrategia, Casado se reunió este lunes en la sede del PP con representantes de asociaciones de educación concertada. Pero la comvocatoria quedó eclipsada por unas declaraciones del expresidente del Gobierno José María Aznar en un acto que había protagonizado a primera hora de la mañana. Se trataba de la presentación del informe La Alianza Atlántica 70 años después: de la reforma a la refundación.

 

La "alianza" sin Sánchez que propone Aznar

El también presidente de la fundación Faes, muy próximo a Casado, mantuvo que en el contexto actual hablar "abstenciones técnicas está fuera de la cuestión y de la realidad" y que "una alianza de partidos constitucionales sería lo más deseable". Una alianza en la que Aznar no ve dentro a Pedro Sánchez.

"¿Es posible que esta persona que está haciendo la alianza contra los intereses de España pueda liderar está alianza ?", se preguntó. "Esa alianza constitucional no puede estar liderada por quién está liderando la contraalianza", dijo en alusión al presidente en funciones. 

"Si queremos evitar una crisis del sistema debemos intentar una alianza de partidos constitucionales", insistió alertando del peligro de que "los que quieren destruir España" condicionen al Ejecutivo.

En la dirección nacional del PP destacan que estos días Aznar ha señalado que "el presidente Casado sabe muy bien lo que tiene que hacer en esta situación y el papel que tiene". Y que con eso se quedan. Asimismo, destacan que en el partido llevan ya días señalando que Pedro Sánchez no representa al "PSOE sensato"

El grueso de los dirigentes consultados consideran que los socialistas, bajo ningún concepto, prescindirían de su líder a cambio del apoyo del PP. Algunos consideran que es una forma de "devolvérsela" a Sánchez por la moción de censura que derribó a Mariano Rajoy, cuando desde el PSOE se pedía al expresidente que dimitiera a cambio de retirar la iniciativa parlamentaria.

Hasta la fecha, desde el entorno de Casado no se ha desautorizado a ningún dirigente que haya abogado por una "abstención patriótica" o por un "Gobierno de coalición". No obstante no sentó muy bien que hace una semana, en pleno Comité Ejecutivo, la portavoz en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, abogara por "un Gobierno de Concentración Constitucional".

"Más que hablar de un fuerte división en el PP, que no la hay porque, además, somos conscientes de que quien tiene que tomar esa decisión es Casado, a lo que estamos asistiendo es que hay quienes tienen más o menos prisa en que el PP tome ls iniciativa. En Génova quieren ver cómo evoluciona el pacto que ha escogido Sánchez y algunos barones creen que sería mejor no dejar que Sánchez siguiera avanzando en ese pacto", resume un diputado en conversación con infoLibre. 

Alonso: "Mientras esté Pedro Sánchez no hay nada que hacer"

Bastante en línea con Aznar se mostró este lunes el presidente del PP vasco, Alfonso Alonso. En declaraciones a Radio Euskadi, recogidas por Europa Press, afirmó que solo un acuerdo PSOE-PP ofrece "estabilidad" en el Estado, pero "mientras esté Pedro Sánchez no hay nada que hacer". 

"La solución sería que hubiera un gran acuerdo PSOE-PP, pero no ya para la investidura, sino para la legislatura y ver las reformas que hacemos", mantuvo, para añadir, no obstante, que Sánchez ha "engañado a todo el mundo y ha faltado a la palabra dada en sus elecciones". "Sánchez es el problema de España, no es un hombre de fiar con capacidad de generar acuerdos", denunció.

Feijóo cree que Ciudadanos "cabe dentro" del PP y sería bueno buscar "fórmulas de entendimiento"

Feijóo cree que Ciudadanos "cabe dentro" del PP y sería bueno buscar "fórmulas de entendimiento"

Más sobre este tema
stats