Legalización de las drogas

El PSOE tumba junto a PP y Vox la despenalización del cannabis en un excitado debate en el Congreso

Los diputados de Más País-Equo, Inés Sabanés e Íñigo Errejón, en el Congreso.

Este martes Íñigo Errejón llegaba a la tribuna del Congreso como quien sabe que va a suspender un examen importante. "Me apena su voto", le decía a los parlamentarios del PSOE. "Perdemos una oportunidad histórica. Tomen nota de su partido hermano en Alemania", continuaba. Su propuesta de despenalización de la ley del cannabis no ha pasado, siquiera, el primer trámite. Las tres formaciones con mayor número de diputados en el hemiciclo, PSOE, PP y Vox, han rechazado la toma en consideración de la ley, alegando causas diversas, en un debate que se ha acabado convirtiendo en un mix de argumentos que han ido desde el narcoestado a la ley seca de los años 20 en Estados Unidos.

El líder de Más País busca ganar relevancia mediática y política en un momento en el que su formación está dividida por su papel en el "frente amplio" en el que ya trabaja la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, la cabeza de Unidas Podemos en el Ejecutivo de coalición. La competición con el que fuera su partido no cesa, tampoco en la Cámara Baja, en la que ambas formaciones mantienen discursos y propuestas de carácter similar, con la salvedad de que los morados tienen 33 escaños más que él.

Esta debilidad parlamentaria también se traduce en una menor capacidad de presentar iniciativas y preguntas. Por eso Errejón trata de abanderar ciertas causas: lo hizo con la salud mental, con el ecologismo, y este martes ha sido el turno de la despenalización del cannabis, una propuesta que registró a finales de septiembre en la Cámara Baja. Un día más tarde lo hizo Esquerra Republicana. La semana siguiente, Unidas Podemos.

"Regular no es incentivar", ha defendido el líder de Más País, comparando la despenalización del cannabis con la regulación del tabaco y el alcohol. Errejón ha criticado la economía sumergida inherente a la marihuana por su ilegalidad y ha argumentado que, con esos impuestos, el Estado podría mejorar la sanidad pública. "Supondría mil millones de euros anuales a las arcas públicas", defendía ante un auditorio que no se esforzaba en escucharle. Los murmullos de sus señorías han llegado al punto de que la presidenta de la Cámara, Meritxell Batet, ha tenido que llamar al orden en varias ocasiones.

El PSOE critica la "falta de rigor jurídico" de la ley

El diputado socialista Daniel Vicente ha sido el encargado de defender la posición de su grupo, que ya ha adelantado desde esta mañana que sería un ‘no’ y ha emplazado a debatir sobre el tema en la recién constituida subcomisión en el Congreso, que únicamente se ciñe al uso medicinal de la planta. Vicente ha censurado que Errejón haya equiparado tabaco y alcohol con el cannabis. "No hay drogas buenas ni drogas malas. No hay drogas de izquierdas ni drogas de derechas", ha señalado.

El socialista ha acusado a Errejón de presentar una ley "mal hecha" con falta de "rigor jurídico". En ese sentido, ha exigido un "debate con seriedad" sobre la marihuana y sus derivados en la citada subcomisión del Congreso, que “debe estar acompañado de la ciencia y la sanidad”. Vicente ha asegurado que su partido no va a regular el cannabis tal y como plantea Errejón, aunque ha abierto la puerta a apoyar la ley que defenderá su socio de Gobierno, Unidas Podemos. En esta legislatura los socialistas no han votado en contra de ninguna ley presentada por el partido morado.

PP y Vox: del narcoestado de Errejón a Más Hachís

La encargada de trasladar la postura del Partido Popular ha sido la diputada Elvira Velasco, que ha asegurado que "consumir drogas no es un derecho fundamental, es un problema de salud pública"."El consumo habitual del cannabis provoca grandes daños como bronquitis crónica, brotes psicóticos y depresión".

La intervención del diputado de Vox, Juan Luis Steegmann, ha estado repleta de los tópicos habituales que utiliza el partido ultra para atacar a la izquierda, sea cual sea el asunto a debatir. "Más País convertiría España en una nueva Venezuela, un narcoestado. Una nueva PDVSA que serviría para financiarles a ustedes y a la agenda comunista disfrazada de verde hierba”, han sido las palabras de Steegman ante un risueño Errejón.

Tirando de ironía, Steegman ha cambiado el nombre al partido del dirigente madrileño por el de "Más Hachís", lo que ha generado aplausos en la bancada ultraderechista. Tras acabar su intervención, de siete minutos de duración, el diputado de Vox ha sido recibido por los suyos al grito de "torero, torero".

Unidas Podemos, Cs y ERC votan 'sí' entre críticas

La diputada Lucía Muñoz, parlamentaria de Unidas Podemos, ha definido el texto de Más País como “el punto de partida” para trabajar. Sin embargo, ha querido recalcar que hay diferencias entre ambas leyes. "La nuestra es más extensa, más integradora", ha dicho, para renglón seguido añadir que la ley de Errejón era un calco de otro texto. Muñoz, que ha confiado en obtener el voto positivo del PSOE en su futura ley, ha insistido en que dicha propuesta "deja fuera lo relativo al tema de salud".

La crítica de Marta Rosique, parlamentaria de Esquerra Republicana, ha llegado por las "invasiones competenciales" que "en ningún caso podemos permitir". Además, Rosique ha señalado que no se trata de una carrera entre partidos por ver quien la saca adelante, sino que su intención es "llegar a acuerdos".

Por su parte, Guillermo Díaz, de Ciudadanos, ha defendido que un "liberal de verdad" debería votar ‘sí’ a esta ley, un recado dirigido al PP. "Hoy queda claro que es un eslógan, aquí se ve la actitud cobarde de algunos grupos que prefieren obviar un tema en lugar de legislar". Aun así, Díaz ha señalado que algunos puntos de la ley presentada por Más País deberían ser modificados.

El PSOE no apoyará la regulación del cannabis y trasladará el debate a una comisión parlamentaria

El PSOE no apoyará la regulación del cannabis y trasladará el debate a una comisión parlamentaria

Más sobre este tema
stats