LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Qué está fallando: así ven el repunte de asesinatos tres exdelegadas del Gobierno contra la violencia machista

Ley del Aborto

Rajoy desautoriza a Gallardón y no aprueba la Ley del Aborto en el plazo comprometido

Soraya Sáenz de Santamaría, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de este 19 de septiembre de 2014.

"Estoy en condiciones de decirles que el proyecto de Ley del Aborto se aprobará antes de que termine el verano, y el verano acaba en septiembre, ¿no?".

Lo dijo Alberto Ruiz-Gallardón el 21 de julio. Este viernes es 19 de septiembre. Último Consejo de Ministros antes del fin del verano, que acaba exactamente el 23 de septiembre, según el calendario 2014 del Observatorio Astronómico Nacional. Y no hay proyecto de Ley del Aborto que enviar al Congreso para iniciar allí su tramitación, tal y como se esperaba. Una desautorización en toda regla de Mariano Rajoy al ministro de Justicia. 

La norma ya va camino del cajón del olvido. La vicepresidenta del Gobierno, sin embargo, puso cuidado en darla por muerta, para no evidenciar el mal lugar en el que ha quedado Gallardón. En todas las preguntas planteadas por los periodistas en la rueda de prensa que sucedió al Consejo de Ministros se escudó en el "consenso" necesario para sacar adelante la ley. Una cuestión, reconoció, controvertida y muy contestada. 

"Es una ley complicada de gran sensibilidad social. Desde el principio el Gobierno quiso trabajar por el consenso y es lo que está haciendo, trabajando por ese consenso que ya le digo yo de partida que no es sencillo, que es un tema delicado desde el punto de vista social. Ese es el encargo que se tiene en la redacción de esta ley, buscar el máximo consenso, en el que estamos trabajando", respondió Soraya Sáenz de Santamaría.

La vicepresidenta asumió que, a lo largo de este "debate" –el Consejo visó el anteproyecto el pasado 20 de diciembre, y Justicia ya tiene sobre la mesa todos los informes requeridos–, se han visto "aspectos destacados por unos y por otros". En todos estos meses, el Gobierno se ha enfrentado a una fortísima oposición en las Cortes y en la calle, porque el borrador de Gallardón retrotraía a las mujeres a una situación anterior a la de la ley de 1985, ya que ni siquiera reconocía el supuesto de malformación para poder interrumpir el embarazo. El texto fue muy contestado incluso dentro del PP. Rajoy ni siquiera hizo una defensa explícita de la redacción de Gallardón, y siempre ha señalado que su voluntad era volver a la normativa que los socialistas aprobaron en 1985. Sin embargo, aquel anteproyecto vio la luz porque el presidente le dio su aprobación. 

Sin comentarios sobre la eventual dimisión de Gallardón

Santamaría, pues, volvió a dar largas. Indicó que se están "estudiando" puntos "que ponen de manifiesto algunos de los informes obtenidos". La número dos del Ejecutivo no especificó, pero incluso el Consejo General del Poder Judicial –con mayoría conservadora– pidió despenalizar el aborto en casos de malformación

La vicepresidenta nada dijo de los rumores de dimisión de Gallardón, ni detalló si el titular de Justicia ya ha hablado con el presidente. Se limitó a puntualizar que el ministro, como el resto de miembros del Gabinete, tiene "el mandato de trabajar por el consenso en todos los ámbitos, desde hace tiempo y desde que se abordó esta cuestión". "Es un tema de enorme sensibilidad social y conviene trabajar por ese máximo acuerdo", y "vamos a tratar de lograrlo". 

En el fondo, es un desiderátum llamado a no cumplirse. Ese consenso al que aspira el Ejecutivo se prevé imposible, porque la oposición no está de acuerdo con derogar la Ley de Plazos de 2010, que aprobó el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero. Y en el propio PP hay división interna. Además, el calendario ya hace casi imposible la tramitación: cuanto más avance el otoño, más encima está 2015, año electoral, en el que los conservadores se juegan muchos gobiernos y alcaldías y su permanencia en la Moncloa. Por otro lado, el Constitucional tiene encima de su mesa desde 2010 el recurso que presentó el PP a la legislación del PSOE. Su presidente, Francisco Pérez de los Cobos, ya dijo que el pleno no se pronunciaría en tanto se estuviera tramitando la reforma. Era "prudente esperar", defendió. Así que la Ley del Aborto parece ya muerta antes de nacer.

Los grupos contrarios al derecho al aborto amenazan al PP con “darle la espalda” en las urnas

Los grupos contrarios al derecho al aborto amenazan al PP con “darle la espalda” en las urnas

PSOE: que retire la ley "definitivamente"

El pasado martes, Gallardón quiso quitarse la losa de encima desviando el tiro hacia los recursos que el Gobierno presentará contra la Ley catalana de Consultas y el decreto de convocatoria. "Previsiblemente tendremos que interponer uno o más de un recurso ante el Tribunal Constitucional. En esa tarea estamos esta semana. Previsiblemente, esto terminará la semana que viene y la próxima semana hablaré con todos ustedes", comentó a los periodistas. 

El PSOE pidió este viernes al Gobierno que retire "definitivamente" la reforma del aborto y el recurso de inconstitucionalidad que presentó el PP en 2010 ante el Tribunal Constitucional. Al cumplirse el plazo que se dio el ministro, se llega a un "momento clave" para "elevar el nivel de exigencia" desde la oposición, aseguró la secretaria de Igualdad de la ejecutiva federal de Pedro Sánchez, Carmen Montón. A Gallardón le pidió que dimita: "Si tuviera algo de dignidad política, se iría a su casa", aunque a los socialistas eso les "da igual". 

Más sobre este tema
stats