LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Un año del 23J: Sánchez se ve fuerte para aguantar y fía su hoja de ruta a Cataluña y los Presupuestos

La situación en el PP

Rajoy mantiene ocho grandes incógnitas sobre las listas del PP

Rajoy mantiene diez grandes incógnitas sobre las listas del PP

El presidente del Gobierno y del Partido Popular, Mariano Rajoy, será el número uno por Madrid de la lista con la que su partido concurrirá a las elecciones generales del 20 de diciembre. Esto, y poco más, como que lo más probable es que le siga como número dos Soraya Sáenz de Santamaría, es lo que se sabe oficialmente. "La verdad es que sí. Tenemos que hacer la lista", respondió este miércoles preguntado en la cadena Ser sobre las personas que le acompañarán en su intento de revalidar una nueva legislatura en la Moncloa. 

Esta afirmación puso aún más de los nervios a los suyos. Las encuestas hablan de que no se repetirá un escenario similar al de 2011, por lo que no hay hueco para todos los que quieren estar y para todos los que tienen que estar. Los partidos deben presentar sus listas entre el 11 y el 16 de noviembre. Las candidaturas se publicarán dos días después y se proclamarán el 23, por lo que Rajoy tiene todavía tiempo de mantener viva la tensión. Es algo que no se descarta sobre todo si se tiene en cuenta que al presidente de los conservadores le gusta apurar los plazos.

A continuación, se repasan las principales grandes incógnitas de este proceso.

1. ¿Qué pasa con Cospedal?

El presidente del PP respondió a preguntas de la cadena Ser que desconocía que va a pasar con su secretaria general, María Dolores de Cospedal. "No sé. No he hablado con ella", dijo.

Con las fechas tal y como están, la opinión más extendida en las filas conservadoras es que ambos ya han hablado del tema, pero que prima la prudencia.

"Si Cospedal quiere ir en las listas, Rajoy no pondrá ninguna pega y lo más probable es que encabece la lista de Toledo. Pero lo más lógico es que el anuncio se haga cuando se anuncien el resto de números uno", señala un dirigente nacional.

El aterrizaje de Cospedal en el Congreso supondría que dejase su escaño en las Cortes de Castilla-La Mancha y, de paso, permitiría que cediese el testigo en la formación regional en el congreso previsto para principios de 2016.

Cuando el pasado verano, el presidente del Gobierno realizó una serie de ajustes en el PP y en el Consejo de Ministros, éste ofreció a Cospedal la posibilidad de dar un salto al Ejecutivo. Ella prefirió quedarse en la Secretaría General, según sostienen fuentes conocedoras del proceso. Las mismas fuentes consideran que su continuidad como número dos del partido tras el congreso nacional que se celebrará tras las generales "es complicada".

El hecho de que Rajoy apueste por Santamaría como número dos por Madrid es otra victoria clara de la vicepresidenta sobre Cospedal, aunque en la dirección nacional del partido aseguren que se trata del "sitio natural que le corresponde por su papel en el Gobierno estos años".

En los últimos días mucho se ha preguntado a Rajoy sobre si, en el supuesto de que él sea un obstáculo para cualquier pacto de Gobierno, estaría dispuesto a ceder su cabeza a cambio de que siguiera gobernando el PP. Él ha respondido que su cabeza está muy bien donde está evitando dar cualquier pista sobre los posibles pactos postelectorales. Pero un sector del partido está convencido de que Santamaría sería su recambio. Y de que en este contexto hay que entender el artículo del Financial Times en el que se la ubicaba como la mejor ubicada para suceder a Rajoy y su presencia en El Hormiguero.

2. ¿Dará arenas el salto al Congreso?

"Haré lo que el presidente del partido considere más conveniente, si considera que debo incorporarme a las listas del Congreso, lo haré; si no, aportaré mi grano de arena desde el Senado". Así se manifestó hace una semana el responsable de la política autonómica y local de los conservadores, Javier Arenas, en una entrevista concedida a la cadena Cope.

El expresidente del PP andaluz es el dirigente má veterano dentro de la dirección nacional del partido y uno de los hombres de máxima confianza de Rajoy.

Sectores del PP dan por hecho que Arenas estará en esa lista a las elecciones generales, lo que no tienen muy claro es la circunscripción, si bien la más probable es Sevilla. Esto implicaría que Cristóbal Montoro, que fue número uno por Sevilla en las pasadas elecciones fuese por Jaén, su tierra natal. Y mantener Almería para Rafael Hernando, portavoz del Grupo Parlamentario Popular desde que Alfonso Alonso fue nombrado ministro de Sanidad.

3. ¿Un sitio para Ana Mato?

Las fuentes consultadas dan por hecho que el jefe de los conservadores moverá algunas fichas para buscar sitio en las Cámaras a algunos de los nuevos vicesecretarios del partido. Pero también se da por sentado que no dejará tirados, salvo que ellos den un paso atrás, a antiguos colaboradores como Ana Mato, exministra de Sanidad.

La inclusión de Mato en las listas, no obstante, podría implicar poner en bandeja a la oposición críticas por la reacción del PP a los escándalos de corrupción. Mato ha sido señalada por el juez instructor del caso Gürtel partícipe a título lucrativo de las relaciones de su marido, Jesús Sepúlveda, con la trama corrupta. Quienes la conocen están convencidos de que, igual que dio un paso atrás para dejar el Ministerio de Sanidad, podría hacerlo ahora para no dar a Rajoy "otro problema más".

En las anteriores elecciones integró la lista por Madrid.

4. La lucha en el PP de Madrid

Ya en la oposición en el Ayuntamiento de Madrid, la principal baza que tenía la presidenta del PP de Madrid para plantar cara a Rajoy, el poder, se ha disipado. Sin embargo, su compañera de tándem electoral, Cristina Cifuentes, por la que pocos en su entorno apostaban, sí ha logrado mantener la Comunidad de Madrid bajo las siglas conservadoras

Que Aguirre sepa que no está en una posición de fortaleza no es óbice para que quiera colocar a algunos de sus fieles en la lista por Madrid. Y aquí surgirán los roces con la dirección nacional y con Cristina Cifuentes, su "sucesora natural", dicen, en el PP de Madrid. En el entorno de Rajoy cruzan los dedos para que el proceso sea lo más discreto posible. Y se confía en que la presencia de Juan Carlos Vera como jefe de campaña ayude a frenar las tensiones. La presidenta del PP de Madrid ya ha trabajado con él en otras ocasiones. Pero, además, Vera, diputado por Madrid, es del círculo de máxima confianza de Rajoy.

"La presidenta es consciente de que la lista por Madrid es la de Rajoy y que no hay sitio para todos. Pero una cuota de partido tiene que haber", destaca uno de sus fieles.

Los enfrentamientos entre el entorno de Cifuentes y los aguirristas a cuenta de la comisión sobre la corrupción en la Asamblea de Madrid, destapados por El Español, no llegan en el mejor momento, según las fuentes consultadas. "No es la forma más idónea de empezar una campaña electoral", subraya un diputado regional. 

En la lista de Madrid habrá algunas bajas –Santiago Cervera, Cayetana Álvarez de Toledo, Eva Durán, entre otros– pero no son suficientes para todos los huecos que va a haber que abrir.

5. El encaje de los vicesecretarios: ¿maroto por álava?

La opinión mayoritaria en el PP es que si Rajoy quiere dar relevancia a los nuevos vicesecretarios debe incluir al mayor número de ellos en las listas. De este esquema se quedaría fuera Andrea Levy, la responsable de Estudios y Programas que ya obtuvo escaño por Barcelona en las pasadas autonómicas. 

El responsable de Organización y Electoral, Fernando Martínez Maíllo, será número uno por Zamora; Pablo Casado, el vicesecretario de Comunicación, volvería a serlo por Ávila. Y la duda estaría en Javier Maroto. Rajoy tiene que decidir si le ubica encabezando la lista de Álava y, con ello, quita el hueco al ministro de Sanidad y presidente del PP vasco, Alfonso Alonso. De ser así, las fuentes consultadas consideran que Rajoy podría ubicar a Alonso en puestos de salida de la lista que él mismo encabezará, la de Madrid. Sería la forma de no arriesgar porque en el partido ven complicado obtener más de un parlamentario por Álava.

6. La lista de Barcelona

Para Mariano Rajoy, la lista de Barcelona va a ser una de las más complicadas de elaborar porque tiene muchas piezas que encajar y el resultado, a priori, se espera algo peor que el de 2011, cuando por esa circunscripción el PP obtuvo siete escaños.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, es uno de los candidatos a ingresar en esta lista, como también lo son Jorge Moragas, director del gabinete de la Presidencia del Gobierno, y José Luis Ayllón, secretario de Estado de Relaciones con las Cortes. A ellos se podría sumar la presidenta del PP de Cataluña, Alicia Sánchez-Camacho. ¿Hay hueco para todos? No se descarta que la lista de Madrid tenga que acoger a algún dirigente del PPC.

7. La cuota FAES

La relación entre José María Aznar, expresidente del Gobierno, y Rajoy no atraviesa su mejor momento. De hecho, ni el propio jefe del Ejecutivo se ha atrevido a confirmar la presencia del hombre que le eligió para presidir el partido. En la dirección nacional del partido ya no disimulan su malestar con las arrematidas de su presidente de honor desde FAES, la fundación que él preside. 

¿Hará Rajoy algún guiño a FAES integrando a miembros del entorno de Aznar en las listas? La incógnita será desvelada en los próximos días. De momento, Álvarez de Toledo ya se ha bajado voluntariamente del proyecto.

El papel que desempeñe FAES en las listas dará alguna pista de si el presidente del Gobierno ha tomado nota de las voces que desde su partido le reclaman que se replantee sus funciones como fundación del partido.

De la órbita de FAES son diputados como Pilar Marcos y Gabriel Elorriaga.

8. Regeneración de la Comunidad Valenciana

Rajoy pide “comprensión” a quienes se van a quedar fuera de las listas al 20-D

Rajoy pide “comprensión” a quienes se van a quedar fuera de las listas al 20-D

En el PP dan por hecho que el ministro de Exteriores, amigo personal de Rajoy ocupará la cabeza de lista en Alicante o Valencia. A partir de ahí, todo son incógnitas para las tres circunscripciones de la Comunidad Valenciana. 

Tras las municipales y autonómicas del mes de mayo, Mariano Rajoy dio luz verde a una sucesión ordenada permitiendo a Alberto Fabra, heredero de Francisco Camps, dar un paso atrás, y ubicando en su lugar, de forma provisional hasta el congreso regional, a Isabel Bonig. En el partido están convencidos de que Bonig llega para quedarse y que tendrá mucho que decir sobre las listas de su partido. "Hacen falta caras nuevas, dar la impresión de que el PP de la Comunidad Valenciana ha pasado de etapa", señalan una de las fuentes consultadas.

Es uno de los territorios en los que tanto Rajoy como Cospedal se están volcando en las últimas semanas. Granero tradicional de votos de los conservadores, los escándalos de corrupción fueron uno de los factores que provocaron que el pasado mayo el PP perdiera la Comunidad y el Ayuntamiento de Valencia.

Más sobre este tema
stats