Cataluña ante el 1-O

Rajoy pide a los catalanes que no acudan a las mesas electorales: "Sería ilegal"

Mariano Rajoy atiende a los medios en los pasillos del Congreso.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, insistió este miércoles en declaraciones a los periodistas en los pasillos del Congreso de los Diputados en que no va a haber referéndum en Cataluña. En todo caso, aprovechó para pedir a los catalanes que sean citados a acudir a una mesa electoral que no vayan porque sería "un acto absolutamente ilegal".

Antes de lanzar este mensaje, pidió a calma a los ciudadanos. "Aprovecho para decirle a todas las personas que entienden que el Gobierno tiene que cumplir con su obligación, que lo vamos a hacer, que estén tranquilas".

Rajoy no entiende "otro escenario posible" que la no celebración de la consulta ilegal. En este sentido, añadió que la Fiscalía "actuará siempre en defensa de la legalidad", igual que los jueces y su Ejecutivo porque si no sería "entrar en la ley de la selva".

"No hay alternativa a eso. El Gobierno no puede permitir, ni la Fiscalía, ni el poder judicial, que unas personas pasen por encima de la ley. Eso no es posible porque sería entrar en la ley de la selva", sentenció.

"La fiscalía actuará siempre en defensa de la legalidad, los jueces, también, y el Gobierno, también. Por supuesto", recalcó el jefe del Ejecutivo. En Moncloa subrayan que tienen todos los escenarios de respuesta previstos en función de cómo avancen los independentistas, pero se niegan a desvelar sus cartas. 

En estos días, el Ejecutivo está volcado en dar con las urnas e impedir la impresión de papeletas. Creen que es momento de dejar actuar a los tribunales, algo que ha despertado las críticas de sectores de la oposición con acusaciones de que el Gobierno se esconde tras los jueces para no hacer política.

Respecto a que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, se haya mostrado dispuesto a hablar, Rajoy precisó que llevan "mucho tiempo hablando" pero no que la soberanía nacional es "innegociable".

El presidente del Gobierno quiso insistir en censurar lo que ocurrió en el Parlament hace una semana: "En sólo 24 horas se cambió toda la legalidad, se liquidó la soberanía nacional horas y se convocó un referéndum". "Eso es algo que no ha ocurrido nunca en los países de nuestro entorno. Fue un acto antidemocrático. Lo único que contemplamos, no hay otro escenario posible, es que ese referéndum no se puede celebrar", mantuvo.

La CUP anuncia que sus treinta alcaldes no comparecerán ante las citaciones de la Fiscalía

Más sobre este tema
stats