Elecciones 20-D

Rivera ofrece a PP y PSOE un acuerdo del que excluye a Podemos

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, en la rueda de prensa de este miércoles.

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ofreció este miércoles a PP y PSOE un acuerdo de legislatura que permita que "nadie aproveche la inestabilidad para romper este país" así como iniciar una "hoja de ruta" que posibilite poner en marcha "las reformas que España necesita". Rivera tampoco cerró la puerta a la posibilidad de entrar en un gobierno que no presida después de haber negado de forma rotunda esta posibilidad en los últimos meses.

El partido naranja logró 40 parlamentarios en las elecciones de este domingo, un resultado que hace que su apoyo no sea suficiente para decantar la investidura del jefe del Ejecutivo incluso si vota a favor. Rajoy necesita tener la abstención del PSOE para mantenerse en la Moncloa. No obstante, Rivera ha optado por ofrecer la creación de un Gobierno de consenso entre las fuerzas constitucionalistas en el que, además, excluye a la tercera fuerza en votos y escaños: Podemos. 

El líder naranja justificó este cambio de timón –tampoco negó la posibilidad de votar a favor de la investidura de Mariano Rajoy después de haberlo negado durante la campaña– en la situación "excepcional" que vive el país tras el principio de acuerdo entre Junts pel Sí y la CUP para iniciar la desconexión de Cataluña y el difícil escenario para la gobernabilidad que salió de las urnas este domingo. Rivera cree que las fuerzas soberanistas van a aprovechar el resultado de las elecciones generales, que anticipa duras negociaciones para investidura si no nuevos comicios, para apurar el cumplimiento de la hoja de ruta secesionista. 

Mesa a tres bandas

En este sentido, Rivera pidió a los líderes de PP y PSOE "que piensen más en España que en sus partidos" y les ha llamado a participar en una "mesa de negociación a tres bandas" a la que no invita a Podemos. "No podemos sentarnos con quien tiene hipotecas separatistas", dijo en relación a los acuerdos electorales que firmó el partido de Pablo Iglesias en Galicia, Euskadi, Navarra, Cataluña y la Comunidad Valenciana. Rivera cuestiona el papel de Iglesias en la cuestión soberanista por su apoyo a una consulta vinculante en Cataluña. 

La reforma de la ley electoral, de la ley de partidos, la eliminación de las diputaciones o el pacto nacional por la educación están entre las cuestiones prioritarias que le gustaría llevar a esa mesa con las fuerzas constitucionalistas. De cumplir el objetivo de crear esa mesa, Rivera espera que en ella converjan no sólo los líderes de esas tres formaciones, sino miembros de sus ejecutivas. 

A mediodía de este miércoles Rivera habló por teléfono con Rajoy y le informó de la propuesta de pacto que había anunciado en rueda de prensa horas antes. Ambos quedaron en reunirse el próximo lunes. Por el contrario, el presidente de Ciudadanos no se ha puesto en contacto por el momento con el líder de los socialistas, Pedro Sánchez, que rechazó públicamente su propuesta de acuerdo de legislatura. 

Sánchez dice a Rivera que agotará todas las vías para evitar unas nuevas elecciones

Sánchez llama a Rivera y le indica que agotará todas las posibilidades para evitar unas nuevas elecciones

Más sobre este tema
stats