Crisis en el PSOE

Susana Díaz asegura no querer militar “en una izquierda unida grande”

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz), junto su homólogos de Aragón, Javier Lambán, y de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page.

I. U.

La presidenta del PSOE-A, Susana Díaz, fue la última en intervenir este domingo en el Comité Federal. Lo hizo justo antes de la votación en la que se impuso la opción de abstenerse en segunda votación para facilitar la investidura del candidato del PP, Mariano Rajoy. La líder del Ejecutivo andaluz apeló durante su discurso a la "unidad" de la formación, pero en ningún momento pronunció la palabra "abstención" a lo largo de su intervención.

Díaz comenzó señalando que "tener razones no significa tener razón". "Después de dos elecciones consecutivas, se ha reforzado a la derecha, y, por ello, no podemos hacer lo que debemos hacer, aquello para lo que nacimos, que es transformar la sociedad". La líder del Ejecutivo andaluz continuó recordando que los socialistas llegan al Comité "después de intentar formar gobierno, de repetir elecciones".

"A otros partidos no les importará porque son antisistema, pero yo no quiero que los ciudadanos piensen que su voto no vale para la misión principal que tiene, formar un gobierno", dijo. En este sentido, Díaz aseveró que "si fuera por otros" se estarían repitiendo elecciones, "por cuarta y por quinta vez", hasta demostrar que "la democracia parlamentaria" de la que disfruta España "no sirve".

La líder de los socialistas andaluces culminó su intervención apelando a la unidad. Y lo hizo con dos nombres propios: los de los expresidentes José Luis Rodríguez Zapatero y Felipe González. "Este partido lo que necesita es moral de victoria, unidad, la misma unidad que hemos tenido en ocasiones difíciles", aseveró, recordando que no fue fácil para González, por ejemplo, "poner una hoja de ruta en materia infustrial" que hizo al PSOE "romper con el sindicato hermano, la UGT". "Cuánto se le dijo a Zapatero , que traicionó a los muertos, y esta semana se cumplen 5 años del fin de ETA", añadió.

Así, Díaz cerró su turno de palabra asegurando que el PSOE es "la única garantía, la única, de un modelo territorial que vertebre España y que permita sentirnos de nuevo útiles al conjunto de la sociedad". "Al final sólo se sale ganando cuando estamos unidos. Por eso pido responsabilidad. Yo no quiero militar en una izquierda unida grande. No quiero que nadie haga con mi partido lo que han hecho con otros. No quiero entregar el fusil, cambiarme de traje y entregarme a aquellos que nos están acosando. Yo quiero salir a combatir en un terreno hostil", concluyó la presidenta andaluza. 

Valderas cede a la presión de IU y rechaza el cargo que le ofreció Susana Díaz

Valderas cede a la presión de IU y rechaza el cargo que le ofreció Susana Díaz

Más sobre este tema
stats