PSOE

Susana Díaz defiende el 'no' del PSOE a los presupuestos para evitar la imagen de "gran coalición"

Susana Díaz, presidenta de Andalucía, el pasado sábado en Azuqueca de Henares (Guadalajara).E

Ibon Uría

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, defiende que el PSOE debe oponerse a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2017 del Gobierno del PP. Sin el apoyo o la abstención de los socialistas, los conservadores tendrán muy complicado sacar adelante las cuentas para este año en el Congreso de los Diputados, y tendrán que emplearse a fondo con Ciudadanos y el PNV. Pero Díaz considera, según las fuentes de su entorno consultadas por infoLibre, que hay que mantener el no hasta el final no incluso si el resultado es que tengan que prorrogarse los actuales Presupuestos.

La dirigente andaluza es consciente de que su partido atraviesa una situación complicada tras la decisión, a finales de octubre, de facilitar la investidura de Mariano Rajoy. Aquel inédito viraje del no a la abstención desgastó a los socialistas, y Díaz advierte ahora de que si Rajoy lograra aprobar las cuentas para 2017 gracias al PSOE, la "etiqueta" de "gran coalición" entre socialistas y conservadores sería ya "imposible de borrar". Pese a que algunas voces en la vieja guardia del partido han sugerido no descartar la abstención, Díaz apuesta con firmeza por evitar la foto de un nuevo pacto entre PP y PSOE.

La comisión gestora del PSOE también defiende el rechazo a las cuentas del PP. Mario Jiménez, portavoz de la dirección interina, ha argumentado reiteradamente que los conservadores van a repetir en los PGE para 2017 "los principios de política económica"de los últimos años y que, como no los comparten, los socialistas no pueden apoyarlos. "Si el PP nos diera la sorpresa del siglo e hiciera unos presupuestos socialdemócratas, el PP dejaría de ser el PP y el PSOE se lo pensaría", dijo en una entrevista en TVE. Ferraz también ha avanzado que se trabaja ya en una enmienda a la totalidad del proyecto del Gobierno.

El Ejecutivo, por su parte, puso en marcha a mediados de febrero la maquinaria para presentar las cuentas para este año, con la orden de Hacienda a los distintos departamentos para que elaboren sus cuentas. Los cálculos del ministerio que dirige Cristóbal Montoro son que el proyecto llegue al Consejo de Ministros a finales de marzo. Rajoy asume ya que tendrá que comenzar a tramitar los PGE en el Congreso de los Diputados sin tener garantizados los votos para su aprobación, pese a que durante semanas amenazó con no presentarlos hasta reunir los apoyos necesarios.

Elecciones en 2018

Si en 2017 el PSOE se opone a las cuentas del PP y el Gobierno no consigue aprobarlas por otra vía, parece aún más complicado que lo logre en 2018. No en vano esa fecha estará ya mucho más próxima a la siguiente cita electoral fijada en el calendario: los comicios autonómicos y municipales de 2019. En otras palabras, si los socialistas no dan su brazo a torcer este año y se mantienen firmes en el no a los presupuestos, se antoja complicado que estén dispuestos a asumir ese coste a pocos meses de una cita con las urnas donde se juegan buena parte del poder regional –ahora gobiernan siete comunidades– y local.

Por eso en el entorno más próximo a Susana Díaz se trabaja ya con la hipótesis de que Rajoy convoque unas nuevas elecciones generales a finales de 2018. Es la previsión de los colaboradores de la líder andaluza, que creen que el presidente del Gobierno no seguirá adelante si se queda sin aprobar los presupuestos durante dos años y tiene que prorrogar aún más las actuales cuentas, una opción que algunos dirigentes conservadores califican de "letal". Además, llegado ese escenario, Rajoy podría hacer campaña nuevamente con el argumento de la responsabilidad y estabilidad.

Líder del PSOE

Sea como sea, para esa fecha Susana Díaz espera estar ya al frente del PSOE. Porque la presidenta de Andalucía, señalan sus colaboradores más próximos a este diario, tiene decidido competir en las primarias a la Secretaría General socialista, previstas para el mes de mayo y cuyo resultado se ratificará en el 39º Congreso Federal, que se celebrará los días 17 y 18 de junio –a falta de la convocatoria oficial–. Hasta la fecha ha evitado confirmar en público si optará al cargo –la última vez este mismo domingo, cuando dijo: "Habrá momento de hablar de quién y hablaré"–, pero Díaz está resuelta a dar la batalla.

Lo que no hará, según estas mismas fuentes, es abandonar la Presidencia de la Junta si gana las primarias y se convierte en la líder del PSOE a nivel nacional. O, al menos, no en un primer momento. Díaz quiere permanecer al frente del Gobierno autonómico el máximo tiempo posible, principalmente para tener tiempo a organizar su sucesión. Ciudadanos, el partido que le facilitó la investidura, ya le ha avisado de que si no agota la legislatura habría que "renegociar" el pacto y "ver quién se queda al frente" de la administración andaluza.

El secretario general de Juventudes Socialistas encabeza a los voluntarios que apoyan a Susana Díaz

El secretario general de Juventudes Socialistas encabeza a los voluntarios que apoyan a Susana Díaz

Más sobre este tema
stats