El debate territorial

Urkullu y Sánchez abren la puerta a hablar de transferencias pendientes y acercamiento de presos de ETA

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (derecha), saluda al lehendakari, Iñigo Urkullu, en la puerta de La Moncloa.

Los Gobiernos de España y Euskadi van a abrir comisiones de trabajo para tratar de desbloquear el traspaso de las 37 competencias pendientes y previstas en el Estatuto de Gernika, entre ellas los centros penitenciarios y la gestión de la Seguridad Social, y para tratar además de eliminar los recursos pendientes ante el Tribunal Constitucional y que fueron pormovidos por Mariano Rajoy.

Ambas partes están de acuerdo en la necesidad de estudiar la posibilidad un cambio en la política penitenciaria que haga posible el acercamiento de los presos de ETA a cárceles próximas al País Vasco. Pero aunque el lehendakari Iñigo Urkullu aseguró que este asunto se va a examinar también en una comisión de trabajo bilateral, el presidente del Gobienro, Pedro Sanchez, precisó un día después que el acercamiento de los presos no será objeto de negociación en ningún órgano con el Ejecutivo de Euskadi.

Eso sí, dejó claro que su disposición a revisar la política de dispersión que durante años ha mantenido a los presos de ETA separados entre sí y lejos del País Vasco. “La democracia derrotó a eTA y en consecuencia la política penitenciaria tiene que ser revisada. Tenemos que aproximarnos de otra manera a una realidad que es compeltmanete distinta”.

“Lo que le pido al conjunto de fuerzas políticas”, añadió en rueda de prensa desde Berlín, “es que esto no sea un elemento de división, que pongamos las luces largas. Que hay que normalizar más aún la convivencia en el País Vasco”.

Ambos ejecutivos evitaron poner un plazo a los trabajos de las comisiones creadas, aunque sí acordaron convocar la comisión mixta de transferencias en los próximos días para hacer posibles dos traspasos ya acordados que estaban pendientes y que afectan a dos líneas de ferrocarril.

El lehendakari, Iñigo Urkullu, constató el cambio que ha supuesto la llevada a la Presidencia de Pedro Sánchez y que ejemplificó en el hecho de que nunca había sido recibido en la Moncloa por su antecesor, Mariano Rajoy, durante todo su segundo mandato en Euskadi, ni nunca había conseguido poner en práctica un grupo de trabajo permanente para resolver los asuntos pendientes. En rueda prensa, el presidente vasco evidenció su coincidencia con el jefe del Ejecutivo español en política europea, (migraciones y presupuestos) y en la necesidad de respetar todas las “cautelas” posibles a la hora de abordar un cambio en la política penitenciaria que haga posible acercamiento de los presos de ETA.

“Hemos abierto la puerta al diálogo permanente”, subrayó Urkullu. “Nos hemos escuchado y comprometido a tener una relación de confianza”.

El lehendakari también ha planteado a Sánchez la necesidad de reflexionar sobre una reforma del modelo de Estado que asuma la plurinacionalidad y que reconozca los "hechos diferenciales que demandan un tratamiento propio y singular". "No hemos hablado de ruptura, sino de convivencia", ha subrayó.

Urkullu quiere explorar una convención constitucional que defienda un "constitucionalismo útil al servicio de resolver los problemas y no enconarlos" y que “permita interpretar el espíritu originario del pacto que supuso la Constitución”.

Respecto a Convivencia y Derechos Humanos, ha transmitido "la necesidad de un nuevo enfoque para la política penitenciaria en este nuevo tiempo tras la disolución definitiva de ETA", dentro de la legalidad, y ha destacado que es precisa "una reorientación legal de la política penitenciaria y el acercamiento de personas presas".

"Se trata de abordar una nueva política que supere las medidas de excepcionalidad y, como establece la legislación penitenciaria y la propia Constitución, evite el desarraigo social de las personas penadas y facilite su reinserción", ha indicado.

El lehendakari aseguró entender "las razones de cautela" de Sánchez y le trasladó las iniciativas que desarrolla el Gobierno Vasco en el ámbito de memoria, reconocimiento y reparación a las víctimas. "Creo que es momento de avanzar en la convivencia normalizada. Hemos acordado mantener una relación directa en materia de convivencia", explicó.

 

El Gobierno aplaza a 2021 el traspaso a Euskadi de la gestión económica de la Seguridad Social

El Gobierno aplaza a 2021 el traspaso a Euskadi de la gestión económica de la Seguridad Social

Más sobre este tema
stats