LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Así camuflan los diputados los datos sobre sus intereses económicos y esconden su agenda de reuniones

Elecciones 20-D

Podemos volverá a la calle en su campaña para intentar remontar en la carrera del 20-D

"Ha llegado el momento para el que nacimos". Ese fue el mensaje que quiso transmitir Podemos este miércoles al presentar a su equipo de campaña, un grupo capitaneado por el secretario de Política del partido, Íñigo Errejón, que explicó que la formación hará girar su campaña en torno a dos ejes: "Poner en valor las inmensas conquistas de mucha gente", entre las que citó la consecución de las alcaldías de Madrid o Barcelona, y la realización de actos pequeños que acerquen a los candidatos a los votantes.

Podemos quiso escenificar el pistoletazo de salida de su campaña colocando a parte de su equipo alrededor de cinco de los dirigentes principales: Errejón, el secretario general Pablo Iglesias, la secretaria de Análisis Político y Social Carolina Bescansa, la secretaria de Coordinación entre áreas Irene Montero, y el secretario de Organización Sergio Pascual. Fueron los números uno y dos del partido los que intervinieron, y lo hicieron insistiendo en que las elecciones generales son "definitivas" para consolidar un "cambio" que, aseguran, ya es irreversible.

Ambos dirigentes quisieron ofrecer un discurso en el que la vuelta a los orígenes del partido se complementase con la posibilidad de ganar las elecciones. Unos comicios a los que buscaron dar un valor histórico, ya que a su juicio servirán para determinar el nuevo "contrato social" y reflejar un país que, según Iglesias y Errejón, ya no se encuentra reflejado en las instituciones.

"Este país ha cambiado ya, pero ahora toca cambiar el Parlamento y el Gobierno", aseguró Iglesias, que puso en valor los cambios que se han producido en el escenario político en los últimos meses: "Hace un año este era un país donde algunos decían que solo dos partidos podían ganar las elecciones, donde algunos decían que había que liberalizar el suelo, que había que agilizar los desahucios; un país donde la alcaldesa de Madrid era Ana Botella, donde un tal Ignacio González era presidente de la Comunidad de Madrid, y donde Rubalcaba, un viejo lobo de mar de los años 80 y 90, era secretario general del PSOE".

"Donde Rita Barberá era alcaldesa de Valencia y Teófila Martínez llevaba años siendo alcaldesa de Cádiz, donde sus gobernantes se atrevían a despreciar a la gente que se manifestaba. Ese país que hace apenas 22 y 23 meses parecía una realidad inamovible ha cambiado mucho", continuó el líder de Podemos, que aseguró, sin embargo, que "eso no basta". Y es que, según el partido, la importancia de las elecciones generales de diciembre –que "inician un nuevo contrato social"– es tal que pueden definir si la Constitución "va a cambiar en falso" o su modificación va a servir "para devolver las instituciones a la gente", en palabras de Errejón.

Cinco líneas expuestas en "actos muy pequeños"

PSOE y Podemos, unidos por las propuestas en Cultura

PSOE y Podemos, unidos por las propuestas en Cultura

En este sentido, las intervenciones de Iglesias y Errejón trataron de reflejar la confianza del partido en su campaña electoral, que va a combinar mítines clásicos con "actos muy pequeños donde podamos escuchar, tomar nota y responder, y donde se nos pueda ver y oir en un formato mucho más de contacto", según señaló el jefe de campaña. "La revolución que está produciéndose en España nunca avanza linealmente, hay veces que da saltos, pero hay un proceso en marcha de mucha gente que dice que hay que plantarse ya, y ese proceso no puede frenarse en seco", sostuvo Errejón.

Los dos dirigentes también plantearon en sus internvenciones las que serán sus cinco líneas programáticas básicas, que pasan por blindar en la Constitución la reforma del sistema electoral, la independencia judicial, la lucha contra la corrupción y la prohibición de la llamada puerta giratoria, los derechos sociales y el derecho a decidir. "Queremos estar a la altura de nuestros padres y nuestros abuelos", sostuvo Iglesias, que alabó la disposición a llegar para llegar "acuerdos" que hubo en la transición y criticó que "algunos" hayan roto ese contrato social. "Destrozar el sistema es comportarse como un antisistema", denunció.

"Estamos presentando cinco ideas que van a marcar el futuro político de España", planteó por su parte Errejón, que afirmó que en las próximas elecciones se decidirá "hacia dónde avanzamos en los próximos diez años". "Nosotros le decimos a la mayoría de los ciudadanos, que es transversal, que estas son nuestras cinco ideas y podemos hablar con todo el mundo sobre ellas", sostuvo el número dos de Podemos. Ese será el mensaje central de la campaña. Su objetivo, "que las fuerzas del inmovilismo no tengan la fuerza suficiente para parar el cambio", en palabras de Errejón.

Más sobre este tema
stats