Ger: "Da cosa que se olviden de ti, que el algoritmo te penalice, que cueste retomar el trabajo de un año"

Ger Collage

German Sánchez Campos es un joven madrileño que ha sabido utilizar su ingenio y personalidad humorística como forma de trabajo y revolución en plena cuarentena. Con más de 299.000 seguidores en Instagram y más de 215.000 en TikTok, Ger, como comúnmente se le conoce, se ha hecho un papel y una personalidad única en el mundo de los creadores de contenido.

Contando su vida, experiencias amorosas, haciendo amena su rutina e incluso mostrando cómo decora su casa, ha logrado ganarse a una audiencia que consume lo que sube y que le es fiel por tener un contenido de “mamarracha” sin ofender a nadie.

En infoLibre hemos querido hablar con él y conocer sobre todo cómo está siendo su verano en el ámbito de los influencers: “Hace calor y los horarios se retrasan, van un poco más tarde y demás, pero no suele cambiar mucho el ritmo de trabajo en verano.”

Con vídeos de lo más variopintos, Ger sabe llamar y mantener la atención de su público. “Intento tener agosto un poco más tranquilo y reducir un poco las colaboraciones o los vídeos que hago. Pero junio y julio no ha tenido diferencia con ningún otro mes del año, ha sido el mismo volumen de trabajo", explica.

Sí que es verdad que Ger nos cuenta que “a lo mejor ahora en verano sí que viajamos más y los eventos que hay son más colaboraciones de viajes, de experiencias", algo que no se hace ni se ofrece tanto durante el resto del año. Esto se debe a la diferencia de contratos que se suelen dar dependiendo de las épocas del año y de la temática de las empresas.

Al igual que la mayoría de influencers que hemos conocido, Ger también quiere desconectar un poco de las redes sociales en verano. Es por ello que agosto ha sido mucho más relajado: “De momento todo lo que llevamos de verano he seguido trabajando exactamente igual, pero sí que me obligo en agosto a reducir un poco el contenido y a descansar un poco la mente”.

Lo de “descansar la mente” es cada vez más común, ya que el uso excesivo de redes provoca episodios de ansiedad y que no se llegue a desconectar por completo. Es un hándicap para la mayoría de creadores de contenido. Todos coinciden en lo mismo: “salud mental”. "Creo que al final en este trabajo, al que estoy muy agradecido de dedicarme... es muy difícil desconectar. Si estás todo el rato rumiando ideas, pendiente de qué puedes grabar o qué no… Muchas veces sí que cuesta desconectar y al final creo que estar todo el rato rumiando ideas acaba generando un poco de estrés o ansiedad en según qué momentos. Entonces, a veces, yo por lo menos, necesito parar unos días la mente y volver a retomar. Si no, siento que me acabo quemando de lo que me gusta”.

Crear contenido, al igual que mantenerlo, requiere de un esfuerzo por cuidar a los seguidores y un algoritmo que no penalice. El influencer confiesa que sí que existe ese miedo a la pérdida de seguidores: “De hecho, lo he hablado con otros amigos que se dedican a lo mismo. Y es que al final incluso los algoritmos de las redes sociales te penalizan si no subes contenido y cuando vuelves… te muestran menos. Sí que al final te da cosa que se olviden de ti, que el algoritmo te penalice, que te cueste retomar el trabajo de un año”. Aún así, admite que es un riesgo que tiene que asumir y que al igual que ha conseguido tener determinados seguidores y hacer un contenido que a la gente le guste, lo trabaja bien y esperando que sea de calidad. “Tienes ya cierta parte creada que no va a desaparecer”, plantea.

Pero Ger, por mucho que trabaje y siga creando, no puede obviar que estamos en verano y que eso implique cierta libertad a la hora de hacer vídeos: “Voy al pueblo de una amiga y ya si me surge la idea puedo hacer un vídeo sobre fiestas de pueblos, algo simple”. Y es que como bien sabemos, Ger cuenta sus experiencias y las vende de forma cómica: “Lo que yo hago es basarme mucho en mis experiencias de vida, en el costumbrismo de las rutinas, para de ahí crear monólogos y vídeos. Pero en general, ya te digo, intento decirme a mí mismo 'olvídate de las redes y descansa un poco'”.

Como buen madrileño que se aleja de la ciudad, Ger va a su pueblo en verano. También va de viaje con amigos a la playa: “Algo muy de relax y de desconexión. Y luego me tomo unas ciertas vacaciones, pero que en realidad son colaboraciones. Subiré contenido y haré propuestas creativas, por así decirlo, pero nos llevarán a Amsterdam y a Cádiz. Y eso sí que lo vivo como mis vacaciones, mi trabajo, claro”, confiesa entre risas.

Volviendo al tema de la desconexión, la pregunta es ¿llega Ger a desconectar al 100% en algún momento del verano?: “Me encantaría decirte que sí. Yo creo que a lo mejor puedo hacerlo una tarde, pero un día entero, sin que hayas pensado en ningún momento sobre nada de redes o en qué tipo de vídeo puedo subir, o de estar pendiente de lo que está ocurriendo alrededor para ver si algo me parece cómico… Creo que eso no me pasa nunca, ni creo que todos los días. En algún momento mi mente se engancha y no para.”

Julia Compton: “No tengo por qué estar con la gente pegada 24/7 cuando estoy de vacaciones”

Julia Compton: “No tengo por qué estar con la gente pegada 24/7 cuando estoy de vacaciones”

Más sobre este tema
stats