Jesús Vidal: "Me hubiera gustado interpretar a Jesucristo"

Jesús Vidal

El actor Jesús Vidal Navarro, de 47 años, popular por interpretar a Marin en la película Campeones, por la que se llevó el Goya al mejor actor revelación, es una de las caras más queridas del mundo del cine y teatro español del momento. El intérprete nació con una discapacidad visual llamada miopía patológica y ceguera, las cuales le impiden el 90% de la visión por haber sufrido desprendimientos de retina a lo largo de su infancia. A pesar de los obstáculos, emprendió su carrera profesional como filólogo, luego en el mundo del periodismo y al final decidió decantarse por ser la interpretación. 

Desde temprano supo compaginar sus estudios con la carrera y el hobby de la dramaturgia, formándose en artes escénicas y escuelas hasta que en 2014 pasó a dedicarse por completo a ser actor. Ganábamos todos así un actor lleno de sensibilidad y pasión que ha conseguido ganarse el corazón de los españoles, y no solo por sus papeles, sino también por el gran discurso de los Goya 2019, que fue un punto y aparte en su carrera. Logró conmover a la audiencia, sin haberlo preparado mucho y con un par de ideas en mente. Se dejó llevar por la emoción y consiguió el apoyo de todo el público.

Desde entonces, ha proseguido con su carrera interpretativa desempeñando varios papeles en obras de teatro. Ahora mismo se encuentra en el Teatro Calderón haciendo de loco en la obra Alguien voló sobre el nido del cuco y dentro de poco, el 12 de agosto estrenará la película Por los pelos. Papeles variopintos que le mantienen felizmente en la brecha, aunque su papel soñado, ese que le gustaría hacer por encima de todos los demás, es bien diferente a los mencionados.

“Me hubiera gustado interpretar a Jesucristo en un registro histórico”, confiesa a infoLibre. Un papel que nadie le ha ofrecido, pero que le encantaría poder desarrollar para conocer en profundidad: "Es un papel que yo lo veo con un carácter muy fuerte. Es un espíritu mesiánico, con luces y con sombras, también con muchas dudas. Entonces es uno de los papeles en los límites que a mí me gusta".

No se queda en esta figura y aún nos confiesa otro papel soñado: Friedrich Nietzsche. En el otro extremo, a pesar de ser ya un sueño cumplido, admite que le hubiese gustado seguir interpretando a Calígula, "un personaje contra los duros", de los que a él le "gustan”, en la obra de teatro con el mismo título.

Bien se sabe que el repertorio de películas que ha podido aportar la Biblia es muy extenso. Desde el nacimiento del cine, las películas con índoles religiosas y con personajes bíblicos han sido y son una constante. Los personajes de Jesús de Nazaret junto con la Virgen María son los más codiciados y los más conocidos, llegando en no pocas ocasiones al estatus de icónicos. Es por ello que Jesús no habla de un papel en concreto con un director determinado, sino más bien de un ámbito más general a lo largo de la historia. 

Sí que confiesa que su Jesucristo favorito tendrá mucho del encarnado por Jim Caviezel en La pasión de Cristo (2004). “Luego, en lo que es interpretación pura, me quedo con Willem Dafoe en La última tentación de Cristo. Creo que es un Jesucristo muy a tener en cuenta". Dos grandes actores que se han convertido en todo un emblema para las películas de temática bíblica, ya que han marcado un antes y un después al llevar a esta figura al cine.

En lo que se refiere a encarnar a un papel como tal, explica Vidal que se trata de “un personaje histórico y religioso, muy mesiánico, que tiene luces, que vive el amor, que se mueve por amor". "Pero, al mismo tiempo, tiene dudas, tiene la sensación de abandono por parte de los extremos de Dios". Sensaciones encontradas y sentimientos muy al límite que el actor quisiera conocer más a fondo.

A la vez, afirma que sería un registro muy distinto a lo que acostumbra a trabajar: “Todo actor quiere interpretar los máximos registros posibles, lo que es un sueño hecho realidad”. Asimismo, confiesa que suele hacer comedia, pero que también ha tocado otros géneros en teatro. “Vengo de hacer un Calígula. He hecho Alguien voló sobre el nido del cuco y Las camas vacías, que era un drama en la época nueva. Creo que todavía en el cine se me asocia a comedia, por lo que claro que me gustaría hacer un personaje así en audiovisual."

En esta línea, revela que el Jesucristo que podría llegar a dar vida, con un físico bien caracterizado, sería "un Jesús histórico muy cercano”. Habla así de un "Jesús como icono pop”, ya que a diferencia del resto de actores, dándole su toque personal, podría aportar humanidad y esa dualidad de sentimientos: de ternura y enfado, de amor y furia. Sin duda, diferentes ideas que nos gustaría poder ver como espectadores en un futuro. Ojalá alcance Jesús su papel soñado.

La magia de los cines de verano: el viejo negocio romántico de las películas a cielo abierto

La magia de los cines de verano: el viejo negocio romántico de las películas a cielo abierto

Más sobre este tema
stats