La portada de mañana
Ver
El PP aprieta la mordaza a la oposición con el caso del novio de Ayuso y recorta las posibilidades de control

2023. Un año crucial para la reconciliación

Antonio Agar

Vivimos en un país cuyo trasfondo ha estado marcado por episodios de crispación, de inquina y de rencor, dando una visión al resto del mundo de ser reos de un destino aciago, enmarcado en un escenario de perpetua lucha fraternal. Por ello llega el momento para los políticos aspirantes de ejercer una democracia que se libere de las confrontaciones que alcanzan en determinados momentos niveles de zafiedad extrema en los debates del Congreso y superen los retos que nos depara 2023 ante las elecciones Municipales, Autonómicas y Generales con proclamas de unión y solidaridad a los votantes.

Según la tesis del filósofo Michael Ruse, quien en sus ensayos y tratados sobre el origen de la especie trata de reconciliar la religión cristiana con la teoría del Evolucionismo (Darwin), nos alecciona “que el odio y el rencor no son impermeables”. En sus estudios de antropología deja patente que, en los inicios de la civilización, el ser humano era, en su etapa prehistórica, mucho más colaborador e igualitario con sus congéneres, obligado a sobrevivir en un entorno hostil.

La historia nos demuestra que los prehomínidos lograron agruparse en asentamientos distribuyéndose las tareas: unos como cazadores nómadas y otros con vida más sedentaria en su labor como agricultores. A medida que fueron apropiándose de posesiones, comenzaron las disputas y, por consiguiente, las guerras por adueñarse de los territorios de sus vecinos.

Estas contiendas bélicas, originadas bien por las conquistas de fronteras de dudosa propiedad o por ambición de anexiones de otros pueblos menos entrenados en el arte de la guerra, imponiéndoles tributos asegurando su protección, han sido una constante a lo largo de la historia.

Llega el momento para los políticos aspirantes de ejercer una democracia que se libere de las confrontaciones que alcanzan en determinados momentos niveles de zafiedad extrema en los debates del Congreso

Dadas las cotas de enfrentamiento y de resentimiento que se han originado entre los diputados de distintas doctrinas políticas a lo largo de la legislatura, los ciudadanos les exigimos en vísperas de estas cruciales elecciones que, por el bien de España y de las futuras generaciones, se metan en Google y lean con detenimiento el pensamiento de los místicos del Islam: El sufismo, que tuvo su apogeo durante los siglos IX-XII. Muestro solo una de la frases de Rumi: “No veas al otro, a tu adversario, como una fuente de conflicto, como una amenaza, medita con serenidad y templanza, bebiendo a sorbos, el vino del Ánfora de la Paz, interiorizando en tu corazón que, por encima de tu interés personal y de grupo, procures buscar las soluciones para mejorar a las clases más vulnerables y desfavorecidas. Sigue el consejo del poeta romano Ovidio: "Tómate un respiro, el campo que ha reposado da una cosecha más abundante. Escudriña otra alternativa: la de observar a tu oponente como una oportunidad, la de intercambiar conocimientos, ideas y proyectos que mejoren la sociedad en su conjunto.”

______________________

Antonio Agar es socio de infoLibre

Más sobre este tema
stats