LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
El día a día de la ley trans y el 'sólo sí es sí' tras un año: ni fraude en los registros ni rebajas de penas diarias

Librepensadores

Los insaciables de siempre

Librepensadores nueva.

Juan Priego Romero

Siempre los hubo, siempre los hay y nunca cambiarán, los que todo lo tienen, a los que todo les sobra, pero que nunca se acuerdan ni piensan en los que nada tienen, en los que de todo les falta.

No deja de ser curioso y también preocupante, cómo los jodíos de Florentino y cía. con la que les está cayendo (a los que nada tenían mucho más), siguen mirándose solamente su dorado ombligo y van y se inventan un sistema súpermillonario alrededor del súperfútbolsúperfútbol, para mejorar sus arcas, que con esto de la pandemia, ya no se están llenando a la velocidad que lo hacían hasta ahora, que era como la del AVE que vuela.

La misma a la que, los que nada tienen, siguen perdiendo más cada día.

¡Pero claro, eso es tan poco!

¡Qué más da, que sea para tantos!

¿Son tan listos los jodíos?

Qué va, ni mucho menos. Más bien es que hay mucho tonto suelto y muchos más agarrados, por algo o por alguien de ellos, que siempre les ayudan a parecer listos.

Lo verdaderamente importante, según ellos, es que esos pocos, los de siempre, nunca dejen de ganar y siempre al mismo ritmo, aunque sea a costa de los demás y encima dorándoles la píldora para que se la traguen más fácil y disimuladamente.

Parece que esta vez se les está indigestando la maniobra, pero no siempre fue así hasta ahora, porque lo normal es que les salgan bien esta clase de maniobras a esta clase de personajes, a lo que tan acostumbrados están Ellos y nosotros, Los Demás.

¡Pobrecitos! Qué lástima me da, que esta vez no les salga bien y dejen sus arcas tal como estaban y sin esos impresionantes ingresos que esperaban cosechar con el sudor de su frente.

Bueno no importa, ellos ya pensarán alguna otra jugada que, a ellos por no faltarles, no les falta ni el tiempo para maquinar la manera de seguir llenando sus insaciables bolsillos para llevárselos bien repletos a esa otra vida.

¡Como los faraones! ¿Los recordáis?

Pues eso…

Juan Priego Romero es socio de infoLibre

Más sobre este tema
stats