Maribel Verdú: "La cultura nos hace reflexionar, pensar, tomar nuestras propias decisiones y ser más libres"

Maribel Verdú

Maribel Verdú (Madrid, 1970) está viviendo una temporada especialmente intensa y diversa repleta de proyectos. Sin ir más lejos, este año la vemos en las películas Historias para no contar de Cesc Gay, —que se estrena precisamente este 25 de noviembre—, y Raymond and Ray, de Rodrigo García, compartiendo plantel estelar en esta última con Ewan McGregor y Ethan Hawke. En la pequeña pantalla ha brillado también en la serie televisiva estadounidense Now and then. 

Y lo que está por venir pinta igual de estupendamente bien, pues la madrileña es el fichaje más sonado de la esperada próxima temporada de la serie Élite con un papel que la tiene "enloquecida", tal y como confiesa a infoLibre. En reconocimiento a toda la carrera y al momento presente de una de nuestras actrices más reconocidas y queridas, este viernes recibe, además, el segundo Premio infoLibre a la Cultura, que el pasado año en su estreno fue para Juan Diego Botto.

Hola, Maribel. Se le premia por su defensa del valor de la Cultura, en su caso a través de tanto trabajo y éxitos en cine y teatro. ¿Qué valor le da a la cultura para la calidad de la democracia y de la convivencia? 

Sin cultura, no solamente un pueblo, sino un individuo como persona se está perdiendo su crecimiento personal, ser mejor persona. El entretenimiento, que lo es todo en esta vida. Poder vivir otros mundos, otros momentos, poder evadirte de la cruel realidad tantas veces. Ver un espectáculo de baile, una obra de teatro, mirar un cuadro, leer un libro... todo eso es un aprendizaje constante y una manera de ser feliz durante algún momento del día. Y ni que decir tiene que la cultura es lo que nos hace reflexionar, pensar, tomar nuestras propias decisiones y ser más libres.

Vive un momento (bueno, como casi siempre) de especial ajetreo. Acabamos de verla en la serie Now and then y se pasó al cine nada menos que junto a Ewan McGregor y Ethan Hawke. ¿Cómo han sido ambas experiencias?

La verdad es que desde que acabó la pandemia ha sido un no parar con Ana Tramel y luego Now & then, que fue una gozada de experiencia y ahí se quedó porque ya no se hace la segunda parte, pero fue muy increíble para todos los que formamos esa familia. Y después la película que he hecho con Rodrigo García ha sido de las mejores experiencias de mi vida, trabajar con Ewan y Ethan ha sido un regalo porque no son estrellas, son actores de los pies a la cabeza, profesionales, divertidos, compañeros. Me han cuidado, hemos jugado juntos, ha sido de verdad una maravilla de experiencia.

Dos proyectos internacionales. ¿Está en una etapa internacional nueva? Lo digo porque también la vamos a ver en The Flash... ¿Hay alguna sorpresa más cociéndose lejos de España?

Esto se ha dado así, no es que yo vaya ahora a hacer mi carrera en Hollywood, en absoluto (risas). Simplemente estoy donde están los proyectos interesantes, los directores interesantes y los personajes interesantes, y si tengo que rodar en Sarajevo me voy a Sarajevo o a Chile o donde sea, siempre que haya un buen proyecto. Ha dado la casualidad. También es verdad que me llama Rodrigo García, que es mexicano, me llama el director de The Flash, Andy Muschietti, argentino... gente que conoce de sobra mi trayectoria. Que el capitán de esas películas sea de habla hispana es un punto a favor, francamente.

'Élite' es una serie comprometida con todos los temas de la actualidad. Habla del machismo, de los problemas de la gente LGTBI para incorporarse a esta sociedad, de los abusos sexuales, de las manadas... de muchísimos temas

Maribel Verdú — Premio infoLibre a la Cultura

Aquí está estos días rodando Élite. Una serie con un calado espectacular entre las nuevas generaciones y que muchos consideran escandalosa. ¿Qué le atrae de este trabajo?

Me ilusionaba desde hace tiempo estar en Élite. Realmente es ahora mismo una serie comprometida con todos los temas de la actualidad. Habla del machismo, de los problemas de la gente LGTBI para incorporarse a esta sociedad, de los abusos sexuales, de las manadas, de muchísimos temas. Me parece increíble, sobrecogedora y creo que muy necesaria ahora mismo. Es representativa de cosas que estamos viviendo, de una sociedad plenamente actual. Estaría muy bien si esta serie puede hacer el bien de alguna manera para la gente que la vea y les haga por lo menos reflexionar acerca de lo que han visto, repensar las cosas mejor o ser más tolerantes. Yo, desde luego, estoy enloquecida con mi personaje. No me dejan contar nada, os puedo decir que se llama Carmen y que es un bombón. Estoy feliz como nunca.

Empezó muy muy joven su carrera y en esta serie trabaja con algunas estrellas muy jóvenes del momento. ¿Lo tienen los actores en general, chicos y chicas, más fácil que lo tuvo usted o eso es un cliché demasiado manido?

Pues no lo sé. Yo empecé con 13 años y ahora veo a estos chavales y digo madre mía qué talento tienen, qué profesionales son, qué manera de trabajar. Yo estoy ahora mismo rodeada de ellos en Élite y estoy encantada. Si lo han tenido más fácil que yo, no lo sé, francamente, se lo preguntaré. Pero, por ejemplo, antes no existían los directores de casting, te elegía directamente el director o el productor, y ahora tienes que pasar por unas pruebas muy gordas también.

¿Ha mejorado la situación y valoración de las mujeres en el cine después de la eclosión del MeToo?

Para las directoras de cine sigue siendo muy duro y muy difícil levantar un proyecto, por el mero hecho de ser mujeres. Creo que ha mejorado la situación de las mujeres a nivel personal, individual. Yo, por lo menos, no tengo tanto miedo sabiendo que ahora mismo puedo grabar con un móvil a alguien que me esté diciendo cualquier cosa porque creo que se van a tomar cartas al respecto. El miedo de volver sola por la noche o decir he llegado a casa siendo mujer no se va a acabar nunca en la vida. Pero a mí el MeToo me ha dado seguridad, desde luego, aunque creo que todavía queda mucho por luchar y por pelear para las mujeres en el cine.

Siempre hemos tenido buenísimas directoras de cine en este país: Icíar Bollaín, Paula Ortiz, Gracia Querejeta... y ahora mismo creo que vienen muy fuerte, haciendo unas películas personales maravillosas, con unas historias realmente conmovedoras

Maribel Verdú — Premio infoLibre a la Cultura

¿Qué le parece la nueva generación de cineastas españolas que cada vez logran más reconocimiento con sus películas? Pienso, por supuesto, en Carla Simón y Alcarrás, pero también en Alauda Ruiz de Azúa con Cinco Lobitos, Pilar Palomero con La Maternal y tantas otras.

Es una felicidad, un orgullo. Siempre hemos tenido buenísimas directoras de cine en este país: Icíar Bollaín, Paula Ortiz, Gracia Querejeta... y ahora mismo creo que vienen muy fuerte, haciendo unas películas personales maravillosas, con unas historias realmente conmovedoras. Yo estoy fascinada con Cinco lobitos, no olvidemos La maternal... Realmente vienen muy fuerte y yo como mujer siento orgullo.

Durante la pandemia parecía que todos comprendimos la importancia de la Cultura en nuestras vidas. ¿Cree que queda algo de aquel sentimiento? ¿Ha salido reforzada nuestra relación con la Cultura de ese período tan complicado? 

Es verdad. durante la pandemia todo el mundo comprendió lo que es la cultura. Sentarse a ver una película, ver una serie, leer un libro... Pero la gente que nos ve como enemigos a los que nos dedicamos a la cultura nunca va a ser ni ha sido consciente de la importancia de lo que hacemos, seguiremos siempre estando a la sombra y siendo como 'el mal''. Para los demás, para la gente que sí somos conscientes de lo que es la cultura en nuestra vida, creo que efectivamente ha salido mucho más reforzada después de la pandemia. De hecho, yo creo que nunca jamás se habían preparado y realizado tantos proyectos, estamos on fire, la verdad. Y yo creo que esto se ha visto reforzado gracias a la pandemia, gracias a la necesidad de consumir cultura que teníamos por no poder salir a la calle ni poder hacer nada. Para nosotros sí va a salir reforzada la cultura, esto ha despegado y ya no hay marcha atrás.

¿Qué papel puede jugar la Cultura (con mayúscula) en este mundo de polarización y refriegas constantes?

No sé si el que puede jugar, pero el que debería jugar desde luego es el papel unidor, el de acoger a todo el mundo, el que nos hace a todos ser mejores personas porque empaticemos los unos con los otros. Hay una cosa importantísima en la cultura, que es el entretenimiento, el no volvernos además cenutrios viendo algo que nos puede aportar, o leyendo o escribiendo. Cosas que nos pueden aportar en nuestra vida para hacernos más sabios y para hacernos en general más empáticos y mejores personas. Creo que sería un maravilloso vehículo para la paz entre todo el mundo, pero ojalá todo el mundo lo viera como lo ves tú y como lo veo yo. Ojalá.

¿Qué papel puede jugar el Periodismo Libre (con mayúsculas igualmente) en este mundo de bulos y fake news?

Pues me parece clave que exista un periodismo fiable y honesto, porque si no difícilmente vamos a superar estos tiempos de ruido y de furia si no nos esforzamos en distinguir la información verdadera de la falsa.

Estreno exclusivo: Madres adolescentes en 'La Maternal', la nueva película de Pilar Palomero

Estreno exclusivo: Madres adolescentes en 'La Maternal', la nueva película de Pilar Palomero

Más sobre este tema
stats