PORTADA DE MAÑANA
Ver
Los fiscales del 'procés' fuerzan una guerra por la amnistía que amenaza con partir en dos la cúpula fiscal

Bandas música

Felices 70, señor Jagger

Retrato de Mick Jagger.

FRANCISCO CHACÓN

Sólo unos días antes de su primer concierto en Hyde Park 44 años después de la muerte de Brian Jones, recibió Mick Jagger la invitación del mismísimo David Cameron para cenar. Pero el cantante de Rolling Stones se permitió el lujo de rechazar semejante propuesta y sentarse, en cambio, a la mesa de un restaurante muy chic de Chelsea con el viceprimerministro, Nick Clegg, y su esposa española, Miriam.

Demasiado liberal Cameron para un Jagger tan extremadamente conservador (en las antípodas de su juventud rebelde y llena de excesos) que celebraba reuniones secretas con la difunta Margaret Thatcher, según reveló él mismo recientemente. El caso es que el errático Nick Clegg se convirtió en la primera persona en felicitar a Morritos por su 70 cumpleaños, que celebra el viernes 26 de julio.

Lleva, en realidad, todo el mes con celebraciones sucesivas el carismático cantante porque, según cuentan sus allegados, se muestra orgulloso de llegar a la edad de abuelo con una figura estilizada que para sí quisieran muchos modelos, como pudo comprobar infoLibre el pasado 6 de julio durante su concierto en el céntrico parque de Londres.

Ni se le pasa a Mick por la cabeza una retirada definitiva del show business, en vista de que los Stones están más que vivos que nunca. Las relaciones entre ellos son algo frías, pero cuando suben al escenario todas las diferencias quedan atrás. Continúan siendo el grupo más rentable del mundo, muy por delante de U2 o Coldplay.

Keith Richards se unirá al club septuagenario el próximo 18 de diciembre y ya ha dejado caer: "Si ahora estamos conmemorando nuestros 50 años en la carretera, no veo por qué no podremos celebrar los 60 años dentro de una década. Ya estamos hablando de ello". Y eso que los dos pesos pesados se habían enfadado tras irse de la lengua Richards en sus memorias y decir que su compañero -ya no tan inseparable- tiene un miembro viril más bien pequeño. Una indiscreción frívola que socavó su amistad.

Le resta a Jagger su cena más íntima de aniversario, con su novia de larga duración, la diseñadora L'Wren Scott. Pero ya tuvo una fiesta privada en el exclusivo club LouLou, en la zona de Mayfair, el pasado martes 16 de julio. Precisamente, Keith no acudió, aunque sí Ron Wood, su mujer Rose y Charlie Watts. Tampoco faltaron sus hijos James, Jade, Georgia y Elisabeth, así como su nieta Amba, de 17 años e hija de Jade.

Definitivamente, Mick luce su pacto con el diablo cual Dorian Gray del rock and roll. La música corre por sus venas y exhibe su eficacia como elixir de la vida. Pues eso, Sympathy for the devil para lograr Satisfaction.Sympathy for the devilSatisfaction

Más sobre este tema
stats