Festival de San Sebastián

Frialdad para el mexicano Fernando Eimbcke y aplausos para Jonathan Teplitzk

El director Fernando Eimbcke y el equipo de 'Club Sandwich'

NOTICINE.COM / INFOLIBRE

Dos películas muy diferentes, en producción y ambiciones, coincidieron este miércoles en la competencia donostiarra. La mexicana de Fernando Eimbcke (Temporada de patos), titulada Club Sandwich, es una cinta intimista en la que su autor regresa a su particular obsesión por la adolescencia, sin levantar ninguna pasión, mientras que la coproducción anglo-australiana Un largo viaje / The railway man es una película mucho más cara, en un estilo absolutamente clásico, con un argumento basado en hechos reales relacionados con la II Guerra Mundial, que sí ha logrado sintonizar con la mayoría del público.

Conforme avanzamos en las jornadas del Festival de San Sebastián 2013 queda más claro que esta es una edición "de directores", desprovista del "glamour" estelar que tuvo la precedente. El gran ausente en esta jornada ha sido Colin Firth, quien tiene dos películas en la competencia, por no citar a Nicole Kidman, ambos protagonistas de Un largo viaje / The railway man, cinta previamente estrenada en Toronto. Ha habido más casos, el martes por ejemplo también dejaron solo a Tavernier con Quai D'Orsay, y antes a Denis Villeneuve sin Jake Gyllenhaal. Todo parece indicar que Atom Egoyan tampoco tendrá a sus protagonistas para presentar Devil's knot.

El largo viaje / The railway man, es una desgarradora historia basada en hechos reales.El largo viaje / The railway man Se trata de la historia de Eric Lomax (Firth), un hombre que sufrió el horror de la guerra. Él y sus compañeros de regimiento fueron capturados por los japoneses en la II Guerra Mundial y confinados en un campo de trabajo, como ya ocurría en El puente sobre el río Kwai, de Sir David Lean.

Eric es en los años ochenta del pasado siglo un hombre solitario, que solo se reúne con sus compañeros en un club de antiguos combatientes. A menudo le sobrevienen grandes crisis de angustia y episodios psicóticos, al recordar el terror que vivió mientras estuvo retenido por los japoneses en la selva, mientras les obligan a construir una línea ferroviaria casi imposible en medio de la jungla, la que atravesaría desde Tailandia hasta Birmania. El protagonista, al que da vida el oscarizado actor británico Colin Firth, es desde niño un apasionado de los trenes, y es en uno de ellos, cuando ya ha pasado la mitad de su gris y tortuosa existencia, donde conocerá de forma casual a Patt (Nicole Kidman), que está de vacaciones.

La química entre ellos será instantánea, y no tardaran mucho en casarse, un amor a primera vista en toda regla. Patt irá descubriendo el mundo interior lleno de sombras y espectros del pasado, que no dejan a su marido llevar una vida normal. Gracias a un amigo sabrá de las horribles torturas a las que fue sometido por sus captores, y en especial las cometidas por un joven traductor del ejército nipón de nombre Takashi Nagase. De forma casual en un periódico reconocen al oficial en cuestión, que es ahora el guía de un museo de la guerra en Tailandia, Lomax viajara hasta allí para vengar la barbarie por la que le hicieron pasar, y poner fin a sus recurrentes pesadillas.

A la posterior rueda de prensa asistieron el director de la película el australiano Jonathan Teplitzky, acompañado por la mismísima Patricia Lomax, protagonista real de la historia y viuda de Eric, fallecido antes de poder ver la película. Ella cuenta que en la cinta no se muestran realmente las horripilantes torturas a las que fue sometido su marido cuando fue capturado, y acusado de alto espionaje.

"No se muestran en la película muchas de las cosas que le hicieron a mi marido porque me dijeron que si no nadie vendría a verla”, comentó la anciana, que añadió: "La sanación no es algo que ocurre de la noche a la mañana, es un proceso, y redescubrir la propia humanidad es parte de ese proceso". Esta película habla del perdón, de la generosidad y también de una hermosa historia de amor, que sirve de catalizador para llegar finalmente al punto exacto donde todo comenzó.

El final de la cinta brindara al espectador emociones lacrimógenas intensas, ha sido aplaudida y en general ha gustado. Una lástima que ninguno de los actores de su reparto se haya podido pasar por la ciudad de La Concha para acompañar a esta valiente mujer y a la película que habla del amor de su vida.

La segunda cinta a concurso de este miércoles ha sido la mexicana Club Sandwich, también proveniente de Toronto. Estamos ante un trabajo que no se entiende muy bien qué hace participando en esta Sección Oficial, porque de los ochenta minutos que tiene de metraje sesenta de ellos son monótonos, repetitivos, carentes de todo interés y casi difíciles de superar por la paciencia de los espectadores, bueno de algunos, pues fueron muchos los que abandonaron el teatro Victoria Eugenia en su primer pase de la mañana.

Solo se salvan unos escasos momentos cómicos casi a la finalización de la misma. Con un breve guión, pues se repiten frases intrascendentes durante toda la trama, el director Fernando Eimbcke, narra las vacaciones de una madre y su hijo que se encuentra en la pubertad, en un hotel de tercera en donde solo se hospedarán ellos y la familia de otra joven, con la que el muchacho comenzará a satisfacer sus incipientes deseos sexuales.

El titulo viene a colación del menú reiterativo que disfrutan durante su estancia en dicho hotel, que será casi exclusivamente a base de esos sandwich club internacionalmente conocidos. Un trabajo, el tercero de este director que no ha convencido a casi nadie.También puedes leer esta noticia en NOTICINE.com. 

NOTICINE

Álex de la Iglesia: “No concibo estar con una mujer que no me asuste”

Álex de la Iglesia: “No concibo estar con una mujer que no me asuste”

Más sobre este tema
stats