LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Así camuflan los diputados los datos sobre sus intereses económicos y esconden su agenda de reuniones

Fotoperiodismo

Magnum vuelve al origen

Eveleigh Nash en Buckingham Palace, Londres, Gran Bretaña, 1954.

Mahatma Gandhi yace sobre una cama de blancas telas, tapado hasta las orejas. Solo se pueden ver sus enormes ojos hendidos, fijos en el infinito. Rodeado de allegados, puede que intuya que mañana será su último día sobre la Tierra. Es el 29 de enero de 1948. Por su proverbial capacidad de captar como ningún otro ha podido el instante decisivo, quizá también lo sospechara el fotógrafo Henri Cartier-Bresson. El pionero de Magnum estuvo allí, a los pies del lecho del líder indio, como siempre, apretando el disparador de su cámara, que capturó las últimas horas de vida del libertador asiático. A ellas siguieron las multitudinarias manifestaciones, la cremación y el funeral de despedida.

Aquellas imágenes informativas e históricas, recogidas con la misma pasión por la belleza y la pulcritud estética que cualquier otra obra de arte, formaron parte de la primera exposición que la mítica agencia fotográfica jamás realizara, itinerante entre 1955 y 1956. Olvidada durante casi sesenta años en cajas y cajones, aquella muestra vuelve a su ser en la Fundación Canal de Madrid. Magnum's First, hasta el 19 de enero, recoge, tramo a tramo, la obra de ocho fotoperiodistas internacionales que se unieron de manera independiente y autofinanciada para intentar difundir su obra más allá de las revistas ilustradas. Comisariada por la italiana Lorenza Bravetta, directora de Magnum en Europa, la muestra, que mantiene el mismo orden expositivo que la original, que se llamó El rostro del tiempo, ya ha sido vista, según sus cálculos, por más de medio millón de personas en todo el mundo.

El recorrido arranca con un espacio dedicado al conjunto de los fotógrafos presentes en la exposición, que suman, en total, 83 instantáneas: el húngaro Robert Capa; el suizo Werner Bischof; los austriacos Ernst Haas, Inge Morath y Erich Lessing, y los franceses Jean Marquis, Marc Riboud y el mencionado Cartier-Bresson. Los variados temas que se representan, explicó la comisaria, son ejemplo de la diversidad conceptual y estilística con que cada fotógrafo abordaba su trabajo: del magnificente barrio londinense de Mayfair, los fotógrafos mueven su objetivo al Egipto cinematográfico, la India de Gandhi, la Hungría profunda o el País Vasco más festivo. Cada grupo de imágenes, todas en blanco y negro, se presenta sobre un fondo de color diferente, distintivo de cada uno de sus artífices.

Mujeres con sombreros picudos, ampulosos vestidos oscuros y rostros ceñudos se cruzan por las calles de Mayfair con hombres coronados por bombines y enfundados en elegantes trajes de rayas. Observan los lujosos escaparates, cruzan las calles. Viven su particular existencia, capturada por una fracción de segundo por la única mujer presente en la muestra, Inge Morath, fallecida en 2002. A su paseo iconográfico sigue el Euskadi popular plasmado por tres instantáneas de Capa, el mítico y cuestionado fotógrafo que este año cumpliría cien, y del que por primera vez se puede escuchar su voz, en una entrevista recientemente descubierta y disponible aquí.

No se sabe cómo se verían los miles de trabajadores que levantaron las pirámides de Giza, pero sí es posible imaginarlo a través de las imágenes del rodaje de Tierra de faraones, realizadas por Haas. Tampoco nunca se podrá volver a la Hungría de los años cincuenta, cuando el Pentecostés se celebrara con vistosos y blancos trajes de puntilla, ni imaginar cómo se vivió en la majestuosa Viena la ocupación soviética, ni saber con exactitud cómo trabajaban en los cincuenta las artistas indias, con sus tremendas melenas negras y sus brillantes vestidos, o los nativos peruanos que vagaban por las abismales montañas, captados por la cámara de Bischof. Sí permanecerá el trabajo de esta la primera gran agrupación de profesionales de la imagen periodística, hombres y mujeres que, como Capa, llegaron incluso a dar su vida en pos de una misión: dar a conocer lo que muchas veces permanece oculto.

*Créditos de las imágenes:

Festival Popular, País Vasco, Francia, 1951. © Robert Capa | Magnum Photos.

Rodaje de Tierra de faraones, Egipto, 1954. © Ernst Haas | Magnum Photos. 

Más sobre este tema
stats