70ª MOSTRA DE VENECIA

Medio llena o medio vacía, la jornada de la mostra con 'L'intrepido' y 'The unknown known'

Gianni Amelio (segundo por la derecha) y el equipo de la película 'L'intrepido'.

NOTICINE / INFOLIBRE

Como la botella, se puede discutir si la jornada de este miércoles en la Mostra de Venecia ha quedado medio llena o medio vacía. Un cierto regusto de decepción han dejado las dos cintas a concurso, aunque ambas tienen virtudes, que con más talento o mejor suerte podrían haberse potenciado. El primer documental de los dos que aspiran este año al León de Oro, el estadounidense avalado por el especialista en reportajes políticos Errol Morris (Rumores de guerra / The Fog of War), protagonizado por el que fuera diseñador de guerras Donald Rumsfeld vale más por lo que calla que por lo que cuenta, mientras que la comedia de un especialista en profundos dramas, Gianni Amelio, L'intrepido, también de queda a medio camino.Rumores de guerra / The Fog of War)L'intrepido

No obstante, algo más tienen en común: ser ambas crónicas de un mundo contemporáneo, desde la realidad y la ficción. El ya octogenario exsecretario de Defensa de los Estados Unidos, que iba a ser uno de los astros más peculiares de esta edición del certamen italiano, finalmente ha decidido no viajar, dejando solo a Morris. Este le entrevistó durante más de 30 horas para extraer este The Unknown Known (El desconocido conocido), en el que el el espectador no podrá disfrutar de ninguna nueva revelación del viejo republicano retirado, que sirvió a dos presidentes al frente del aparato militar de la Casa Blanca, con Ford y Bush, y que estuvo al frente de las operaciones bélicas en Iraq y Afganistán, de tan penosas como funestas consecuencias para sus respectivas poblaciones.

El valor del nuevo trabajo de Morris es colocarnos frente a un tipo que tras su proverbial seguridad en sí mismo es esclavo de sus palabras, a veces contradictorias, y que se jacta de que el sucesor de Bush, el actual presidente Obama, a pesar de sus previas críticas, ha mantenido no sólo Guantanamo, sino la tristemente famosa "Patriot Act" que permite espiar a los ciudadanos de Estados Unidos y de paso a los de cualquier otro país del mundo, en nombre de la seguridad de su país. "Tal vez no fueran cosas tan malas", presume cínicamente Rumsfeld, quien suelta alguna perla como que "la inexsistencia de pruebas sobre las armas de destrucción masiva de Sadam Hussein no implica que no existieran".

El propio Morris, quien sólo aporta documentos relacionados con los temas tratados y grabaciones de informativos, sin agregar ni comentarios ni testimonios de fieles o enemigos del exsecretario de Defensa, ha reconocido que tras ese casi día y medio de grabación, sigue teniendo muchas de las dudas previas sobre quién es realmente el "halcón" republicano, y que incluso duda que él mismo se conozca realmente.

Por su parte, el veterano cineasta italiano Gianni Amelio ha traido al Lido otra historia pegada a la realidad, aunque ficcionada. L'intrepido, protagonizada por el cómico Antonio Albanese, muy popular en este país, cuyo personaje central es un cuarentón desempleado, que -inasequible al desaliento (de ahí el título)- se gana la vida en literalmente cualquier cosa, con sustituciones por días u horas, con tal de ganar unos euros. Es un reflejo más de la crisis, de esa Europa del sur acosada por la deuda, el desempleo masivo y el pesimismo generalizado, al que el personaje de Albanese responde con buena cara, con la ilusión de algún día hallar ese puesto laboral fijo, y no seguir viviendo a salto de mata. El filme ha dividido a la prensa, entre aplausos y alguna sonora protesta. Es difícil reírte de una desgracia que afecta a tantos millones de personas en Europa.

Triple jornada de decepciones con Fatih Akin, Saverio Costanzo y David Oelhoffen

Triple jornada de decepciones con Fatih Akin, Saverio Costanzo y David Oelhoffen

Más sobre este tema
stats