Vivienda

El Banco de España certifica que los desahucios se dispararon en 2013

Las hipotecas sobre viviendas caen otro 30,9% en septiembre

Mientras el discurso oficial quita y pone acentos en el mensaje de la recuperación,recuperación los datos sobre la marcha de la economía real revelan el preocupante impacto de la crisis en la sociedad. Los datos hechos públicos por el Banco de España sobre los procesos de ejecución hipotecaria muestran el deterioro acelerado de la situación: solo en el primer semestre de 2013 se registraron 35.098 entregas de viviendas frente a las 44.745 de todo el año anterior.

Del total de ejecuciones, 11.348 fueron daciones en pago (entrega de la vivienda para saldar la deuda) y 19.567 desahucios. En 18.256 casos intervino el juzgado y en 1.311 (siete casos de media al día) hubo desalojo por la fuerza.Los 19.567 desahucios del primer semestre de 2013 suponen el 80% de todos los que se registraron en 2012 (23.774).

Aunque la autoridad monetaria llama a la prudencia en la comparación ya que los datos de 2012 se realizaron a partir de una encuesta, admite que "parece que la tendencia en el primer semestre de 2013 apunta a un crecimiento (de ejecuciones y desahucios) en comparación con 2012 aunque, naturalmente, no conocemos cómo evolucionó esa magnitud en el segundo semestre de 2013".

Desplome de hipotecas

Los datos del Banco de España coinciden, además, con los adelantados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) que abundan en la mala situación del mercado inmobiliario. mercado inmobiliario.El número de hipotecas nuevas constituidas para la adquisición de viviendas se redujo un 27 % interanual en noviembre de 2013, con lo que sumó 43 meses, más de tres años y medio, de descensos ininterrumpidos.

Pese al deterioro del mercado hipotecario,  el Banco de España matiza que el número de casas entregadas en los seis primeros meses de 2013 apenas alcanza el 0,54% del total de hipotecas concedidas a los hogares para la adquisición de su vivienda. En el caso de la residencia habitual, el porcentaje se reduce al 0,47%.

Con los salarios a la baja, un 26% de desempleo y el crédito cegado, las familias tienen cada vez más dificultades para hacer frente al pago de hipotecas. Eso se refleja en la morosidad hipotecaria, tradicionalmente muy baja.

En el conjunto de la banca, la morosidad de los créditos ha escalado hasta el 13,08% en el mes de noviembre de 2013, con lo que marca así un nuevo récord histórico desde que el Banco de España recopila datos.

Medio millón de ejecuciones hipotecarias desde el estallido de la crisis en 2008

Medio millón de ejecuciones hipotecarias desde el estallido de la crisis en 2008

Más sobre este tema
stats