CAMBIOS EN LA PATRONAL

De la Cavada deja la CEOE tras sus polémicas declaraciones y dos demandas por acoso laboral

De la Cavada deja la CEOE tras sus polémicas declaraciones y dos demandas por acoso laboral

José de la Cavada deja la CEOE, donde ejerció desde 2008 como controvertido director de su departamento de Relaciones Laborales. Tras una dura y larga negociación, la patronal y De la Cavada han llegado a un acuerdo económico que supone la salida del directivo. De la Cavada saltó a los titulares por sus polémicas declaraciones: en 2010 pidió un contrato basura para jóvenesbasura, sin paro y sin cuota empresarial, y el pasado junio criticó que los trabajadores dispusieran de cuatro días libres por defunción de un familiar ahora que “ya no se viaja en diligencia”. Además, los trabajadores de su departamento le denunciaron ante la Inspección de Trabajo por “trato humillante” y por su “sistema autoritario de gestión”. Una de sus subordinadas, jefa de área, reclamó 680.000 euros de indemnización a la CEOE por el acoso laboral y moral al que, según adujo, la sometía.

Pese a que sus declaraciones suscitaron protestas entre los mismos directivos de la patronal, su presidente, Juan Rosell, y su secretario general, José María Lacasa, lo mantuvieron en el cargo, tanto en 2010 como ahora. Tampoco las acusaciones de los trabajadores de su departamento provocaron reacción alguna aparente en la dirección de la CEOE. De hecho, el pasado mes de diciembre la ex responsable del área de Seguridad Social Pilar Iglesias fue despedida por causas disciplinarias, siete meses después de haber demandado a la patronal ante el juez por el acoso de De la Cavada.

Sin embargo, el pasado 29 de octubre, antes de pisar la sala donde iba a celebrarse el juicio por la demanda, esta segunda vez por despido, que Iglesias había interpuesto contra la CEOE, la patronal le ofreció una indemnización superior a la legal, para que retirase la denuncia. Menos de dos meses después, De la Cavada deja la organización empresarial, según han confirmado fuentes empresariales.

En ese tiempo, la dirección negoció con De la Cavada su regreso al Consejo Económico y Social (CES), donde ya había sido vocal de la CEOE. La oferta no cuajó.

Infracción grave de la patronal por no actuar

En todo caso, la denuncia contra el ya ex director de Relaciones Laborales aún se mantiene viva en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que debe aún ratificar la sanción de 25.000 euros que la Inspección de Trabajo impuso a la CEOE.

En su día la Inspección reconoció que las “decisiones y medidas” tomadas por el ya ex director vulneraban “el derecho a la dignidad” de los trabajadores de su departamento y por tanto, constituían una “infracción muy grave”. Porque, además de las manifestaciones “irrespetuosas, ofensivas e intimidatorias” de De la Cavada con sus subordinados –la mayoría de ellos, mujeres–, la Inspección advertía un “incumplimiento contractual grave” de la CEOE, pues no intervino pese a las quejas reiteradas de los trabajadores.

Otro tanto ocurrió con la jefa de área, quien en su demanda contra la patronal aducía que, pese a estar al tanto de la conducta de De la Cavada “verbalmente, por correo electrónico y por carta”, lo mismo el secretario general, José María Lacasa, como el gerente, José Alberto González Ruiz, habían reducido el conflicto a un “problema de comunicación”. Se limitaron a ofrecer a Pilar Iglesias otro empleo en el Instituto de Estudios Económicos, el think tank de la CEOE.

Contratos precarios, Estatuto del siglo XIX

No menos problemáticas fueron sus declaraciones públicas. En ambas ocasiones, la patronal tuvo que salir inmediatamente a desmentirlas. Su propuesta de contrato para jóvenes de hasta 30 años, a cambio de un sueldo “en el mejor de los casos igual al Salario Mínimo Interprofesional”, sin derecho a prestación por desempleo y por el que el empresario no tendría que pagar nada a la Seguridad Social, cayó como una bomba en la apertura de una ronda del Diálogo Social en 2010. La figura fue rechazada de plano por los sindicatos y el Gobierno socialista. También por el entonces presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán.

La película se repitió con su curiosa visión del absentismo laboral y los permisos por defunción de un familiar. Pero no han sido las únicas ocasiones en que la sinceridad de De la Cavada ha traído problemas a la CEOE. “El Estatuto de los Trabajadores es una copia en algunas materias de la legislación de Largo Caballero, cuando había dos tercios de analfabetismo en España y el trabajador necesitaba estar protegido, porque no sabía ni lo que era un contrato, pero ya ha llovido mucho, afortunadamente”, aseguró el pasado mayo con ocasión de unas jornadas de la patronal de Castellón. Es más, a su juicio, “el Estatuto de los Trabajadores tiene terminología del siglo XIX: el empresario es el malo y el trabajador el sujeto que hay que proteger”.

También ha dejado su puesto como director de Asuntos Legislativos Rafael de Aldama, que llevaba en la CEOE desde los primeros años 80.

El INE afronta el 20 de abril el primero de seis juicios por acoso laboral en su delegación de Palencia

El INE afronta el 20 de abril el primero de seis juicios por acoso laboral en su delegación de Palencia

Más sobre este tema
stats