MERCADO ELÉCTRICO

Competencia prepara dos nuevos informes sobre la manipulación del mercado eléctrico

Central de Almaraz II

La Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) trabaja en la elaboración de dos nuevos informes sobre el sector eléctrico. En el primero examina qué sucedió en el mercado en las semanas previas al estallido final de precios registrado en la subasta trimestral de comercializadores (Cesur) del día 19 de diciembre. En el segundo, y a la vista de los indicios detectados, argumenta la posible apertura de expedientes a las empresas. Los trabajos no tienen plazo de finalización, señalan las fuentes consultadas.

Fuentes oficiales de la Comisión han declinado dar detalles sobre los trabajos. Se limitan a señalar que el organismo ya anunció el propósito de seguir investigando por qué los precios de la electricidad se dispararon a finales del pasado año, después de que el Ministerio de Hacienda taponara la transferencia de 3.600 millones de euros a las arcas de las eléctricas para cubrir el déficit tarifario generado en 2013.

El informe de la CNMC que respaldó la suspensión por el Gobierno de la subasta eléctrica de diciembre se cerró sin poder probar la existencia de irregularidades en la misma. Competencia sólo esgrimió para justificar la polémica decisión la concurrencia de "circunstancias atípicas".

Respaldo a Soria

La investigación y posible apertura de expedientes, además de respaldar la posición del ministro de Industria, José Manuel Soria, quien llegó a hablar de "burda manipulación" de los mercados por las empresas, pondría a las compañías en una situación difícil. Teóricamente, los actores (fondos) que compraron y vendieron electricidad en la subasta del día 19 de diciembre tendrían las puertas abiertas para reclamar posibles perjuicios.

La CNMC analiza, sobre todo, dos circunstancias extrañas: "la

inusual indisponibilidad de grupos nucleares" y la escasa entrada de gas en las mismas fechas, algo que no se normalizó hasta el día 26 de diciembre.

En las semanas anteriores a la subasta del día 19 de diciembre estuvieron "indisponibles" cuatro grupos nucleares (existen ocho). Desparecieron del juego de la oferta y demanda 3.510 MW, el 46% de la potencia nuclear instalada.

Las centrales paradas fueron Garoña (indisponible desde diciembre de 2012 por finalizar su autorización de explotación); Vandellós (en parada programada para revisión y recarga entre el 2 de noviembre y el 15 de diciembre; e indisponibilidad sobrevenida entre el 18 y el 20 de diciembre); Almaraz 2 (en parada programada para recarga desde el 23 de noviembre) y Trillo (indisponibilidad sobrevenida entre el 2 y el 5 de diciembre).

Centrales nucleares

El término clave es "indisponibilidad sobrevenida". Esas indisponibilidades no previstas no sólo afectaron a centrales nucleares. También afectaron a centrales de carbón. Durante unos pocos días, pero los suficientes para empujar los precios a niveles desconocidos desde el año 2002.

Las empresas niegan, por supuesto, cualquier manipulación de los mercados. Sobre la indisposición de centrales nucleares se remiten a los permisos solicitados y obtenidos con meses de antelación para parar y recargar las centrales. En el caso de paros no previstos, recuerdan también que los autoriza el Consejo de Seguridad Nuclear.

Lo mismo vale para la indisposición de centrales de carbón. "La única que estuvo parada" señalan fuentes de una de las grandes compañías fue Compostilla" y fue a consecuencia de los conflictos que afectan a la minería pública (Hunosa).

Las compañías saben que la CNMC está buscando indicios de manipulación. Pero cree que la Comisión y el Ministerio de Industria juegan con fuego. Una decisión de reformar del mercado equivocada tendría consecuencias. Así lo explica un portavoz de una compañía que prefiere no ser identificado. "Toquetear el pool (mercado mayorista) puede hacer que no salgan los números en asuntos como la puesta en marcha de la central de Garoñacentral de Garoña y provocar, simplemente, que las propietarias (Endesa e Iberdrola, al 50%) no soliciten el permiso para ponerla en marcha".

Centrales de gas

Claro que no se trata sólo de las nucleares o el carbón. En el informe elaborado por la CNMC sobre la subasta Cesur del 19 de diciembre se detalla cómo se registraron también "indisponibilidades sobrevenidas" en centrales de ciclo combinado (de gas). Estuvieron fuera de juego y de mercado en días clave entre 1.215 y 2.410 MW de centrales de gas a los que se sumaron, por paradas de larga duración, hasta 2.361 MW paralizados en instalaciones hidráulicas.

Mientras la CNMC trabaja en los informes, las empresas guardan un cauto silencio. Las empresas tienen pendiente de cobro 3.600 millones de déficit tarifario generado en 2013 y,  a estas alturas de 2014,  ni saben cómo contabilizar el agujero, ni tienen certeza del aval del Estado a su colocación en el mercado (titulización).

Las empresas se tientan la ropa aunque en ocasiones anteriores se apuntaron buenos tantos en los tribunales, como sucedió, por ejemplo, con la congelación del recibo de la luz que el Gobierno socialista saliente pactó con el PP en 2011. La decisión, recurrida por las empresas, fue tumbada por el Tribunal Supremo. Hubo que refacturar varios trimestres y el recibo de la luz subió por ese motivo en torno al 7%.refacturar

Competencia concluye que hubo “circunstancias atípicas” en la subasta eléctrica

Competencia concluye que hubo “circunstancias atípicas” en la subasta eléctrica

Más sobre este tema
stats