Los abusos de la banca

Fracasa la primera subasta del BCE para animar el crédito en la eurozona

El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, comparece en una rueda de prensa este jueves en Fráncfort.

Si no cumplir las expectativas es fracasar, el Banco Central Europeo (BCE) ha fracasado en el primer intento de poner en manos de los bancos de la eurozona dinero barato para que lo viertan en la economía real en forma de créditos. La primera subasta de liquidez condicionada (TLTRO, Targeted longer-term refinancing operations) cerró con una modestísima demanda. Fueron 82.601 millones a bajo interés (0,25% a cuatro años) cuando los analistas esperaban entre 92.000 y 114.000 millones. Los bancos españoles habrían solicitado 15.000 millones, el 18% de lo adjudicado, según El Confidencial

A la vista de la demanda, será difícil que se cumpla el objetivo expresado por el BCE en junio, cuando aprobó una línea de crédito de un billón de euros para la banca europea hasta 2016, en un intento de animar la economía real. Entonces, la autoridad monetaria europea explicó que el propósito de la medida era  “mejorar el crédito bancario al sector privado no financiero de la zona del euro, excluyendo los préstamos a hogares para la adquisición de vivienda durante un periodo de 2 años”.

Será difícil que el objetivo se cumpla. En opinión del economista José Carlos Díez, la demanda registrada en la subasta "es una cantidad pequeña, menor de la que vence de LTRO de 2011, por lo que el crédito seguirá cayendo". En su opinión "la subasta confirma que no es un problema de liquidez" el que atenaza a la paralizada economía de la eurozona.

Sin detalles

El BCE no detalla la demanda de bancos por regiones. No obstante, algunos medios, caso de Expansión han informado de que la banca española habría solicitado en torno a 14.000 millones. El Banco Popular sí informño de que había solicitado y obtenido 2.847 millones.

En junio, el BCE aprobó bajada del precio del dinero en 10 puntos basicos (lo ha vuelto a bajar en septiembre al 0,05%), tipos de interés negativos para los depósitos bancarios en el banco central y una  inyección de liquidez de hasta 400.000 millones. La  condición fue que el dinero llegue a la economía real, pymes y consumidores. En teoría queda desterrada la práctica, tan rentable para la banca, de tomar dinero barato del BCE con una mano y comprar deuda pública con rentabilidades elevadas con la otra (carry trade)

Esos préstamos condicionados para la banca tendrán un vencimiento de cuatro años. Las entidades podrán pedir un 7% de su cartera crediticia sin tener en cuenta hipotecas y podrán solicitar hasta tres veces el dinero destinado a préstamos a particulares y empresas.

Otra oportunidad

Tras el discreto resultado de la subasta, queda otra oportunidad en diciembre. Entre las dos subastas previstas en 2014, los bancos podían solicitar 398.000 millones de euros, 54.000 para bancos españoles. A partir de diciembre y hasta 2016, se celebrarán subastas trimestrales.

Un aspecto interesante, polémico y sin explicar es cómo evitará el BCE que el dinero barato que obtenga la banca se dedique a la especulación en lugar de llegar en forma de préstamos a la economía real. Los bancos estarán obligados a devolver en 2016, en lugar de en 2018, el dinero "desviado". Per la simple devolución puede no ser suficiente para evitar tentaciones que, además, son muy rentables.

El BCE 'regará' con un billón de euros la economía de la eurozona para salir del estancamiento

El BCE ‘regará’ con un billón de euros la economía de la eurozona para salir del estancamiento

Más sobre este tema
stats