Sector Financiero

El Gobierno se pliega al sector financiero para favorecer complementos a la pensión pública

Hacienda elige al sucesor de uno de los jefes dimitidos en la crisis de la Agencia Tributaria

Enhorabuena a las aseguradoras y enhorabuena a sus aliados y socios, los bancos. Sus peticiones han sido escuchadas. El Gobierno ha decidido favorecer más la contratación de productos financieros privados que complementen las pensiones públicas. El anuncio lo hizo el secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre, en un acto organizado por El Economista: los mayores de 65 años que vendan cualquier tipo de activo, no sólo inmuebles, sino también acciones u objetos de valor, para dedicarlo a una renta vitalicia que complemente su pensión no tributarán en el IRPF por la plusvalía generada en dicha venta.

El anuncio fue muy bien acogido por la patronal del seguro, Unespa. "Desde el punto de vista de Unespa", señaló un portavoz, "es una noticia muy positiva". No es para menos. El anuncio de Ferre se ajusta a la petición que las aseguradoras elevaron al Ministerio con motivo de la reforma fiscal. El documento Propuestas de Unespa ante la reforma fiscal de fecha 2 de junio ya reclamaba incentivos fiscales para las rentas vitalicias, de las que señala que "son el instrumento que mayor grado de complementariedad presenta con las prestaciones de la Seguridad Social". "En la actualidad", proseguía el documento, "el cobro de forma de renta vitalicia de estos Sistemas de Previsión Social no goza de ningún incentivo fiscal, tributando las rentas percibidas como rendimientos del trabajo, al tipo marginal".

Deseo de los bancos

Ahora ya hay incentivo para que aumente, como desean bancos y aseguradoras, el ahorro estable –hay quienes lo califican de cautivo– destinado a complementar las pensiones públicas. Los documentos de la patronal Unespa ponen números al negocio que se pretende ensanchar. A marzo de 2014, las "rentas vitalicias y temporales" incluidas en el epígrafe "Seguros de Ahorro/Jubilación" se elevaban a 80.828 millones de euros, con 2.563.426 beneficiarios. Poca cosa para el potencial de negocio que atisba la patronal aseguradora.

La mayoría de la banca española, según señalan estudios de organizaciones de consumidores, vende o ha vendido seguros de renta vitalicia. Entre los productos usados para calcular la rentabilidad se encuentra el bono español a 10 años. Son la base para comercializar productos con nombres llamativos como renta de fábula.

El secretario general del sindicato de técnicos de Hacienda, Gestha, José María Mollinedo, cree que la medida anunciada por Ferre cumple un doble propósito, "tranquilizar a inversores de perfil bajo y pequeños ahorradores –menos beneficiados que los grandes ahorradores en la anuniciada reforma fiscal– y apoyar a la banca, aumentando la fidelización de la clientela".

Ahorrador de más de 65 años

La gran pregunta para el ahorrador de más de 65 años es qué le ofrece la llamada renta vitalicia frente a otros productos de ahorro y si es un producto seguro. La asociación de usuarios de banca y servicios Adicae abordó la cuestión hace un año y llegó a conclusiones rotundas: "Estamos ante un producto complejo y con el que no podremos disfrutar, durante un largo periodo de tiempo, de nuestros ahorros invertidos... si sobrevivimos a la fecha de vencimiento", explicó en un trabajo de análisis sobre un producto empujado por la banca.

Adicae destacaba uno de los problemas del producto las dificultades para convertirlo en dinero contante y sonante en caso de necesidad. "Estos productos dejan los ahorros atrapados un largo periodo de tiempo, normalmente durante más de diez años", explica Adicae;  "si el consumidor sobrevive a la fecha de caducidad del producto –vencimiento–, recuperará el dinero invertido inicialmente. Si no lo hace, serán los beneficiarios los que recuperen el dinero". "Los problemas surgen", concluye la asociación, "cuando el asegurado quiere rescatar sus ahorros anticipadamente. En ocasiones pueden darse problemas de liquidez, puesto que rescatarlos puede resultar muy costoso".

Los sindicatos critican la apuesta del Gobierno por colocar puntales privados a las pensiones públicas. Al término de la entrevista que mantuvieron con el presidente del Gobierno Mariano Rajoy en La Moncloa, los secretarios generales de UGT, Cándido Méndez y de CC OO, Ignacio Fernández Toxo, calificaron la medida adelantada por Hacienda de simple "parche". "La solución no está en que la gente se busque la vida, hay que buscar salidas colectivas, que es donde está la solidaridad y la justicia social", asegurñó Toxo. Méndez, por su parte, consideró el anuncio como prueba de que "va a caer la capacidad adquisitiva de las pensiones".

Promoción de lo privado

Para el Gobierno, ningún recelo está justificado. La promoción de sistemas privados de pensiones continúa. El secretario de Estado Ferre, en el mismo acto en el que a anunció el espaldarazo a la renta vitalicia para mayores, aprovechó para animar la contratación de planes de pensiones individuales. Según adelantó, el proyecto ley de reforma fiscal rebajará la exigencia del tiempo de permanencia de los planes de pensiones individuales de 10 a 5 años. La razón es que el Ejecutivo ha comprobado que estos planes están creciendo y "merece la pena seguir potenciándolos". "Se da un paso más en el fomento del ahorro", dijo Ferre tras añadir que el tratamiento fiscal es beneficioso en un plazo razonable de 5 años.

El empujón gubernamental a las pensiones privadas choca, no obstante, con la realidad de los datos. Un estudio elaborado por tres profesores del IESE (Pablo Fernández, Pablo Linares y Pablo Fernández Acín) muestra que en el periodo diciembre de 1998-diciembre de 2013, la rentabilidad media anual del Ibex 35 fue del 4%, la de los bonos del Estado a 15 años fue del 4,4% y la de los fondos de pensiones, con 7,5 millones de partícipes, fue del 1,53%.

Peór aún, entre los 257 fondos de pensiones con 15 años de historia, sólo cuatro superaron la rentabilidad del Ibex 35 y sólo tres superaron la rentabilidad de los bonos del Estado a 10 años. Como remate, 25 fondos, en torno al 10% del total, tuvieron rentabilidad promedio negativa. Los datos del estudio son el resultado de restar las comisiones –entre las más elevadas de la UE, según la OCDE– que aplican los gestores de los fondos.

El Banco de España empuja

Además del Gobierno, también el Banco de España ha animado a estimular el ahorro enfocado a la contratación de complementos privados de una pensión pública que, según admite en sus publicaciones, será en el futuro menor para las próximas generaciones que alcancen la edad de retiro.

El Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), a instancias del Gobierno, han puesto en marcha un Plan de Educación Financiera para el periodo 2013-2017 que incluye como objetivo "concienciar" a los ciudadanos de la necesidad de contratar planes privados y seguros privados. Como objetivo concreto, el plan apunta a "la necesidad de previsión de la jubilación y fomentar la cultura aseguradora para gestionar los riesgos que se plantean a lo largo del ciclo vital",

El Gobierno retrasa cuatro meses el decreto que permitirá a los trabajadores conocer su futura pensión

El Gobierno retrasa cuatro meses el decreto que permitirá a los trabajadores conocer su futura pensión

Más sobre este tema
stats