MERCADO DE TRABAJO

Rajoy redobla su apuesta por el empleo precario con un contrato a tiempo parcial para emprendedores

Rajoy redobla su apuesta por el empleo precario creando el contrato de emprendedores a tiempo parcial

El Gobierno va a ampliar a los trabajadores a tiempo parcial el uso del contrato de apoyo a emprendedores, que establece un periodo de prueba de un año tras el cual, si resulta rescindido, no hay derecho a indemnización. La intención del Ejecutivo, según adelantó ayer su presidente, Mariano Rajoy, es incentivar la contratación indefinida, que acumula un desplome del 23,8% desde enero. Sin embargo, este tipo de contrato, creado por la reforma laboral, ha sido denunciado por los sindicatos, el PSOE e IU ante el Tribunal Constitucional: en realidad, dicen, es un contrato temporal de un año con “despido libre y gratuito”.

La iniciativa también forma parte de la apuesta declarada del Gobierno por el trabajo a tiempo parcial, que considera un mal menor frente al desempleo. Y va en la línea de las exigencias de la CEOE, que en su documento sobre Las reformas necesarias para salir de la crisis, aprobado en asamblea general el pasado junio, abogaba por “potenciar abiertamente el contrato a tiempo parcial”.

Fue entonces cuando la patronal reclamó que se permitiera a los empresarios “imponer” a los trabajadores la conversión de un contrato a tiempo completo en otro a tiempo parcial cuando existan causas económicas, técnicas, organizativas o de producción. Con la medida recién anunciada, el Gobierno no llega a ese extremo, pero sí va a poner a disposición de las empresas de menos de 50 trabajadores de una batería de bonificaciones hasta ahora reservadas a contratos de jornada completa.

8.211 contratos de emprendedores en un mes, ¿éxito o fracaso?

Tanto Rajoy ayer como los responsables del Ministerio de Empleo, siempre que tienen ocasión, alaban los “magníficos resultados” del contrato de apoyo a emprendedores. Según Fátima Báñez, desde febrero de 2012, cuando se aprobó la reforma laboral, se han suscrito 144.900, de los que 56.000 los han firmado trabajadores menores de 30 años. Lo que no dicen es que el 40% de ellos fueron rescindidos antes de cumplir un año. El pasado octubre se registraron en los Servicios Públicos de Empleo 8.211 contratos para emprendedores, de un total de 1,58 millones de contratos, el 0,5%. De esta cifra, 119.400 fueron indefinidos, el 7,55%. Es decir, los de emprendedores sólo representan el 6,8% de los indefinidos.

Para los sindicatos, estos porcentajes son el reflejo del “absoluto fracaso” de esta modalidad contractual que el Gobierno presentó como la creación estrella de la reforma laboral. A juicio de UGT y CCOO, el contrato para emprendedores y el fomento del contrato a tiempo parcial sólo redundan en una mayor precariedad mayor precariedadde las condiciones laborales. La jornada parcial, recuerdan, implica menores cotizaciones a la Seguridad Social, por tanto también prestaciones de desempleo, pensiones e indemnizaciones de menor cuantíapensiones. Además, según la Encuesta de Población Activa (EPA), el 61% de las personas que trabajan con esta jornada reducida lo hacen porque no han encontrado un empleo a jornada completa.

Uno de cada tres temporales es a tiempo parcial

En España, 2,58 millones de empleados trabajan a tiempo parcial, el 15,4% de los ocupados. Aunque el porcentaje está por debajo de la media europea, el 19,2%, no ha dejado de crecer con la crisis y, sobre todo, con la reforma laboral. Desde que la ley permite añadir horas extraordinarias a la jornada a tiempo parcial –antes sólo podían sumarse horas complementarias, pactadas de antemano con la empresa–, el uso de estos contratos, sobre todo los temporales, se ha disparado: han aumentado un 12% en los últimos 12 meses y representan ya el 33,5% de los de duración limitada.

Para hacerse una idea del perfil laboral que rodea a este tipo de contrato basta con señalar que el 80% de las personas con jornada parcial son mujeres. El 90% de estos contratos corresponde a empresas del sector servicios. Así, sumados todos los factores citados, no es de extrañar que desde marzo de 2012 hasta mayo de este año, el número de contratos temporales a tiempo parcial haya crecido nada menos que un 133% en una comunidad turística como Baleares, centrada en el turismo estacional.Baleares

Entre 3.000 y 4.500 euros de bonificación

Pues bien, a partir de ahora, aunque el Ministerio de Empleo no ha concretado cuándo ni cómo se llevará a cabo la necesaria modificación legislativa, las bonificaciones del contrato de emprendedores podrán aplicarse también al trabajo a tiempo parcial en empresas de menos de 50 trabajadores.

Hasta el momento, éstas tienen derecho a una deducción fiscal de 3.000 euros cuando contratan a su primer trabajador, si éste es menor de 30 años. En el caso de que el candidato se encuentre en paro el empresario también se deduce durante un año el 50% de la prestación por desempleo que cobraba ese trabajador. Mientras que el trabajador podrá percibir, junto con su sueldo, el 25% de la prestación durante ese mismo periodo. Además, las empresas disfrutan de bonificaciones de hasta 3.600 euros en los tres primeros años si ofrecen este tipo de contrato a jóvenes de entre 16 y 30 años, y de hasta 4.500 euros si lo firman con mayores de 45.

En su apuesta por incentivar el contrato a tiempo parcial, el Gobierno también decidió el pasado mes de febrero que las empresas que contraten con esa jornada a menores de 30 años podrán beneficiarse de bonificaciones de hasta el 100% en las cuotas a la Seguridad Social hasta que la tasa de paro baje del 15%. La actual es del 26%.

Sólo tres o cuatro contratos distintos

No es ésta la única medida anunciada ayer por el Gobierno en materia de contratación. La ministra Fátima Báñez redujo ayer aún más el número de tipos de contrato en que quiere dejar el actual abanico de posibilidades. Si el pasado mes de agosto habló en el Congreso de cinco “formularios”, ayer bajó a “tres o cuatro”.

En el mismo Foro Emprendedores y Autónomos 2013 donde horas antes Mariano Rajoy había adelantado los cambios en el contrato de emprendedores, la titular de Empleo ha precisado que sólo habrá un contrato de formación y aprendizaje, otro de prácticas, uno indefinido y otro temporal. Omitió el de relevo, informa Europa Press.

Según el ministerio, actualmente existen 41 modalidades distintas. Según los sindicatos, sólo hay siete, multiplicados por los diferentes esquemas de bonificaciones posibles. Empleo ha explicado a infoLibre que, al igual que ocurre con el contrato de emprendedores a tiempo parcial, aún no hay fecha para la reducción de contratos –que siempre ha calificado de mera “simplificación administrativa”, una reducción de formularios–. Está pendiente, asegura, de resolver las dificultades informáticas del proceso.

Las subvenciones a los contratos no favorecen el acceso de los jóvenes al empleo indefinido

Las subvenciones a los contratos no favorecen el acceso de los jóvenes al empleo indefinido

Más sobre este tema
stats