PRECONCURSO DE ACREEDORES

Tres consejeros desmienten al presidente de Pescanova

Tres consejeros desmienten al presidente de Pescanova

INFOLIBRE

Iberfomento asegura que no votó a favor de la política de reestructuración financiera aprobada en el consejo de administración de Pescanova del pasado día 14, ya que su representante en la compañía se encontraba ausente en el momento de la votación.

En un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Iberfomento considera "pertinente" precisar que su representante, José Antonio Pérez-Nievas Herrero, presidente de la compañía, tuvo que abandonar el consejo a las 16.30 horas, "sin delegar su representación ni su voto".

Además, explica que, durante el curso de la sesión y hasta el momento de ausentarse, "no compareció el auditor de Pescanova para informar directamente al consejo", tal y como la compañía había solicitado, informa Europa Press.

Además, Iberfomento afirma que tampoco fue "presentada ni sometida a votación propuesta alguna de reestructuración de la política financiera de la empresa".

"Por lo tanto, en ningún caso este consejero ha sido informado ni ha votado a favor de esa propuesta. Si hubiera sido aprobada en votación posterior, cosas que ignora, habría sido en su ausencia y, por lo tanto, sin su voto", recalca.

Los consejeros de Pescanova José Carceller, en representación del grupo cervecero Damm, y del fondo Luxempart, representado por François Tesch, también aseguraron el pasado viernes que no votaron ni ratificaron la línea de reestructuración de la políticia financiera del grupo en la reunión del consejo.

De esta forma, ambos consejeros desmentían lo afirmado por el presidente del grupo, Manuel Fernández de Sousa, quien al término de la reunión aseguró a la CNMV que el consejo había acordado, "por unanimidad", ratificar la línea de reestructuración de su política financiera. Con Iberfomento son ya tres los miembros del consejo que desmienten a Fernández de Sousa.

La CNMV ha abierto una investigación para determinar "la existencia de posibles indicios de comportamientos de abuso de mercado" por parte de Pescanova, de sus administradores o de terceras personas, tras presentar el grupo gallego el preconcurso de acreedores con un pasivo que puede alcanzar los 2.000 millones de euros.

Reunión de acreedores

Las principales entidades acreedoras de Pescanova se reunirán este martes en Madrid con el fin de "avanzar los primeros pasos" para plantear una estrategia común de renegociación de la deuda de la multinacional gallega, una deuda que algunas fuentes elevan a unos 2.500 millones de euros.

El pasado viernes, representantes de 45 entidades acreedoras nacionales e internacionales mantuvieron una primera reunión, en el que decidieron crear un steering committee o núcleo duro, integrado por siete de ellas, las que tienen mayor exposición: Novagalicia Banco, Sabadell, Caixabank, Popular, Deutsche Bank y Royal Bank of Scotland (RBS).

Este martes está previsto que ese núcleo duro mantenga una segunda reunión para perfilar su estrategia. Fuentes consultadas por Europa Press han señalado la posibilidad de que, tras manifestar su interés algunas de las entidades, pueda haber representantes de Pescanova en dicha cita.

Los acreedores de Pescanova crean un “núcleo duro”

Los acreedores de Pescanova crean un “núcleo duro”

Más sobre este tema
stats