Energía nuclear

Fukushima registra un nuevo máximo radioactivo y sigue liberando agua contaminada

Fukushima registra un nuevo máximo radioactivo y sigue liberando agua contaminada

infolibre

La Compañía Eléctrica de Tokio (TEPCO), responsable de la central nuclear de Fukushima siniestrada en marzo de 2011, ha advertido de que la radiación detectada en los alrededores de la central nuclear de Fukushima ha ascendido hasta un nuevo máximo de 2.200 milisievert por hora.

El pasado fin de semana, TEPCO informó de que sus operarios habían detectado una radiación de hasta 1.800 milisievert por hora, un nivel 18 veces mayor al registrado hace solo una semana y que podría acabar con la vida de una persona en apenas cuatro horas.

Hasta el momento, TEPCO no ha podido determinar con precisión la causa de este rápido incremento en los niveles de radiación. Sin embargo, tras observar los operarios que la radiación se concentra en las juntas de los tanques que contienen agua radiactiva, se cree que la erosión de la resina que une las placas de acero que forman los depósitos podría ser la causa de los altos niveles observados.

Otra de las preocupaciones en torno a la situación de la central de Fukushima está relacionada con los vertidos de agua contaminada. En este sentido, el pasado 8 de agosto, el Ministerio de Economía, Comercio e Industria de Japón reveló que diariamente se vierten al subsuelo 1.000 toneladas de agua desde la central nuclear, de las cuales unas 300 contienen sustancias altamente radiactivas que llegan al Pacífico.

Con el fin de frenar las fugas, TEPCO inyectó un cóctel de agentes químicos para endurecer el subsuelo y crear un muro subterráneo alrededor de los reactores nucleares uno y dos, e instaló una red de tuberías para extraer las toneladas de agua radiactiva acumuladas.

Sin embargo, los trabajos para la construcción de un muro subterráneo alrededor de los reactores tres y cuatro todavía están marcha, por lo que se calcula que diariamente siguen liberando unas 35 toneladas de agua radiactiva.

El Gobierno toma cartas en el asunto

En este contexto, el primer ministro japonés, Shinzo Abe, ordenó al Ministerio de Economía, Comercio e Industria que se implique directamente en la solución al problema de los vertidos radiactivos y no descartó la utilización de fondos públicos.

Este martes, el Gobierno hizo público un plan valorado en 21.000 millones de yenes (160 millones de euros), que saldrán de los fondos reservados, que recupera la vieja idea de congelar el suelo alrededor de los cuatro reactores dañados de Fukushima-1.

El plan gubernamental también contempla la descontaminación del agua, aunque de momento se desconocen los detalles. Hasta ahora, las autoridades japonesas se han servido de maquinaria francesa para limpiar los líquidos radiactivos.

Además, la Autoridad Reguladora de la Energía Nuclear (NRA) de Japón decidió elevar del uno –que indica una "anomalía"– al tres –que indica un "grave incidente"– el nivel de alerta por las fugas de agua radiactiva desde Fukushima-1.

El Consejo de Seguridad Nuclear alerta del extravío de yodo radioactivo con destino a un hospital de Alzira (Valencia)

El Consejo de Seguridad Nuclear alerta del extravío de yodo radioactivo con destino a un hospital de Alzira (Valencia)

Más sobre este tema
stats