LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Las 25 mayores empresas pagaron a sus accionistas un 32% más que a Hacienda por sus beneficios en 2003

Inmigración

Merkel es recibida con pitos y abucheos xenófobos en un centro de refugiados

infoLibre

La canciller alemana Angela Merkel visitó este miércoles el centro de acogida para refugiados de Heidenau en medio de fuertes críticas por la cantidad de ataques a inmigrantes que se están produciendo en su país. Merkel fue recibida con abucheos y pitos de carácter xenófobo. Según la Policía, en los seis primeros meses del año ha habido en Alemania más de 170 agresiones en estos centros.

En respuesta a eas críticas, Merkel, aseguró que habrá "tolerancia cero" contra quienes ataquen a los peticionarios de asilo o a los centros donde son acogidos temporalmente. "Hay tolerancia cero frente a quienes cuestionan la dignidad de otras personas. Hay tolerancia cero frente a aquellos que no están dispuestos a ayudar allí donde legal y humanamente está previsto que haya ayuda", afirmó.

La jefa del Gobierno se desplazó hasta este albergue para conocer de primera mano cómo es la situación ante la sobrecarga de estos centros por la llegada masiva de inmigrantes y el repunte de los incidentes xenófobos, donde fue recibida por más de un centenar de vecinos con abucheos y pitos. Merkel volvió a asegurar, como ya hizo el lunes, que los ataques xenófobos son "vergonzosos" y "repulsivos".

Incidentes violentos

Un fuerte despliegue policial mantiene acordonado el antiguo centro comercial de material de construcción, que ha sido acondicionado para acoger hasta a 600 refugiados, que empezó a operar a finales de la semana pasada y que ha generado fuertes protestas entre los vecinos.

La policía austríaca encuentra más de 70 refugiados muertos en un camión de productos cárnicos

El pasado fin de semana cientos de manifestantes convocados por el partido ultraderechista NPD protestaron frente a ese centro de refugiados y ya de madrugada trataron de impedir por la fuerza la entrada en el recinto de autobuses con peticionarios de asilo.

Este bloqueo degeneró en violentos enfrentamientos con la policía, en los que grupos de neonazis arrojaron "piedras, botellas y petardos" a la policía y dejaron más de 30 agentes heridos, uno de ellos grave, según informaron las fuerzas de seguridad.

Alemania revisó drásticamente al alza la semana pasada la cifra de refugiados que espera recibir en todo el año para situarla en las 800.000 personas, casi cuatro veces más que el año pasado, cuando registró ya el mayor flujo desde los años 90.

Más sobre este tema
stats