PORTADA DE MAÑANA
Ver
La sombra de ETA sacude la campaña al alza de EH Bildu

Rishi Sunak, el favorito del 'establishment' y los mercados que promete poner fin al caos político en Reino Unido

El candidato a liderar el Partido Conservador, Rishi Sunak.

El exministro de Finanzas británico Rishi Sunak se ha convertido finalmente este lunes en el sucesor de Liz Truss como líder de los tories tras una intensa semana de lo que ha sido descrito por muchos como un "caos" político en el seno del Partido Conservador, según informa Europa Press.

El diputado por el distrito de Richmond, en el condado de Yorkshire, ha logrado cosechar rápidamente el aval de más de un centenar de tories tras la retirada de Johnson, que ha renunciado a la carrera para volver a dirigir la formación. Así, ha adelantado a Penny Mordaunt, la otra favorita, para convertirse en el próximo líder tory y, por lo tanto, en el nuevo primer ministro de Reino Unido.

Sunak, que cuenta con un perfil favorable al establishment, los mercados y la mayoría tory, ya era en julio uno de los principales favoritos para asumir el cargo al frente de Downing Street durante las primarias que se celebraron tras la salida de Johnson y que, sin embargo, dieron la victoria a Truss.

El político británico, de padres africanos de ascendencia india, ha trabajado en el pasado como analista para Goldman Sachs, entre otros fondos de inversión, y ha asegurado en varias ocasiones que su objetivo es poner fin a la crisis económica en la que se ha visto sumida el país, especialmente tras el anuncio del Gobierno del llamado "mini presupuesto".

Desde 2015 ocupa el escaño por el distrito de Richmond, si bien trabajó para el Gobierno de la ex primera ministra Theresa May hasta convertirse posteriormente en responsable del Tesoro de Reino Unido durante el mandato de Johnson, que posteriormente lo ascendió a ministro de Hacienda.

Aunque defendió a Johnson desde el principio, ofreció su dimisión al considerar que su visión de la gestión de los problemas económicos a los que se enfrentaba Reino Unido "distaban" significativamente de la del entonces premier británico, lo que llevó a Sajid Javid a ocupar el cargo.

Sunak, de 42 años, hizo campaña a favor de abandonar la Unión Europea de cara al referéndum que tuvo lugar en junio de 2016 durante el Gobierno del ex primer ministro David Cameron al considerar que el Brexit beneficiaría a un Reino Unido "más libre, más justo y más próspero".

En este sentido, ha manifestado en reiteradas ocasiones que el país necesita una reforma migratoria. "Creo que una normativa apropiada puede beneficiar a nuestro país. Debemos tener el control de nuestras fronteras", ha puntualizado en relación al Brexit y la llegada de migrantes al país.

Sin embargo, fue precisamente la retórica sobre la salida del país del bloque comunitario lo que favoreció a Truss -que votó a favor de permanecer en la UE- en la votación interna celebrada en verano. La que luego sería elegida como líder de los conservadores acusó entonces a Sunak de utilizar "tácticas alarmistas" y trata de difundir miedo entre la población.

No obstante, el que es considerado uno de los diputados británicos más ricos -incluso más que el rey Carlos III- apoyó el acuerdo del Brexit presentado en tres ocasiones por May ante el Parlamento.

Cuestión de identidad

Al igual que Javid, Sunak forma parte de una generación de ascendencia extranjera y ha resaltado en varias ocasiones que la identidad es "importante" para él. En una entrevista concedida a la cadena de televisión BBC, afirmó que formaba parte de la generación "cuyos padres no nacieron aquí, sino que vinieron a este país a construir una vida".

"A nivel cultural, voy al templo los fines de semana porque soy hindú, pero también voy a ver jugar al Southampton. Hago las dos cosas", manifestó en 2019, cuando también dijo haber sido víctima del racismo en alguna ocasión.

Los conservadores británicos eligen a Rishi Sunak como su nuevo líder tras la retirada de Mordaunt

Los conservadores británicos eligen a Rishi Sunak como su nuevo líder tras la retirada de Mordaunt

Sunak había ido acumulando adeptos a lo largo de la mañana, con los sondeos situándolo como posible vencedor con más de un 90% de los apoyos, especialmente después de que Johnson confirmara su retirada de la carrera para hacerse con el liderazgo conservador.

No obstante, fuentes cercanas al asunto han garantizado que hasta el último momento "no ha dado por hecha la victoria" y han explicado que ha seguido abordando "la mejor forma de volver a unir posturas dentro del partido para sacar el país adelante", según informaciones del diario The Guardian.

Mordaunt, por su parte, ha tenido que retirarse a última hora por no contar con los apoyos necesarios y perder fuerza ante la candidatura de Sunak, que ha insistido en que centrará sus esfuerzos en la política económica para paliar la crisis que atraviesa actualmente el país y que se ha acentuado bajo el mandato de Truss.

Más sobre este tema
stats