Investigación 'Football Leaks'

Portugal se ensaña con Rui Pinto

Rui PInto, el informático portugués que filtró los documentos de Football Leaks.

Los documentos de Football Leaks todavía van a dar mucho que hablar. Este lunes se publica en Alemania el libro de los periodistas alemanes de Der Spiegel Rafael Buschmann y Michael Wulzinger, Football Leaks 2 - Nuevas revelaciones sobre el mundo del fútbol profesional, basado en el enorme volumen de documentos ya analizados durante siete meses por Der Spiegel, Mediapart y el consorcio europeo de medios de investigación EIC (en el que desde España participa infoLibre). El libro incluye nuevas revelaciones explosivas, incluido el escándalo financiero que ha salpicado a la UEFA y a los grandes nombres del fútbol ucraniano, que publicamos hoy como adelanto.

Los datos también siguen siendo de utilidad a los fiscales que investigan la corrupción en el fútbol. Después de conseguir la condena, en España, de varias estrellas del fútbol por fraude fiscal, entre ellas Cristiano Ronaldo, las revelaciones de Football Leaks han hecho posible que los tribunales españoles iniciaran un proceso contra el fondo de inversión Doyen Sports el pasado mes de julio. De ahí que nueve países europeos, encabezados por Francia, quieran utilizar los datos en el marco de Eurojust.

A pesar de que la utilidad pública de Football Leaks ha quedado demostrada una vez más, la Justicia portuguesa se ensaña con Rui PintoRui Pinto, el denunciante que hizo posible las revelaciones de Football Leaks. Pinto, en prisión preventiva en Lisboa desde hace seis meses tras ser detenido en Budapest, hasta ahora estaba acusado de hackear al club Sporting Lisbon e intentar extorsionar a Doyen, algo que él niega.

 

Pero esto no es suficiente para el fiscal portugués. A finales de junio pidió que se reconociera el caso Pinto como un caso particularmente complejo, lo que le permitiría prolongar su detención preventiva hasta 2020. Pero el juez portugués se negó y sólo prorrogó el encarcelamiento hasta el 22 de septiembre.

Simultáneamente, el fiscal inició una ampliación de las diligencias, para lo que se requería el acuerdo de Hungría, el país que detuvo y extraditó a Rui Pinto. Por ello, el 5 de julio emitió una nueva orden de detención internacional que indica que el denunciante es sospechoso de haber hackeado los sistemas informáticos de “diversas entidades judiciales y policiales” portuguesas, así como de bufetes de abogados, “entidades relacionadas con el fútbol” e incluso de miembros del Gobierno.

La Justicia húngara ha aceptado ejecutar la orden de detención. “Muy pocos países aceptan hacerlo, ya que es contrario al principio de especialidad, que establece que todos los cargos deberían figurar en la primera orden. Es una elusión de la ley", denuncia el abogado francés de Rui Pinto, William Bourdon.

El denunciante interpuso un recurso en Portugal por la aceptación de nuevos cargos, alegando que la segunda orden de detención no se había redactado de conformidad con las normas. “El documento debe describir a las personas que supuestamente sufrieron los presuntos delitos, así como las fechas y lugares de los hechos. Sin embargo, no hay nada de esto en la orden de detención”, dice el abogado portugués de Rui Pinto, Francisco Texeira da Motta.

El juez portugués aún no se ha pronunciado sobre dicho recurso, que determinará si la acusación puede ampliar las acusaciones. Pase lo que pase, el fiscal tiene hasta el 22 de septiembre para acusar a Rui Pinto y detallar los cargos en su contra. “Estamos esperando que los cargos sean notificados antes de responder sobre el fondo”, dice Texeira da Motta. La Justicia también se pronunciará en ese momento sobre una posible prórroga de su detención, si así lo solicita el fiscal.

Esta nueva ofensiva contra Rui Pinto escandaliza a sus abogados, que ya habían subrayado el carácter excepcional de la detención preventiva por el tipo de delitos de los que se le acusa. “No hay equivalente en la historia europea reciente a un ensañamiento tan implacable por parte de una autoridad judicial europea contra un denunciante como Rui Pinto”, denuncia Bourdon.

Considera que la situación es aún más escandalosa por cuanto Portugal “muestra una pasividad judicial inverosímil con respecto a todos los actores portugueses susceptibles de estar implicados en graves delitos financieros por los documentos de Football Leaks. Esta doble vara de medir es asombrosa”.

De hecho, no se ha abierto ninguna investigación judicial en el país tras las revelaciones de Football Leaks publicadas por Mediapart y los miembros del EIC. Sin embargo, Portugal estuvo presente en la reunión de Eurojust del 19 de febrero, durante la cual los fiscales franceses de la Fiscalía Financiera Nacional (PNF, por sus siglas en francés) se ofrecieron a compartir los datos. Pero el procedimiento portugués se ha visto desacreditado por un importante conflicto de intereses: el hijo de su representante en Eurojust trabaja en un bufete de abogados portugués que defiende a varias personalidades del fútbol señaladas por Football Leaks.

Las diligencias contra Rui Pinto obstaculizan el trabajo de cooperación judicial iniciado por Francia. La PNF, que ya estaba cooperando con el denunciante antes de su detención y que ya tenía algunos de los datos, logró recuperarlos todos en Hungría. Pero estos nuevos documentos están encriptados, y Rui Pinto no quiere dar la contraseña por el momento, dado el riesgo legal al que se enfrenta en Portugal.

Esta situación también indigna a la exmagistrada anticorrupción y exdiputada del Parlamento Europeo Eva Joly, así como a la exdiputada del Parlamento Europeo Ana Gomes. Acompañadas por Delphine Halgand-Mishra, directora de la ONG The Signals NetworkThe Signals Network, especializada en la defensa de los denunciantes, se reunieron con Rui Pinto este verano en su prisión de Lisboa y defendieron su caso, sin éxito, ante el ministro de Justicia portugués.

“Nos encontramos con un joven muy sorprendido. Y con razón, es el mundo al revés; él es el que duerme en la cárcel, él es el que está siendo procesado por la Justicia portuguesa, mientras que sus revelaciones sobre millones de evasiones fiscales no están siendo investigadas en Portugal”, declaraba Eva Joly.

Rui Pinto debe ser considerado y protegido como denunciante, en lugar de ser tratado como un peligroso criminal”, declaraba Ana Gomes a finales de junio a Le Monde. “Se teme que haya sido encarcelado para hacerle daño psicológicamente. Mientras tanto, los delincuentes importantes, esos a los podría ayudar a la Justicia portuguesa a detener siguen sin problemas con su actividad criminal”.

   

Traducción: Mariola Moreno

Aquí puedes leer el texto original en francés:

'Football Leaks': la defensa de Rui Pinto quiere a Doyen fuera del proceso

'Football Leaks': la defensa de Rui Pinto quiere a Doyen fuera del proceso

Más sobre este tema
stats