El futuro de la prensa

El director de ‘El País’ reconoce que pudo ser “presa de la efervescencia” en sus ataques a Pedro Sánchez

El director de 'El País' impide que la plantilla vote sobre su gestión negando el censo al comité de redacción

En una carta enviada expresamente a los lectores del periódico que se dieron de baja como suscriptores en disconformidad con la cobertura de la crisis del PSOE y, especialmente, por el contenido del editorial que El País publicó el 29 de septiembre, el director Antonio Caño no descarta haber “sido presa de la misma efervescencia” que quería combatir desde las páginas del periódico. infoLibre ha tenido acceso a la misiva enviada por Caño.

A modo de explicación, el director del diario se refiere a la actualidad para justificar lo ocurrido. “Vivimos tiempos de gran turbulencia política”, explica a los lectores. “Es fácil apreciar en nuestro entorno más cercano hasta qué punto los ánimos están exaltados y hasta qué grado la incompetencia e irresponsabilidad de unos y de otros ha creado un clima de irritación y desánimo en una gran parte de la sociedad”.

“No descarto que nosotros”, precisa a continuación, “como medio que pretende estar lo más cerca posible del ánimo de esa sociedad, hayamos sido presa (...) de la misma efervescencia que denunciamos y combatimos. Si ha sido así, lo lamento profundamente”, concluye.

Tono inadecuado

Caño insiste después en que “este es también un momento de gran trascendencia en la historia de nuestro país. Un momento en el que, en medio de la confusión, un gran medio de comunicación tiene la obligación de sostener posiciones claras y firmes sobre lo que considera el mejor camino a seguir". “Admito que, en la pasión de nuestro oficio, el tono empleado en esa labor ha podido a veces no ser el más adecuado”.

El director de El País finaliza la carta asegurando que toma "nota de la queja" y prometiendo hacer lo que esté en su “mano para corregir errores” y no volver a decepcionar a los lectores.

La misiva de Caño trata de hacer frente a la cancelación de suscripciones provocada por la orientación del periódico, abiertamente contraria a Pedro Sánchez, y que según algunas informaciones habría provocado en torno a 500 bajas en aquellos días. Sin embargo, fuentes oficiales del periódico niegan rotundamente a infoLibre esta cifra y aseguran que no hubo un incremento significativo de cancelaciones respecto a otros días. Las mismas fuentes recuerdan que en El País, como en cualquier medio que tiene suscriptores, todos los días se producen altas y bajas.

El editorial que motivó el enfado de los lectores se publicó en plena ofensiva para forzar la dimisión del líder del PSOE. En dicho texto, el diario de Prisa no sólo consideraba “imprescindible” la salida de Pedro Sánchez de la dirección socialista sino que le llamaba “populista” e “insensato sin escrúpulos” y le acusaba de actuar con “cobardía”, “en la mejor tradición sectaria” y de acuerdo a una “hoja de ruta insensata”. También decía que había “mentido sin escrúpulo” (sic).

El mismo editorial proponía el nombramiento de una gestora y la realización de un congreso extraordinario después de despejar la formación de Gobierno. Exactamente el rumbo que ha tomado el PSOE tras la dimisión de Sánchez.

Su publicación motivó en su día un emplazamiento del Comité de Redacción del periódico, el órgano que representa a los periodistas de El País, para pedir explicaciones. Caño puso punto y final a la reunión al cabo de apenas un minuto con el argumento de que no aceptaba ningún debate sobre la línea editorial y que él es el único responsable de la misma, según reveló eldiario.es citando fuentes del propio Comité.

La crisis de la prensa fuerza el deshielo entre las editoras de 'El País' y 'El Mundo'

La crisis de la prensa fuerza el deshielo entre las editoras de 'El País' y 'El Mundo'

Más sobre este tema
stats