RTVE

"No llevamos seis años de lucha para esto"

Protesta del #ViernesNegro de los trabajadores de RTVE Catalunya

"No llevamos seis años de lucha para esto". La frase resume el malestar generalizado que se respiraba en la mañana de este viernes en Torrespaña. La noticia de que el periodista de eldiario.es Andrés Gil será el nuevo presidente de RTVE ha llenado primero de estupor, y enseguida de indignación a buena parte de la plantilla que realiza la protesta de #ViernesNegro por décima semana consecutiva. Según ha podido contrastar infoLibre, se trata de una reacción transversal en el sentido de que, con distintos matices, es compartida por trabajadores a título individual, colectivos como #MujeresRTVE, y órganos de representación de los periodistas.

Tanto en conversaciones con este medio, como a través de las redes sociales, las opiniones ya se avanzaban en la madrugada cuando #MujeresRTVE escribía "Arranca ViernesNegro10 con un mensaje muy claro: "RTVE ni es un juego ni una moneda de cambio. La queremos despolitizada, la queremos profesional la queremos de todos y de nadie. ¿Tanto cuesta entenderlo".

 

La indignación se mezclaba con la decepción.  "Traer a un presidente que no sabe ni de tele, ni de radio, ni de gestión de empresa pública, ni de la Casa... eso sí, es el candidato de un partido. No se enteran. Y querían que terminaran los #ViernesNegros; ¡Qué negrura más grande!". Otros se preguntaban si no había alguien capacitado entre los 6.400 miembros de la plantilla. En un tono de lamento, Alejandra Martínez, miembro del Consejo de Informativos de RNE, escribió en su cuenta personal: "Sin restar méritos a la persona, y asumiendo que todo el mundo merece una oportunidad, yo habría cuidado más el nombramiento. Habría evitado perfiles fácilmente identificables con sensibilidades políticas. Nuestra pelea de años por la independencia lo merecía".

 

Un concepto, el de "mérito", que aparece tres veces en el mensaje, hacía reflexionar a otro de los interlocutores de infoLibre: "No me imagino al designado sometido al escrutinio del Parlamento; ¿qué respuestas dará cuando se le pregunte por sus méritos, su experiencia de dirección y gestión, su cualificación para conducir la mayor empresa de comunicación del país, que además pertenece al conjunto de los ciudadanos?".

Desde los tres Consejos de Informativos de RTVE no se ha producido, a la hora de escribir esta información, una reacción colegiada. No obstante, fuentes de esos organismos de representación trasladan a este diario sensaciones similares a las ya reflejadas. "Nuestro papel se centra de manera prioritaria no en la persona del presidente de la Corporación, sino en quién vaya a dirigir los Informativos; cierto es que nos pronunciamos de manera negativa cuando se produjo el nombramiento de José Antonio Sánchez, pero en esa ocasión se trataba de una persona de la que teníamos los peores augurios por su gestión tanto en la propia RTVE como en Telemadrid. Ahora estamos expectantes ante la designación del responsable directo de los Informativos; cuando se produzca, someteremos el nombre a referéndum de la redacción; ya sabemos que, por ley, el resultado de la votación no es vinculante, pero queremos y esperamos que vincule a quienes hayan intervenido en el nombramiento; no se puede producir, como ocurrió con Gundín, que desempeñe el cargo alguien que no llegue al cuatro por ciento de apoyos".

PSOE y Podemos han negociado en solitario

El nombramiento del periodista Andrés Gil se cerró en la tarde de este jueves, y es fruto de una serie de desencuentros entre los encargados de la negociación por parte de PSOE y Podemos. El equipo del primer partido estaba compuesto por Iván Redondo, Adriana Lastra y Rafael Simancas, y el de Podemos por Noelia Vera y Juan Manuel del Olmo, jefe de gabinete de Pablo Iglesias. El primer encontronazo se produjo el pasado miércoles, cuando se supo, a través de El País, que el PSOE proponía al periodista Arsenio Escolar, un nombre que Podemos rechazaba de manera tajante, mientras mostraba su enfado por la filtración de las negociaciones. En ese momento, la formación que dirige Iglesias propuso a Ana Pardo de Vera, directora del diario digital Público, precisamente el medio que destapó los polémicos viajes entre Canarias y la península a cargo del Senado del entonces presidente extremeño José Antonio Monago, que tenía como primer consejero a Iván Redondo, ahora Director de Gabinete del presidente del Gobierno.

Ambos profesionales quedaron así aparcados, mientras, en paralelo, se producían conversaciones entre el propio Pablo Iglesias y el presidente, Pedro Sánchez. Fuentes cercanas a las negociaciones dejaban entrever que el pacto inicial dejaba en manos de Podemos la propuesta de un nombre para la Presidencia de RTVE, que debía ser aceptado o consensuado con el PSOE, hecho que ocurría hace menos de 24 horas y que se encarnaba en la persona de Andrés Gil, redactor jefe de política de eldiario.es, y que fue antes subdirector del diario ADN y trabajó en El País y PRISA revistas. En ese planteamiento de colaboración estaría previsto que Podemos llevaría la voz cantante en cuanto a la programación y el PSOE diría la última palabra en la designación de la cúpula de Informativos.

Mientras tanto, en todos los centros de RTVE se desarrolla la jornada de movilizaciones autodenominada #ViernesNegro, y en esta su décima semana se suceden las expresiones de condena a lo que se considera un "pasteleo". Se sigue exigiendo un consenso general de todas las formaciones y se clama por "una RTVE de todos y para todos". Muchos ponen su única esperanza en el concurso público, pero en todos hay un sentimiento de frustración e indignación. El próximo lunes, la presidenta del Congreso, Ana Pastor, ha convocado sesión plenaria de la Cámara para la elección de los seis miembros del Consejo de Administración que han de ser elegidos por dos tercios de los diputados, en primera votación, y, si no se alcanzara ese número, por la mayoría absoluta y el apoyo de cuatro grupos parlamentarios.

A esta hora, para los trabajadores de RTVE lo que podría haber sido el inicio del desbloqueo y comienzo de una etapa de independencia profesional parece casi una utopía. Se termina, sí, con seis años de deterioro y manipulación informativa, pero no con la dependencia política, sea de uno u otro signo. "¿Para esto hemos luchado seis años?", se repite con indignación en Torrespaña.

La sección sindical estatal de UGT en CRTVE ha mostrado su indiganción por la decisión. A su juicio, con este nombramiento "se vuelve a buscar un perfil que no es el más adecuado para dirigir unos canales de radio y televisión como los que RTVE representa". "Si queremos una RTVE despolitizada ¿por qué no se busca entre los trabajadores y trabajadoras de RTVE con una amplia experiencia en radio y televisión que vienen luchando por la pluralidad y no por ningún sesgo en nuestra radiotelevisión pública?", han expresado a través de un comunicado

Andrés Gil renuncia a presidir RTVE al considerar que el cargo requiere "consensos más amplios"

Andrés Gil renuncia a presidir RTVE al considerar que el cargo requiere "consensos más amplios"

Más sobre este tema
stats