REDES SOCIALES

TikTok se cuela en las aulas: "No podemos enseñar como hace 30 años"

Imagenes de los últimos vídeos de las cuentas de Adrián García (@elfisicobarbudo) y Caroline Franks (@speakenglishnow), creadores de TikTok.

Aunque no lo parezca, TikTok es mucho más que retos virales, filtros y complicadas coreografías a ritmo del último hit. En un momento en el que se está consolidando como altavoz para quienes sufren en primera persona las consecuencias de la guerra de Ucrania, la red social de origen chino también reclama su valor en la educación. Los datos que baraja la plataforma avalan este papel activo en el aprendizaje de los más jóvenes que, son además, su público mimado: la llamada generación Z, es decir, aquellos nacidos entre 1994 y 2010 y que ahora tienen entre 28 y 12 años.

Según un estudio de Marketing Science para la red social en España, el 94% de los usuarios reconoce haber aprendido cosas nuevas gracias a esta plataforma y el 85,5% de ellos afirma que presta más atención a aquellos vídeos en los que pueden aprender cosas nuevas. "Al usuario de TikTok le encanta aprender. Se puede aprender desde idiomas a física: es una ventana abierta al aprendizaje", aseguró Yasmina Laraudogoitia, responsable de relaciones institucionales de la tecnológica en España, en un evento de la aplicación sobre educación celebrado este jueves en Madrid.

"El lenguaje educativo forma parte del ADN de TikTok", defendió Laraudogoitia que puso como ejemplo algunas cifras como que el 70% de los usuarios de la plataforma en España ve los vídeos educativos hasta el final, el 68% le da a "me gusta", el 54% vuelven a ver el vídeo o el 48% lo guarda en favoritos. "Esto demuestra el valor que aportan estos contenidos educativos que tanto gustan a nuestra comunidad", afirmó. 

TikTok también va a la universidad

TikTok se consolida así como un profesor que ya ha entrado en las aulas. En concreto, en la Universidad de Valencia. Así lo recoge el estudio Incorporando TikTok en la educación superior: perspectivas pedagógicas desde un curso de ciencias del deporte de la expresión corporal. Publicado en la revista científica Journal of Hospitality, Leisure, Sport & Tourism Education, destaca el uso de la red social como una herramienta eficaz de aprendizaje en la educación superior

Sus autores, Paloma Escamilla y Samuel López, aseguraron durante este evento que una de las cosas que más les llamó la atención al decidir introducir la red social en sus clases de expresión corporal fue que sólo un 3% de los encuestados reconoce haber recibido formación académica en plataformas digitales: "En la universidad no se enseña a usar herramientas digitales", matizó López. Sin embargo, este dato contrasta con las expectativas del mercado laboral formado por empresas que suelen exigir "mínimo" un nivel B1 de competencia digital, según destacó Escamilla. Además, en palabras de López, "no podemos enseñar como hace 30 años y tenemos que introducir cosas nuevas. No sólo educar en contenidos, también en valores". 

Por ello, decidieron incorporar a la plataforma a sus clases. "Conectar con los alumnos es algo esencial e introducir TikTok fue algo que nos acercó al alumnado. Cuando compartimos con ellos la utilización de la red social en la asignatura notamos que era algo que les podía motivar", destacó Escamilla, que también reconoció que la acogida no fue igual entre el resto del profesorado: "Se levantaron muchas cejas y tuvimos que apagar muchos fuegos. Pero conseguimos que se aceptara". 

Y funcionó. "Cuando analizamos los resultados del estudio pudimos comprobar que el nivel de compromiso de los alumnos subió muchísimo. Alumnos que hasta entonces tenían un bajo nivel de motivación con la asignatura fueron los que más se implicaron", explicó Escamilla. 

"Hace falta reeducar a las familias"

Y como la visión de profesor nunca coincide con la del alumno, en el evento también estuvo una de sus alumnas, Ariadna Arias, que confesó que le sorprendió esta iniciativa ya que "es raro que venga un profesor y nos diga que vamos a usar una plataforma como TikTok". "Introducir la plataforma en el aprendizaje es algo muy positivo tanto para alumnos como para profesores y está dando resultados ya que se logra una mayor implicación".

Preguntados sobre si esta experiencia podría llegar a otros niveles educativos como primaria o secundaria, ambos profesores defendieron que sí. Escamilla explicó que ahora está dando clase en el instituto y el modelo con los universitarios se puede aplicar también ya que no hace falta publicar el contenido generado. Además, López defendió que, aunque aquí entran en juego menores, parte de la misión de un profesor es educar en "el uso responsable" de las nuevas herramientas digitales. "Y también hace falta reeducar a las familias", puntualizó.

"El cerebro aprende mejor si nos lo estamos pasando bien"

Pero TikTok no sólo quiere entrar en las aulas ya que también quiere que los profesores entren en la red social. Y puso como ejemplo el trabajo de Adrián García y Caroline Franks. Así, por los nombres, quizás mucha gente no los conozca, pero la cosa cambia si hablamos de @elfisicobarbudo y @speakenglishnow.

En el caso de García, conocido como el físico barbudo en TikTok comparte contenidos sobre física con sus más de 500.000 seguidores. "Si de inicio dices que el contenido es educativo, se puede generar rechazo. Introducir contenido educativo en entretenimiento es positivo", explica este tiktoker que reconoce que "como científico de la educación pública" usar esta plataforma le sirve para "rendir cuentas y retornar el conocimiento a la sociedad".

Por su parte, Franks, además de profesora y dueña de una academia en inglés, es conocida por su trabajo en @speakenglishnow donde comparte con sus más 370.000 seguidores conocimientos de la lengua de Shakespeare. "El cerebro aprende mejor si nos lo estamos pasando bien", afirma al tiempo que insiste en que lo que más busca en sus vídeos es la empatía: "Pienso que todo el mundo puede aprender inglés, y más si se hace de forma divertida y original". Además, destaca que todo el conocimiento que se consigue por voluntad propia ya que "seguir a una de estas cuentas de contenido educativo es opcional". 

¿Por qué TikTok y no Instagram?

En España, TikTok cuenta con 8.8 millones de usuarios activos, según datos de principios de 2022 de Digimind ya que la plataforma como "empresa privada" no comparte "cifras relacionadas con el crecimiento" y remite a "organizaciones independientes". La cifra se dispara hasta los 800 millones de usuarios activos en todo el mundo. No obstante estos números palidecen comparados con su rival más similar: Instagram. La aplicación de Meta cuenta con más de 1.478 millones de usuarios en todo el mundo, mientras que en España son 24 millones. 

Ante tales cifras, ¿por qué usar la red social china en vez de Instagram para llegar a más público? "Tiene mayor implicación de los propios usuarios", confesó García. En la misma línea se pronunció Franks que añade otro matiz: "En otras plataformas no hay contacto cuando hay un problema y en TikTok, sí".

"La capacidad de ser creativo solo la tiene TikTok y no otras. Además, permite ser ingenioso", defiende López. Por su parte, la más joven de esta mesa redonda moderada por Ferran Lalueza, profesor e investigador de la Universitat Oberta de Catalunya, Ariadna Arias, fue todavía más clara, con dardo incluido al postureo que reina en Instagram: "Es una plataforma cercana que no busca la perfección. Se conoce mejor a la persona que en otras redes"

La primera guerra a través de TikTok: historias humanas, ironía y desinformación

La primera guerra a través de TikTok: historias humanas, ironía y desinformación

Más sobre este tema
stats