X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Librepensadores

Escuela pública, ¿escuela desconcertada?

José M Barrionuevo Gil
Publicada el 26/12/2020 a las 06:00

Sabemos, desde hace bastante tiempo, que en septiembre de 1976, el profesor José Luis López Aranguren, catedrático de la Universidad Complutense, se reincorporó a la cátedra de Ética y Socilogía, después de 11 largos años de haber sufrido su expulsión de la Universidad por la dictatorial represión franquista. Como no hay uno sin tres, en este caso, también habían sido expulsados de la Universidad los profesores Tierno Galván y García Calvo. Eran tiempos en que se penalizaba la libertad, no solo académica, sino la libertad simple y llanamente considerada por muchos en aquellos años “de plomo”, por lo menos por el color de los nubarrones que se cernían sobre una simple, saludable, necesaria y honesta defensa de la libertad, no como ahora; nuestras manifestaciones en favor de la libertad tenían que ir calzadas con tenis, para poder salir corriendo, como nos pasó un día que tuvimos que subirnos a toda prisa al malecón del Guadalmedina, pasado el puente alemán, cuando apareció la pasma por la avenida de La Rosaleda.

La libertad que nos jugábamos entonces era un derecho y no un capricho de españoles como los que ahora piden libertad desde sus lujosas carrocerías y limusinas, con sus zapatitos de fino tacón y con sus festivos cuellos enjaezados de brillantes. Lo que suele pasar es que ni estos españoles ni su feligresía (nostálgicos del imperio del pensamiento único) se han molestado en darle un repaso a la Constitución que en el 78 detestaban y ahora defienden, aunque, al parecer, la Constitución sigue en reposo o al menos con cierta rigidez cadavérica para ellos en algunos de sus artículos.

Nuestra escuela pública está desconcertada porque en otras escuelas se defienden términos de la Constitución que no aparecen ni por asomo ni por equivocación; se ha invertido el tema del derecho a la elección de centros, que no existe en el artículo 27 y que ha sido revestido de una privilegiada justificación para la elección del alumnado por parte de muchos centros concertados y privados. Millones de alumnos no pueden elegir centros, porque ni en sus localidades ni cerca de ellas hay centros distintos de los públicos, cuando la Constitución confirma que tienen derecho a una educación de calidad para todos y no a un centro privilegiado hasta ideológicamente.

Nuestra escuela pública está deconcertada porque, como decía el profesor Aranguren, “la sociología y la ética van detrás de la praxis para comprenderla y criticarla..., no para bendecirla como hace la ética conservadora” para que perduren solo los privilegios y no los derechos de todos (entiéndase, de todos). Y Aranguren nos lo explicaba diciéndonos que “sólo Karl Marx llevó a cabo la tarea sincrónica de interpretar el mundo y, a la vez, transformarlo”.

Nuestra escuela pública está desconcertada porque acoge al alumnado menos favorecido cultural, económica y socialmente y, salvo honrosas excepciones que nos merecen todo nuestro apoyo, respeto y reconocimiento, la concertada y privada sigue siendo tan elitista como siempre.


Nuestra escuela pública está desconcertada porque es la única que tiene la obligación de llegar a las zonas, pueblos y rincones más difíciles, incluso geográficamente, tan alejados de zonas urbanas.

Nuestra escuela pública está deconcertada porque es consciente de que con fondos públicos no se dé una formación y educación ciudadana para todos, sino que se concede favor al adoctrinamiento, que, como nos decía el astrólogo Rafael Lafuente en el 1972, “es la falacia deformadora de una visión clara y veraz... porque la verdadera educación... estriba en formar caracteres auténticos... capaces de salvarse o condenarse ante la propia conciencia”.

Nuestra escuela pública está desconcertada porque sabe que el franquismo cerró escuelas populares que había creado la II República, dio al traste con la Institución libre de Enseñanza y empobreció la educación de todos y a los maestros de todos (sin contar los perseguidos), además de echar mano para atender algunas escuelas a sargentos chusqueros de la guerra y a “idóneos”, que todavía no habían acabado la carrera de Magisterio, hasta avanzados los años sesenta (ojo al parche, porque hay personas que ven poco o no han visto nada) en la enseñanza privada también o sobre todo.

El transporte público tiene que estar al servicio de todos los ciudadanos (cuestión que también está fallando ahora) y, si alguien quiere un transporte especial tiene que pagárselo aparte, igual que sus manifestaciones especiales, con globos llenos de aire y con extemporáneos gritos de libertad que proclaman solo para sus privilegios y caprichos; o sea, una libertad depurada y depuradora.


José Mª Barrionuevo Gil es socio de infoLibre

Más contenidos sobre este tema




9 Comentarios
  • josemª josemª 27/12/20 11:23

    Entre todos podemos contribuir a los flecos que nos desconciertan a la escuela pública. Por si falta algo podemos completar o simplemente añadir: http://www.malaka.es/noticias_ampliar.php?id=80643&comesfrom=columnista.php , así como también: http://www.malaka.es/noticias_ampliar.php?id=80819&comesfrom=columnista.php.
    Es que por ahora no nos fiamos mucho de cómo se va a proceder con el tema desde las instancias políticas.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Makarenko Makarenko 26/12/20 13:39

    Hay que recordar que ese " derecho desvirtuado" que hoy reclaman las derechas es un regalo del PSOE, que no se atrevió a enfrentarse a los privilegios que tenía la iglesia en la educación como en tantas otras cosas y permitió la escuela concertada que hoy sirve de " cubil de adoctrinamiento conservador" de unas clases medias desmemoriadas, que como siempre en la historia miran a los de " arriba" con admiracion y desprecian a los de " abajo". Así nos va, siendo cómo resurgen los fantasmas autoritarios del pasado, los cuales por otro lado nunca se fueron del todo

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    3

    • Mariana Pineda Mariana Pineda 26/12/20 18:33

      No es cierto lo que dices. Las escuelas concertada surgieron en los años 70 porque había pocas plazas públicas y en cambio muchos alumnos. Lo que ocurre es que no se crearon más escuelas públicas y sí aumentaron las concertadas y con ellas el "negocio privado" en detrimento de lo público.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      2

      0

      • Makarenko Makarenko 26/12/20 21:17

        Si consulta ud. bien, verá que los centros concertados fueron creados en elaño85 con la Lode.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

  • AMP AMP 26/12/20 13:11

    Metámosnolo en la cabeza: Todo lo público, sea esto educación, se sanidad, o cualquier otro derecho es el blanco a menoscabar de estos privilegiados.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • josmanbuisan josmanbuisan 26/12/20 11:41

    QUE BONITO ERA
    En aquellas épocas gloriosas de España en las que la Enseñanza y la Educación ambas eran monopolio exclusivos de la Iglesia Catolica.
    Entonces no había ni disputas, ni dudas, solo se tenia que decidir a que, "congregación" o que "orden" de curas o monjas enviabas a tus hijos a ser adoctrinados en La Fe y en el Franquismo.
    Salesianos, Jesuitas, Dominicos, Clarisas, Carmelitas, Cartujas, etc.etc...
    La diferencia era poca, unos tenían más fama de "toquetear" a los niños, otros de "usar en exceso la violencia" por aquello de que la letra con sangre entra, entre las monjas enseñadoras las diferencias en relacion a sus colegas curas era casi la misma, opresoras, o muy opresoras, fanaticas o muy fanaticas.
    Como se añora, aquellas reglas de madera de a metro que los Ninjas de los Hermanos de La Salle usaban como catanas voladoras y que te dejaban marcado para toda la vida.
    Que gran recuerdo, aquellos tres primeros años de escuela ( de los 3-6 ) con el bracito izquierdo amarrado a la espalda del pupitre, porque ser zurdo era cosa de estar poseído por el diablo ( aun sigo poseido y zurdo) y las palizas posteriores por no ser normal.
    Y los borradores de pizarra voladores que abrian brechas, y los escarceos en sitios solitarios del colegio para que el cura de turno no te cojiera las nalgas, y las listas negras que hacian los curas educadores "confesando" a los crios bajo cohacion para denunciar a sus padres si eran rojos, o medio sospechosos.
    Hoy con la Educación bolibariano-publica y la educación compartida con gentes sospechosas que no hablan como idioma único el del Estado, todo eso se ha perdido, y los niños ya no seran nunca hombres de provecho y las niñas, mujeres de su casa, una desgracia.
    Total un mundo feliz y perdido como Jurasic Park donde lo más divertido de nuestra infancia era, salir corriendo del cole, para irte dos manzanas mas abajo a "descubrir" a aquellos seres extraños con coletas y falditas plisadas que nos emocionaban tanto, sin saber porqué.
    Con Franco la Educación era menos complicada.

    pdta.: para los muy despistados que hallan leído esto, aclaro qué, va con doble ración de ironía y mala leche.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    6

    • Jose Espuche Jose Espuche 29/12/20 09:48

      Usted dice la verdad y solamente la verdad. Habrá algunos que no entiendan lo que usted dice pero es la pura verdad.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • deabajo deabajo 26/12/20 10:22

    El franquismo también acabó con las miles de escuelas de las colectividades y de los sindicatos de la CNT, probablemente el movimiento de renovación pedagógica más extendido y más olvidado.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    5

    • josemª josemª 27/12/20 11:16

      Incluso en la "democracia" española, porque española tenía que ser escuelas libres han tenido dificultades "oficiales" como Paideya y otras.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

Lo más...
 
Opinión