X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Ideas Propias

Insumisión

Publicada el 14/09/2021 a las 06:00 Actualizada el 14/09/2021 a las 10:14

Atendiendo a las declaraciones que Enrique López, portavoz de Justicia del Partido Popular, realizó al diario La Razón este domingo 12 de agosto, la soberanía en lo que se refiere al poder judicial no recae en los ciudadanos como marca la Constitución, sino en los jueces y más aún, en el PP porque, según afirma, la inmensa mayoría de los jueces está transmitiendo a los de Génova, 13, su apoyo y su esperanza de que sigan luchando por el cambio de modelo de elección del Consejo General del Poder Judicial. Si, como titulaba La Razón, “El PP tiene el apoyo de la mayoría de la carrera judicial” en opinión de López, apaga y vámonos.

Claro que tal afirmación no hace más que continuar el camino ya iniciado el 19 de noviembre de 2018 por Juan Ignacio Cosidó, a la sazón portavoz del PP en el Senado, tras el inicial acuerdo de designación de los vocales del Consejo: “Ha sido una jugada estupenda” que iba a servir para controlar la Sala Segunda del Tribunal Supremo “desde detrás”. Cosidó utilizó el WhatsApp del Grupo Popular en el Senado para mostrar su satisfacción y abrió la caja de Pandora. El presidente in pectore del CGPJ y del Tribunal Supremo fruto de tal pacto, Manuel Marchena, se veía obligado a declinar el ofrecimiento y quedarse en su puesto de titular de la Sala II del Supremo, porque a ver con qué cara admite uno un cargo así cuando se han puesto en evidencia los motivos interesados que dejan la independencia judicial en las antípodas. Pero para López, decir que el sector de los jueces está próximo a los postulados del PP no es sino trasponer sus propios pensamientos.

No nos engañemos. Controlar el poder judicial y por supuesto la sala que juzga a los aforados y a donde irán llegando todas las causas en marcha que afectan al PP es uno de los motivos por los que probablemente el partido que preside Pablo Casado se niega a dar su plácet para, de una vez, cumplir con lo que le obliga la Constitución y cerrar los nombramientos. Todo hace pensar que son motivos interesados, de parecido calibre, los que les llevan a negarse también a negociar los nombramientos del Tribunal Constitucional, del Tribunal de Cuentas y del Defensor del Pueblo. Se diría que, más que evitar que entren determinados candidatos entre los nombrados, el PP busca la designación de otras figuras que les resulten más proclives y si no, que se queden las cosas como están, que ya les vale.

Aún con más insolencia, López añadía un nuevo argumento a la inagotable cadena de sucesivas excusas argüidas para seguir fuera de la ley constitucional y no renovar el órgano de gobierno de los jueces: el necesario cese de la fiscal general del Estado, profesional díscola y progresista a la que no controlan. Sí señor, ¡a por ella!, y después, probablemente, vendrá la exigencia de cese de cada uno de los ministros y el del presidente Sánchez. ¿Por qué conformarse con menos? Esto es política a lo grande para el PP.

Enrique López, con un descaro que le acompaña desde que inició su andadura para hacerse notar en el terreno judicial siempre al sol que más calienta, ha llegado en la citada entrevista al atrevimiento de afirmar que el Gobierno “incumple la Constitución concediendo indultos contra la opinión del Supremo”. Es decir que ahora la medida de gracia es inconstitucional. Pues el PP debería hacerse mirar todas las medidas inconstitucionales que adoptó en sus sucesivos gobiernos. Aunque resulta evidente que, en el batiburrillo de acusaciones tópicas, deslavazadas, recurrentes y falsas prodigadas hasta ahora, López tenía que añadir su granito de arena acudiendo necesariamente al procès. No en balde el PP encomendó a los jueces la salida al conflicto para acabar formando un pan como unas tortas que no condujo sino a crispar más a la sociedad catalana.

El ejemplo del procès

En ese cierre en falso de una rebelión que pasó a ser sedición y que no tenía que haberlo sido tampoco, los populares acaban, de manera paradójica, siguiendo los pasos de los acusados en su errático devenir actual. ¿No les suena esta actitud de pasar olímpicamente de la ley, de hacer lo que les parece sin atenerse a las consecuencias y de demostrar que les importa un bledo el bien común y la propia Constitución? Exacto, el PP y su tozuda negativa a cumplir con la Norma que prometieron, juraron u otra fórmula admitida, recuerda mucho al fundamento de los delitos de los que acusaron a los independentistas y por los que fueron luego condenados.

Como he repetido antes y después de la sentencia, nunca he creído que lo que cometieron estos políticos fuera sedición, al contrario de lo que decidieron los colegas del Supremo, así que no utilizaré tampoco ese concepto en ese caso. Pero veamos: ¿Será que nos encontramos ante una insumisión flagrante por parte del PP? ¿El desprecio a la Constitución que practica podría tener consecuencias de otro calibre?

No veo cuáles serían las causas para ejercer esta desobediencia. No veo motivos éticos, ni pacifistas, ni filosóficos, ni ¡Dios nos libre! antimilitaristas, ni religiosos ni medioambientales. Me queda el posible móvil político y en este habrá que centrarse. Pero se trata de un fundamento espurio, con un alcance limitado al beneficio particular del partido. En las declaraciones de López se resume el cinismo terrible de los populares y la debilidad de una formación que aspira a llegar al poder: La izquierda es mala; Podemos perverso; todos los que no son ellos, impresentables; se muestran incapaces de criticar a Vox; el Gobierno es el que más polariza; todos los jueces están con el PP; los jueces son reflejo de la sociedad; Sánchez es el culpable de todo. La letanía sigue y desde luego sería inagotable.

Lo que nos conduce a una situación generada sobre la base de las mentiras y de la descalificación como sistema. Se suma además la apropiación de la carrera judicial y de lo público. Buscan acabar con las instituciones implosionándolas desde dentro. El espectáculo que ofrecen a la ciudadanía no puede caer más bajo. Se están ganado a pulso una desconfianza absoluta. La instrumentalización que hacen y el cinismo que emplean, guiados o acompañados con medios informativos amigos y con el aplauso de la ultraderecha, es vergonzoso.

La independencia judicial

Todo ello sazonado con la técnica del chivato: “A Europa vas para que te castiguen”. A tal actitud ha respondido el portavoz del PSOE en el Congreso, Héctor Gómez, anunciando que su partido elevará ante la UE las afirmaciones de Enrique López alardeando del apoyo a su partido de los profesionales de la justicia, por lo que puedan suponer de atentado contra la independencia de los jueces. Ahora viene el momento de afirmar que no ha sido bien entendido y que el partido del Gobierno es pérfido.

Las asociaciones de jueces han dado respuesta. Les explico cuál es su representatividad. Según datos de diciembre del 2020, del conjunto de la judicatura, están asociados a alguna de las cuatro organizaciones existentes el 56% de los jueces. Es decir, un 44% de los profesionales no se decantan por ningún órgano de representación profesional. En cuanto a tendencias, el 25 por ciento se suman a la conservadora Asociación Profesional de la Magistratura; a la Francisco de Vitoria está afiliado el 16 por ciento de la carrera y Jueces para la Democracia, la entidad progresista, agrupa al 8% aproximado. En último lugar, el Foro Judicial Independiente reúne a los jueces afiliados restantes.

Las aseveraciones del verborréico López provocaron un comunicado conjunto de estas asociaciones decidiendo dejar de lado las discrepancias para reclamar los intereses propios del sector y los intereses generales. Exponen su idea común de que es precisa una reforma para la elección de los vocales del CGPJ a fin de que sean elegidos por los jueces; que la interinidad actual es una anomalía constitucional a corregir y que en el caso de Juezas y Jueces para la Democracia consideran que esa reforma debe ser posterior a la renovación de los cargos. Inquietos al parecer ante el señalamiento de López, aseguran en su escrito que no se alinean con uno u otro partido: “los jueces nos mantenemos ajenos a las disputas políticas”, en la idea de que ése es su compromiso de futuro.

Miren, sería magnífico que, en efecto, las asociaciones judiciales se dedicaran a sus labores corporativas absteniéndose de intervenir en otras materias. Y que los jueces se ocuparan estrictamente de lo suyo. Pero no siempre es así, y no lo es porque existe una perversa ligazón entre algunos gobernantes que delegan en los tribunales la solución a su incompetencia y porque existen formaciones en las que la corrupción ha campado por sus respetos demasiado tiempo y necesitan tener valedores allá donde se dirime la culpa y el futuro de algunos de sus dirigentes. Conozco a muchos jueces, a muchísimos. Me cabe el orgullo de asegurar que la práctica totalidad son honestos, que se dedican a impartir justicia con criterios rectos y en aplicación del Derecho. Algunos no. Pero cabe decir que la inmensa mayoría no son oportunistas, ni chaqueteros, ni se camuflan bajo la toga para beneficiar a un partido concreto; ni hay que recusarles porque comprometen su imparcialidad; ni se ven beneficiados con cargos políticos cuando no pueden sostener más el disfraz de magistrado. La mayoría de los muchísimos jueces que conozco y de los que no conozco personalmente, no tendrían el descaro ni la desvergüenza de arremeter contra el Gobierno en defensa de una aberración contra la Carta Magna y para justificar la insumisión del partido al que le deben todo.

Baltasar Garzón Real es jurista y presidente de FIBGAR.

Publicamos este artículo en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información y el análisis que recibes dependen de ti.

 

Más contenidos sobre este tema




18 Comentarios
  • EdmundoXXI EdmundoXXI 14/09/21 22:21

    Excelente artículo. La mayoría de los Jueces son independientes. Pero los políticos amiguitos del alma que deben todo al partido (Gürtel, Púnica, Avalmadrid, Lezo...) están incumpliendo el mandato Constitucional. La CE de la que tanto presumen y que tanto incumplan.
    La corrupción es nauseabunda cuando se habla de salud (vidas) que han dejado abandonados en residencias por protocolos indignos, UCIs sin utilizar... no ya sólo el saqueo que han hecho del erario público (Cajas, adjudicaciones de contratos haciendo aeropuertos sinsentido, paradas de AVE, recalificaciones urbanísticas, zendales,...).
    Es nauseabundo, mientras la pobreza infantil y juvenil sitúa al país en niveles intolerables.
    ...
    Han llegado a pervertir todo... mientras la ciudadanía de a pie sufría en residencias, ambulatorios, hospitales... el mal causado ha superado con creces lo inimaginable.
    ...
    El país (el Pueblo Es soberano) anfitrión de estos "gángster" que han usurpado y violado derechos fundamentales: salud (vida).
    ...
    Ningún país tiene este desgobierno, un país desarrollado no se caracteriza por la deslealtad (insumisión del partido de la oposición) a la Constitución.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Antonio LCL Antonio LCL 14/09/21 16:33

    La mediocridad del personaje y de sus correligionarios es cada día más evidente, aunque les quedan grandes dosis de maldad para enturbiar la vida pública. Dónde está la justicia digna de serlo si no actúa?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

  • Jose Espuche Jose Espuche 14/09/21 14:25

    Cómo quieren que nos entendamos la sociedad, si los Jueces y Magistrados no se entienden ellos mismos.
    El artículo es apabullante deja al lector atónico. El lector no entiende muchas cosas de las que pasan en la judicatura y con razón. Algunos lectores, incluido yo, no conocemos el vocabulario que emplean los Juristas. La conclusión del artículo del Sr. Garzón que saco es la siguiente; Mierda por donde mires en la Judicatura. Es una pana no saber el vocabulario de los Jueces.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • Petín 1 Petín 1 14/09/21 14:16

    Ser ve que cuando bebe, al señor López, se le suelta la lengua.

    No hay que hacer mucho caso de las opiniones de un alcohólico trasgresor de las leyes y dado de lado por sus colegas de la Justicia por ser partidista y desequilibrado.

    La Asociación Profesional de la Magistratura con una afiliación del 25% del 56% de jueces afiliados, representa al 14% del total de los jueces por lo que tampoco es una mayoría, pero sí es cierto que la mayoría de los jueces que ejercen altos cargos en la Judicatura han sido elegidos por el PP. La mayoría de los jueces NO comparten ni sus anhelos, ni sus ideales.

    Otra de las manías que tienen los políticos de derechas es la generalización de lo suyo “los españoles están”, “la mayoría de”, “el Ejército está”, ellos son los representantes de todos los españoles, sus posturas son las de la inmensa mayoría y lo venden así cuando el PP es únicamente el representante del 21% del 66%, es decir, el 14% del total de los españoles con derecho de voto.

    El porcentaje sale bastante desigual, el conservadurismo tiene el 14% de los 5.000 jueces que hay en España y tiene el 24% de la representación de 47 millones de españoles, el progresismo tiene 41% de los votos españoles y únicamente el 8% de los jueces. Claramente desproporcionado, ¡Cómo van a querer la reforma del CGPJ!

    El control de la Sala 2ª, que va a juzgar a los aforados del PP, es la ventaja con la que cuentan todos los directivos del partido corrupto para no arruinarse e ir a la cárcel está presidida por Manuel Marchena aquel “juez” que planeo anomalías con Carlos Lesmes para que su hija pudiese entrar en la Escuela de Fiscales (Centro de Estudios Jurídicos) y que ha presidido el proceso contra los independentistas catalanes a los que el PP acusaba de rebelión.

    Mañana tampoco habrá renovación de los Tribunales ni del CGPJ.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    13

  • Mmagi Mmagi 14/09/21 13:17

    Tiene más razón que un santo y, efectivamente, habría que responsabilizar judicialmente al PP por pasarse la Construcción por el arco del triunfo, que anhelan conseguir sé cómo sea y cueste lo que cueste, ya se sabe, a Descaro, Desvergüenza y Desfachatez, con permiso de Vox, no hay quien le gané al PP

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • Angel10 Angel10 14/09/21 12:47

    La Fiscal General del Estado dijo muy claro en la apertura del año Judicial que "Todos los poderes del Estado emanan del pueblo", El PP, los jueces afines o consentidores, los medios de comunicación palmeros, todos ellos hace tiempo que han olvidado la primera regla de la Democracia.

    Un Estatuto votado en las Cortes en el Parlament de Catalunya y en referendum por su pueblo fue desmantelado por un Tribunal constitucional que se saltó esa primera norma de respeto a la soberanía nacional.

    Cada día vemos como los altos tribunales interfieren en la política, al mismo tiempo que se quejan de que se politiza la justicia. Por otro lado también vemos a Tribunales echando por tierra medidas de control de la pandemia tomadas en base a las opiniones de expertos sanitarios en claro perjucio del bien común.

    Si un ciudadano tienen la desgracia de tener que pleitear, el resultado mas que con la verdad y la justicia tienen que ver con lo que cada parte se gaste en abogados, lo que deja sin efecto el mandato constitucional de igualdad en la justicia, todavía no he visto a esos altos tribunales salir en defensa de los humildes.

    Menos mal que tenemos a los tribunales europeos que de vez en cuando los dejan en paños menores mostrando sus vergüenzas como en el caso de las clausulas suelo o las preferentes.

    En fín que yo creo que la justicia necesita una revisión a fondo y no creo que lo mas urgente sea modificar el modo de elegir el CGPJ, sino el modo en que la soberanía popular controle también el poder judicial.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    16

    • Dver Dver 14/09/21 22:46

      Te he puesto un positivo, pero discrepo del último párrafo. Siendo muy urgente la reforma a fondo de la judicatura, lo es también la elección del CGPJ. Hay países europeos que ni siquiera tienen tal organismo, y otros en los que el Presudente del Gobierno preside un comité parecido.
      Debe.os entender que este organismo es una institución para el Gobierno de los Jueces, algo así como una Asociación Prifesional que vele por el cumplimiento de las normas de ontológica de la profesión. Lo malo es que aquí, en España, se le concedió demasiadas competencias y no paran de nombrar a los suyos en los puestos clave. Por eso es urgente cambiar el sistema de elección. La Constitucion dice que serán elegidos por el Congreso y el Senado, pero no dice cómo. Una ley orgánica, es decir, aprobada por el Parlamento, establece una mayoría de tres quintos de diputados para elegir a una parte de ellos ( doce), y nada está reglado para los otros ocho.
      El.Parlamento tiene la facultad de aprobar por mayoría absoluta, la mitad más uno de los parlamentarios, otra ley que establezca que con mayoría absoluta del Parlamento se elijan a los miembros del CGPJ, del TC, y del Tribunal de Cuentas. Mientras no cambien las normas el bloqueo puede ser "in eternum", pero no sólo hoy, sino mañana y siempre.
      El PP no se da cuenta de que si mañana suma 176 votos en el Parlamento podrá elegir Presidente de Gobierno, pero la oposición, sumando dos quintos más uno, puede bloquear cualquier cambio.
      El sistema actual es un sinsentido, pues siempre puede haber un grupo de diputados que sumen dos quintos más uno y aunque no puedan bloquear la elección del Ejecutivo, si pueden hacerlo con los miembros de estos organismos.
      La soberanía reside en el pueblo y está está representada en el Parlamento. Ante este deben rendir cuentas todos, como las rinde el Ejecutivo.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

  • Fernandos Fernandos 14/09/21 12:36

    Gracias Sr. Garzon, es un placer tenerlo por estos pagos, aunque seamos pocos, al menos estamos bien informados.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    10

  • Grever Grever 14/09/21 12:35

    Dice el señor Garzón en el último párrafo "la práctica totalidad son honestos, que se dedican a impartir justicia con criterios rectos y en aplicación del Derecho. Algunos no." Personalmente no conozco, creo, a ningún juez, solo a través de los medios tengo referencias y a la vista de este su artículo podría afirmarse que algunos jueces, una minoría, tienen el descaro y la desvergüenza de arremeter contra el Gobierno en defensa de una aberración contra la Carta Magna y para justificar la insumisión del partido al que le deben todo.
    Mala suerte tenemos los españoles pues buena parte de esa minoría de jueces deshonestos, descarados y sinvergüenzas estén en el gobierno de los jueces y no hagan nada para bajarse del sillón del CGPJ, o sea dimitir.
    ¡Hay que joderse!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    15

  • mjoa mjoa 14/09/21 11:39

    Otra vez escribe clarito, clarito, para que lo entendamos TODOS. Gracias, gracias

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    12

  • Larry2 Larry2 14/09/21 09:51

    Excelente artículo Sr Garzón. Esto se resume que el PP quiere controlar la justicia totalmente. La cantifad de desmanes que ha cometido este partído, corrupción, ladronería, todo eso lo quieren tener controlado. Encima les sale este sñor, Lopez, que se pone a decir lo que en realidad todos pensamos, y los mete en un buen lío. La justicia española no funciona, PP, y Psoe, Psoe y PP han jugado mucho tiempo la partida solos, no hay mucho interés en cambiar esto.De muestra tenemos la investigación sobre el Rey Emérito, que pena de país....Sobre usted sr Garzón creo que es un hombre digno, profesional, peleón, y que a sido apartado injustamente de su profesión, agur.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    13



 
Opinión