x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




El rincón de los lectores

Desde el flamenco

  • En el concierto Tres por cuatro de Rosa Torres-Pardo se comprueba que la voz flamenca se convierte en un instrumento con nuevas sonoridades capaz de habitar un nuevo espacio musical
  • Rocío Márquez, Arcángel y María Toledo son unos artistas valientes, que se han atrevido a ir con ella por los intrincados caminos de la música contemporánea

Publicada el 26/01/2018 a las 06:00 Actualizada el 25/01/2018 a las 14:31
Facebook Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Rosa Torres-Pardo es una de las más renombradas pianistas españolas.

La pianista Rosa Torres-Pardo.

Decía el maestro Alfredo Kraus que los cantantes líricos tenían que aprender de la técnica de la voz flamenca. Con esta generosa y certera declaración rompía el tabú de que el flamenco es una música de inspiración donde la voluntad expresiva era capaz de construir más allá de las cualidades de la voz y ponía el acento en la calidad de la voz como columna vertebral del cante. Hacía el gran tenor estas declaraciones en el marco de la concesión del Premio Nacional de Música 1994 a Enrique Morente (en la modalidad de interpretación) y que generó en el mundillo musical una pequeña controversia en la que la propia Rosa Torres-Pardo participó como miembro de aquel jurado junto —entre otros— con el que firma esta crónica. Con aquella decisión del jurado se subrayó un fértil camino, ya iniciado en 1993 por Mauricio Sotelo y Enrique Morente con el Tenebrae Responsoria inspirado en el Officium Defunctorum de Tomás Luis de Victoria.

Con el concierto Tres por cuatro de Rosa Torres-Pardo, programado dentro del ciclo Fronteras del Centro Nacional de Difusión Musical, las más inquieta y arriesgada de nuestras pianistas y merecido Premio Nacional de Música 2017 compone un interesante collage donde la música clásica de origen tradicional, la música de los compositores contemporáneos y la voz flamenca juegan y se condicionan mutuamente desde la articulación musical que el piano de Rosa Torres-Pardo construye con el más flamenco de los instrumentos musicales, una vez reconocida la preeminencia de la guitarra flamenca. El concierto se abrió con la frescura de las Lorquianas y se cerró con los célebres fragmentos del Amor brujo, ratificando lo que podemos denominar ya como el canon desde el cual debe interpretarse la imborrable obra de Falla, sellando así la feliz unión entre música de inspiración popular y flamenco tan querida por don Manuel.

Pero sin duda lo más atractivo del concierto fueron las obras de Megías  (Rosa en Alejandría), Kingswood (Fernweh) y Llorca, donde la tensión entre la libertad compositiva y el timbre flamenco ponen a prueba las fronteras entre géneros, y donde de nuevo se comprueba que la voz flamenca –una vez desprendida de connotaciones folclóricas— se convierte en un instrumento con nuevas sonoridades capaz de habitar un nuevo espacio musical. Obras distintas donde se crean atmósferas distintas y donde cobró especial relevancia el Vals de la bailarina de Ricardo Llorca y al que contribuyó sin duda una briosa María Toledo. Fue sin duda una gran noche donde la experimentación de compositores y artistas, la asunción de los riesgos e innovaciones busca y consigue también la implicación de un público entregado que siguió con entusiasmo todo el concierto.
 
La labor de Rosa como artífice, intérprete y maestra de ceremonias del concierto contribuyo a crear un clima de cercanía que facilita una escucha menos rígida y más abierta a las novedades de lo que suele ser habitual entre los aficionados al Auditorio. La excepcional valía de Rocío Márquez (ya veterana en las lides con Rosa y con una inteligencia musical fuera de lo común), Arcángel (sin duda alguna el más original de los cantaores siempre desde el respeto a la tradición) y María Toledo (una arriesgada todoterreno con una formación musical formidable) subrayan la idoneidad de unas voces flamencas valientes, que se han atrevido en los intrincados caminos de la música contemporánea, pero donde la tradición de la Niña de los Peines, Vallejo, Marchena o Morente opera como escuela y respaldo de una música tradicional que, con iniciativas tan felices como la de Rosa Torres-Pardo, deja de serlo para ser también (como decía el maestro Morente) música y voces de nuestro tiempo.

Artículo escrito con motivo de Tres por cuatro, concierto de Rosa Torres-Pardo, piano, celebrado el 13 de enero en la Sala de Cámara del Auditorio Nacional. Artistas invitados: Rocío Márquez (cantaora), Arcángel (cantaor), María Toledo (cantaora y piano).

*Agapito Pageo Ruzafa es editor de la revista de flamenco El Canon
 
Volver a Los diablos azules
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

1 Comentarios
  • irreligionproletaria irreligionproletaria 26/01/18 22:40

    Magnifico articulo, especialmente documentado, para los que no pudimos asistir el pasado 13, a la Sala de Cámara del Auditorio Nacional.

    Este documento nos acerca al concierto y a los actores del mismo. Extraordinario 'Tres por cuatro' de Rosa Torres-Pardo, con Rocio Márquez, Arcángel y Maria Toledo.

    Gracias,

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.