x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Italia

La Liga Norte negociará una mayor autonomía financiera con el Gobierno tras su victoria en los referendos de Lombardía y Véneto

  • Las consultas no son vinculantes, pero refuerzan a los presidentes regionales para negociar en Roma mayores competencias
  • Lombardía, con capital en Milán, supone el 20% del PIB italiano y el Véneto, con capital en Venecia, supone otro 10 % de la riqueza del país

infoLibre
Publicada el 23/10/2017 a las 10:01 Actualizada el 23/10/2017 a las 10:44
El secretario federal de la Liga Norte, Matteo Salvini, en el referéndum de la Lombardía

El secretario federal de la Liga Norte, Matteo Salvini, en el referéndum de la Lombardía

Las regiones italianas de Lombardía y Véneto han votado este domingo de forma aplastante a favor de una mayor autonomía dentro del ámbito italiano, una votación no vinculante y legal impulsada para demandar un nuevo reparto fiscal a Roma.

Según los resultado preliminares, la votación se ha saldado con un 98 % a favor del "sí" en el Véneto y un 95 % favorable a esta opción en el caso de Lombardía, con una participación cercana al 60 % en ambos casos.

El gobernador del Véneto, Luca Zaia, ha subrayado que la provincia "está preparada para el diálogo con el Gobierno y para ser un laboratorio de autonomía", reclamando además el 90 % de los ingresos por impuestos.

Por su parte, el gobernador de Lombardía, Roberto Maroni, ha indicado que la votación abre la puerta a "la batalla del siglo", destacando también su disposición a dialogar con el Ejecutivo.

En este sentido, el vicesecretario para Asuntos Regionales de Italia, Gianclaudio Bressa, ha indicado que "el Gobierno está preparado para iniciar una negociación", tal y como ha recogido el diario local La Repubblica.

Tanto Lombardía como el Véneto -motores económicos transalpinos- están gobernadas por la Liga Norte, una organización otrora secesionista y con veleidades neofascistas que aspira con la consulta obtener una herramienta para sentarse a negociar con el Gobierno central.

Lombardía, con capital en Milán, supone el 20% del PIB italiano y el Véneto, con capital en Venecia, supone otro 10 % de la riqueza del país.

La Liga Norte se creó en la década de 1990 para reivindicar un estado independiente, Padania, que incluiría toda la franja norte de Italia, desde Lombardía al Véneto. La formación ya no defiende la independencia, pero argumenta que los impuestos que se recaudan en el norte son dilapidados por una ineficaz burocracia centralista.

Aunque los resultados de la consulta no sean vinculantes, la Constitución italiana permite a las regiones negociar con el Gobierno central en cualquier momento la descentralización de competencias.

Maroni defendió antes de la votación que una victoria del "sí" a una mayor autonomía le habilitaría para negociar con más medios en Roma. "Es evidente que cuanto mayor poder de negociación tenga, más dinero podré traer de vuelta a casa", argumentó. El objetivo es que la región gestione 27.000 millones de euros más de sus propios impuestos.

Sin embargo, los analistas no creen que Roma ceda gran cantidad de dinero a las regiones del norte, ya que ello supondría recortar la inversión en el sur, mucho menos boyante económicamente.

En cambio, historiadores como Giovanni Orsina, de la Universidad LUISS Guido Carli de Roma advierten de que un muy claro profundizaría la tradicional división norte-sur de Italia. "Si abres el melón de lo que pagan las regiones del norte, tendrá consecuencias en el sur de Italia", ha apuntado.
Más contenidos sobre este tema




 
Opinión