x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Nacido en los 50

Un nuevo periodismo


Publicada el 04/02/2014 a las 06:00 Actualizada el 03/02/2014 a las 19:53
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Pedro J. Ramírez, en una foto de archivo.

Pedro J. Ramírez, en una foto de archivo.

EL MUNDO
Un fantasma recorre el mundo del periodismo, el espíritu de Pedro J.

De distintas maneras se celebra o se duele la destitución del que fuera director del diario El Mundo desde su fundación. En todas se recoge su cualidad de periodista por encima de todo, su capacidad para estar siempre en el “ojo del huracán informativo”, como dice el estúpido tópico, su habilidad para resurgir de las cenizas y su carácter indómito, indestructible.

Astuto como él solo, se rodeó de colaboradores que compensaran la presencia de impresentables mercenarios del periodismo a los que siempre ha hecho sitio en su periódico, convirtiendo así, supuestamente, sus publicaciones en espacios plurales, en plazas de encuentro donde cabe una cosa y su contraria, una opinión y la opuesta, una foto y su negativo. Todo es información, todo es opinión, en esos foros de tinta donde la ética no tiene cabida, donde el fiel de la balanza compensa una mentira con una verdad colocada en el otro platillo, dando resultado cero, la perfecta neutralidad, el centro, la objetividad, la pluralidad.

Quizá ese fuera su mayor logro, el empeño en pretender estar del lado de la libertad de expresión, al tiempo que siempre ha trabajado para los enemigos de esa libertad, para los verdugos de los derechos de los ciudadanos, para los herederos del espíritu intransigente de aquella guerra que parece no terminar nunca para la España más reaccionaria y cruel.

Todos reconocen en su haber las denuncias de tramas corruptas o del escandalo de la guerra sucia contra ETA que derivó en el proceso del GAL, a pesar de tener la habilidad de dejar fuera de esas historias a sus allegados, aunque estuvieran metidos en la basura hasta el cuello. Sorprende que se le conceda tanto mérito periodístico a ese supuesto periodismo de investigación y denuncia cuando utilizó su conocimiento del medio, que era mucho, con fines estratégicos al margen del cometido de la mera información.

Siempre ha trabajado para la causa de la derecha española,
esa que aprieta hasta la extenuación, la que exprime hasta la última gota, la que se pone al servicio de la gran empresa y condena a sus súbditos a una pobreza progresiva desde la lucha contra el libertinaje en su día, y con la imposición de reformas estructurales profundas inevitables hoy, porque la crisis nos exige grandes sacrificios para salvar la economía, así, en general, y la de los que mandan, en particular.

Fue el gran transformador de siniestros personajes en valiosas fuentes de información, a las que se consideraba creíbles mientras trabajaban a favor de sus intereses, para convertirlos en delincuentes cuando dejaban de cobrar y denunciaban ese juego execrable. Ocurrió con Amedo, que dejó de tener interés periodístico y mediático cuando reveló que se entrevistaba con Pedro J. y Álvarez Cascos bajo la batuta de Aznar para resucitar el caso de la guerra sucia, con el fin de montar una conspiración que terminara con la que parecía inexpugnable hegemonía de Felipe González. La cosa valía según la valiosa fuente 30 millones de las antiguas pesetas. La trama dio sus frutos.

También y por siniestro que pueda parecer utilizó el atentado del 11-M para intentar deslegitimar la victoria de Zapatero en uno de los casos más degradantes y repulsivos de la historia del periodismo español, no sólo por lo ignominioso del caso, sino también por la perseverancia en la fabulación, que estuvo en la portada del periódico durante años con cientos de entregas. Esta conocida conspiración, cuya fabricación parece ser la especialidad del exdirector de El Mundo, contó, en este caso, con la colaboración del confidente Trashorras, que también pasó de ser pieza fundamental en la denuncia de los hechos para llegar a “su verdad”, a un paria sin crédito que cumple condena en prisión. Por cierto, recientemente, ha trasladado su caso a los tribunales europeos reconociendo por primera vez, después de tantos años, su participación en los hechos. Según sus propias palabras, grabadas en una conversación con su padre, cobraba por cada exclusiva que concedía a El Mundo, siempre al dictado de sus pagadores. “Son unos mercenarios, te pagan a ti para que cuentes cuentos”, decía esa fuente, en la que se basaron para elaborar su famosa versión del atentado en la que colaboraron desde el Congreso de los Diputados, dándole más credibilidad a este señor que a los jueces que investigaban el caso, Mariano Rajoy, Ángel Acebes, Martínez Pujalte, Jaime Ignacio del Burgo, Eduardo Zaplana y un largo etcétera…

Sorprende que, a pesar de que sus excolaboradores recuerden su capacidad para la fabulación y la manipulación, reconozcan en él a un gran periodista. A un lado queda el respeto exigible a un medio de comunicación con sus lectores. No entro a valorar si fueron más sus verdades o sus mentiras. Como otros idiotas que circulan por el mundo sigo creyendo en un periodismo exclusivamente fiel a la verdad, a una verdad, la que legítimamente escoja su línea editorial, con dios o sin él, de derecha, de centro o de izquierda, pero nunca como palanca que desplaza al poder para colocar al colega, como aparato de denuncia al inocente para encubrir al amigo y, menos aún, cuando estas maniobras pasan por encima del dolor y la memoria de las víctimas de atentados a las que se utiliza como pendón que abre la marcha de una estrategia política cuando conviene, que suele ser con demasiada frecuencia.

Ha creado un nuevo estilo de periodismo, no me sienta bien su consumo. Legitima lo que de chungo tenemos.

Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

28 Comentarios
  • 359gcu 359gcu 10/02/14 14:16

    Roma no paga traidores. Y amo me sigue faltando uno seguramante seran mas, los que se hacen trampas al solitario y participaron en el en gaño o conspiración para acabar con. Felipe González habló de. L. M.Ansom. Este no gana ni contraje neopreno

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • molete molete 09/02/14 15:52

    Venga haber si aparece el Espiritu de Pedro J, y nos lo aclara

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • molete molete 09/02/14 15:48

    al releer el comentari editado, me ha venido a la memoria un personale queaquì esta faltando y que  posiblemente adornaa el espititu conspirativo de  Aznar y Pedro J. en una epoca determinada. esta anedcdota fuè comentado icon "jactancia" por e4l propio Pedro Jotqa, sucediòn en su despacho del Diario el Mundo, si no me falla la memoria el otro anfitriòn es este caso Alvarez Cascos, de esta entrevista comentò Pedro J. Aznar me Mando decir que en el Periodico procurase no dejaar en mal lugar a Damborenea (Ricardo Garcia Damborenea), que lo quiere para Alcalsde de Bilbao), en aquella  epoca el mMundo desde las pàginaas del Periodico estaba machando dis a dia al Gobierno de  Felipe Gonzales por el asunto de los Gal- Imaginen el leguaje conspirativo "Lo quiere para alcaalde..." ´ sin desperdicio................Dejo el espacio abieerto por si alguien  que sepa del asunto mas..........lo complete,.........Animo amogos

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • molete molete 09/02/14 12:37

    Haber, Una cosa, cuantos recordais esta Fotografia¡? - Un caseron de piedra, connuna gran balconada. con baranda de hierro, a la antigua ubicado en un pueblecito de la sierra de Madrid. En la balconadatres parejas con mucho que celebrar, asistian  a la procesion de Semana Santa 1.996.Las parejas  se eran  Rodrigo Rato, Jose Maria Aznar y Pedro J. Ramiresz con sus respectivas esposas, todos Felices y Sonrientes, acababan de Conquistar España, el anfitriòn Rodrigo Rato. La Casona  se denominaba "El Molino" corria  por entonces una anecdota, que Rato habia desviado el cauce del Rio para que  pasara por debajo de la casa. , como queda dicho irradiaban Felicidad a raudales, no era para menos.a Rato de notaba como anfitrion placidamente feliz, P.Jota y Aznar se miraban  con esa complicidad Conspirativa que tanto desplegaron con anterioridad a la simple "pose" de una fotografia familiar RECORDAIS LA FOTOGRAFIA, Estarà en la Hemerfoteca  de Diatrio El Paais donde yo la vì.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • ercapea ercapea 09/02/14 12:32

    Grande Wyoming, al Cesar lo que es del Cesar, ya esta bien de lo bueno que es uno cuando se muere. Preguntale a Pilar Manjon, y veras que buen periodista es???????????

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • anmogon anmogon 09/02/14 09:06

    Me gusta el analisis. pero no me negaras, que P. J., ganaba mucho en ropa interior.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • anemnnn anemnnn 08/02/14 18:53

    Gracias Wyoming!!! El artículo es estupendo. Hasta el lunes en el Intermedio.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • salamancon salamancon 08/02/14 10:12

    El artículo fenomenal.Pero los comentarios son magníficos.Gracias doctor,por tus programas de la Sexta,y gracias por tus estupendas "parrafadas".Si eres tan buen médico como periodista o escritor,seguro estoy que en España no se moriría nadie,si tu nos diagnosticaras.Un saludo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • nessie nessie 07/02/14 18:47

    A Pedro J hay que reconocerle los méritos: era un magnífico engañabobos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • baldos baldos 06/02/14 18:35

    Gracias, Doctor, por tu acertado diagnostico. eres magnifico, Wyoming. Un afectuoso saludo y hasta el Intermedio.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.