X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




A la carga

UPyD, juguete roto

Publicada 01/04/2015 a las 06:00 Actualizada 31/03/2015 a las 20:53    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 49

La política española se ha convertido en un espectáculo para contemplar con palomitas. Un público irritado y caprichoso hace subir y bajar a los políticos a un ritmo vertiginoso. Hay una demanda muy fuerte de novedades: hace unos meses la conversación giraba en torno a Podemos y ahora Ciudadanos parece haber ocupado “la centralidad” del debate. ¿Qué será lo próximo? La gente reclama nuevas formaciones que alimenten su voracidad política.

El espectáculo político está adquiriendo tintes de un reality, como si fuera un Gran Hermano en el que los televidentes van nominando y expulsando a los políticos hasta llegar a la final el día de las elecciones generales. Los últimos jugadores en entrar a la “casa” han sido los intelectuales, veremos cuánto tardan en perder el favor del público. Ya sólo falta que Mercedes Milá presida el Congreso.

En este concurso virtual, hay perdedores que salen muy tocados. Rosa Díez, que llegó a ser la política mejor valorada en España, es hoy una sombra de sí misma. En aprecio ciudadano le han superado Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y, más recientemente, Albert Rivera. Ella, que prometía regenerar la vida pública española, que quería enarbolar en su persona la suprema dignidad constitucional, parece hoy una política perdida, aferrada al cargo, repudiada por los suyos y víctima de un absurdo culto a la personalidad.

Rosa y su partido, UPyD, son hoy un “juguete roto”. Un grupo de intelectuales, capitaneado por Fernando Savater, apostó por Díez, una modesta administrativa, sin estudios universitarios, que venía ocupando cargos políticos en el PSOE desde 1979, cuando fue elegida Diputada Foral de Vizcaya. Díez es el ejemplo perfecto de política profesional que enlaza un cargo con el siguiente. Se trata de una de las políticas más veteranas de la democracia española.

Tuvo la audacia de presentarse a la secretaría general del PSOE en 2000, pero quedó la última (tras Zapatero, Bono y Matilde Fernández), con solo un 6% del voto de los delegados (ya había perdido antes en las primarias del PSE frente a Nicolás Redondo Terreros). Sin poder aguantar su irrelevancia política, se reinventó como una anti-nacionalista primaria y furiosa, a pesar de que entre 1991 y 1998 no tuvo demasiados escrúpulos en ocupar una consejería en el Gobierno vasco de coalición entre el PNV y el PSE.

Fernando Savater, Mario Vargas Llosa, Aurelio Arteta, Mikel Buesa, Albert Boadella, Herman Terstch, Álvaro Pombo, Antonio Elorza, Andrés Trapiello y Félix de Azua, entre muchos otros intelectuales, le han hecho un daño terrible a esta funcionaria política, que ha acabado endiosándose.

Produce mucho sonrojo releer ahora las lisonjas ridículas que le dedicaba Vargas Llosa (¿se acuerdan de Una rosa para Rosa?) o ver de nuevo la intervención locoide de Álvaro Pombo en el mitin de Vistalegre de abril de 2011 gritando como un energúmeno “¡Viva Rosa Díez!” en el discurso más estrambótico de la historia política española (aquí el montaje del director en un solo minuto). Por no hablar de cómo Rosa y UPyD se dejaron querer por tipos tan recomendables como Federico Jiménez Losantos y Pedro J. Ramírez.

Díez acabó creyéndose los ditirambos que decían de ella y empezó a repetir como un papagayo las simplezas de Savater y los suyos sobre la maldad del nacionalismo, la unidad de España y el Estado del derecho. Eso sí, lo hacía con desparpajo y chulería bilbaína. Consiguió de este modo convertirse en la portavoz del malestar de esa legión de intelectuales recalentados con la cuestión catalana y vasca y en posiciones cada vez más derechistas y reaccionarias.

Rosa Díez incurre en simplificaciones groseras, como confundir el Estado de derecho con la uniformidad de la ley en todo el territorio, o suponer que las naciones son construcciones jurídicas (véase un ejemplo, aquí). En fin, teoría política de “todo a un euro” que tiene su clientela en España.

“Rosa de España”, como algunos la llamaron, utilizó la artillería más pesada para arremeter contra el proceso de paz de Zapatero. Para ella, el diálogo con los terroristas era una ofensa a las víctimas y liquidaba el orden constitucional. Que Zapatero lograra con su diálogo meter una cuña decisiva entre ETA y la izquierda abertzale, y que la organización terrorista acabara renunciando a la violencia en octubre de 2011 es algo que ni Díez ni sus intelectuales palmeros han podido asimilar con naturalidad.

Los ideólogos de UPyD nunca encontraron un perfil político definido para el partido. En estos últimos años, sin poder combatir a ETA y sin encontrar una línea clara en la cuestión de la crisis económica, el partido ha intentado buscarse un hueco en la lucha contra la corrupción. Sin embargo, la operación no ha funcionado, entre otras cosas porque la trayectoria de la líder es el ejemplo más acabado de la vieja política. En cuanto han surgido nuevas figuras críticas con la política tradicional, la imagen de Díez se ha desdibujado del todo.

A todo esto debe añadirse la forma despótica en la que ha resuelto los conflictos internos, con el apoyo rocoso de su peculiar escudero, el simple de Carlos Martínez Gorriarán. Es justo reconocer que Rosa tiene que enfrentarse dentro del partido a unos egos enormes y llenos de ambición, pero eso no justifica los castigos que ha aplicado a los disidentes.

Los intelectuales que tanto hicieron por Rosa se mantienen ahora callados. En este sentido, la crisis terminal de UPyD resulta más reveladora sobre las limitaciones de la intelectualidad española que sobre Rosa Díez. A quienes habían seguido la trayectoria de Díez, dominada por el oportunismo más descarado, no les puede sorprender demasiado que esté acabando como lo está haciendo. Al final, su cultura de aparato y su baja talla política le tenían que pasar factura.

En realidad, lo más sorprendente es la mezcla de ingenuidad, frivolidad y arrogancia de esa legión de profesores, escritores e intelectuales varios que se creían que un partido político puede construirse con cuatro tópicos que no resisten un mínimo examen y con gente como Rosa Díez al frente.

Rosa Díez es hoy el “juguete roto” de todos esos intelectuales que tanto la jalearon. Ahora que ya no les sirve la dejarán tirada. Así son ellos. Próxima estación, Ciudadanos.


Hazte socio de infolibre



15 Comentarios
  • ANTÓN BORG ANTÓN BORG 11/04/15 20:27

    El necesario mercadeo electoral en democracia trae estas consecuencias. No hay responsables ni traidores. O acaso no es obligación de un político que se precie estar atentos a las demandas del mercado electoral, y lo que es aún más importante y democrático, el que cada uno de sus miembros en cualquier organización política deben mantener ese ejercicio activo y entrenado; expectante ante cualquier posibilidad que pueda elevarles o superarles como mecanismo de respuesta a las demandas ciudadanas. Nuestra democracia está entrando por fin en su juventud madura reclamando nuevas respuestas a viejos problemas, y se requieren actitudes más resolutivas y ágiles. Se acabó el tiempo de los eternos plazos estatutarios, de la alargada sombra de las interminables comisiones, de los improductivos reglamentos internos diseñados para amordazar el sentido crítico y democrático de la actividad política como instrumento para beneficios de casta. Hasta siempre Rosa, muchas gracias por tus servicios.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • VDV VDV 07/04/15 18:28

    phentium dijo.. no estoy deacuerdo contigo, mira este parrafo " En estos últimos años, sin poder combatir a ETA y sin encontrar una línea clara en la cuestión de la crisis económica, el partido ha intentado buscarse un hueco en la lucha contra la corrupción". Vamos, que todo en este partido se reduce a una estrategia artificial, no hay ideologia, busca excusas para subsistir.., vamos, que con ETA estarian mas felices. No puedo compartir el tono de este articulo, me parece que el autor tiene algo personal contra UPyD. La corrupcion es posiblemente el mayor problema de nuestra sociedad, el altisimo paro es una consecuencia de la misma. No creo que esta gente combatiesen la corrupcion por "postureo", creo que viendo en los fregados en los que se han metido, lo hacen por conviccion. Se han dejado ya 125000 euros en causa abiertas contra la corrupcion. En algun caso judicial ya se han retirado por falta de fondos. Tiempo al tiempo phentium. Veamos que hacen Podemos y C's.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • phentium phentium 06/04/15 21:44

    Excelente articulo pero escrito con muy mal estilo. Estoy seguro Sr. Cuenca que es ud. capaz de hacer lo mismo, pero mucho mejor. Frecuentemente hace ud. gala de un estilo mucho mas depurado e incluso, para decir cosas mas duras. Me gusta lo que dice pero no me gusta como lo dice. En este considerable post, el mio hace el numero 44 y a pesar de la polvareda levantada y la riqueza y variedad de comentarios nadie le ha dicho que algo sea mentira. Por favor, siga diciendo las mismas cosas, pero hagalo para el subscriptor medio de InfoLibre, no para los seguidores del "Salvame".

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • VDV VDV 06/04/15 14:09

    Vaya con Vargas Llosa, otro anticristo. A la hoguera. No, mejor, al gulag. Necesita reeducacion. Estos pseudointelectuales neocon. Seguro que aqui muchos que le podrian enseñar muchas cosas. Seguro que si.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • VDV VDV 06/04/15 13:59

    Creo, que de entre todos los medios escritos, periodicos, este es uno de los que tiene posiblemente los suscriptores y lectores mas incredulos y desconfiados hacia el sistema. Me parece lo mas inteligente. Por eso me sorprende tanto que la gente no se sorprenda mas de lo que esta pasando con UPyD y C´s. Todos tenemos claro que Rosa Diez es satanas, el anticristo. Bien, y que mas?. Sabemos algo de C´s?, yo no demasiado, y creo que la mayoria de la gente que les va a votar sabe menos de C´s que de UPyD. La razon del crecimeinto de C´s es el mismo que la de Podemos. Tienen detras unos medios que les apoyan, les empujan. Quien apoya a C´s?, no parece un partido muy transparente, verdad?. Quien les apoya economicamente y a cambio de que?. A UPyD no le ha apoyado ningun medio, para mi, buen sintoma. Sinceramente. Espero que C´s desde su ideologia contribuya al saneamiento de la politica. Pero si no fuera asi, no me sorprenderia mucho. La suerte esta echada, UPyD RIP.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • phentium phentium 06/04/15 21:53

      Recuerdo mi estupor el dia que escuchando al Gimenez Losantos aparecio por antena no se quien de C's. Era su primera intervencion en radio y aun le quedaba para salir en TV. Fue mi descubrimiento de C´s de la mano de Federico.. Daba miedo ¡¡¡. Escuchar a aquel tipo propugnando ideas que parecian sacadas del manual de propaganda de los nazis. A los nacionalistas habia que machacarlos y poco menos que colocarlo fuera de la ley. El periferico claro. El nacionalismo español no. Ese es el bueno. Los demas todos malos y a la hoguera con ellos. Las huelgas habia que construir una especie de jaulas en la que los manifestantes podian entrar y hacer lo que quisieran. No dijo eso, claro, pero si fue lo que me transmitio. Imagino que no fue a mi solo. Y todo andaba mas o menos igual. Un retorno al franquismo absoluto. Parece que han cambiado su discurso, pero su mentalidad..........no se yo. Desafio a desocupados: busquen esa entrevista en los anales de la COPE. No hay desperdicio.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Angels Angels 06/04/15 08:08

    Justicia poetica ó como ahora dicen los esencialistas, karma

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Trueta Trueta 04/04/15 20:59

    De este artículo es más didáctico ver la construcción, que revela la intención, que el fondo, sobre el que no hay mucho que no sepamos, aunque su versión de los hechos esa más que discutible. Es un ejemplo de demagogia y pluma al servicio de un interés, sea ideológico o de otro tipo.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • rubica rubica 05/04/15 00:09

      Este artículo,solo puede causar indignación, por desconocimiento de  la historia de UPy D y Rosa Díez.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • isa54 isa54 03/04/15 14:09

    Lo de que Rosa Díez abandonó el PSOE y mantuvo pese a ello,l su escaño, es sencillamente falso. Basta comprobar la hemeroteca. Es más, nunca he votado al PSOE, siempre a Izquierda Unida, ya que fuí militante durante años; cuando leí el programa de UPyD, en mi modesta opinión, era mucho más acertado para el cambio político que el propio programa de EU, a lo que hay que añadir, en mi caso, la comprobación reiterada del peso de aparato sobre la democracia interna y una doble moral "explicativa" o justificativa de su ejercicio.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • rubica rubica 03/04/15 14:32

      Rosa Díez siguió cobrando toda la legislatura europea, en el grupo del PSOE, mientras se dedicaba a torpedear todas las iniciativas del PSOE, en compañía de Mayor Oreja, y del brazo de la España más rancia. Traicionó de la forma más indigna, a sus votantes. Supongo cuáles son las prebendas recibidas y de dónde. Votar a IU, y pasarse  a UPyD, demuestra no tener ideas políticas demasiado claras.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • senenoa senenoa 03/04/15 12:31

    Ignacio, espero que estés equivocado y que la irrupción de Podemos y Ciudadanos sea bastante más que un simple "concurso virtual". Tal y como yo lo veo, la aparición de estos nuevos partidos es la respuesta al hartazgo de la ciudadanía con la política tradicional del bipartidismo que no soluciona (sobre todo por la derecha) los problemas reales; más bien los acentúa. Por lo demás comparto tu ácido, a la par que certero, análisis sobre UPYD y su pintoresca lider.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Irenepaz Irenepaz 02/04/15 16:58

    Sr. Cuenca, estupendo artículo de opinión, algunos compartimos todo lo que dice y otros los más cercanos a UPyD se sienten ofendidos ¡Que le vamos hacer! no estamos acostumbrados a razonar si no más bien a seguir. Por lo demás los mandarines de los años 60 no se han jubilado todavia siguen queriendo ocupar el sillón del que un día desplazaron a otros  y por  eso saben mucho como resguardarse, en fin un buen articulo. Un saludo.  

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    0

    • Bacante Bacante 03/04/15 13:17

      Perdón. Acaso ha leído los  comentarios? Defenderé a UPyD a muerte como a cualquier otro partido democrático (igual que les criticaré).  Yo, por ejemplo, no puedo estar más en las antípodas de UPyD. Valiente demócrata de pacotilla parece estar usted hecha! Aquí tienen cabida todas las ideologías y tendencias. Si no le gusta, váyase a Irán. 

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      0

      • Irenepaz Irenepaz 03/04/15 21:07

        Acaso yo lo he nombrado en particular, No sabe dialogar le contestare por educación. Lea más señor Bacante. Un saludo

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.