X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Muros sin Fronteras

Las banderas del odio y la ignorancia

Publicada 28/09/2017 a las 06:00 Actualizada 27/09/2017 a las 17:56    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 48

Tenemos tres noticias relacionadas, pertenecen al mismo clima de odio: la fulgurante entrada de la extrema derecha alemana en el Bundestag (94 escaños de 709; la tercera fuerza por delante de Los Verdes y los Liberales); la guerra de Donald Trump contra los deportistas afroamericanos que escuchan el himno con una rodilla en tierra en protesta por el racismo policial; y el “oe oe oe, a por ellos” de Huelva y el cerco ultraderechista a representantes de Podemos e Izquierda Unida reunidos en Zaragoza.



Esto último, la futbolización del nacionalismo español, es desconcertante. No sabemos si ya no da para una frase, si nos deslizamos hacia un hooliganismo intelectual o ha decidido tomarse las cosas con deportividad. Apuesto por la primera.

La despedida de unidades de la Guardia Civil como si fueran miembros de una expedición que parte a una guerra colonial se produce en medio del incremento de la tensión por el referéndum unilateral de Cataluña. Un columnista escribió hace unos días que en España no había extrema derecha. La extrema derecha no ha tardado ni dos minutos en desmentirle.

Las despedidas se han multiplicado en varias ciudades españolas. No son buenos ni ocultando la campaña orquestada. El PP ya está buscando el rédito entre los supremacistas españoles. La bulla es su perfil negociador.

El gran resultado de Alternativa para Alemania (AfD, sus siglas en alemán) empañó el cuarto triunfo consecutivo de Angela Merkel, que se ha llevado parte de los votos del SDP, casi tan desnortado como otros partidos socialdemócratas europeos, pero no tanto como el francés.

El movimiento de Merkel hacia el centro político dejó abierta la puerta a AfD, que convirtió el rechazo a los refugiados en una de sus banderas existenciales. AfD es una alianza de varias corrientes, alguna de ella muy próxima al nazismo.

El resultado de AfD se suma al auge del Frente Nacional de Marine Le Pen, el Brexit impulsado por tipos como Nigel Farage y el oportunista pirómano Boris Johnson, los gobiernos ultras de Polonia y Hungría, y una sensación de que estamos ante una resurrección de la tribu frente al Estado democrático. No es la primera vez que sucede. En el siglo XX ocurrió en 1910, con el advenimiento de la sociedad de masas, la Revolución de Octubre, la Gran Depresión y las irrupciones del nazismo y el fascismo en Alemania e Italia, dos países cultos.

La crisis económica de 2008 ha dejado al descubierto la incapacidad de las élites de proteger a la ciudadanía. Los recortes sociales y los ajustes han ido contra el Estado del bienestar, como si las clases dirigentes necesitan desplumar aún más un árbol que se queda sin hojas. La idolología del cortoplacismo se ve en la gula sin límites de Wall Street, de eso que llamamos “los mercados”. También en el desinterés por asuntos que determinarán el futuro inmediato del planeta, como el cambio climático.

Todo gira entorno a cobrar el bonus millonario al final del año, o ganar las elecciones con todo tipo de mensajes populistas y demagogos (aquí entra Trump). Se está haciendo lo contrario de lo que se hizo en 1945 para proteger a las democracias de los fanatismos: más Estado bienestar, mejor reparto de la riqueza y el control de los depredadores económicos.

La liberalización de los años ochenta, la revolución conservadora de Reagan y Thatcher, que robó parte del discurso a los socialdemócratas, la caída el Muro y la globalización han acabado con la milonga del capitalismo de rostro humano para dejarnos ante la realidad: un capitalismo insaciable que devora los cimientos de la democracia.

En tiempos revueltos y peligrosos, como los que vivimos también en España, gana el vocerío y la ignorancia. Son importantes los líderes, su ejemplo. Pero tenemos a Donald Trump, que sigue sin poder matar el Obamacare debido a tres de los senadores republicanos que rechazan anteponer la ideología a los intereses de sus representados. Es un presidente que divide en lugar de unir, que se presenta en la Asamblea General de la ONU como si fuera un salón del Oeste en el que uno pueda lanzar bravatas y motes contra Corea del Norte.



Trump necesita estar permanentemente en el centro de atención. Es enfermizo. Tiene la habilidad de crear conflictos donde no los hay. También tiene, hay que admitirlo, una enorme capacidad de unir a sus enemigos.



Ha logrado que la NFL (Liga de Futbol americano), cuya patronal es conservadora, y votante republicano en la mayoría de los casos, desafíe al presidente, que llamó hijos de puta a los jugadores negros que hincan la rodilla en tierra durante la interpretación del himno. Todo comenzó la pasada temporada. El pionero fue Colin Kaepernick, lo hizo para protestar contra la violencia policía contra las comunidades afroamericanas. El gesto se ha extendido. Trump ha pedido a los dueños de los equipos que despidan a los jugadores antipatriotas.



La respuesta ha sido masiva. Hasta el dueño de los Dallas Cowboy puso la rodilla en tierra.



También hubo insultos para Stephen Curry, la estrella de los Golden State Warriors porque no quería acudir a la recepción oficial por su título en la NBA.





La mejor respuesta procede de una personas muy respetada, Greg Popovich, entrenador de los San Antonio Spurs, ganador de cinco campeonatos de la NBA: Trump es una vergüenza para América (y para el mundo).



​​​​​​​Muchos dicen que los deportistas no se deben meter en política, como si el deporte viviera en un mundo paralelo. Cuando los políticos dejan de ser respetables, un ejemplo para millones de niños y ciudadanos, los deportistas, los intelectuales, los que tienen una proyección pública tienen el deber de mostrarse, de decir, no, este señor no representa a EEUU.

 


Hazte socio de infolibre



28 Comentarios
  • viaje_itaca viaje_itaca 29/09/17 11:23

    Señor Lobo: la "tribu", si con ello entendemos los vínculos establecidos entre grupos sociales en base a determinados aspectos compartidos, como la religión, el idioma, etc. no han muerto jamás. Surgen espontáneamente de los humanos empíricos, esos que andan por la calle, como respuesta defensiva a un medio agresivo. Un buen estado de bienestar puede conseguir que se relajen los vínculos, cosa que se nota en los grupos sociales (un buen ejemplo es el relieve que se da a la familia extendida, muy aumentado en situaciones difíciles. Pero el parentesco, como red de apoyo, más o menos notorio, está siempre ahí), pero no los anula y cogen más brios en situaciones de crisis. Los humanos somos así, las disposiciones adquiridas en la evolución no se van tan fácilmente. Cualquier intento de planificar una sociedad sin tenerlas en cuenta está llamado al fracaso.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • viaje_itaca viaje_itaca 29/09/17 11:41

      Una aclaración que se me olvidaba: las disposiciones adquiridas en la evolución son tan resistentes porque... son muy eficaces y sólidas. Montar un Estado basada en la atrevida abstracción de que todos los humanos somos hermanos, que no hay judios ni griegos, etc. puede dar un excelente resultado, pero es tremendamente vulnerable, y si se cae, el único recurso es lo que siempre funcionó.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • viaje_itaca viaje_itaca 29/09/17 11:14

    La despedida de la guardia civil como si fueran a una guerra colonial es porque van a una guerra colonial. En España nunca se ha querido a los catalanes, sino que se ha pensado que nos pertenecían. Tienen que permanecer dentro del Estado por cojones, porque son nuestros y porque ¿Quién se han pensado que son, ciudadanos libres? Es algo que tiene su origen en la concepción patrimonialista del Estado, es decir, que un Estado consistía en las pertenencias de alguien, de ahí la vieja política matrimonial.

    Ciertamente, no todo el mundo sostiene o ha sostenido esto, obligado es aquí reconocer la iniciativa de Zapatero, por ejemplo, hundida por el PP, pero la negativa al referendum con todas sus consecuencias viene de aquí.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    1

  • luzin luzin 28/09/17 19:37

    "La crisis económica de 2008 ha dejado al descubierto la incapacidad de las élites de proteger a la ciudadanía", bajo mi punto de vista es más precisa: La crisis económica de 2008 ha dejado al descubierto la incapacidad de la ciudadanía de protegerse de las élites

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    10

  • gusalo gusalo 28/09/17 19:16

    Me gusta el artículo, señor Lobo. Me gusta menos la sensación pesimista que deja el mensaje. Claro que eso no es culpa del escritor sino de la realidad.
       En efecto, parece que todo circula en el mismo sentido. Qué paradoja que se llame 'liberal' esa política consistente en no controlar a los “depredadores económicos” y sus consecuencias: la desigualdad hasta el límite de que millones de personas no tienen libertad ni para permanecer en su tierra ni para beber agua potable; si vuelca la patera, ni siquiera tienen libertad para respirar. No me atrevo a pronunciar la palabra maldita, pero sí a añorar  el tiempo en que los 'dueños' del planeta necesitaban convencernos de “la milonga del capitalismo de rostro humano”.  Ahora ya no necesitan convencernos de que el mal está al otro lado del 'telón de acero'; ahora ya no necesitan que la mayoría disfrute el 'estado de bienestar'. 
       ¡Qué terror que no sólo pase en España! En fin: “Mal de muchos –periféricos y no periféricos–… [riqueza y poder para pocos]” .

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    10

  • AntonioMD AntonioMD 28/09/17 17:47

    Y hablando de banderas y de nacionalismo... ¿No ha visto usted, Sr Lobo, ninguna estelada ultimamente?

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 7 Respuestas

    7

    0

    • luzin luzin 28/09/17 19:09

      Para ser más precisos: http://www.lavanguardia.com/vida/20170927/431599506086/fernando-aramburu-autor-de-patria-masas-agitando-banderas-es-una-manera-de-no-ejercer-la-inteligencia.html

      El escritor Fernando Aramburu (San Sebastián, 1959) ha presentado este miércoles su novela 'Patria' en el Parlamento Europeo, donde ha afirmado que "masas de personas agitando banderas es una manera de no ejercer la inteligencia" y ha afirmado sentir una "gran pena" por el hecho de que se esté "instruyendo" a menores de edad en Cataluña "en el menosprecio al otro" y "en el odio a España".
      El autor ha criticado durante la presentación de la novela las "fotos terribles" que ha visto estos días con niños portando 'esteladas' y ha asegurado que, aunque se les lleva a lo que parecen "actividades lúdicas", en el fondo "están encaminadas a fijarles una interpretación del mundo que es despreciativa de otras" y "es posible que pueda conducir directamente al fanatismo o al dogmatismo".

      "Creo que se están fabricando seres humanos fallidos y eso me causa una gran pena", ha afirmado durante la presentación del libro, en la que posteriormente ha señalado que "es lo peor que se puede hacer a una criatura" y que además "se está predeterminando su capacidad de elección".

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 3 Respuestas

      8

      5

      • Damas Damas 28/09/17 21:15

        luzin, hoy se han visto imágenes de estudiantes (se ha dicho alumn@s de secundaria) terminando una manifestación ante el cuartel de la Guardia Civil en una población de la provincia de Barcelona, tengo una sobrina de esa edad que ha nacido y vive en esa localidad, yo soy de Madrid, desconozco (no lo voy a preguntar) si ha asistido o no, sólo me fastidia pensar que de no haber ido con sus companer@s de clase, sí le afectará o no, cómo será/sería la reacción de sus compañer@s de clase. Confirmo por una conversación que mantuvimos hace un par de años, que algun@s de ellos hablaban de los españoles como fascistas, sin distinciones.       

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 2 Respuestas

        3

        4

        • gusalo gusalo 28/09/17 22:23

          El negativo no es mío, Damas; pero seguro que te lo han puesto por preocuparte por tu sobrina.
          Un saludo.

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 1 Respuestas

          0

          1

          • Damas Damas 28/09/17 23:38

            Gracias, gusalo, eres un crack en descubrir las razones más recónditas que conducen a poner negativos ;-) Desde la sonrisa que me has producido (sigo con ella puesta) saludos cordiales.
             

            Responder

            Denunciar comentario

            1

            1

    • jorgeplaza jorgeplaza 28/09/17 19:05

      Buen comentario.
      Una observación: nunca se debe hablar el lenguaje del enemigo. Nunca: es perder media batalla. Por ejemplo, el neologismo "Euskadi" o "Euskadi" se lo inventó aquel canalla meapilas con la enfermedad de Addison que se llamó Sabino Arana Goiri: por principio, yo evito llamar Euskadi al País Vasco. Aquí, lo mismo: resulta que la "estela" catalana se traduce al español por estrella. O sea, que deberíamos decir, al referirnos a la ilegal enseña separatista, bandera estrellada. Además, estrellada tiene en español un doble sentido (el de estrellarse) que, si al final les sale mal la cosa a los independentistas --tengo pocas esperanzas de eso, la verdad--, será especialmente cómico.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      17

      2

      • PepeE PepeE 30/09/17 19:20

        El enemigo? Joer Plaza, pues los alegres y combativos chicos de herri batasuna y tal decían provincias vascongadas, lo de Euskadi era cosa del pnv. Compruébalo , por otra parte está claro que lo tuyo no son los recursos dialécticos, tranquilo hombre seguro que te salen bien los chistes.jeje

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

      • Damas Damas 28/09/17 23:42

        jorgeplaza ¿compartiendo recursos dialécticos? hum ..... ¿qué será, qué será ..? 

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        2

  • Argaru Argaru 28/09/17 17:06

    Tuve la oportunidad de votar en su día a la actual constitución española y lo hice depositando la papeleta del NO en la urna. Soy republicano y, por lo tanto, no puedo admitir que me gobierne (aunque sea formalmente) el primer espermatozoide que llegue triunfalmente a un útero real predeterminado con antelación. La constitución fue aprobada por la mayoría de la población y a uno no le queda más remedio que aceptar el resultado. Unas veces se gana y otras veces se pierde. En mi caso, por mi sensibilidad de izquierdas, he perdido siempre. Ustedes me dirán: la mayor parte del tiempo ha gobernado el Partido Socialista. El problema no es que haya gobernado el PSOE, sino como ha gobernado. Lo que no soporto como individuo me lo tengo que "tragar" como masa. Y no me queda más remedio que aceptarlo. Dicho esto, hablemos de la bandera. Nos guste o no, la bandera rojigualda con escudo coronado nos representa a todos los españoles entonces, ¿por qué permitimos que los fachas y el Partido Popular (también lleno de fachas hasta las trancas) se apropien de la bandera y del himno( menos mal que no tiene letra)? ¿Se imaginan una manifestación contra el gobierno del Partido Popular lleno de banderas españolas reivindicando leyes más progresista sobre la ley del aborto, la educación o la sanidad pública y en contra de la "ley mordaza"? ¡¿No sería flipante?! Hay un refrán que dice, "mientras seas "yunque" aguanta, cuando seas "martillo" golpea". Lamentablemente, hoy en día los los ciudadanos somos yunque y no deberíamos permitir que corruptos y sinvergüenzas se adueñen de "nuestros" símbolos, incluyendo la Señera.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    1

    22

    • gusalo gusalo 28/09/17 19:33

      Original comentario y valiente (muy valiente). Yo también quiero participar en la elección de mi Jefe de Estado; pero mientras la bicolor nos represente a todos, que no la manoseen los 'patriotas'.

      Responder

      Denunciar comentario

      1

      8

  • Ambón Ambón 28/09/17 17:04

    Siempre he huído de las banderas, me parece que sirven mas para separar que para unir, mas para el odio o la desconfíanza que para la solidaridad. En estos tiempos y al hilo del problema de España en Cataluña, me sigue sorprendiendo la escasa ecuanimidad de mucha gente, son aquellos a los que les parece muy democrático que las calles de Barcelona se llenen de esteladas pero si donde aparecen las banderas rojigualdas es en Madrid, entonces es fascismo.

    Ambas manifestaciones basadas en ambos trapos me siguen pareciendo excluyentes, insolidarias y primitivas, no soportan un mínimo uso de la razón, las dos son fascistas en cuanto se creen mejor que el otro, se creen con mejor derecho o se creen con mas razón. ¿Acaso no son esos los ingredientes de la intolerancia que llevada al límite propugnan la destrucción del contrario?

    Responder

    Denunciar comentario

    5

    14

  • avelino avelino 28/09/17 16:33

    Impecable, lucido e impecable.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    1

  • luzin luzin 28/09/17 15:00

    Creo que hay un texto fundamental que leer: "La gran transformación" de Polanyyi. Un interesante análisis de la gran crisis capitalista de comienzos del siglo XX y la evoución de los nacionalismos que asolaron la faz del planeta. Y hoy, aunque puede ser discutible, vemos como el nacionalismo avanza, y tanto Alemania como Francia tienen potentes movimientos nacionalistas y Cataluña también. Parece que el autor del artículo desprecia el caso de Cataluña, como si el nacionalismo pudiera ser de izquierda. El nacionalismo nunca de izquierda, y en general acaba con el sacrificio de los trabajadores por "la patria", "la bandera", no me sorprendió la arenga del pretendido "socialdemócrata" Tardá hablando de la traición a la tierra ... veremos como evoluciona, pero parece que hay claros síntomas de posibles listas, políticas represivas, ... y por supuesto que ne España hay grupos fascistas, pero hasta ahora el nacionalismo español estaba más que muerto, espero que no resucite

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 9 Respuestas

    7

    9

    • Birth 2 Birth 2 28/09/17 17:19

      Pongo en cuestión de que el nacionalismo nunca sea de izquierdas. Lo que si es cierto es que el capitalismo no tiene patria.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 8 Respuestas

      1

      10

      • luzin luzin 28/09/17 17:29

        ¿Qué el capitalismo no tiene patria? no joda ... el capitalismo se adapta y bajo el nacionalismo logra enfrentar, doblegar y explotar con mayor intensidad a los trabajadores. Los que no deberíamos tener patria somos los trabajadores: "Mi patria es el mundo, mi familia la humanidad"

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 7 Respuestas

        6

        5

        • luzin luzin 28/09/17 17:41

          Y si le interesa el tema desde un punto de vista histórico le recomiendo la atenta visión del siguiente video de Adolf Hitler: https://www.youtube.com/watch?v=ik02u5n6JKo Eso es el nacional-socialismo

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 6 Respuestas

          3

          0

          • luzin luzin 28/09/17 18:04

            Y matizo, entiendo que un palestino, un kurdo, un saharaui sea de izquierdas y reivindique su nación ... pero no es el caso: Cataluña no es una colonia explotada por otro estado

            Responder

            Denunciar comentario

            Ocultar 5 Respuestas

            6

            3

            • luzin luzin 28/09/17 19:33

              Y por cierto, no deja de ser paradójico que los nacionalistas catalanes no apoyaran "el derecho a decidir" para estos, aunque Puigdemont no lo recordara

              Responder

              Denunciar comentario

              Ocultar 4 Respuestas

              4

              2

              • Birth 2 Birth 2 29/09/17 09:29

                Luzin, no dudo de sus buenas intenciones izquierdistas. Partimos de coordenadas conceptuales diversas y lo último que deseo en enzarzarme en debate con usted. En este caso, las formas afectan el contenido.

                Responder

                Denunciar comentario

                Ocultar 3 Respuestas

                0

                0

                • Damas Damas 29/09/17 13:00

                  Birth 2, observo que aunque delimites "en este caso" tu también consideras que las formas afectan (o pueden hacerlo) al contenido, ¿acierto a pensar en "contenido" como un sinónimo de "fondo"?, siguiendo con los sinónimos (o casi sinónimos) y ¿con formas y estilo del relato/discurso?.  Si estamos de acuerdo en lo anterior, igual se trata del grado, para suscribir o rechazar (incluso con disgusto, por el efecto percibido de ofensa, desprecio injustificado, mirar y situarse por encima de ..) determinadas manifestaciones expuestas reiteradamente y sin ningún tipo de rubor lo que el otro día me hizo expresar mi asombro antes tus coincidencias o acuerdos en determinado/s asunto/s. Mi sorpresa, se reafirma cuando me había parecido entender otra faceta tuya, del tipo de echar de menos finura en artículos publicados en infoLibre. Saludos.

                  Responder

                  Denunciar comentario

                  Ocultar 2 Respuestas

                  0

                  0

                  • Birth 2 Birth 2 30/09/17 08:28

                    Abre tu mochila o tu bolso. ¿Es el fondo del contenedor lo mismo que su contenido? Damas, digo lo que creo oportuno y me ahorro el tiempo que presumo inutil. Cad@ unn@ tiene sus prioridades. Saludos.

                    Responder

                    Denunciar comentario

                    Ocultar 1 Respuestas

                    0

                    0

                    • Damas Damas 30/09/17 09:41

                      Voilà! Birth 2. Buen día y saludos.

                      Responder

                      Denunciar comentario

                      0

                      0

  • micanuto micanuto 28/09/17 13:55

    Gracias, por visibilizar las causas ( la clase poderosa) y los efectos ( el odio)

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7



Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre