X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Buzón de Voz

Ocho segundos de independencia

Publicada 10/10/2017 a las 06:00 Actualizada 11/10/2017 a las 21:55    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 133

Durante ocho segundos, Carles Puigdemont hizo creer que planteaba la declaración de independencia de Cataluña como un nuevo Estado en forma de república. En realidad lo que ha intentado, y en los próximas horas veremos hasta qué punto ha conseguido, es ubicar de nuevo sobre el tejado de Mariano Rajoy la explosiva pelota de la mayor crisis política de la etapa democrática. Ambos siguen paseándose al borde del precipicio en una batalla que sólo puede explicarse en términos de comunicación política, puesto que desde un punto de vista jurídico o parlamentario, no tiene ni pies ni cabeza.

Todo puede cambiar en cuestión de horas, pero estos son los trazos principales del dibujo de situación en esta noche que se pronosticaba histórica y será recordada como fundamentalmente confusa.
 
  • Carles Puigdemont introdujo su discurso destacando la “necesidad imperiosa de reducir la tensión” y reclamando “respeto al que piensa diferente”. A partir de ahí deslizó el relato del procés, con el fin de concluir con el mensaje clave, que debemos reproducir literalmente: “Llegados a este momento histórico, y como president de la Generalitat asumo, al presentarles los resultados del referéndum ante todos ustedes y ante nuestros conciudadanos, el mandato de que el pueblo de Cataluña se convierta en un Estado independiente en forma de república. Esto es lo que hoy hacemos con toda solemnidad, por responsabilidad y por respeto. Y con la misma solemnidad, el Govern y yo mismo proponemos que el Parlament suspenda los efectos de la declaración de independencia para que en las próximas semanas emprendamos un diálogo sin el cual no es posible llegar a una solución acordada”.
 
  • Desde un punto de vista jurídico, no cabe hablar de una declaración de independencia ni tampoco por tanto de su inmediata “suspensión”, puesto que no ha habido una votación que conduzca a una acción institucional del Parlament. El documento firmado por los grupos que defienden la independencia no tiene trascendencia legal alguna. Cataluña sigue siendo a todos los efectos una comunidad autónoma que forma parte del Estado español.
 
  • Tampoco son admisibles jurídicamente los argumentos principales de Puigdemont para sustentar ese “mandato”, puesto que el referéndum del 1 de octubre no cumplió los mínimos requisitos para ser considerado de ningún modo vinculante. Por citar sólo el eslabón final, los resultados proclamados (e incomprobables por entidades independientes) fueron trasladados al Parlament con la firma de tres miembros del Govern, y no por la Sindicatura Electoral prevista y autodisuelta tras las multas decretadas a sus miembros por el Tribunal Constitucional.
 
  • Puigdemont denunció en su discurso la “represión” policial del 1 de octubre, sin duda el elemento que más fortaleció en la última fase al independentismo catalán al confrontar porras y pelotas de goma contra papeletas y urnas. Hemos escrito ya y reiteramos que disolver por la fuerza una votación popular no vinculante y sin garantías es inadmisible democráticamente, pero sobre todo es erróneo e innecesario. Eso sí: las cargas policiales y las más de 800 personas atendidas en servicios de urgencia no convierten el referéndum en legal y vinculante.
 
  • Antes de iniciarse la “histórica” sesión, Puigdemont reunió a los diputados de Junts pel Sí, de las CUP y también a los líderes de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural, las organizaciones civiles que tras la frustrada reforma del Estatut de 2006 han sido motores del movimiento soberanista. Pese al cierre de filas ofrecido con la ceremonia final de firma de un documento declarativo que carece de cualquier respaldo legal, es innegable la fractura producida en un “bloque” independentista que nunca ha sido marmóreo ni homogéneo. Los sectores más moderados del PDeCat consideran que se ha ido ya demasiado lejos, aunque no se han atrevido a expresarlo hasta que grandes empresas y bancos han iniciado la espantada de Cataluña. Para las CUP, por el contrario, la decisión final de Puigdemont ha sido frustrante, porque querían proclamar este martes la República Catalana Independiente. No descartan incluso abandonar la actividad parlamentaria si así lo deciden sus bases (un aviso claro a Puigdemont de que pueden forzar el adelanto de las elecciones autonómicas).
 
  • La respuesta del Gobierno se concretará en el consejo de ministros extraordinario convocado para esta mañana del miércoles, pero Soraya Sáenz de Santamaría ya ha anticipado el rechazo a esa “mano tendida al diálogo” por Puigdemont, a quien acusan de sembrar “la mayor incertidumbre” en Cataluña y de seguir situado fuera de la legalidad. Rajoy quiere firmar nuevas medidas sobre Cataluña antes de acudir el jueves al desfile de las Fuerzas Armadas del 12 de octubre. En la noche del martes las ha abordado con Pedro Sánchez y Albert Rivera para poder seguir arropado por una mayoría parlamentaria holgada.   

Pese a lo escrito en esa Declaració dels Representants de Catalunya (como si sus firmantes fueran los únicos representantes del pueblo catalán) lo cierto es que no se ha declarado la independencia. Como mucho la proclamación de tal estatus ha durado ocho segundos. Pero no es descartable que finalmente sea Mariano Rajoy quien otorgue, con una reacción desproporcionada, la credibilidad política que ahora mismo no tiene la existencia de una “República Catalana”. Un conflicto político sólo puede (y debe) resolverse desde el diálogo político. Cuando Puigdemont insiste en la mediación internacional, lo hace sabiendo que el Gobierno no aceptará una fórmula que implica el reconocimiento de un estatus de Estado a Cataluña. Lo cual no quiere decir que no existan otros canales posibles de mediación o de diálogo directo. Esa es la declaración que desean y esperan millones de españoles y de catalanes, y no tanto demostraciones de autoridad como las que (probablemente) se avecinan. 


P.D. Y mientras tanto, este martes hemos sabido que España es el segundo país con mayor tasa de paro de la OCDE. Urge atender cuanto antes a la cruda realidad, difuminada entre tantas banderas.
Correo Electrónico


Hazte socio de infolibre



16 Comentarios
  • Agu47 Agu47 13/10/17 21:52

    Como siempre estoy de acuerdo con su análisis.  Pero lo más interesante de su artículo es la P.D. todo este embrollo es la manta con la que se cubre la corrupción que atenaza al partido que sustenta el gobierno y el paro que es la principal preocupación de todos los  españoles

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • pantera pantera 13/10/17 01:04

    Efectivamente, la cruda realidad es otra. Pero a la par que se ponía en evidencia las tropelías económicas, sociales y políticas(en España y en Cataluña) por parte de la nueva izquierda (Podemos, IU, Compromís, Confluencias...) y de asociaciones civiles y algunos medios de comunicación, y obtenían un respaldo considerable para abordar cambios estructurales necesarios, a la par, digo, se han destapado los agravios nacionalistas, las esencias milenarias y los sellos identitarios, contrarrestando y reduciendo las propuestas de CAMBIOS (Corrupción, Educación, Sanidad, Reforma laboral...)

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Esdaquit Esdaquit 13/10/17 00:28

    De acuerdo con lo que nos dice Jesús Maraña en su artículo, fiel a su periodismo honesto. En la P.D., el señor Maraña nos alerta de que, además de Catalunya, tenemos en el Estado español el acuciante problema del paro. Sería alargar demasiado esa nota final, si además se nos recuerda la Operación Púnica, la Gürtel, el caso Noos, etc. Particularmente, me hubiera gustado que el texto de la P.D. hubiera sido el siguiente: "El PP y PSOE están creando ya la comisión que estudiará la reforma de la Constitución española". Es lo que ha reconocido Pedro Sánchez en su entrevista en la SER. No ha mencionado que vayan a contar con la participación de todos los partidos con representación parlamentaria: o ha pasado por alto este importante detalle o lo que ha querido decir es que esa reforma la van a llevar a cabo únicamente los dos partidos políticos mayoritarios. Si así fuese y espero que no, el hecho supondría una verdadera patada a la democracia.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Lunilla Lunilla 12/10/17 23:21

    ...."En polìtica, de manera singular, un hombre o mujer tiene que dar la cara", y defender sus creencias antes que sus intereses personales" ...-"En otro orden de cosas, la religiòn no mantiene a nadie, tiene que ser mantenida; No produce trigo ni maiz, no ara la tierra, no derriba bosques ni murallas. Es una mendiga perpetua, vive del trabajo de otros y, luego tiene la arrogancia de pretender que ayuda al que dà .....  Lunilla///  PD. enviado a editar a las 11,20 h. p/m.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Sancho Sancho 12/10/17 22:50

    Me encantan los comentarios de algunos "cerebritos" por cuyas teorías los españolados son culpables de las políticas de la derechona, porque son así de gilipollas...En cambio los nacionalistas, los pobrecitos, de los que tanto tienen que aprender los españolazos todos, en vez de tener tantos celos de ellos, hasta el punto de llegar a insultarlos y criticarlos...Y además, ya sabemos que de lo del 3% no es que no sean culpables la mayoría de nacionalistas, pobres, es que ¡los verdaderos culpables son los otros, los de Madrid, los españoles que siguen votando a esos...! Tenemos mucho que aprender de los nacionalistas catalanes que votan con fervor a la derechona catalana y los beatos nacionalistas...y de las CUP que se alían con esta gente de bien ¡Esos sí que son revolucionarios! ¡Todo un ejemplo para la mayoría de españoles, muy ignorantes ellos...!.

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    3

  • jorgeplaza jorgeplaza 12/10/17 19:34

    Lo que no se suele decir es que los separatistas no tienen ni una sola razón válida que justifique la separación. Están muy bien resumidas en el editorial del Charlie Hebdo que ha salido en todos los diarios, ese que significativamente se titula "Gilipollez o muerte".

    1) No es verdad que el catalán o la cultura catalana estén reprimidas o amenazadas. Hace falta tener mucha jeta para decir eso a la vez que su Jefe de policía autonómica y su Conseller del ramo informan en catalán como primer idioma a la prensa nacional y extranjera el día de los atentados de las Ramblas. O cuando, desde hace décadas, el único idioma utilizado en la enseñanza primaria y media es el catalán.
    2) Cataluña (o la Padania en Italia) son a las regiones lo que los ricos a los ciudadanos: ejemplos de egoísmo disfrazado con palabras rimbombantes (identidad, creación de empleo). Como dice el Charlie Hebdo, le recuerdan a uno a la despreciable señora Thatcher exigiendo "que le devolvieran su dinero". Cataluña paga más por lo mismo que un tipo con renta alta paga proporcionalmente más en el IRPF que uno pobre: en Cataluña hay más rentas altas que en el promedio de España. Borrell y Llorach, entre otros, han desmontado esa falacia.
    3) Cuidado con admitir la "identidad" como argumento válido para establecer una barrera o un privilegio porque entonces sería difícil rechazar la "religión" para darle el mismo uso: la única diferencia es que la "identidad" suele usarla cierto tipo de sedicente izquierda y la "religión", la derecha o la extrema derecha.
    4) Desde las últimas elecciones, los separatistas no han hecho más que trampas: no ganaron aquel supuesto plebiscito, pero dijeron que sí; no tenían derecho ni a utilizar el censo, no digamos a realizar un referendo; no lo tenían tampoco a proclamar leyes anticonstitucionales, ¡saltándose hasta su propio reglamento!, etc, etc.
    5) En conclusión, es realmente paradójico que gente que se dice de izquierdas defienda la independencia de Cataluña: no tienen ni una sola buena razón que les avale.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 5 Respuestas

    7

    9

    • Esdaquit Esdaquit 12/10/17 23:51

      jorgeplaza decía... No creo que sea taxativamente científica su afirmación de que "los separatistas no tienen ni una sola razón válida que justifique la separación". De hecho, sí que las tienen, como lo demuestra su histórica aspiración a constituir un Estado independiente y como lo estamos viendo estos días. Así mismo, en la Carta Internacional de los Derechos Humanos se reconoce el derecho a la libre autodeterminación de los Pueblos. Que usted no esté de acuerdo con la independencia de Catalunya, me parece respetable. Tan respetable como que haya catalanes que quieran su independencia.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 4 Respuestas

      1

      7

      • Queso Tierno Queso Tierno 13/10/17 03:27

        La Carta de Los Derechos Humanos afecta a pueblos oprimidos, sin libertad, sin democracia y sin ningun tipo de derechos. No tiene validez en paises libres con democracia, libertad y constitucion porque no se cumple ninguno de los criterios para los que se creo. Es un tópico muy gastado seguir utilizando ese argumento. En los paises democraticos se cumplen los derechos humanos y estan amparados por sus constituciones y leyes que se elaboran teniendolos en cuenta. El derecho a voto, que es otro tópico muy usado, solo existe en los paises democraticos y está amparado tambien por las leyes y constituciones. No es un derecho universal, ni existia hasta hasta hace poco, se ha ganado con sangre, sudor, lagrimas y muchas muertes para estar amparado y regulado por las leyes, no para estar por encima de ellas como primera ley fundamental, que es como se ha usado aquí.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        2

      • jorgeplaza jorgeplaza 13/10/17 01:25

        Ya veo que pone usted Pueblos con mayúscula: es revelador. Cuanto más falso el concepto, más rimbombantes los adjetivos, más vacías las frases. Nadie sabe qué coño es un pueblo con minúscula... salvo los que pretenden mangonearlo. Yo sé lo que son los ciudadanos censados con derecho a voto: son la mayoría no independentista de Cataluña, por ejemplo. Pero lo que sea, por ejemplo, "el Pueblo catalán" solo parece saberlo gente como Forcadell, que adjudica patentes de limpieza de sangre catalana, de manera muy parecida a lo que hacían la Inquisición o a los fascismos.
        Les convendría a todos los secesionistas aprenderse de memoria el estupendo resumen que hacen en Charlie Hebdo (artículo "Gilipollez o muerte", subtitulado, "Los catalanes, más gilipollas que los corsos" y dejen de hacer... el indígena, ande.
        (Damas le explica muy bien quienes tienen derecho a la autodeterminación, por cierto.)

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        2

        3

        • Damas Damas 13/10/17 02:21

          jorgeplaza, puntualización: Damas copia y pega. Y lo hago en mi forma habitual, intento entrecomillar y referenciar lo copiado.

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          0

      • Damas Damas 13/10/17 00:46

        Igual a alguien le interesa leer más información sobre eso que tan escuetamente se pone en ese comentario: "Así mismo, en la Carta Internacional de los Derechos Humanos se reconoce el derecho a la libre autodeterminación de los Pueblos", a veces quedarse en una frase es insuficiente.
        http://www.eldiario.es/tribunaabierta/derecho-autodeterminacion-hablan_6_691590852.html el titular del artículo en eldiario.es "¿De qué derecho de autodeterminación hablan?" Como aperitivo copio un párrafo:
        "“El derecho a la libre determinación de los pueblos, tal como resulta del sistema de las Naciones Unidas, existe para los pueblos sometidos a la dominación colonial y extranjera, es decir, que no viven bajo la forma jurídica estatal. El derecho a la secesión, con respecto a un Estado existente miembro de las Naciones Unidas, no existe como tal en los textos y en la práctica seguida por la Organización porque, si se pretendiera invocarlo para romper la unidad nacional y la integridad territorial de un Estado, se estaría haciendo una aplicación abusiva del principio de la libre determinación, contraria a los propósitos de la Carta de las Naciones Unidas”.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        2

  • Forunato Forunato 12/10/17 19:07

    Pago un euro a quien consiga aportar algo no dicho y repetido hasta la náusea.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • gusalo gusalo 12/10/17 17:14

    A quien proceda de la dirección de Infolibre

    He estado unos meses sin internet y cuando he vuelto a conectarme, me he encontrado con una nueva manera de ordenar los comentarios con varias desventajas: 
    *Hay poco menos que usar una regla sobre los márgenes del texto para saber a quién contesta lo que estás leyendo. 
     *Hay que mirar a qué hora han enviado cada texto para saber cuál es el último.  
     *Puedes llevar medio comentario leído antes de enterarte que no contesta al artículo, sino a otro texto que aún no has leído y que tal vez ni quieras leer. 
    *** En fin, el sistema anterior nos permitía valorar mejor el contexto de cada intervención.

    Supongo que cuando se cambió de sistema se expondrían las ventajas del nuevo. Me gustaría conocerlas.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    9

    • gusalo gusalo 12/10/17 17:57

      Corrijo una falta gramatical de mi texto: “*Puedes llevar medio comentario leído antes de enterarte DE que…” (no “enterarte que…”). 

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • gusalo gusalo 12/10/17 16:44

    Me encanta la claridad pedagógica de cada artículo suyo, señor Maraña. Gracias.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • real56 real56 12/10/17 16:22

    Estoy plenamente de acuerdo, que la única solución para Cataluña es que se sienten a negociar todos los partidos políticos, sin negarse a tratar ningún punto incluso la independencia, si no repetiremos esta situación dentro de unos años y con el agravante que los partidarios del independentismo forzaran mucho mas la situación, es muy triste observar que los nacionalismos radicales españoles o catalanes crecen, porque son la expresión máxima de los males históricos. Cuando observo en las tertulias a los periodistas comprados por el PP que no permiten y cortan continuamente a los otros tertulianos para que no puedan expresarse libremente, no entiendo porque los otros tertulianos se lo permiten, le pido Sr. Marañas que los corten y les digan que les dejen terminar, pretenden controlar con su actitud agresiva la libertad de opinión, que ustedes representan.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    11



Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre