X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Diario de a bordo

#SantuarioAntártico: ¿Por qué el océano Antártico? ¿Qué nos estamos jugando aquí?

Carlos Bardem Javier Bardem Publicada 30/01/2018 a las 16:24 Actualizada 30/01/2018 a las 18:46    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 12

La expedición de Javier y Carlos Bardem

Imágenes de la belleza que rodea el océano Antártico.

Colonias de pingüinos en Hope Bay

Imágenes tomadas durante la expedición de Greenpeace al océano Antártico.

Javier Bardem se sumerge en el océano Antártico

El actor español Javier Bardem ha descendido en un submarino de dos plazas al fondo del océano Antártico para pedir la creación de un santuario marino.

Las emociones se amontonan como sucede siempre al final de algo maravilloso, revelador, de un viaje que nunca olvidaremos ni Javier ni yo, único por lo que hemos visto y aprendido junto a una gente excepcional: las mujeres y hombres, científicas y marinos de Greenpeace a bordo del Arctic Sunrise.

Hace pocas horas avistamos focas y ballenas navegando entre icebergs en Cierva Cove, nos quedamos boquiabiertos y sin palabras ante la belleza de descomunales castillos, naves y catedrales de hielo azul, tallados por el viento y el agua.

Asombrados del ruido que hacen al quebrarse, seco y audible desde muy lejos en este silencio aplastante de la Antártida. He viajado mucho, he visitado rincones maravillosos del planeta y estudiado la historia de la humanidad en sus edificios, en las obras de arte de su arquitectura. Pero creo que nada nunca me ha conmovido tanto como las obras de arte de la naturaleza, flotando impávidas, vivas, crujiendo, cambiando. Lo que he podido ver aquí sobrepasa cualquier otra cosa. No soy creyente y me han explicado muy bien los procesos geológicos, climáticos, atmosféricos y biológicos que se entremezclan aquí para crear palacios y esculturas de hielo. Pero hay algo en este silencio y esta desmesura que te habla directamente al espíritu, que te hace conversar contigo mismo –¿acaso no es eso rezar?– y pedir con el alma que esto se proteja. Que se proteja de nosotros.
 


Porque en este paisaje hay una voz subterránea y un grito en el viento que te dice que este no es nuestro lugar, que no es lugar para el hombre sino es para estudiarlo, documentarlo y protegerlo. En la actividad humana está gran parte del problema ambiental y climático y, por tanto, es la humanidad consciente, unida y responsable la que debe ponerse al frente de la solución. En este diario he intentado trasladaros la emoción que sentía. Las emociones son poderosas y mueven a la acción muchas veces. Emociones positivas deben mover a acciones positivas. Pero en esta última entrega me gustaría reforzar el mensaje con datos más claros sobre por qué aquí, por qué en el océano Antártico tenemos que crear la zona protegida más grande del planeta. ¿Qué nos estamos jugando aquí?
 
  • Sin ser zona protegida la pesquería industrial tendría libre acceso a estas aguas. ¿Uno de sus objetivos? Pescar, “aspirar” con enormes mangas toneladas de krill, el pequeño crustáceo que está en la base de toda la cadena alimenticia del Antártico. Aquí todo come krill o algo que come krill. Sin krill se acaba todo. Un santuario evitaría que la industria robe la comida de pingüinos, aves y ballenas, y proporcionaría alivio para que las poblaciones de todas estas especies se recuperen. Especialmente alrededor de la península Antártica se solapan las zonas de pesca industrial con las de alimentación de focas y pingüinos. En los últimos 4 años se han capturado 150.000 toneladas de krill -ese que ya venden en los herbolarios para que tomes omega 3, suplemento que puedes ingerir de muchas otras formas-. Greenpeace pide la prohibición de la pesquería de krill en la península Antártica como primera medida de precaución.

  • Más de 300.000 parejas de petreles antárticos crían en las costas del posible santuario. Un tercio de todos los pingüinos emperadores nacen en los bloques de hielo de esta agua. Se han documentado hasta ahora seis especies de focas y doce de ballenas en esta área. El santuario las protegería del hombre para reproducirse y alimentarse. Estas especies y muchas otras están sufriendo los impactos del cambio climático, la contaminación y la sobrepesca. Los santuarios marinos permiten que se recuperen.
     
  • La comunidad científica comienza a comprender ahora el papel que desempeñan los océanos sanos en la absorción de dióxido de carbono y cómo ayudan a contener el cambio climático. Los santuarios no solo protegen la biodiversidad, también aseguran la seguridad alimentaria a miles de millones de personas que dependen de los mares. Un océano sano es una de las mejores defensas contra el cambio climático. Existen evidencias de que el krill ayuda a capturar carbono en superficie y depositarlo luego fijado en el fondo.
     
  • Si en octubre del 2018 no conseguimos entre todos crear el Santuario Antártico perderemos también la oportunidad de creer en la buena gobernanza de los países para proteger los océanos. ¿Para qué se celebró el Tratado Antártico si los 24 países miembros más la Unión Europea no se ponen de acuerdo? Hagamos que los políticos sientan la presión, que se sepan observados por millones de personas representadas por sus firmas. Hagamos que este sea el primero de muchos santuarios oceánicos, que siente un precedente jurídico internacional aplicable a muchos otros mares.

Aquí, en el océano Antártico nos estamos jugando el futuro. Ni más ni menos que el futuro de la humanidad. Y es que como hemos repetido estos días: no hay plan b porque no hay planeta b.

¡Gracias a todos por leerme!
 
______________________

Por Carlos Bardem (Twitter e Instagram) y Javier Bardem (Twitter e Instagram)

Entra, únete y firma en:
protecttheantarctic.org

#protectantarctic #santuarioantártico #nohayplanb porque #nohayplanetab
Correo Electrónico


Hazte socio de infolibre



12 Comentarios
  • Aserejé Aserejé 06/02/18 11:03

    Acorddaos de firmar en la web https://es.greenpeace.org/es/que-puedes-hacer-tu/peticiones/antartida/ para proteger el antartico. Un cordial saludo a todos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • CarmenMoreno CarmenMoreno 02/02/18 11:42

    Impresionante y grandioso!! Muchas gracias por estos artículos.
    Yo les preguntaría a las personas que tienen poder, que forman esas Empresas que ambicionan tanto que no les importa el Medio Ambiente… ¿Creen ustedes que sus hijos y nietos, aun llenos de dinero y poder, les gustaría vivir en un mundo sin un árbol, sin una flor, todo gris? .Yo creo que prefirirían no haber nacido en ese mundo. ¿Qué legado van a dejar ustedes?
    ¿Creen que no van a morir igual que todos? ¿se les recordará por grandes hombres o acaso todo lo contrario?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • Isalazar Isalazar 01/02/18 18:09

    Sólo quiero decirles, GRACIAS, por estar ahí, y por luchar por un santuario en el Ártico.
    Por supuesto, NO HAY planeta B

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • JJPG JJPG 01/02/18 10:23

    Muchas gracias por abrirnos esta ventana a través de la cual nos has hecho llegar tu preocupación por el futuro de este planeta. Desde un punto de vista informativo lo recibo como una bocanada de aire fresco que me desintoxica de tantas noticias relativas a cuestiones estériles.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • florenblues florenblues 31/01/18 23:31

    Fantastico el trabajo y la repercusion que tiene su lucha por la ecología. Gracias de corazón a los Barden.
    Sólo la educación y unas leyes utiles y justas harán que cale en las sociedades desarrolladas la necesidad de respetar la Antártida y el resto de los oceanos. Las sociedades primitivas llevan siglos respetando el planeta. Aprendamos de ellos.
    Salud.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    8

  • Isabelle0651 Isabelle0651 31/01/18 19:05

    Recibo con enorme agrado vuestras impresiones de lo que veis, casi es como si estuviera allí por la maravilla de los documentos gráficos y las amenas y sentidas crónicas de vuestra experiencia. Gracias por compartirlo, por denunciarlo y por el apoyo y ayuda con vuestra voz para conseguir junto a Greenpeace el compromiso de los gobiernos para preservar el sobradamente necesario #Santuario Antártico.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    8

  • estovamal estovamal 31/01/18 16:28

    Gracias a vosotros por estas crónicas, que saben a poco.

    Y lo siento, pero parece que los lectores de infolibre, por el número de comentarios, no parecen muy preocupados por la situación. Ojalá sea una falsa impresión.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    7

  • charopa69 charopa69 31/01/18 12:42

    Carlos: Felicidades por tu reflexión, propia de la experiencia vivida. Añado la mía, para pasar, de los destinatarios de la contaminación a uno de los muchos contaminantes, el MERCURIO, que no es biodegradable pero sí BIOACUMULABLE, y seguirá contaminando el Planeta, incluída la Antártida, por los siglos de los siglos.

    Dado que España ha sido el mayor productor y exportador de este elemento durante milenios, letal para cualquier ser vivo, y ha constituido durante décadas la mayor fuente de entrada de divisas, mencionar el mercurio es como mentar la "la bicha", y ni los medios osan publicar, que en agosto del año pasado entró en vigor el Convenio de Minamata, firmado por España en 2013 pero NO RATIFICADO, y que tiene por objeto ERRADICAR EL MERCURIO DE LA FAZ DE LA TIERRA

    http://www.un.org/spanish/News/story.asp?NewsID=37877#.WnGgybzibDc

    http://kaosenlared.net/ignorado-convenio-minamata-desconocimiento-censura-autocensura-simplemente-vacaciones/

    Y si nadie se atreve a publicar una noticia relevante a nivel planetario, menos aún osan publicar un documento elaborado por miembros de Greenpeace, en el que se acredita que a finales de la década de los ochenta del sigo pasado, el Gobierno español, (para "fidelizar" a las empresas que usaban el mercurio como materia prima, y que estaban buscando alternativas menos letales, no sólo por los graves riesgos que implicaba, sino por el elevado costo de gestionar adecuadamente sus residuos) PAGÓ CIENTOS DE MILLONES DE PESETAS POR COMPRAR MILES DE TONELADAS DE RESIDUOS TÓXICOS que fueron esparcidos en las inmediaciones de una mina. Tal vez, pensando que, en la zona más contaminada con mercurio del Planeta, "daba igual ocho que ochenta". Por favor, leed y divulgad. millones de enferm@s medioambientales, en todo el mundo, much@s intoxicad@s por mercurio, os lo agradeceremos

    https://drive.google.com/file/d/0B0y5IivC8jmRRWFFR0o4Mjc5eU1MYUtCU2ZjMDFSSU9SaHQ4/view?usp=sharing

    https://www.scidev.net/america-latina/contaminacion/noticias/pinguinos-con-altos-niveles-de-mercurio.html

    Saludos y MUCHA SALUD SIN MERCURIO, y a los responsables de tanto sufrimiento evitable, larga vida con nuestra calidad de vida


    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    7

    • Aserejé Aserejé 31/01/18 15:22

      Muy interesante lo q dices. Saludos

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      13

  • Aserejé Aserejé 31/01/18 12:08

    Me encanta leer estos artículos y er las fotos. Es estupendo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    8

  • Birth 2 Birth 2 31/01/18 10:42

    Soy alguien a quien no tienen que convencer de la necesidad y urgencia de la campaña. Lo que me cuestiono es si el tono "religioso", de dedo acusador (y no didáctico) y de catequesis de los artículos pueden hacer suficiente mella y es el eficaz. Hay gente a las que le repele ese: somos los buenos. como se dijo en otro de los textos y las repeticiones como mantras. Por otra parte, en mi opinión, no es que los seres humanos no puedan compartir el planeta, que esos lugares no sean los suyos, que somos "los malos", sino que deberíamos de encontrar la forma de hacerlo respetando el medio ambiente porque formamos parte de él. En relación con este aspecto que comento, este artículo es uno de los mejores. Tiene menos dedo y me ha resultado más interesante. Un saludo y mejores deseos. Me pregunto si os duchais con agua fría o caliente...o...

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    5



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.