X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




¡INSOSTENIBLE!

Restauración de la antigua abundancia en España

Fernando Prieto Publicada 16/08/2017 a las 06:00 Actualizada 17/08/2017 a las 22:57    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 29

Es posible imaginar bosques frondosos, ríos limpios, paisajes feraces, biodiversidad, láminas de agua, gente sana y saludable... Incluso este verano de 2017 marcado a fuego por los incendios forestales que ya han asolado a 70 mil hectáreas (cuatro veces más que el año pasado), las elevadas temperaturas  y una sequía que es la peor de hace 20 años es posible cerrar los ojos e imaginar cómo nos gustaría que fueran nuestro paisajes, nuestros bosques, nuestros ríos. Para ello viajemos 400 años atrás. Miguel Caxa de Leruela, escribió en 1631, esta obra Restauración de la abundancia en España. Este señor, casi coetáneo de Cervantes, fue consciente de un cierto final de época. Se habían perdido muchas batallas, empezaban otras en Europa y la aventura americana no iba tan bien. La economía especulativa no daba más de sí y la productiva estaba abandonada. En aquel momento parecía imprescindible una fuerte regeneración, idea que preside de forma explícita la obra de Caxa de Leruela y, más sutilmente, la de Cervantes. En esa época la ganadería tenía una gran importancia y la Mesta era la organización que manejaba este recurso estratégico. Caxa de Leruela fue Alcalde Mayor de la Mesta y un entusiasta de la ganadería y de su capacidad para fijar población ante la ya proverbial “despoblación del reino”. Escribe que “el oro traído desde el continente americano no ha dado lugar a una gran prosperidad”. Y también: "Pues, cuanto oro y plata le entra de las Indias parece tesoro de duendes, y que el mismo viento que lo trae lo lleva, después que los españoles pusieron su felicidad temporal en adquirir estos metales, menospreciando sus labores y pastorías”. El autor contrapone la economía productiva de la ganadería frente a la economía especulativa. O bien el manejo de bienes comunes como los bosques frente al privado de los particulares que los deforestan. Caxa proponía “la nacionalización de los pastos y que a cada campesino se le provea de un número suficiente de cabezas de ganado para que pueda ganarse su sustento”. Además, incluye una de las primeras propuestas de economía de los recursos naturales.

Hoy, casi cuatrocientos años después, la situación guarda sin duda cierto parecido. Sobre la economía financiera mejor no hablar. Hoy siguen sin incluirse en la contabilidad nacional los bienes y servicios que producen los ecosistemas naturales y los agroecosistemas tradicionales. Y sí, en la actualidad continúa existiendo una despoblación brutal en gran parte del territorio, con densidades comparables a Laponia o el Sahara. Este abandono de la gestión tradicional determina la reducción de los pastizales y que parte de los bosques sigan siendo pasto de las llamas todos los veranos. La ganadería extensiva es absolutamente imprescindible para solucionar el problema del fuego en este país.

No solo sigue vigente esa necesidad de regeneración sino que es urgente e ineludible. Hoy, aquí y ahora, urge realizar el rescate ecológico de España, restaurar los bosques, las aguas limpias, la buena calidad del aire y la biodiversidad. Y por supuesto, buscar una economía productiva basada también en ecosistemas sanos y diversos, además de solucionar la despoblación de gran parte del interior de España. Es decir, restaurar la antigua abundancia del país.

Hoy también es necesario un plan de colonización de gran parte del medio rural. Pero ahora, el escenario, sin duda, es más favorable. En pleno siglo XXI, con acceso a la energía de forma inimaginable hace unos años, a nuevas tecnologías, satélites, sensores, mapas e información en tiempo real, con cuadros de ingenieros, ecólogos, sociólogos y científicos, se pueden encarar estos retos. Si bien hay que considerar un nuevo peligro, que no tenía la misma importancia cuando vivía el amigo Caxa: el cambio climático.

Una apuesta para que todos ganen.

España presenta una elevada vulnerabilidad. Debemos reducir las emisiones pero, sobre todo, adaptarnos. La agricultura, el turismo, las ciudades, el agua, el transporte, la energía, es decir, todas las políticas, la empresa y la ciudadanía debemos tenerlo muy presente. Para restaurar la antigua abundancia se deberán iniciar grandes infraestructuras verdes, planes ambiciosos de plantación y cuidado de los bosques, mejorando su gestión, introduciendo robles, rebollos, quejigos, encinas y alcornoques en sus antiguos dominios, especies más avanzadas en la sucesión vegetal y de mayor resistencia ante el fuego. Deberán empezar a quitarse cultivos forestales de eucaliptos, pino radiata, pino pinaster sino queremos que pase como lo sucedido en los dos inmensos incendios de Portugal con 64 muertos y 60 mil hectáreas con tan solo dos focos.

Es el momento de crear mosaicos, setos y dehesas. De proteger  la biodiversidad y de fomentar la resiliencia de los ecosistemas. De multiplicar la ganadería extensiva, volviendo a pastorear los bosques para controlar el matorral, recogiendo la leña, promoviendo una selvicultura adaptada al cambio climático. De diseñar y gestionar los ecosistemas buscando los equilibrios naturales, con depredadores como el lobo.

Debemos restaurar la funcionalidad de los humedales y de los ríos y riberas. No pueden oler mal los ríos, como sucede en multitud de lugares. No podemos permitirnos la deficiente calidad delas aguas y sus correspondientes multas de la Union Europea por no depurar nuestras aguas. Tenemos que implantar sistemas modernos de depuración de aguas residuales en todos los pueblos, hasta los más pequeños, con filtros verdes y otros métodos basados en soluciones de raíz natural que funcionen. Objetivo: ríos limpios, en los que podamos bañarnos, como pasaba hace cincuenta años. No es posible que cincuenta años después hayamos empeorado. Debemos revisar todos los trasvases intentando que cada cuenca se adapte a sus recursos, proporcionando caudales ecológicos e impidiendo la sobreexplotación de los acuíferos. Tampoco podremos permitirnos, por supuesto, el fracking, que contamina las aguas.

Con todas estas actuaciones generaremos trabajo, empleo verde. Cambiemos el modelo productivo por uno más sostenible, con más investigación y desarrollo. Apostemos por una economía más verde y sostenible, más productiva y menos especulativa, ya que querrá decir que apostamos por un futuro más sostenible. Sólo así ganaremos todos. Es probable que tanto si Caxa de Leurela como Cervantes levantaran la cabeza vieran con muy buenos ojos que hoy, por fin, utilizando la inteligencia colectiva, la tecnología y la ciencia realmente hemos empezado “la restauración de la antigua abundancia”.

Caxa de Leruela ya se dio cuenta de que una naturaleza en su esplendor es garantía de suministro de recursos básicos y servicios esenciales; es la verdadera base de la riqueza de un país. Pues eso. 
 
_____________

Fernando Prieto es director del Observatorio de la Sostenibilidad y doctor en Ecología


Hazte socio de infolibre



10 Comentarios
  • El Diablo Cojuelo El Diablo Cojuelo 22/08/17 07:23

    "En un mundo imperfecto, vivir es cambiar". El equilibrio de lo imperfecto es lo que hace a este mundo perfecto -no hay una palabra para estas esperiencias que provienen de la revelaciòn cientìfica, no mistica.; " Si la naturaleza fuese un Banco, ya habria sido salvada." ...El Diablo Cojuelo.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    0

  • El Diablo Cojuelo El Diablo Cojuelo 21/08/17 18:34

    ...." La vida no se mide por las veces que respiras, sino por los smomentos que te dejan sin aliento, como es decir que "un vaso de vino en el momento oportuno, vale mas que todas las riquezasa de la tierra ...me parece una tonteria". ... Pero quien soy yo...¡Para discutirle una cita a Gustav Mahler.... El DIablo Cojuelo.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    0

  • PacoOs2 PacoOs2 18/08/17 23:06

    EStupendo toda la re-ruralizacion, tan solo falta el tema de energias renovables, biomasa, fotovoltaica y eolica, para cerrar el circulo de sostenibilidad, energia y comida.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Teodoro Teodoro 18/08/17 10:57

    ME gustaría felicitar a D.Fernando Prieto por su excelente artículo,nunca había oido hablar de D. Miguel Caxa, gracias por hacermelo conocer,me incrementa la larga lista de personajes históricos llenos de sensibilidad y conocimientos cuyos criterios nunca fueron considerados.
    Querría aprovechar para intentar aclarar algunas cuestiones que no tengo claras: Estoy muy cercano a jubilarme,he sido agricultor toda mi vida,vivo en el centro de Andalucía en un pueblo donde nacen dos ríos :Anzur y Hoz ,y la parte más fértil de su término se quedó bajo el pantano de Iznájar.Pero somos de absoluto secano.
    Nuestros viejos olivos sufren las últimas desoladoras sequías que aunque siempre han existido,nunca tan acumulativas ni tan extremas,ello hace que impotentes hayamos presenciado en lo últimos quince años tres abortos florales masivos,nuestra generación anterior eso no lo vió.
    Navego por internet y leo que en Israel en los últimos dos años han construido unas modernas desaladoras con unas producciones de 1 Hm3 diario a unos costes de 0.5 € m3,y con unas aceptables garantías biodegradables de las salmueras.
    Sr. Prieto me interesa mucho su opinión,ud. es doctor en estas materias,¿Se podría hacer que estos viejos olivares no sufrieran abortos florales por sequía?
    Creo que el coste económico no sería problema de ningún tipo,hoy día ya se han construido mega- construcciones que incluso no han servido para nada,autopistas, aeropuertos,y otras aún mayores que sí han sido útiles como canales etc.
    Tengo una parcela de 10 Has, que con sequía produce por debajo de 1,000 Kgrs de aceituna y Ha. al año. Si esa parcela tuviera unos cinco riegos de 800,000 lit. de agua cada uno,800,000 lits en la 10 Has.Tendría que venir la cosa muy mal para que no produjera 5 o 6,000 kgrs por Ha.55,000 Kgrs.- 10,000 Kgrs.= 45,000 Kgrs de diferencia de regar a no hacerlo.Esos 45,000 Kgrs a 0.6 €= 27,000 €. ¿No podría yo pagar 3,000 o 4,000 € para el riego?.La empresa que lo hiciera creo que se amortizaría bien.¿Sería eso malo para la naturaleza siempre que se hiciera todo con sentido común?

    Gracias por su artículo,reciba mi sincera enhorabuena.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    8

  • Mustela Mustela 17/08/17 13:05

    Desde bien pequeño soy consciente de la deforestación de nuestro país por la tala e incendios, pero la verdad, estoy asombrado de lo que se puede llegar a aprender de un artículo como este y de sus comentaristas e incluso el interesante "mini-debate" entre Rafalopon y Estovamal. Toda mi vida creyendo que España había sido repoblada de forma natural y no artificial, salvo áreas concretas.

    Esto que Uds. aportan debería ser de interés más general y no sólo para un sector ecologista, por la sensación que me da y, por lo tanto, ser incluido en horarios de alta audiencia en televisión en sustitución de programas absolutamente irrelevantes, incluso enfermizos (salvo incendios en las noticias o alguna vez que sacan algo de naturaleza pero en cuestión de segundos), y es que TODO ser vivo requiere la ecología para seguir así y no acabar todo pudriéndose, secándose y muriéndose. He visto el vídeo que Rafalopon ha citado y es muy interesante. Como no pongamos remedio pronto veremos media España desértica y avanzando.

    A todo esto, quisiera preguntar: ¿por qué repoblación sembrando y eligiendo tipos concretos de árbol? ¿Sólo es por incendios? No me ha acabado de cuadrar el por qué no se deja al país repoblarse por sí solo. ¿Tardaría demasiado en hacerlo y la tierra se haría estéril? Porque con tantos incendios habidos en la península desde su historia, vemos que ha sabido repoblarse por sí sola. Y para rematar, ¿no son las presas una parte de la deforestación y daño al medio ambiente, dado que el agua no sigue su cauce natural aunque así provea a los humanos? Me gustaría que alguien me responda estas dudas.

    Saludos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • HomoSapiens HomoSapiens 17/08/17 10:40

    Seguro que la solución es el aumento de la población rural:
    "La superficie arbolada en España ha aumentado un 33% en 25 años (...) En la evolución han sido claves el abandono de las tierras agrícolas y las repoblaciones forestales (...) Los bosques ocupan actualmente el 35% de la superficie total (...) Durante estos años, de los aproximadamente 17.805 millones de árboles que existen en España según los últimos datos del último recuento, la encina (Quercus ilex) es la especie que ha registrado un mayor incremento tanto en abundancia como en volumen con corteza."

    http://www.elperiodico.com/es/medio-ambiente/20151019/superficie-arbolada-en-espana-aumenta-33-25-anos-4599322

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • korrosivo korrosivo 17/08/17 10:26

    Pero que muy antigua que debe ser esa "antigua abundancia de España". Ni los más viejos del lugar la recuerdan. Pero no parecen las sugerencias del articulista las adecuadas para evitar la despoblación del medio rural y su concentración en los núcleos urbanos. ¿Qué mucho de lo que propone es evidente que sería deseable? De acuerdo, pero ni de lejos iba a solucionar el problema de dar a millones de personas un medio de vida digno y suficiente, que les convenza de permanecer en los pueblos, dedicados a la agricultura y a la ganadería, cada vez menos rentables. ¿Proponer Arcadias felices irrealizables? Bonito ejercicio que no pasa de entelequia. Propuestas: todas. Pero con origen y aplicación de fondos (medios humanos y materiales: de dónde saldrán y para qué se utilizarán). Si no, proponer por proponer es, cuando menos, inútil,

    Responder

    Denunciar comentario

    7

    0

  • CarlosP58 CarlosP58 16/08/17 20:51

    Gracias a Fernando Prieto y a Infolibre por tan magnífica información. Son estas reflexiones las que una sociedad sobresaaturada de productos basura debe escuchar. Cuando reflexionemos en esa dirección y oigamos a la naturaleza y al sentido común estaremos abriendo puertas a un futuro sostenible.
    Gracias, saludos y Periodismo Libre.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    9

  • abitalola abitalola 16/08/17 13:27

    A ver si algún partido coge el guante y hace una política social ecológica social y económicamente sostenible, que evidentemente no van a ser estos corruptos analfabetos que por negar, negaban el cambio climático, asesorado Por la mente preclara del primo de Rajoy.
    Y todo ello a una educación y concienciación ciudadana para no ponernos de uñas, cada vez que se insinúa que hay que dejar el coche. Me parece tan ridiculo que nuestra juventud se machaque en los gimnasios y después cojan el coche para... ¡todo!

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    12

  • rafalopon rafalopon 16/08/17 09:52

    (2/2) Por otro lado, me gustaría invitar a reflexionar sobre lo siguiente. Si bien estoy de acuerdo al 100% con la afirmación del autor de que "la ganadería extensiva es absolutamente imprescindible para solucionar el problema del fuego" (por el control del combustible que realiza), ¿no es igual de cierto que en muchas de esas zonas terriblemente despobladas, la ganadería ha constituido durante siglos el núcleo de su economía? ¿No tendrá que ver algo una cosa con la otra (despoblación-ganadería masiva)?¿No será que el uso del territorio como si fuera una mina (es decir, extrayendo recursos de manera insostenible) ha llevado al agotamiento de vastas extensiones de nuestro país y por ello ya sólo era posible una economía de subsistencia y obligó a cientos de miles de personas a emigrar? Creo que una ganadería extensiva bien planificada, con cargas ganaderas adecuadas, fragmentación del territorio (pastos, cultivos, bosques) son imprescindibles para recuperar "la antigua abundancia"; pensar en volver a los usos de la Mesta, es sencillamente arrojarnos al abismo de la desertización (natural y humana). Por si aporta algo, recomiendo: https://www.youtube.com/watch?v=tGNOtldfYEk
    Un saludo

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    9



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.