X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Telepolítica

El complicado dilema de Podemos en el conflicto catalán

Publicada 16/11/2017 a las 06:00 Actualizada 16/11/2017 a las 21:49    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 106

Seguramente ningún partido en España tiene más deseos de que el conflicto catalán finalice que Podemos y su confluencia catalana, ahora bautizada como Catalunya en Comú Podem (CECP). Los datos explican con bastante claridad porqué el procès ha sido especialmente dañino para la fuerza electoral que ha hecho tambalearse el modelo político español en los últimos años.

El gran éxito del movimiento liderado por Pablo Iglesias ha sido analizado en multitud de estudios. Quizá, de todos los factores que justifican su extraordinario empuje, uno de los más importantes ha sido el de su extendida transversalidad en todos los sectores progresistas del país. Podemos y sus confluencias han mantenido un discurso con gran fuerza argumental. Se ha basado en criticar a los partidos tradicionales, a los que muchos ciudadanos han responsabilizado del declive del sistema, agudizado además en los duros tiempos de crisis que hemos padecido. El combate implacable contra la corrupción gubernamental, la defensa de los sectores más castigados por la desigualdad y el apoyo a diversos movimientos sociales desatendidos por la política tradicional les ha permitido aglutinar un convencido y activo electorado hasta no hace mucho tiempo.

Uno de los semilleros más importantes para entender la eclosión de Podemos ha sido su penetración en Cataluña. En las últimas elecciones generales de junio de 2016, las listas de En Comú Podem se alzaron con una contundente victoria sobre el resto de partidos, llegando a conseguir el 24,5% de los sufragios. Sin embargo, el estallido del conflicto catalán parece estar creándole algunas dificultades. Son conocidos por todos algunos problemas surgidos en las últimas semanas derivados de una posición de equidistancia en la batalla (“Ni DUI ni 155”) que desde sus oponentes se han calificado incesantemente como de incomprensible ambigüedad ante un asunto de tan profundo calado como el de la unidad territorial del país. La decisión de Ada Colau de llevar adelante la ruptura del pacto con el PSC en el Ayuntamiento de Barcelona tras la consulta a las bases de la formación ha sido el último incidente.

Seguramente, esta votación realizada entre 3.800 barceloneses muestra con nitidez la explicación del problema de fondo que impide a Podemos y sus confluencias afrontar la crisis que sufre con la contundencia que sería necesaria. Alrededor de 300 votos de diferencia entre los 2.059 a favor de la ruptura con el PSC y los 1.736 que defendían mantener el acuerdo. Esto implica una militancia partida en dos mitades.

Se trata de la única fuerza política en Cataluña cuyos seguidores se encuentran divididos, según los datos elaborados por el Centre de Estudis d’Opinió (CEO) de la Generalitat. En todos los demás partidos, es abrumador el posicionamiento a un lado u otro de la cuestión de la independencia. Los votantes de ERC, PDCat (93% de Junts per Si) y CUP (93%) son amplísimamente partidarios de la posición soberanista. Los de PSC (87%), Ciudadanos (99%) y PP (92%) son contrarios de forma muy mayoritaria. En los votantes de Catalunya Si Que Es Pot (CSQEP) el reparto marca la confusión interna. Poco más de la mitad (55%) están en contra, casi uno de cada tres (30%) la defienden y hay un significativo grupo, inexistente en los demás partidos, que afirma que no sabe si es independentista o no (13%).

Los datos del último estudio realizado por Metroscopia para El País confirman la misma situación. Los votantes de PP, Ciudadanos y PSOE tienen de forma casi absoluta un sentimiento identitario entre ser catalán y ser español simultáneamente o sentirse español en primer lugar. En el caso de Cataluña en Comú Podem, este grupo que mantiene sentimiento españolista aglutina aproximadamente a la mitad de sus seguidores.

Hace unos meses, Podemos pudo resistir el primer debate político al respecto, al sostener una postura que permitía el equilibrio total entre los dos sectores que componen su electorado. La decidida apuesta por el derecho a decidir, a través de una consulta pactada, conseguía un amplio y extendido equilibrio trasversal. La cercanía del referéndum obligó a Ada Colau y a Pablo Iglesias a modificar su postura ante la creciente presión de su sector soberanista. Además, es absolutamente clave no olvidar el peso de los miles de votantes procedentes de partidos independentistas como la CUP o una parte de ERC que apoyan a Podemos en las elecciones generales, donde la CUP ni siquiera se presenta. Las relaciones entre cupaires y comunes se han tensado en los últimos tiempos debido a la posición contraria de estos últimos frente la DUI.

En esta incómoda encrucijada, nada perjudica más a Podemos que la independencia se convierta en el eje de la contienda política. No puede posicionarse con claridad sin arrastrar la disconformidad de la mitad de sus seguidores en Cataluña. Por este motivo, en las últimas semanas, el mundo de los comunes ha conseguido aferrarse al único argumento que puede aglutinar de nuevo a todos sus votantes catalanes, la abierta crítica al 155 (PP-PSOE-Cs) y al encarcelamiento en prisión preventiva de líderes y consellers independentistas. El giro hacia este nuevo eje electoral ha sido también promovido por los partidos soberanistas convencidos de que la petición de apoyo para una segunda declaración unilateral de independencia carece de todo sentido. Aun así, en esta nueva configuración, los dirigentes de los comunes y de Podemos mantienen un problema de discurso para responder a un interrogante clave: ¿Después de la imposición de la DUI, qué solución tenía el Estado que no fuera el 155?

Todas las encuestas relativas al 21-D dan a Catalunya En Comú Podem un resultado similar al 9% que obtuvo Catalunya Si Que Es Pot en 2015. No es muy relevante en términos de liderazgo frente a los otros partidos, pero podría jugar un papel absolutamente esencial para desequilibrar la balanza entre soberanistas y constitucionalistas, lo cual les abriría una extraordinaria posición política, aunque podría desembocar en una pesadilla mayor: la influencia en el voto en el resto de España. Según el barómetro de La Sexta del pasado mes, dos de cada tres votantes de Podemos en España no considera que Cataluña sea una nación.

Todos los estudios coinciden sin excepción en un serio declive de Podemos en el mapa electoral español de cara a unas elecciones generales que, no lo olvidemos, aún parecen bastante lejanas. Hay algunas encuestas que llegan a anunciar auténticas debacles con porcentajes por debajo del 15%. No parece creíble una caída tan fuerte, pero refleja indudablemente una delicada coyuntura, debida a la extendida convicción de que Podemos no está apoyando con claridad la unidad territorial en España, aunque en las declaraciones públicas la defienda.

Síntomas de división interna

En el último barómetro de La Sexta, realizado en todo el territorio español, encontramos datos complicados para Podemos sobre la cuestión catalana. Aparecen síntomas de evidente división interna entre sus seguidores. Mientras PP, Ciudadanos y PSOE, en ligera menor medida, obtienen porcentajes de práctica unanimidad en sus posiciones más importantes, en el caso de la formación liderada por Iglesias surge siempre una marcada división interna. Veamos algunos ejemplos:
 
  • A la pregunta de si España debe intentar hacer efectiva la extradición de Puigdemont, los votantes del PP (96%), de Ciudadanos (96%) y del PSOE (87%) lo apoyan sin casi fisuras. Mientras tanto, entre los seguidores de Podemos lo apoya un 47% y lo rechaza un 45%.
  • Respecto a la declaración de independencia que promovió en el Parlament se repite la situación. La consideran un delito una amplísima mayoría de los seguidores del PP (97%) de Ciudadanos (97%) y del PSOE (87%). En el caso de Podemos, la considera delictiva el 48%, mientras para el 49% no lo es.
  • La aplicación del 155, la apoyan con firmeza los seguidores del PP (100%), Ciudadanos (99%) y del PSOE (83%). En Podemos se desequilibra la balanza porque dos de cada tres de sus seguidores están en contra. El problema en toda España es que casi un tercio de sus votantes apoya la medida impulsada por Rajoy.

La otra gran dificultad para la formación es defender que su posición más comprensiva con el discurso independentista respecto al resto de partidos estatales se apoya en una ideología izquierdista. Este ha sido uno de los argumentos defendidos por Ada Colau para confirmar la ruptura del pacto municipal con el PSC. Ha afirmado que los socialistas en el conflicto catalán están apoyando políticas de derechas, mientras ellos mantienen posiciones de auténtica izquierda. Este argumento ha sido también discutido en las últimas semanas por destacados dirigentes de la izquierda tradicional. Los datos de nuevo aportan luz una vez más al fenómeno. Según los estudios realizados estos últimos meses por la Generalitat a través del CEO se observan curiosas diferencias entre los defensores de la independencia en Cataluña y los contrarios al proceso:
 
  • Entre los catalanes que ganan menos de 1.200 € al mes, dos de cada tres no son partidarios de la independencia. En el segmento de los que ganan por encima de los 2.400 € la situación se invierte y son mayoría (55%) los independentistas frente a los que no lo son (38%).
  • Entre los que afirman que atraviesan económicamente “muchas dificultades” domina la posición contraria a la independencia (60% frente al 29%) o que “tienen dificultades” (51% frente al 38%). Por el contrario, están a favor de la independencia los que en la encuesta declaran que “viven cómodamente” (51% frente al 42%).
  • También son mayoría no independentista los parados (59% frente al 29%), los que no trabajan (54% frente al 38%) y los jubilados (52% frente al 41%). Por el contrario, hay un sector laboral donde es mayor el apoyo a la independencia: los funcionarios públicos (49% frente al 46%).
  • Las diferencias se agudizan si vemos los niveles educativos. Entre los sectores sociales más desfavorecidos domina ampliamente la postura contra la independencia. Así ocurre con los catalanes sin estudios (67% frente al 20%) o con los que sólo han llegado a cursar la ESO (53% frente al 42%). Al otro extremo, se sitúan las clases sociales que han podido acceder a una mejor formación. Los que cuentan con titulación universitaria o que han podido llegar a realizar un máster el porcentaje defensor de la independencia se eleva hasta el 63%.

En resumen, según los datos de la Generalitat, la sociedad defensora de la independencia se conforma mayoritariamente entre los más ricos, los que afirman vivir más cómodamente, los funcionarios de la Administración y los que han podido recibir una mejor educación. Los contrarios a la independencia son mayoría entre los que tienen salarios más bajos, los que afirman vivir con dificultades y los que no han tenido posibilidad de acceder a buena formación educativa. El debate teórico sobre si es de izquierdas no de derechas defender un secesionismo puede ser discutible para algunos. Lo que es absolutamente indiscutible es que en la Cataluña actual hay una realidad palmaria. Las clases sociales más favorecidas apoyan la independencia mayoritariamente y las que cuentan con menos posibilidades económicas, laborales y educativas están en contra.

Para completar el retrato diferenciador entre las dos Cataluñas que se confrontan en el debate soberanista hay, finalmente, un dato determinante: el origen familiar. La conclusión es clara. Cuantos más apellidos catalanes se acumulan, mayor es el apoyo a la independencia. Cuantos más apellidos de fuera, más se rechaza el soberanismo. Entre los nacidos en Cataluña con padres y abuelos también de origen catalán la posición pro-independencia llega al 75%, mientras sólo un 19% la rechaza. En el otro extremo, entre los nacidos en Cataluña, y de padres originarios de otras comunidades autónomas, el 60% se declara contrario a la independencia y el 29% a favor. Aún más extrema es la opinión de quienes viven en Cataluña, pero han nacido fuera de ese territorio de padres también foráneos. Aquí la defensa del "no" llega al 82%.


Hazte socio de infolibre



25 Comentarios
  • Ángel S.B. Ángel S.B. 19/11/17 11:55

    El caso es meterse con Podemos diciendo mentiras... apoyándose en estadísticas y opiniones del diario El Pais....estamos arreglados!!!Los más coherentes y democráticos son los de Podemos!!! Usted sabe lo que es Democracia....es el poder del pueblo...Es usted un poco mal intencionado y falto de honestidad!!!

    Responder

    Denunciar comentario

    11

    5

  • Satva Satva 18/11/17 15:27

    Pues a mi me parece enormemente sugerente e interesante que dentro de Podemos y de los Comuns confluyan diferentes opiniones y puntos de vista. Esa idea de bloque único a nivel de ideas y opinión dentro de los partidos no me gusta nada,
    Si eres capaz de aceptar planteamientos diversos dentro de un grupo siempre que se mantengan los planteamientos de justicia y democracia, aceptas también una votación pactada y su resultado.
    Creo que el posicionamiento a favor o no de la independencia es muy subjetiva, a veces visceral, otras material, ideológica o de tradición familiar...
    Normalmente las personas con mas poder adquisitivo y mas cultura tienden a desear depender menos de los demás, tienen mas criterio y posibilidades.
    Dependiendo de la moral de cada individuo, este deseo puede ser egoísta o no...eso ya es una cuestión de conciencia, de valores y de como este planteada y enfocada la Independencia.
    En cualquier caso es necesario DIALOGAR sobre este tema largo y tendido.
    Hay que deshacer esa tendencia de bloques y bandos de este Pais, esa es la mejor propuesta de Podemos/Comuns asi como limpiar de corrupción la politica y atender a los mas desfavorecidos.

    Responder

    Denunciar comentario

    5

    6

  • Larasta Larasta 18/11/17 12:33

    Por cierto:
      NOodeja de ser fascinante que este republicano de pro haya elegido a una monarquía parlamentaria europea para un proceso   garantista en extremo ...   Parece ser que las otras opciones manejadas eran Holanda y el Reino Unido  que también lo son . ¿Porqué será ?Que  lo mediten todos los que de buena fe creen que una republica y acabar con el " el regimen del 78 " es lo mejor para el pais.....
    Podrámos acabar mucho peor de lo que ya estamos..
    Luchar contra la corrupción . a favor de políticas sociales, contra amnistias fiscales Sí
     pero siendo conscientes que  a pesar de los pesares , politica y economicamente estos últimos cuarenta años son nuestro mejor peródo

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    13

  • Damas Damas 17/11/17 21:26

    Para entender las falsedades y recursos impresentables utilizados por una parte del independentismo catalán, el de dirigentes de ERC, las últimas declaraciones infames e irresponsables de Marta Rovira, en línea del discurso empleado desde el 1-O. 

    Responder

    Denunciar comentario

    8

    16

  • MSR MSR 17/11/17 16:05

    para profundizar en la cuestión del soberanismo me ha interesado esta lectura, con todos sus hipervículos, publicada en ctxt: http://ctxt.es/es/20171115/Firmas/16109/Catalunya-independentismo-Europa-elecciones-21D-CTXT.htm

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Prometeo46 Prometeo46 17/11/17 14:03

    La única explicación que encuentro en lo referido a que los que más estudios tienen son los que más están por la independencia, es que hayan llegado al convencimiento de que el "régimen" español es irreformable, en lo cual estoy de acuerdo si tenemos en cuenta la realidad del presente político con un partido como el PP gobernando que no puede negar que es heredero de alguna manera del franquismo, pero si miramos de cara al futuro no parece que sea imposible un cambio en las relaciones de poder si por ejemplo la izquierda se uniese y la apoyase el nacionalismo vasco y catalán, y es por esta posibilidad, que reconozco muy problemática, por lo que considero que muchos de los catalanes que tienen formación universitaria y que están por el independentismo, podrían replantearse su postura y optar por los dos partidos que no están en ninguno de los dos bloques antagónicos, me refiero obviamente a En Comú Podem y también al PSC, a pesar de que este último se ha visto obligado a apoyar el 155 por mucho que repitan muchas veces tanto los independentistas como los Comunes que el PSC forma parte del bloque unionista del PP y C´s.

    Responder

    Denunciar comentario

    10

    4

  • ribero ribero 17/11/17 11:52

    Final de mi comentario anterior, demasiado extenso.
    Según me voy haciendo mayor, sospecho cada vez con más fuerza que hay gente que todo lo que tiene de “lista” (quizá no “inteligente”) lo tiene de sinvergüenza, y hay gente listísima en todos los sitios, sobre todo cerca del poder y/o del dinero. Si no somos capaces de luchar todos contra esta situación, nos vamos a “divertir” unos cuantos años más.
    Osasuna y River Ega

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    9

    • Galeno1 Galeno1 17/11/17 21:54

      En la línea de tu comentario, te digo que estos días, el Senador Aznar definió muy bien lo que pasa, en dos ocasiones.

      La primera fue cuando interrogó en el Senado a Monedero y dijo "Yo quiero ser de esos". Aznar se refería a que él va a donde pagan más, independientemente de todo lo demás. Es la cultura de estar en política para forrarse. Es la cultura que vio y oyó el pequeño Nicolás en el PP al codearse con los jerifaltes, y por ello "Nicolás" en su candidez de entonces, le dijo a la monja Lucía Caram, que la política era cosa de un grupo de amigos que se juntaban para hacer dinero. En mi opinión es una definición perfecta de lo que está pasando, y es un ejemplo el LuxLeaks y Juncker, reciente doctor honoris causa por la Universidad de Salamanca, donde dio clases Fray Luís de León.

      La segunda fue cuando el senador Aznar interrogó en el Senado a Benítez de Lugo, y vino a decir que no cree en el altruismo del que hablaba Benítez de Lugo, por lo que Aznar está diciendo que en lo que conoce él de la política, que es el mundo del PP, no existe.

      Un abrazo.

      Responder

      Denunciar comentario

      1

      1

  • ribero ribero 17/11/17 11:36

    Creo que, de nuevo, volvemos a desenfocar los problemas. Parece que el gran debate es si Podemos sube o baja. A mí, eso me preocupa bastante poco. Con su pan se lo coman, y si la estrategia es “estoy pero me voy, subo pero bajo, quiero pero no quiero”, las elecciones darán su veredicto…. pero de eso tampoco me fío.
    Por ejemplo: ERC se titula “Esquerra”, pero a ver qué tiene de “izquierda”. Y se prevé que va a sacar mayoría de votos, incluyendo muchos de los más desfavorecidos, lo cual parece incomprensible. Pero ¿alguien me puede explicar cómo es posible que con las pensiones congeladas, los recortes varios, el paro “registrado”, la caterva de sinvergüenzas.. pueda seguir sacando el PP cerca del 30% de los votos?. Tiene que haber otras razones.
    Más: “Ni DUI ni 155 sino una solución negociada”. ¿Con que base legal/racional/aceptable?. Porque si la única razón es porque hay gente que mete ruido, el argumento es “definitivo”. Y no perdamos de vista que la “única solución negociada” es la independencia, no el referéndum pactado. Si perdieran ¿cuánto tiempo pasaría hasta que volvieran a replantear la cuestión?. Otra cosa es que hay auténticos artistas en comunicación/engaño de masas y que en general no somos críticos con nada.
    Seguro que esto es consecuencia de mi “españolismo represor” y debo ser muy rarito, pero es que me da igual si vivo en un país unificado o con 17 comunidades, siempre que todo el mundo acepte las reglas pactadas y nadie tenga impulsos separatistas. Creo que ese no es el problema de fondo porque, en general, las comunidades mayores son las que más poder tienen (aunque existan tensiones internas).
    Llevo más de cuarenta años oyendo hablar del “hecho diferencial catalán”, del “conflicto vasco” y estupideces por el estilo. Resulta que hay una comisión creada para la posible reforma constitucional, de la que se han descolgado algunos partidos y que otro se ha encargado de enfriar”. ¿No sería un buen momento para unirse TODOS y mandar al paro al chico este que dice que “hay algunos casos de corrupción pero son del siglo pasado”?.
    Según me voy haciendo mayor, sospecho cada vez con más fuerza que hay gente que todo lo que tiene de “lista” (quizá no

    Responder

    Denunciar comentario

    8

    14

  • Galeno1 Galeno1 16/11/17 23:08

    Pablo Iglesias, ha dicho que Podemos quiere un referéndum pactado en Cataluña, con las garantías habituales, como solución al asunto catalán, que Podemos ve como un asunto territorial, y Pablo Iglesias añade que el votaría No, en ese referéndum porque quiere que Cataluña se quede de España.

    Lo que deja muy claro que la posición es que Cataluña se quede o no se quede formando parte del territorio actual que forma España. Lo que indica que Podemos se posiciona en el eje secesionista/no secesionista, siendo Pablo Iglesias no secesionista.

    Antonio Baños de La CUP dijo el 29 de setiembre de 2015, que Pablo Iglesias no entiende a  "Cataluña", al igual que lo dijo recientemente Albano Dante.

    Baños lo dijo afirmando que no se trata de eso, sino de tener soberanía catalana, para que las leyes que haga el Parlament vayan a misa y no las tumbe como ahora ocurre el Tribunal Constitucional que es el que tiene de facto la soberanía.

    Por lo tanto Baños le plantea a Iglesias, que el eje es soberanía catalana/soberanía del TC, y ser soberanista no implica separarse, con lo que en mi opinión Podemos se equivoca cuando palntea la cosa en el eje secesionistas/no secesionistas, ya que aquellas personas de Cataluña que quieran tener soberanía catalana siguiendo unidos a España, no tienen opción, y si lo que prima en ellas no es quedarse o no quedarse, sino tener soberanía catalana, en el referéndum que plantea Podemos, votarán: No quedarse.

    En mi opinión, ese es el problema principal que tiene Podemos en Cataluña y que le resta votos, y le iría mejor tanto en Cataluña como en el resto de España, si lo explicase como dice Baños: Que necesitan soberanía catalana, porque el TC elegido básicamente por el PP y el PSOE, les tumba leyes para paliar la emergencia social, como la de emergencia energética para los que no pueden pagar la luz, o de progreso, como la de no toros en Cataluña, o de géneros, como la de igualdad entre hombres y mujeres, o la ayuda a los que no pueden alquilar piso por ser caro el alquiler: impuesto a pisos vacíos...

    Saludos cordiales.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 13 Respuestas

    10

    13

    • Queso Tierno Queso Tierno 17/11/17 03:55

      Me ha llamado la atención este diálogo que relatas, porque ya no siento que se hable de Cataluña y lo mejor para los Catalanes, sea el marco que sea, sino de versiones de Cataluña según...y pongamos el nombre que queramos. Parecido a lo que pasa con la religión y es que cada uno se monta la suya y no hay forma de que hayan dos versiones iguales. Cataluña a la carta y mucho parole, parole, parole.
      También destaco que en la versión Baños, se quieren hacer leyes sin que nadie se las tumbe. ¡Y quién no! Supongo que una Cataluña independiente se montaría como democracia apoyada en una norma basica, tipo constitución, de hecho se afirmó que hasta que la tuvieran seguirían con la española. Tanto en España, como fuera de ella, esas leyes estarían siempre fiscalizadas por un tribunal constitucional o equivalente. Lo de leyes sin tumbar suena a República Dictatorial Independiente, porque el parlamento tendría que ser la vez tribunal constitucional para que nadie les "tumbara" el chiringuito bananero. Digo yo.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 10 Respuestas

      0

      14

      • Galeno1 Galeno1 19/11/17 06:11

        Dices: "También destaco que en la versión Baños, se quieren hacer leyes sin que nadie se las tumbe. ¡Y quién no! "

        No se si has reflexionado sobre eso tan naif que has escrito, en vez de preguntar para aclarar.

        La naif, he observado que es la posición que normalmente se adopta con todo lo que viene de Cataluña, ya que es la posición del infante que lo ve todo en plan buenos o malos, en plan blanco o negro.

        Quizás quisiste llamarle Nadie al TC, y el corrector lo escribió en minúsculas.

        Un planteamiento idéntico al de Baños (La CUP) lo hizo Aitor Esteban (PNV) en un debate electoral a seis en TVE 2.

        para ellos el asunto es ese, la soberanía catalana, la soberanía vasca, y cuando haya conflicto con alguna ley, abrir una mesa de negociación de tú a tú, entre un grupo de personas elegidas por el Congreso, y un número igual de personas elegidas por el parlamento autonómico en cuestión, y aún así no llegan un acuerdo, elevarlo a Europa para resolverlo a través de la política común europea establecida en las leyes.

        Un ejemplo que puso Esteban, es que podrían hacer una ley para tener la selección de fútbol Vasca, como tienen los galeses, y los escocese, estando unidos ambos en el llamado Reino Unido, con Inglaterra que también tiene selección, e Irlanda del Norte que también la tiene, y siguen unidos sin que el tener seleccion propia les cause ningún problema en su unión.

        ¿Crees que el TC tumbaría una ley de selección de fútbol Vasca?

        Un abrazo.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 9 Respuestas

        2

        0

        • Queso Tierno Queso Tierno 20/11/17 03:40

          Naif es lo de hacer leyes sin que nadie se las tumbe, o por lo menos decirlo de ese modo. Yo no tengo la culpa de que se expresen con esas palabras y es Vd., el que lo ha copiado literalmente. Lo segundo es preguntarnos si cada vez que a una CA no le gusten los rechazos o "tumbadas" del TC van a solicitar otro modo de hacerlo. Acuerdo parlamentario o reunión en la tasca del pueblo. Tenemos lo que tenemos que es el constitucional y si no gusta, si no sirve, si no convence, a luchar por cambiarlo y por cambiar la constitución que no funciona o el gobierno que los sostiene a ambos. Al nivel que se quiera y con los medios de que disponga y que básicamente deben ir enfocados a convercer al votante de que es necesario hacerlo. Llevar los conflictos legales a Euiropa significa fracaso político y jurídico nacional. Utilizarlo como justificante para la independencia es el naif de los naifes.
          De lo de Nadie, el corrector y el TC con minúsculas, no tengo ni idea a que se refiere. Saludos

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 8 Respuestas

          1

          4

          • Galeno1 Galeno1 20/11/17 04:45

            Dices: "Llevar los conflictos legales a Euiropa significa fracaso político y jurídico nacional. "

            Soy europeísta, y he visto precedentes del derecho común favorables a la ciudadanía, por ello entiendo que lo común europeo, también en lo político, es tan válida como lo interna español, y es deseable que tanto en la pata del poder judicial que ya está avanzada, como en la del poder político, que está más en mantillas, confluyan ya mismo, hoy (today) mejor que mañana, y el debate de esis asuntos políticos cuando no cuajen en la mesa española, llevarlos a europa, más que denotar fracaso, denotarán un emujón a confluir para ir dando forma a lo común europeo y así construir el poder político común.

            Acuérdate del abogado, creo recordar que vivía en Valencia, que acudió a la justicia común europea, para que existiese retroactividad en la devolución del dinero cobrado por las cláusulas suelo, y el tribunal europeo le dió la razón aunque la justicia española decía que no tenía que haber retroactividad:

            "El Tribunal de la UE falla a favor de los consumidores y ordena toda la retroactividad de las cláusulas suelo"

            "Casi tres millones de españoles pueden verse beneficiados por esta sentencia, ya que pagaron de más una media de 3.000 euros a 6.000 euros por estas cláusulas abusivas bancarias."

            "El TJUE [europeo] considera que la jurisprudencia del Supremo [español] es incompatible con el Derecho europeo"

            http://www.publico.es/economia/tribunal-europeo-falla-favor-retroactividad.html

            Saludos cordiales.

            Responder

            Denunciar comentario

            Ocultar 3 Respuestas

            1

            0

            • Queso Tierno Queso Tierno 20/11/17 05:07

              Luego fue un fracaso previo del gobierno español y la justicia española. Cada vez que vamos a Europa es porque no somos capaces de resolver el conflicto a nivel nacional. Por eso está Puigdemot en Bruselas. Otro fracaso nacional que no fuimos capaces de resolver. Me parece estupendo que tengamos Europa, pero lo cortes no quita...

              Responder

              Denunciar comentario

              Ocultar 2 Respuestas

              0

              4

              • Queso Tierno Queso Tierno 20/11/17 12:19

                Y me refería a llevar los conflictos jurídicos de carácter político a Europa. No al resto del derecho. Contigo hay que andar de puntillas.

                Responder

                Denunciar comentario

                Ocultar 1 Respuestas

                0

                1

                • Galeno1 Galeno1 21/11/17 08:23

                  Creo que lo tienes que hacer es ser menos visceral y menos nacionalista español, y pensar más en Europa. así no resbalarás, y así no tendrás que usar señalar al otro como haces con lo de puntillas, que tiene un aroma al que maltrata a otro echándole la culpa, en plan la letra con sangre entra. Con lo fácil que es, en vez de señalar, decir, es verdad no me di cuenta. Gracias por el aviso. O algo parecido (lo de o algo parecido, lo pongo para que no te agarres para tergiversar a tu pesar, como has hecho antes).
                  Un abrazo muy fuerte.

                  Responder

                  Denunciar comentario

                  2

                  0

          • Galeno1 Galeno1 20/11/17 04:09

            Dices: "De lo de Nadie, el corrector y el TC con minúsculas, no tengo ni idea a que se refiere."

            Lo puse para decir que quizás te refirieses a una persona de nombre Nadie, en vez de al Tribunal Constitucional.

            Un saludo muy cordial.

            Responder

            Denunciar comentario

            Ocultar 1 Respuestas

            0

            0

            • Queso Tierno Queso Tierno 20/11/17 05:17

              Sigo sin entenderlo.

              Responder

              Denunciar comentario

              0

              0

          • Galeno1 Galeno1 20/11/17 04:05

            Eso de que nadie te las tumbe, te lo has sacado de la manga, y a partir de ello argumentas, por lo que es una pérdida de tiempo, al estilo de Juan Palomo.

            Un fuerte abrazo.

            Responder

            Denunciar comentario

            Ocultar 1 Respuestas

            1

            0

            • Queso Tierno Queso Tierno 20/11/17 05:16

              Extracto de tu comentario, hecho más arriba.
              "Baños lo dijo afirmando que no se trata de eso, sino de tener soberanía catalana, para que las leyes que haga el Parlament vayan a misa y no las tumbe como ahora ocurre el Tribunal Constitucional que es el que tiene de facto la soberanía".
              El problema quizás sea que escribes tanto que después no te acuerdas de lo que escribes.
              Lo de las leyes vayan a misa me lo salté porque preferí enfocarme en lo otro, pero ¡tiene bemoles la frase! De nuevo, son sus palabras y por lo visto no le gustan cuando suenan en boca de otros.

              Responder

              Denunciar comentario

              0

              1

    • Galeno1 Galeno1 16/11/17 23:11

      3 de mayo de 2016; "El Constitucional suspende tres leyes catalanas, incluido el impuesto a los pisos vacíos"

      "El Tribunal Constitucional (TC) ha admitido a trámite los recursos del Ejecutivo central contra tres leyes aprobadas por el Parlamento de Cataluña, entre ellas la que impone un impuesto sobre las viviendas vacías, normas que quedan suspendidas de forma cautelar.

      Se trata, además de la normativa sobre los pisos desocupados, de la ley de igualdad entre hombres y mujeres y de la que regula la actividad de los gobiernos locales en Cataluña, todas ellas recurridas por el Gobierno central a finales de abril.

      Además, el tribunal de garantías ha admitido a trámite un conflicto de competencia impulsado por la Generalitat contra el plan estatal de impulso al Medio Ambiente para la reducción de gases contaminantes en las empresas y otro recurso del Gobierno catalán contra la ley estatal de Protección Civil."

      https://www.efe.com/efe/espana/politica/el-constitucional-suspende-tres-leyes-catalanas-incluido-impuesto-a-los-pisos-vacios/10002-2915002

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      2

      6

      • Galeno1 Galeno1 16/11/17 23:21

        Referencia, Al Rojo Vivo, La Sexta, martes 29 de setiembre de 2015, a partir de las 13, 29 horas: Pablo Iglesias en videoclip dice:

        - "En Cataluña hay una mayoría progresista, una mayoría progresista muy plural, en la que hay gente que quiere la independencia y gente que no quiere la independencia, me entiendo cuando hablo con gente de ERC, de La CUP, incluso con gente del PSC, entonces claro que pienso en un futuro en el que pueda haber una mayoría progresista en Cataluña, en la que convivan diferentes posiciones respecto a la relación jurídica que entienden que tiene que tener Cataluña con el resto del Estado."

        Antonio Baños después de ver el videoclip de Pablo Iglesias, dice:

        - "No se trata de la relación jurídica de Cataluña con el resto del Estado, como dice Pablo Iglesias (Podemos) con fuerzas progresistas, se trata de una cuestión de soberanía y de fuerzas progresistas, se trata de si el Parlamento Catalán puede hacer leyes para los catalanes, sin que ninguna otra instancia se las tumbe. En este sentido estamos hablando de soberanía, de soberanía catalana. Ese es el tema y no que los progresistas seamos confederalistas, federalistas o independentistas, nos entendamos.

        Y Pablo Iglesias (Podemos) tiene razón al decir que hay una mayoría progresista y el “process” y el independentismo, está virando hacia la izquierda, como no podía ser de otra manera, porque si queremos transformar nuestras vidas tiene que ser desde la izquierda. Y sobre todo, los votantes y los votos de CSQEP en su programa avalaban, primero la soberanía catalana, después un proceso constituyente unilateral catalán e incluso hablaba de república catalana, por lo tanto, para nosotros (La CUP) la gente de CSQEP, está muy, muy cercana, pero no se trata de que convivamos posiciones jurídicas, sino que hay una posición que es irrenunciable, que es que:

        - Cataluña es soberana y ese es el punto que parece que ha eludido en estas declaraciones Pablo Iglesias y que me encantaría que pudiéramos, digamos, contrastar."

        Responder

        Denunciar comentario

        10

        7

  • Jero Jero 16/11/17 21:35

    Ya vale de tanto articulo prediciendo la caida de Podemos en este periodico, todas las semanas aparecen uno o dos, pararece ser que hay que dar de comer a los peces y es un tema muy socorrido. Podemos subira o bajara segun quiera la gente de Cataluña. Por favor no nos adoctrinen y hagan periodismo, que ese es su trabajo ¿Oh no?.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    18

    33

    • svara svara 17/11/17 10:21

      Meteros en la cabeza que cuanto mas se hable de UnidosPodemos es mejor para todos, también para el partido. Al estar en el punto de mira, se obliga a sus dirigentes agudizar el ingenio y la sabiduría, en el fondo lo que estamos haciendo entre todos es dar ideas para que esta alternativa que nos saque del encasillamiento dual PP-PSOE, sea una alternativa potente y con ideas para formalizar un gobierno a la altura, para paliar las infinitas necesidades de decencia que necesita este país. Salud y república.

      Responder

      Denunciar comentario

      6

      11



Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre