X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




El vídeo de la semana

Mira, niño, un maricón

Publicada 06/01/2018 a las 06:00 Actualizada 05/01/2018 a las 20:54    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 37

Cabalgata vallecana por la diversidad y la igualdad

Los Reyes Magos han llegado a Vallecas acompañados de tres reinas. La anécdota de esta cabalgata ha llegado a bordo de la carroza por la igualdad y la diversidad, una de las 16 que han protagonizado la cabalgata vallecana.

A ver, poner en una cabalgata de Reyes una carroza con una drag queen o una rapera, no parece el modo más natural y eficaz de luchar por la igualdad de género, pero tampoco hay que rasgarse las vestiduras y gritar a los cuatro vientos que es una obscenidad que roba a los niños su ilusión infantil en noches como esta. Los dos argumentos –reivindicación e indecencia fuera de sitio– son perfectamente rebatibles y enquistarse en ellos demuestra cierta dosis de sectarismo y mucha intolerancia, sobre todo por parte de los vigilantes del sexo correcto que tanto se han escandalizado.

Lo de colocar reinas en lugar de reyes –no es éste el caso de Vallecas, puesto que la drag va en una de las carrozas, pero sucede en algunas ciudades y se ha propuesto en otras–, es un absurdo muy en la línea de un cierto papanatismo ideológico rampante que confunde su visión del mundo con la realidad: los reyes magos están en el imaginario de los niños como dos hombres barbudos y un lampiño negro que viajan en camello y traen regalos. Cuando estos revisionistas de la tradición alcanzan cacho en la ruleta del poder, deciden que se acabó el mundo como hasta ahora se veía y que la realidad es su universo ideológico, y así califican de genocidio la toma de Granada por los Reyes Católicos –sucedió este jueves–, abjuran de las fiestas tradicionales fijadas por santoral y hasta defienden acabar con cosas tan burguesas y antiproletarias como la Navidad, Santa Claus o los Reyes Magos. El mundo ha de girar sobre su universo ideológico y lo demás o no existe o se borra de un plumazo por la vía del decreto o el bando. Sólo así se entiende la proliferación de reinas, diseños, trajes futuristas y hasta iluminaciones abstractas que asolan cabalgatas y decorados en los últimos dos o tres años.

Pero la realidad es tozuda, y por mucho que año tras año, cabalgata tras cabalgata, se cambien decorados o personajes, los niños siguen yendo a ver a los reyes y es a los reyes a quienes esperan la noche del cinco de enero. De modo que la revolución no va a llegar por ahí; algún día se darán cuenta.

Entre otras cosas, porque es un camino absurdo que denota poca inteligencia. Del mismo modo que no imagina uno que en una fiesta infantil el payaso se ponga a repartir panfletos con sus problemas laborales, una cabalgata de Reyes no debería convertirse en un escaparate de reivindicación de nada por muy justa que sea o necesaria que nos parezca.

Ahora bien, montar el número que algunos han montado por el hecho de que haya una drag queen en uno de estos espectáculos para niños se me antoja tener muy cortas entendederas y una visión del mundo tan mutilada como para hacer temer por el futuro de la educación de sus hijos.

Lo importante son los reyes, y si los hay, y si los niños los ven horas antes de que esté prohibido hacerlo, ¿qué mal hace o qué vicio divulga poner una reina drag en una cabalgata? ¿No ha habido toreros, geishas o marcianos? ¿No hemos visto mariposas, osos o cosas que viven en el fondo del mar? ¿Por qué no nos lo tomamos como un juego?

Yo sugiero a los del escándalo que se den un paseo por el Carnaval de Las Palmas. Allí, el evento anual más celebrado y concurrido es el desfile de drag queen. Familias enteras con niños, jubilados, adolescentes, matrimonios de edad… todos atentos y disfrutando de un desfile de vivísimos colores, lleno de drags y fiesta. Hasta se ven grupos de niños elevados en plataformas imposibles y encantados de desfilar disfrazados de drag queen. Normalización, se llama eso. Se incorpora el juego del sexo que proponen hombres vestidos de mujer a la liturgia del carnaval con tanta intensidad, que el desfile y el posterior concurso de drags se convierten en los acontecimientos más celebrados de ese tiempo. Es una realidad social transgresora y reivindicativa que se incorpora a la fiesta como parte esencial de ella. Normalización, insisto.

Es en carnaval, sí, y es otro tiempo y otro ánimo, pero serviría de lección de actitud ante la diferencia. Porque esa es la misma en la fiesta mundana o en la liturgia tradicional. Ese es el fondo de la cuestión, la actitud. Los padres que se sienten agredidos por la presencia de un hombre vestido de mujer viviendo y mostrando una suerte de diversidad sexual, recibirían, de estar dispuestos a ello, una lección de tolerancia y civismo por parte de esos otros que participan en la fiesta y hasta aprovechan para enseñar a sus hijos que hay otras formas de entender el mundo.

Pero la realidad es la que es, y la polémica inútil y vacía se mantiene. No aprendemos. Ni los que aprovechan cualquier circunstancia para demostrarnos su compromiso con su concepto de “progreso” ni los que se convulsionan en cuerpo y alma cuando se le toca el convencional equilibrio de sexos.

Esos que cuando pasó la carroza de la drag acaso dijeran, “mira niño, un maricón”, herederos ideológicos de quienes supongo que cuando hace unos años desfilaron unas gheisas en Madrid dirían, “mira niño, una puta; japonesa, pero puta”.

Claro que, visto lo visto este viernes, tuvo la naturaleza la sabia ocurrencia de descargar agua sobre las cabalgatas de forma que ni drags, ni colores, ni barbas postizas ni teletubbies. Lo que recordarán los niños es la cantidad de agua que les cayó encima aquella noche de Reyes del año 2018. No somos nadie. Y con polémicas de tan corto recorrido, mucho menos.

Feliz año nuevo a todos.


Hazte socio de infolibre



37 Comentarios
  • Delgiot Delgiot 09/01/18 07:35

    Sr. Lucas, sigue ud. en su línea de artículos basura con una visión personal muy desacertada y ofensiva. Sobre el tema de la persona que fue sobre la citada carroza, porque es una persona y no necesita ser cosificada, decir que usted olvida el punto de vista de aquellos a quien dice proteger, los niños. El hecho de poner a "una drag queen" en una de las carrozas únicamente molesta a los adultos, pues los niños son absolutamente ajenos a las connotaciones que pueda tener ese hecho. Los niños no sólo van a ver la carroza de los reyes magos, van a ver patrullas caninas, doras, cabezudos, fiestas, musicas y diversión, sin percatarse de quién va realmente en una carroza o en el desfile y viéndolo todo como un conjunto. Esa proteccion a los niños es una paranoia de los adultos. Hay que mirar las cosas desde el punto de vista de sus protagonistas, y en este caso eran los niños y no los ciudadanos, los electores, la drag queen o el coño de la bernarda. Y los niños que aun se ilusionan ante la vision de los reyes magos, porque creen en ellos con una fe ciega, ni siquiera saben lo que es una drag queen. A ver cuándo leo un artículo interesante suyo, porque hace muchísimo que no veo uno. Saludos

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    6

  • phatxarrrabiosho phatxarrrabiosho 08/01/18 11:22

    Para los cavernícolas que amenazan de muerte y piden poco menos que la reimplantación de la Inquisición, un pescozoncito... Para los que reivindiquemos que se hagan gestos visibles para avanzar en una sociadad plural, abierta y tolerante, inslultos de que somos sectarios, intransigentes, estúpidos, ignorantes, prepotentes, y un sermón de cómo debemos hacer las cosas... ¡Ay, pobres srs. Lucas y Arroyo! ¡Cuanto deben sufrir en éste medio plegándose a las directrices de la Dictacura de lo Políticamente Correcto, teniendo que coartarse en su Libertad de Expresión para no sufrir los brutales ataques de los lectores de éste medio, tan tiránicos y dogmáticos, en los que son mayoría los podemitas perroflautas! Propongo a los Srs Lucas y Arroyo que se liberen de ésta tiranía y fichen por la COPE, siguiendo la estela del Maestro Luis del Val, para que los españoles de bien podamos gozar de sus perlas literarias sin cortapidas ni amputaciones, limpias y cristalinas como las que soltó el Maestro del Val éstos días sobre el tema de la Cabalgata maldita. ¡Animense, Lucas y Arroyo! ¡Sigan ese ejemplo! No pierdan ni un minuto más en este panfleto pijiprogrerojeras de mierda!

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    8

  • Inocencio XIV Inocencio XIV 08/01/18 08:05

    Mira, comentarista, un carca.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    6

  • eivg eivg 07/01/18 18:59

    ¿Y para esto pagamos periodismo de calidad? Espero que el Sr.Lucas cobre tarifa plana o esto o es que no había material para rellenar las noticias. Me aterra el titular y el que todavía no se haya entendido que la carroza era de una asociación del barrio y que la integración se consigue estando en todos los eventos sociales. Ya ni mencionar lo del "lampiño" negro..... A este señor no se entera o no quiere enterarse alimentando la homofobia.

    Responder

    Denunciar comentario

    4

    13

  • TOTOFREDO TOTOFREDO 07/01/18 18:28

    Para la próxima carroza está invitado, así los niños podrán apreciar el especimen.

    "Mira, niño, un tonto"...............

    Responder

    Denunciar comentario

    5

    17

  • CastilloJ CastilloJ 07/01/18 17:36

    Un urra. Para Juan Ramón Lucas. por su saber estar cómo persona y periodista. y su sentido critico. Y todo lo contrario para esos personajillos de la cope que están en la cadena de los obispos pero que van a ir en Linia rectal infierno si es creen. porque no tinen respeto por nada ni por nadie.
    y a mi me Lo que me producen es asco con todo respeto.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    3

    4

    • Julia Gil Julia Gil 09/01/18 10:50

      Animar con un HURRA sin h quita fuerza a la exclamación. Téngalo en cuenta en futuro comentarios. Gracias.

      Responder

      Denunciar comentario

      1

      0

  • martoloy martoloy 07/01/18 17:01

    Arroyo y Lucas cabalgan juntos y atacan de nuevo . ¿









    Señor qué hemos hecho para merecer ésto ? ¿Quousque tandem abutere patientia nostra ? He salido indemne de las dos primera entregas ( Tabarnia y Cabalgatas ) de de esta pareja de juntapalabras a sueldo pero ¿ quién me asegura la salud en este 2018 que tan mal comienza?...¿ Están amortizadas la corrupción , la ley mordaza , la división de poderes , la desigualdad creciente ,la justicia menguante , la manipulación de los datos del empleo , la muerte de los migrantes ? Vale pues entonces ...feliz navidad y próspero año
    nuevo , tabarnia y cabalgatas ...En el franquismo también había parejas como Mauri -Maguregi , Vergés -Gensana o Santisteban -Zárraga , pero uno sabía siempre quién iba por la derecha y quén por la izquierda . Ha llegado la Santa Transición con el catecismo constitucional ( 135,155 , Ibex 35 ) y se disuelven aquellas certezas . Ahora para ser demócrata hay que autoafirmarlo , no practicarlo . Fuera de la Constitución , no hay salvación . ¿ A quién queréis que liberemos , a Jesús o a Barrabás ? ¿ A los independentistas o a los corruptos , o a los pedófilos o violadores ? ¡A Barrabás , a Barrabás ! Estamos tan preocupados por el adoctrinamiento en las escuelas catalanas (no en las del Opus y la Iglesia en general ) que en un supremo acto de amor pedagógico les decimos que la letra con sangre entra . ¡ A por ellos ! Visca Catalunya pero mejor sin catalanes .....Soy aprensivo y pesimista . Decía Camarón en una de sus cantiñas : confianza en los hombres nunca la tengas .../tiré un tiro al aire , cayó en la arena ..El dúo tragicómico Lucas -Arroyo nos deparará un 2018 con más poesía joseantoniana de unidad de destino en lo universal bajo la tutela del Ibex 35 ( que para eso pagan ) ¡ Al tiempo !.....P.S.: Los padres , hermanos y vecinos de los terroristas( alevosos guerreros nocturnos armados de cubalibres) de Altsasu han vuelto a atacar a un millar de magrebis , europeos diversos , incluso españoles , que se encontraban atrapados en la nieve , con café y colacao caliente, ropas de abrigo , techo , cobijo y calor y los infelices decían: ¡ qué buena gente !

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    10

  • ArktosUrsus ArktosUrsus 07/01/18 13:25

    Estimado señor Lucas, una vez más su artículo en su línea: insustancial y dirigido a enaltecer determinado concepto de la sociedad. Estoy de acuerdo con usted en que ni ha sido para tanto ni parece el mejor lugar reivindicar una imperiosa necesidad social en una celebración infantil. Pero las tradiciones no son hechos inamovibles: cambian con el tiempo. De no ser así las mujeres seguirían llevando miriñaques y los hombres calzas y zapatos de tacón (los que se lo podían permitir, claro está). O cargaríamos una espada al cinto y nos coronaríamos con cascos pavorosos. En algún momento la tradición se moderniza o simplemente desaparece. Es evidente que la sociedad no demanda la desaparición pero han ido cambiando mucho las cosas. En mi lejana infancia sólo había una cabalgata. Y el sentido religioso de las fiestas era infinitamente más alto que ahora, cuando estos días son más unas vacaciones que un cántico religioso este tiempo solsticial que no hace sino recoger todos los miedos humanos al frío y la "muerte del sol" y festejar algo para que si morimos, nos coja divertidos. Sí que me duele verle enseñar una patita más carca que de costumbre en su artículo. Esa frase "los reyes magos están en el imaginario de los niños como dos hombres barbudos y un lampiño negro que viajan en camello", sugiere que los lampiños negros no son hombres. Muy tradicional esclavista: el negro es una cosa vendible. No sé si le ha podido el subconsciente o la estulticia disfrazada de brillantez metafórica. Pero usted mismo ha señalado por qué hay que tratar de cambiar esta tradición. No ya por los milagros indemostrados o las madres que siguen siendo vírgenes tras serlo, o las inconsistencias del propio tracto narrativo de la tradición. Hay que cambiarla porque la tradición es una señal de lo más atrasado e inmovilista de la historia. Yo prefería, por ejemplo, que no hubiera cabalgatas y que a cambio todos los niños y niñas, al menos de mi país, recibieran un regalo sorpresa en la mañana del 6. No se trata de "revolución" sino de justicia. Y avance social. Y progreso. Claro que eso a usted le suena a música celestial. Siga así. No nos decepcione. Esperamos algo peor en su nuevo artículo.

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    25

  • Marimer Marimer 07/01/18 12:37

    Me espanta el titular de este artículo. Es como si el autor quisiera esconderse detrás de lo que dirían otros cuando en realidad lo dice el. 

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    17

  • RGG RGG 07/01/18 09:39

    ¿A ninguno de los que comentais el "artículo de opinión" de JR Lucas no le ha llamado la atención la frase: dos hombres barbudos y un lampiño negro?

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    20



Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre