x

Nos gustaría enviarte las notificaciones para las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




En Transición

Democracia de audiencia

Publicada el 21/05/2018 a las 06:00 Actualizada el 20/05/2018 a las 19:58
Facebook Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

A mediados de los noventa el politólogo Bernard Manin desarrolló la idea de democracia de audiencia como la tercera gran transformación del gobierno representativo, tras la democracia de partidos. La democracia de audiencia se caracteriza, según Manin, por el protagonismo personal de los líderes políticos, con los que establecemos una relación a través de los medios de comunicación. Cuando vemos a Irene Montero vemos a Irene Montero y no a Podemos, cuando vemos a Cristina Narbona vemos a Cristina Narbona y no al PSOE, si miramos a Inés Arrimadas la vemos a ella y no a Ciudadanos, y si por la pantalla aparece Soraya Sáenz de Santamaría vemos a Soraya Sáenz de Santamaría y no al Partido Popular.

Digamos que es la forma como se ha denominado a ese momento de la democracia presidido por la personalización de la política, con una ciudadanía que mira una pantalla-escenario donde los partidos políticos actúan como máquinas de propaganda para ganar elecciones, con la consabida dependencia de los medios de comunicación, auténticos mediadores de la relación entre representantes y representados. Esto podría ser así en los años 90. Hoy, la revolución de las tecnologías de la información y la comunicación ha modificado algunas de estas características, pero otras perviven. Dos destacan de forma especial: la dinámica de progresiva autonomización de los líderes, que les lleva a perder la capacidad para leer e interpretar el estado de ánimo y de opinión de sus electores, y la dificultad de preguntarse qué hay detrás de los hechos o actuaciones de una persona cuando los focos se dirigen exclusivamente a su rostro.

En el caso Cifuentes se dan estos elementos. ¿Cómo fue posible que, una vez desvelado el escándalo, la entonces presidenta de la Comunidad de Madrid, conocedora de su vulnerabilidad, no calibrara el alcance que podría tener el asunto y se empeñara en negarlo con una evidente actitud de provocación? Posiblemente pensó que frente a la Gürtel, la Púnica y el resto de escándalos de corrupción, su máster era un asunto menor que no daría para tanto. Se equivocaba.

Por otro lado, no deja de ser curioso que todos los focos apuntaran hacia su persona y apenas unos pocos reparasen en la estructura –supuestamente– montada entre el Instituto de Derecho Público de la URJC y el Partido Popular, gracias a la cual dicho Instituto tenía entre sus alumnos a personas "de prestigio" que a cambio de su nombre y poco más obtenían un postgrado. De la misma forma, apenas nada hemos sabido de quién o quiénes fueron los que guardaron a buen recaudo esa dichosa cinta de vídeo y que amagaron con seguir desvelando otros secretos. Todo apunta a que Cifuentes, además de tener una enfermedad, se aprovechó de redes corruptas que la convirtieron en cómplice y en cierto modo, incluso en su víctima, pero ¿sabemos algo de lo que hay detrás de este caso, de esas estructuras de dentro y fuera del Partido Popular?

Cambiando de tercio (que nadie me diga que lo estoy comparando), se puede aplicar similar análisis al famoso chalet de Galapagar de la icónica pareja de Podemos. Obviamente es una decisión personal sólo imputable a ellos, aunque me temo que sus consecuencias salpicarán a todo el partido y a eso que se ha llamado nueva política, máxime tras el anuncio de un plebiscito en torno a sus personas que parece buscar un juramento de fidelidad inquebrantable. La gran mayoría de los que han mostrado su opinión públicamente desde posturas sensatas argumentan que el problema no es el chalet sino la incoherencia que supone respecto al discurso con el que Podemos nació y creció. Efectivamente, es difícil justificar ahora que te vas a vivir a las afueras de la ciudad, a un sitio exclusivo, cerrado y junto a un colegio especial, cuando tu relato se ha articulado en torno a la imagen de los chicos de Vallecas en vaqueros y bicicleta. Sin embargo, lo más incomprensible de todo es que ni los dos líderes de Podemos ni nadie de su entorno pudieran prever la reacción que se iba a generar ante lo que supone una brutal ruptura del imaginario que ellos mismos crearon, de esa imagen construida con la que sus seguidores se han identificado. Sencillamente, han roto el hilo con el que habían creado el vínculo con sus representados. El partido que mejor leyó el espíritu y el clima del 15M parece haber perdido todo su olfato.

Sin embargo, nos quedaríamos muy cortos si focalizáramos el análisis en la feliz pareja y no nos interrogáramos sobre por qué el discurso de Podemos no se construyó sobre mimbres más sólidos, mejor tejidos, para ser capaz de dar respuestas a la realidad de hoy con soluciones creativas e innovadoras y no con clichés trasnochados. En definitiva, qué estructuras han permitido que los propios líderes del proyecto hayan podido lanzar un proyectil de semejante potencia a la línea de flotación del imaginario y el relato podemista.

Y cambiando de tercio nuevamente (que nadie me diga tampoco ahora que lo comparo) podemos pasar por el mismo filtro al evaporado liderazgo de Pedro Sánchez en el PSOE. Quien ganó las primarias en un momento épico parece haber disuelto su carisma en apenas unos meses. Militantes socialistas dicen haber perdido la ilusión que crearon las primarias y vuelven a ver lejanía en sus dirigentes. Hay quien dice que Sánchez es como Vietnam, que ganó la guerra pero perdió la paz. Es decir, que ganó las primarias pero no se ha hecho con el partido. ¿Cómo es posible que en Ferraz no estén trabajando en el fortalecimiento de un liderazgo capaz de entender lo que militantes, simpatizantes y potenciales votantes le están reclamando al proyecto socialdemócrata? El seguidismo al Gobierno en el asunto catalán sin plantear una vía propia, las desavenencias internas, la mirada hacia Podemos de unos líderes y hacia Ciudadanos de otros... Nuevamente, las estructuras.

En estos tres ejemplos –que, insisto, nada tienen que ver entre sí–, se puede comprobar cómo, insertos como estamos en una personalización de la política o en una versión evolucionada de eso que Manin llamaba democracia de audiencia, los líderes tienden a perder la capacidad de leer, entender e interpretar la realidad, y el resto nos olvidamos a menudo que cuando focalizamos en personas concretas perdemos de vista esas estructuras que están en la base de lo que tanto nos escandaliza.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

52 Comentarios
  • maxi maxi 22/05/18 17:25

    Hace 40 años unos amigos míos se compraron un piso, con ayuda del banco, por supuesto. A partir de entonces, el banco y mis dos amigos establecieron una relación que duró más que la propia pareja. Pero, mis amigos militaban en la LCR, y los compañeros criticaron duramente la decisión tomada por la feliz pareja, hasta el punto de convocar una reunión y debatir si se les echaba del partido o no. Como digo, han transcurrido 40 años y la izquierda no ha avanzado absolutamente nada en explicar a los ciudadanos qué significa ser de izquierdas, pertenecer a una organización progresista de izquierdas. Algunos militantes de entonces consideraban que la propiedad privada de un piso iba en contra de sus creencias, aunque con el tiempo ellos mismos optaran por la compra del piso, cuando los alquileres se pusieron por las nubes. Yo defendí la postura de mis amigos y también pertenecía a un partido de extrema izquierda. Yo achaco esta polémica a una enfermedad infantil "el izquierdismo". Las personas han de ser honradas, sean de izquierdas o de derechas, cuando representan a gente que les han votado y cuando solo se representan a sí mismas. Creo que ambos, Iglesias y Montero, han sido honrados, como lo fueron en su día mis amigos. Pero también creo que la juventud, las hormonas, o llámalo como quieras, en un momento dado les hizo vociferar contra otras personas y alardear de un purismo trasnochado, a mi entender. Ya era anacrónico el proceder de aquellos camaradas, mucho más lo es ahora. Por la boca morimos todos aquellos que nos comunicamos con los demás, no solo los peces. No estaría de más calmarnos todos e intentar explicar a los ciudadanos los entresijos del TTIP, por ejemplo, o como defender lo que queda del estado de bienestar, de la sanidad pública, crear cadenas humanas de grupos heterogéneos, Marea Blanca, Greenpeace, Amnistía Internacional, Asociaciones de vecinos, etc. Si no lo hacemos así, vamos a volver a cantar lo que ya teníamos olvidado.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    3

    14

    • TOTOFREDO TOTOFREDO 22/05/18 18:50

      Mi padre solía decir, "que cada uno elige su casero. Lo puedes tener con bigote, haciendo referencia al propietario que te alquila vivienda, o compras casa y tu casero será el Banco-Caja".

      La gran diferencia, que el de bigote seguirá cobrando el alquiler hasta el final de tus días, y el Banco-Caja llega un momento en el que ya has saldado la deuda.

      No es cuestión de izquierdas-derechas, es de sentido común y de posibilidades, que hoy precisamente no sobran a la mayoría de jóvenes y mayores de éste país.

      Responder

      Denunciar comentario

      3

      4

  • Larasta Larasta 22/05/18 00:44

    En efecto gran daño moral;"Fernando Broncano, que participó en el programa de I+D del partido, mostraba sus dudas sobre la legitimidad de la votación a través de la red social Facebook. “No tengo la menor duda de que la dirección de Podemos saldrá airosa de la consulta a las bases militantes. Pero no se puede ocultar que lo que pide la consulta es un refrendo, una suerte de crowdfunding moral y político de una opción personal”.

    “Se traslada a los militantes un juicio sobre una decisión personal, lo que convierte la deliberación sobre el voto en una suerte de tragedia moral para todas y cada una de las personas que lo ejerzan, que tendrán que usar su imaginación para ponerse en lugar de otras personas que no son. No dudo que la dirección saldrá airosa del refrendo. No sabemos a qué precio psicológico, moral y político”.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    10

    18

    • Queso Tierno Queso Tierno 22/05/18 01:49

      Una interesante reflexión hacia aspectos poco tratados del "Caso Galapagar" y que amplío.
      Cuesta entender como el partido ha permitido que un tema personal se convierta en un asunto a resolver a través de los mecanismos de consulta política de la organización.
      De igual forma que se ha fijado un techo de ganancia. ¿Obliga esta consulta a crear un techo de gasto para el futuro que evite la repetición de este sangriento proceso?
      ¿Tendrían Pablo e Irene que haber tomado una decisión sobre su continuidad en los cargos, evitando a las bases a involucrarse en un tema personal?
      ¿Se consultó a las bases sobre el caso Monedero o se tomó una decisión personal?
      ¿Cómo es que no se consultó a las bases sobre el tema Carolina Bescansa y su polémica "traición" cuando era un tema con más connotaciones políticas y de organización que el que ahora se presenta?
      Y por último, ¿Resuelve la consulta el tema de la vivienda y el conflicto creado en la militancia y opinión pública? Supongo que sea cual sea el resultado, la compra está hecha y sigue adelante. Así que, tendremos un secretario y una portavoz con una casa de 600.000 € o tendremos dos diputados con una casa de 600.000 €. El conflicto, en esencia, ¿No sigue siendo el mismo? ¿Alguien va a salir más aliviado?

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      11

      24

      • TOTOFREDO TOTOFREDO 22/05/18 18:52

        El Partido ni permite ni deja de permitir, ésto es obra de los medios de comunicación, y los matices van en función de las ideas políticas del comentarista.....

        Responder

        Denunciar comentario

        2

        4

  • jorgeplaza jorgeplaza 21/05/18 19:44

    "...en una versión evolucionada de eso que Manin llamaba democracia de audiencia, los líderes tienden a perder la capacidad de leer, entender e interpretar la realidad,..." Con perdón, ¿no será sencillamente que estos líderes nuestros son bastante borricos y por eso no se enteran?

    Responder

    Denunciar comentario

    18

    38

  • CarmenMoreno CarmenMoreno 21/05/18 16:40

    Y ¿cómo es posible que la ciudadanía no sea capaz de separar el grano de la paja? y ¿cómo es posible que no se vea las contínuas contradicciones- incoherencias que tiene un partido como Ciudadanos al que los principios los adapta a golpe de encuesta? Eso sí que es chocante el que la gente parece que no lo ve.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    30

    44

    • TOTOFREDO TOTOFREDO 21/05/18 18:05

      Lo de C'S no es "incoherencia es ESTRATEGIA"......

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      17

      19

      • CarmenMoreno CarmenMoreno 22/05/18 14:39

        con esta ESTRATEGIA se están riendo de los ciudadanos, porque nos toman por tontos, desmemoriados... lo peor es que hay demasiadas personas que están dispuestos a ir por donde les marquen aunque eso sea tirarse piedras sobre su tejado.

        Responder

        Denunciar comentario

        5

        9

  • Queso Tierno Queso Tierno 21/05/18 15:39

    El asunto de la compra de una vivienda se ha convertido en un fuego que todos quiere apagar con gasolina. Tanto si estas ofendido por el trato que les han dado o si estás ofendido por el trato que ellos han dado, ambas situaciones alimentan y avivan las llamas de la polémica y están convirtiendo una bola en una alud imparable. Creer que esto se va a detener tomando partido de forma más o menos enfervorizada por una opción o creer que se va a detener con una votación de las bases, forma parte de la ingenuidad que hablaba antes y lo único que se va a conseguir, sea cual sea el resultado, es incluir este caso en parte del anecdotario común, que se repetirá una y otra vez para recordar el pasado y para que sirva de recuerdo y advertencia para los casos futuros.
    Me temo, que nos guste o no, al mito ya creado del máster de Cifuentes, hemos añadido uno nuevo. El del chalet Iglesias-Montero.

    Responder

    Denunciar comentario

    24

    50

  • El Diablo Cojuelo El Diablo Cojuelo 21/05/18 14:58

    "-Pero que samanta de hogueras de vanidades estais atizando contra los demas, para ni tan siquiera rozar una 'pizca' de orgullo, por lo menos; Recordad: Sherman McCoy era el nº 1 de Waltt Street, tod en el mundo e iba bien, tenia el trabajo perfecto, pero una noche girò por una calle equivocada, en el lugar equivocado...con la mujer equivocada...desde entonces nada le ha ido bien.....el resto del mundo...-se lo cuento.....? !!¡Cuando quieran! eldiablocojuelo PD: ¿Porque son tan estùpidos dee insultar y despreciar de la manera que lo hacen a todos los demàs...?...-No sean tan prepotentes y no mientan!!..... "La hoguera de las Vanidades"

    Responder

    Denunciar comentario

    23

    19

  • TOTOFREDO TOTOFREDO 21/05/18 14:12

    En un país, donde la mayoría de la gente no nos hemos leído un Programa Electoral en la vida, es normal que el liderazgo se personalice, y se crea en las buenas intenciones de quién va a recibir tu voto y confianza.

    Dicho ésto, si a mí, que he sido votante del PSOE desde mi juventud hasta que me harté, en los años posteriores a la pérdida de la Presidencia del Gobierno por parte de Felipe Gonzalez, me hubieran preguntado mi opinión sobre "que nuestro ya ex-presidente, Felipe Gonzalez, viviera en un chalet con seguridad del Estado y mantuviera un status de ex-jefe de gobierno digno", hubiera votado que SÍ.

    Éso se convertiría en una "adhesión inquebrantable", NO, de hecho, desde hace muchos años NO les he vuelto a votar, pero porqué "me harté de esperar los cambios que cualquier progresista o persona de izquierdas espera de un gobierno y un partido que se dice SOCIALISTA".

    Consultar a las bases su opinión no es lo normal en éste país, acostumbrado a que sus políticos elegidos "digan una cosa y hagan otra, cuando no la contraria", pero ésto les diferenciará del resto.

    Votar a favor de mantener la confianza en Irene Montero y Pablo Iglesias, no es "aceptar que todas las decisiones que vayan a adoptar en el futuro serán apoyadas", si no quitar el foco y la exageración sobre un asunto en el que se está haciendo el ridículo a nivel nacional, mezclando TODO.

    Yo en su lugar no lo hubiera hecho, pero principalmente porqué contraer ésa deuda a 30 años, con lo volátil que es la vida de un político......, no me parece una buena idea.

    Que harían "algunos políticos que todos conocemos", si hubieran firmado ésa hipoteca a 30 años......., encontrándose como se encuentran algunos "en el paro"....

    Responder

    Denunciar comentario

    34

    28

  • Juan A. Cervantes Juan A. Cervantes 21/05/18 13:25

    Si. Son libres de hacer con su dinero y con su vida lo que les plazca. Pero el hilo conductor de su discurso ha sido cortado por esta decisión. Ya no podrán decir que siguen el ejemplo de Pepe Mújica, que también vivía como presidente en un "lujoso chalet" Les ha llegado el aburguesamiento demasiado pronto y como consecuencia han defraudado a muchos de sus votantes y posibles votantes o seguidores. No es lo mismo predicar que dar trigo.

    Responder

    Denunciar comentario

    32

    71

  • Queso Tierno Queso Tierno 21/05/18 12:35

    Dices que no quieres comparar, pero metes todos los huevos en la misma cesta. Blanco y en botella. Los compararemos. Por un lado Cifuentes y Iglesias-Montero son decisiones personales. Aceptar un máster que no tienes y comprar una vivienda que no responde con lo que defiendes. Sánchez tiene su problema en la falta de decisión y/o liderazgo.
    Cifuentes refleja el ideario tradicional del PP. Ante los problemas, huida hacia adelante y teoría de la conspiración y como dice Delgiot, cambios en el cuarto poder y pérdida del apoyo ciego que les daban y que ahora está apuntando a Ciudadanos y recordar que cae por el robo más que por el máster.
    Sánchez, caso aparte, está consumido por las luchas internas y no tuvo ni ha tenido el coraje de dar el golpe de timón necesario para sacar al partido de la escollera. No es capaz de ver que se trata de triunfar o morir en el intento y de que, a el, le le resulta más fácil hablar que llevar a cabo.
    Montero-Iglesias es una decisión de pareja y ya se sabe que en estos casos, alguien suele arrastrar más. Si, por el contrario, es tanto monta, apunto a una ingenuidad que desde el principio me ha sorprendido y no les permite ver la lucha encarnizada de la vida donde están metidos. Por ejemplo, Ingenuidad en creer que el PSOE iba a ser su aliado y que se reflejó en la propuesta electoral a bombo y platillo anunciando los cargos que querían sin haber negociado nada con Sánchez previamente. Ingenuidad que, en este caso de la vivienda, es la de creer que no es lo mismo especular que disfrutar, de creer que tienen derecho a un pedazo del cielo que disfruta la casta y que todos lo iban a entender. La ingenuidad de creer que los matrimonios son eternos y la de que los hijos van a salir o a hacer lo que tú les has programado antes del parto.

    Responder

    Denunciar comentario

    20

    45

  • bidebi bidebi 21/05/18 12:18

    2/2
    Esta unidad entre ética y estética yo por lo menos no la tengo demasiado clara. ¿Unos valores éticos necesariamente han de determinar una forma de vivir?. Cada vez que nos enteramos de las vidas privadas de los grandes personajes de la historia nos escandalizamos porque suponemos esa ligazón imprescindible entre ética y estética. Pero casi nunca es así por un hecho fundamental ha considerar : porque somos humanos imperfectos.
    Por supuesto que comprar una simple hipoteca no determina la estética de una persona. La determinará, quizás, para los envidiosos de la casa que compra la hipoteca.
    Y haciendo referencia al artículo de Monge. “Los chicos de Vallecas, en vaqueros y bicicleta”, nunca llegarían a presidir el gobierno de España con solamente esas calificaciones, porque evidentemente necesitan de más gente, que no vive en Vallecas, para llegar a la Moncloa. O sea, no vaya a ser que querramos que sigan siendo “los chicos” para que nunca lleguen a gobernar.
    Y por último, si los más detractores de la casita de la pareja resultan ser los defensores del régimen podrido, los que más ira muestran con la casa, no se entiende demasiado que los que quieren verles debajo de los caballos no les dejen hacer en su “aburguesamiento” contribuyendo a su destrucción.
    Evidentemente toda esta campaña desmadrada no es mas que consecuencia del MIEDO que suscitaron desde el principio en la CASTA.

    Responder

    Denunciar comentario

    56

    54



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.