x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Verso Libre

Franco, Franco, Franco, mala sombra

Publicada el 01/07/2018 a las 06:00 Actualizada el 30/06/2018 a las 19:50
Facebook Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Leo un libro de Carlos Fernández Liria y Silvia Casado Arenas, con ilustraciones de David Ouro, titulado ¿Qué fue de la guerra civil? Nuestra historia explicada a los jóvenes (Akal, 2017). El punto de vista fijado en el prólogo asume dos esfuerzos importantes: la verdad y la equidistancia. Son dos esfuerzos que merecen aclaración.

En la época de la posverdad y el relativismo, cuando una parte del pensamiento antisistema colabora sin pensárselo dos veces con la desregulación neoliberal de la economía a base de desregular las instituciones y la razón, Fernández Liria ha defendido la importancia de la verdad en libros como ¿Para qué servimos los filósofos? (2016). No se trata de caer en la ingenuidad de acomodarse a los valores establecidos, sino de apartarse de la prisa en las respuestas. Se trata de aprender a esperar, de vivir el tiempo, de prestarse a dialogar y meditar lo que se dice sobre el sentido de la realidad. Muchos testimonios de la experiencia vivida y el trabajo minucioso de los historiadores, dispuestos a cuestionar la historia oficial fijada por el poder, permite hoy hablar de la Guerra Civil con objetividad. Escriben Carlos y Silvia: "La memoria histórica es como la memoria personal, no podemos vivir sin ella, pero igual que nos ocurre como personas, ocurre también históricamente: lo peor es mentirse a sí mismo".

Dejo ahora la diferencia entre memoria e historia, para hablar de la equidistancia. Como concepto matemático, esta palabra significa que algo que se encuentra a igual distancia entre dos o más puntos. Pero las sociedades regañadas con la verdad hacen de sus matemáticas un sayo. Al convertir la equidistancia en un concepto ético, lo utilizan para lavarse las manos o para apedrear. Es decir, hay quien utiliza la equidistancia para afirmar que lo mismo de malos fueron las víctimas que los verdugos o quien apedrea despectivamente con el adjetivo equidistante al que se sale del sectarismo de un combate ciego entre dos bandos acostumbrados a las mentiras.

Si por equidistancia se quiere aludir a la objetividad, a la verdad, a la no mentira, el relato de la Guerra Civil que se da en este libro es equidistante: "Ser equidistante, cuando se trata de víctimas y de verdugos, consiste en identificar a las víctimas y señalar a los verdugos". En un conmovedor poema de El hombre acecha, Miguel Hernández se miró a las manos y las vio convertidas en garras por culpa de la violencia. Le avisó a su hijo: "He regresado al tigre. / Aparta, o te destrozo". Las víctimas pueden cometer actos de violencia, sobre todo cuando un golpe de Estado desmantela el orden público y echa leña al fuego de los conflictos, pero nunca deben ser confundidas con los verdugos.

La idea de que en la matanza de la Guerra Civil tuvieron la misma responsabilidad los dos bandos, los militares golpistas que lideraron una guerra de exterminio y los defensores de una república legítima, es una mentira burda y parcial, no un acto de equidistancia. Se puede denunciar el estalinismo o la barbaridad de Paracuellos sin desplazar la responsabilidad de lo ocurrido. Las élites religiosas, económicas y militares –que provocaron el golpe de Estado y que, al fracasar, vendieron España a Hitler y Mussolini para ganar una guerra– tienen una responsabilidad histórica que no debe enmascararse.

¿Se puede contar la historia a los jóvenes? Claro, incluso a los niños. Antonio Machado afirmó por boca de Juan de Mairena que no hay nada importante en la vida que no deba hablarse con un niño. Lo que necesitamos es elegir el tono de la conversación, y eso juega malas pasadas a los disfraces de los mayores, porque a veces la simplicidad infantil es más perturbadora que los jeribeques de las mentiras adultas. García Lorca escribió al principio de un romance "el barco sobre la mar/ y el caballo en la montaña". Esa simplicidad provocó en el argumento mucha más inquietud que si hubiese apostado por el surrealismo de poner a un barco galopando por una sierra. Las cosas contadas con la simplicidad de respetar la verdad señalan en esqueleto quiénes fueron los verdugos y con qué ayudas contaron en el panorama nacional e internacional para perpetrar una de las mayores ignominias del siglo XX. Una ignominia que en España duró hasta los fusilamientos de 1975 (con el dictador agonizando. Francisco Franco murió como vivió).

Aquí el fascismo ganó la partida con ayuda de Inglaterra. Por eso la Guerra Civil marcó la historia contemporánea de España con más fuerza que la Segunda Guerra Mundial la historia de Europa. Es un síntoma español que los tres poetas citados en este artículo muriesen de mala manera: uno ejecutado, otro en el exilio y otro en la cárcel. Ahí siguen, pidiéndonos explicaciones.

La Historia se separa de la vida de la gente para escribir una versión del destino y del pasado que tienen poco que ver con lo sucedido. Es la Historia escrita por el poder de los vencedores. Pero esa separación no la aparta de la vida, sino que le permite evaporarse y llover sobre ella para empapar con sus mentiras la memoria y la existencia de la gente. Los miedos, las servidumbres voluntarias y las corrupciones siempre tienen un pasado. Acercar con verdades la Historia a la vida y a la memoria de la gente es un modo de cultivar un futuro distinto. De ahí la importancia del debate sobre los símbolos.

El libro de Silvia Casado Arenas y Carlos Fernández Liria acaba así: "…en España sigue en pie uno de los mayores mausoleos levantados por el fascismo en Europa, el Valle de los Caídos, construido por los prisioneros políticos antifranquistas. Ahí están enterrados sin identificar cerca de 30.000 cadáveres".
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

50 Comentarios
  • Copito Copito 02/07/18 10:35

    Un libro para regalar a muchos, porque a pesar de la Transición, el muro de silencio, la falta de apoyo a la Memoria Histórica, que en realidad es ir en contra de ella, han logrado que muchos jóvenes crezcan pensando que la Guerra Civil es una batallita de sus abuelos y de sus padres, sin comprender qué cerca está la historia de repetirse, cuando no se ha comprendido ni se ven los flecos ocultos y viciados en el poder, no sólo en el político , también en el mediático, y en la educación que se imparte.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    27

  • pescador pescador 01/07/18 23:13

    Estupendo artículo que refleja la situación actual donde se trata de establecer equidistancia entre golpistas y demócratas y esto tiene cabida en aquellas mentes que debido a su educación daban por bueno aquella historia de España que se estudiaba en los colegios donde un señor por la gracia de Dios venció a unos peligrosos rojos, pero como explicar este argumentario en personas que dirigen medios de comunicación con carnet de periodistas y en medios de gran difusión  como lo tendríamos que calificar ya que en estos casos no cabe la ignorancia.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    34

  • paco arbillaga paco arbillaga 01/07/18 22:21



    Hay gente con mala sombra: «'Telecospedal' fue la única TV de España amonestada por el Senado… - Criticada por la FAPE, condenada por los tribunales y denunciada por los periodistas»:

    https://www.elplural.com/politica/2018/07/01/telecospedal-fue-la-unica-tv-de-espana-amonestada-por-el-senado

    ¡Vaya, vaya, con doña Diferida! «Piensa el ladrón que todos –y todas– son de su condición.» Osasuna!


    Responder

    Denunciar comentario

    17

    32

  • Hammurabi Hammurabi 01/07/18 16:28

    Algo va cambiando cuando nos vamos atreviendo a poner los puntos sobre las ies. Como siempre, estupendo Luis.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    10

    52

    • TOTOFREDO TOTOFREDO 02/07/18 09:26

      Ya nos ha costado, pero creo que se les trata con un respeto que no se merecen.........

      Nos imaginamos por un momento, dentro de 30 años una entrevista a De Juana Chaos en TV, con tantos miramientos, para recordarle lo que es, ha sido, y será, un ASESINO.

      Responder

      Denunciar comentario

      19

      17

  • Sancho Sancho 01/07/18 14:22

    Ayer vimos un doloroso ejemplo en la Sexta de un fascista que con toda la cara, y sin que se la partieran, hablaba de la mayor parte en la culpa de la guerra civil por parte de los republicanos y los comunistas, para ese fascista que es el presidente de la fundación franco, éstos fueron los culpables del golpe de estado fascista, guerra civil y posterior venganza cobarde y feroz represión durante cuarenta años de los asesinos vencedores, incluida una sociedad civil que acompañó encantada a ese estado criminal de psicópatas y sádicos; en parte por el terror a ser tachado de rojo; y en parte por el placer de la venganza, en muchos casos por asuntos de lo más cotidiano, rencillas vecinales, las ansias desatadas de el momento de vengar las envidias, los rencores, la incultura llevada a los ayuntamientos, a las comisarías, a los colegios, a las instituciones más cercanas al pueblo...el terror...¡capitán general!. Y ese discurso fascista ha calado en mucha gente que ni siquiera se ha molestado en saber, en conocer qué pasó, gente que desea el "plato masticado y servido", sin más...Ellos degluten como los pavos y punto...no hay argumentos...Y los que esgrimen, esos de "en todas partes hubo crímenes", ni siquiera se molestan en conocer quiénes los atentan, que proceden de esas almas negras que llevan años echando tierra sucia a los cadáveres de las cunetas...Ya no valen argumentos contra la ignorancia consciente. Silencio y desprecio.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 5 Respuestas

    58

    154

    • MASEGOSO MASEGOSO 01/07/18 18:13

      Gracias Sancho por este comentario.
      Volverás a tener respuestas a estos magnificos modos de expresar la idea que nos regalas.
      Un saludo

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      12

      26

      • Sancho Sancho 01/07/18 20:38

        Celebro volver a leer tus estupendos comentarios, y siempre con esa sensibilidad a flor de piel sobre estos "asuntos" tan escabrosos y tristes que, gracias a personas como tú no están del todo enterrados, haciendo siempre esfuerzos por que conozcan tantos crímenes, a pesar del dolor que sé te produce hablar de ello. Un afectuoso saludo, MASEGOSO.

        Responder

        Denunciar comentario

        28

        37

    • Atea Atea 01/07/18 16:18

      Genial Sardá cuando le dice:
      " no se vaya usted ni por aquí ni por ahí, váyase usted a la mierda"

      Responder

      Denunciar comentario

      4

      51

    • TOTOFREDO TOTOFREDO 01/07/18 15:29

      Por un momento he pensado que te referías a Maruhenda, porqué repite semana tras semana lo mismo que el tontolaba éste de la Fundación Franco, crecido por el paso del tiempo y porqué no le hayan aplicado "ése sistema que tanto le gustaba al famoso Billy El Niño", el condecorado del régimen franquista y "herederos democráticos"...........

      Responder

      Denunciar comentario

      54

      64

    • charopa69 charopa69 01/07/18 14:39

      Excelente comentario a un excelente artículo.

      No es comparable matar cuando está en riesgo tu vida, y o disparas o te disparan, que matar por el placer de matar cuando tienes todo el poder en tus manos y te ensañas cruelmente con miles de SERES HUMANOS INDEFENSOS.

      ¡¡¡NO!!! ¡¡¡NO ES LO MISMO!!! y pretender comparar ambas situaciones es una muestra canalla de vileza, de autojustificación, y de mala conciencia, ¡¡¡quien la tenga!!!

      Responder

      Denunciar comentario

      88

      64

  • frida56 frida56 01/07/18 14:03

    “Equidistancia” es una palabra muy denostada ahora desde y por el tema catalán; sin embargo,si nos tenemos a su significado exacto,nos deríamos cuenta de que solo se refiere a buscar y valorar lo que es o no justo en las dos partes de algo con el objeto de evitar la parcialidad que lleva,indefectiblemente,al desencuentro y el encono. Es evidente que en La Guerra Civil española hubo de todo,como en toda guerra,por otra parte; pero que,sin género de dudas,los culpables,los responsables únicamente son los que la provocaron con su golpe de estado,y que la República no tenía otra opción que defenderse. De la misma manera,no es lo mismo tener muertos en las cunetas que tenerlos enterrados donde los familiares hayan elegido. Yo creo que ver y aceptar cómo fueron de verdad las cosas es equidistancia. Equidistancia es ver y aceptar que los días 6/7 de sept del año 17 los independentistas pisaron los derechos de los otros,no importa en qué bando se esté. Equidistancia es poner perspectiva para ver la verdad con la mayor objetividad. Por tanto,las potencias europeas no fueron equidistantes,fueron indiferentes,fueron temerosas,fueron egoístas y jugaron al posibilito y a la estrategia peor entendida,sin olvidar que en esas potencias había mucho nazi en puestos relevantes. Hoy en día,se quiere estigmatizar la equidistancia en aras del sectarismo que,peligrosamente,nos vuelve a inundar.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    52

    127

    • Sancho Sancho 01/07/18 20:31

      Estupendo comentario, frida56. Salud.

      Responder

      Denunciar comentario

      39

      43

    • jcmartinez jcmartinez 01/07/18 14:24

      Acertada precisión.

      Responder

      Denunciar comentario

      43

      63

  • MASEGOSO MASEGOSO 01/07/18 13:27

    Hoy, estimado poeta, subrayaría tantas frases del artículo, que me podrían llamar al orden por copiar tanto.


    Mentirnos a nosotros mismos. No deje de pensar Sr. García Montero que muchos fuimos educados con-n las mentiras de nuestros mayores y, esa circunstancia ha calado con exceso en nuestra formación desde niños, mas el entendimiento llega a la mente y en su discernimiento la voluntad se inclina hacia el lado de la verdad. No es fácil la situación es necesario esperar años, leer, comparar, informarse de esas lecturas y comparaciones y llegar, en no mucho tiempo a saber de que lado está la razón.

    Paul Preston en su libro “Holocausto Español” y Aurora Sánchez en “Miedo a la Democracia” explican con contundencia dos fases de la GC.

    Preston habla de la liquidación sistémica de las poblaciones ocupadas desde el arranque del ejercito faccioso en Sevilla hasta la llegada, más o menos, al parón en Toledo para liberar el Alcázar.

    La Sra. Sánchez, Profesora de Historia Contemporánea de la Universidad de Valencia nos expone con toda crudeza como la iglesia católica de EE.UU. puso todas las trabas posibles para la ayuda estadounidense a la II República Española. Sí apoyo las peticiones de los rebeldes para la obtención de combustibles a través de D. Juan March.

    Tuve en mis manos “¿Qué fue de la Guerra Civil?” y, a pesar de que parece un buen relato no lo es. Ud. aduce equidistancia y no se puede tratar así. Una cosa es equidistancia y otra es saqueo y asesinato de civiles a las mismas puertas de su casas. Que la República represalió a la llamada “quinta columna” me parece natural, era el gusano que corroía la moral de los republicanos. Como bien apunta la equidistancia en este caso se ha utilizado como un concepto ético. No lo es.

    Las democracias, comenzando por Reino Unido y Francia, solo pusieron trabas al desarrollo de la defensa legal de la II República.

    Así estamos .Gracias por el articulo

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    49

    58

    • Cañuelo y Pereira Cañuelo y Pereira 02/07/18 15:16

      Suscribo hasta lo que no has dicho.

      Responder

      Denunciar comentario

      13

      17

    • M.T M.T 01/07/18 13:33

      Una alegría leerte de nuevo y conocer tus aportaciones para profundizar en estas cuestiones. Te saludo cordialmente.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      10

      20

      • MASEGOSO MASEGOSO 01/07/18 13:36

        Te agradezco el saludo, ya que tú has contribuido, junto con Paco, a levantarme, olvidar naderías y seguir apoyando a estos señores que escriben los artículos que, verdaderamente, nos hablan de una verdad con losas encima.
        Un cordial saludo M.T.

        Responder

        Denunciar comentario

        3

        19

  • bidebi bidebi 01/07/18 12:43

    La equidistancia entre dos polos siempre beneficia al que gana el enfrentamiento entre polos. En política la equidistancia no es el centro, que es dudoso que exista, es mas que nada la pasividad. El no comprometerse en el conflicto social, por miedo, por pereza, o por creerse fuera del conflicto, beneficiando siempre al que lo gana, aunque esa victoria sea injusta.
    En el conflicto catalán la equidistancia es no entender que la democracia del voto ciudadano siempre está por encima de cualquier ley. No entender que las leyes proceden de la democracia y no al revés. Priorizar la ley sobre la democracia, práctica equidistante, es no entender la democracia.
    En el golpe fascista del 36 los equidistantes fueron las democracias europeas, principalmente Inglaterra y el miedoso frente popular francés. Esas democracias abandonaron totalmente a su suerte al pueblo español y hasta impidieron la llegada de materiales de defensa al gobierno legítimo. Solamente la URSS y las heroicas brigadas internacionales defendieron a la República legítima.
    En el relato de lo sucedido, la equidistancia ha triunfado empezando por la denominación del conflicto como GUERRA CIVIL En realidad fue una masacre del fascismo europeo, del propio fascismo español y de mercenarios africanos contra todo un pueblo en defensa de su democracia. Hasta tal punto esto es así que el fascismo internacional necesitó TRES AÑOS para doblegar a ese pueblo y vencerlo.
    Que OCHENTA AÑOS después estemos descubriendo la propia historia, nos dice a las claras que el régimen de los últimos CUARENTA AÑOS ha sido un régimen equidistante con el genocidio fascista de 1936. Equidistancia a la que se han sumado todos aquellos que han vivido de este régimen y que sin embargo se hacen llamar demócratas.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    99

    101

    • jcmartinez jcmartinez 02/07/18 00:15

      Equidistancia no significa adoptar una postura pasiva, término cuyo significado han desvirtuado los políticos demagogos. Frida56 lo expone con precisión.

      Responder

      Denunciar comentario

      12

      49

  • Armandobis Armandobis 01/07/18 11:46

    AMP: LUIS tiene razón. El golpe fracasó. La Guerra es consecuencia del fracaso del golpe. Para los golpistas fue necesaria la Guerra para llegar al poder (Franco) y mantenerse en él hasta la muerte. Esa fué la única idea política del Dictador. Que el Golpe podría fracasar y que iba a serles necesaria la Guerra Civil lo tenían claro los golpistas. Ver la Instrucción nº 1 dictada por Mola en la primavera del 36

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    43

  • Ángel S.B. Ángel S.B. 01/07/18 11:05

    Leí el libro de Antony Beevor, sobre la guerra civil española....Al margen que es un relato día a día de una documentación asombrosa de los acontecimientos de la guerra, yo saqué una conclusión y es que la guerra civil fue producida por un militar golpista contra un gobierno republicano elegido por los españoles, apoyado por las élites económicas,religiosas y oligárquicas que veían que sus privilegios ancestrales iban a ser abolidas o animadas.....Y ya en la propia guerra civil cuando se quiere transmitir que en los dos bandos hubo asesinatos, ese relato es totalmente perverso y falso, pues al margen de la frustración y represión y odio reprimido que pudieran tener los llamados obreros o trabajadores producto de la enormes insjusticias y sometimientos inhumanos de las élites , hay que tener claro una única cuestión , en el lado republicano hubo asesinatos y desmanes y aquí el gobierno republicano hacia lo que podía por impedirlo, pero la diferencia esencial mal con respecto del lado golpista es que en éste los asesinatos discriminados contra los maestros,sindicalistas etc...era Sistemática....conforme avanzaban las tropas franquistas, los falangistas de manera sistemática se quedaban en las retaguardias fusilando a todos los españoles contaminados de ideas izquierdistas queriendo sembrar un estado de terror, cosa que consiguieron cuarenta años consecutivos.....Los golpistas y sus aliados, falangistas,élites económicas, religiosas,oligárquicas fueron verdaderos genocidas con idea de limpieza de los antiespañola contaminados de comunismo....Esa sociedad era un grupo enfermo de odio y fanatismo que eran verdaderos criminales de guerra.....No hay equidistancia que valga!!!!!Salud y República!

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    48

    54

    • mcjaramillo mcjaramillo 02/07/18 15:07

      Su comentario llama a las cosas por su nombre.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      4



Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.