x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Verso Libre

Una tensión democrática

Publicada el 17/03/2019 a las 06:00 Actualizada el 16/03/2019 a las 20:48
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Se ha hecho muy conocida la respuesta que Albert Camus le dio en 1956 a un defensor de la independencia argelina al final de una rueda de prensa con ocasión de su premio Nobel. Cansado, envuelto en sensaciones de alegría y angustia, el escritor francés se encontró fuera de lugar discutiendo del derecho a la independencia de Argelia, la tierra donde había nacido, se había formado y había empezado a trabajar como periodista.

Sus crónicas argelinas fueron una arriesgada denuncia de las injusticias cometidas por el sistema colonial francés. Apoyó a los maltratados, se enfrentó a la justicia, convirtió su trabajo en una forma de compromiso cívico. Pero a lo largo del tiempo las cosas se fueron enredando, las causas se llenaron de barbaries, el relato de mentiras y el conflicto de complejidades. La voz que increpaba a Camus en la rueda de prensa llegaba a justificar lo injustificable, el uso de la violencia y los atentados contra objetivos civiles en una ciudad en la que vivía la madre del escritor. Entonces fue cuando respondió: si para usted eso es la justicia, entre la justicia y mi madre me quedo con mi madre.

No se trataba tanto de desautorizar la justicia, sino de cuestionar la facilidad con la que se utilizan las bellas palabras para defender lo indefendible. Y, sobre todo, se trataba de oponer una experiencia sentimental lógica contra la irracionalidad de los sentimientos. Allí donde no llegan las razones, sólo nos quedan los sentimientos razonables.

Hubo épocas en las que se hablaba con naturalidad de tensión revolucionaria porque parecía posible transformar el mundo. Y la verdad es que se cambiaron muchas cosas. Vivimos ahora tiempos de tensión democrática, es decir, de una lucha descarada entre los que quieren mantener la lógica democrática y los que intentan asaltarla, bien con las consignas desreguladoras del neoliberalismo, que lo deja todo en manos de los poderes salvajes del dinero, bien con el regreso a las tentaciones totalitarias que juegan con el miedo de las identidades a desvanecerse en el abismo de esa desregulación. Por eso es importante reconocer a nuestra madre, la madre de la democracia, los valores decisivos de una convivencia basada en la libertad, la igualdad y la fraternidad. Y una vez recordados esos valores, quedarnos con ellos contra los diversos griteríos en nombre de unas pretendidas justicias vengativas. Para seguir con Camus, para cambiar nuestro mundo, primero tenemos que procurar que no se deshaga.

Es la única manera de poner pie en la realidad. Creo que hay dos aspectos fundamentales en juego, aspectos que se enlazan entre sí en la sociedad del neoliberalismo del espectáculo. En primer lugar, es necesario comprender que el desplazamiento a territorios cercanos al viejo fascismo se hace posible cuando la fractura social desampara a las mayorías en favor de unas élites cada vez más ambiciosas. Los datos económicos del reparto actual de la riqueza están ahí y nos permiten comprender que los derechos humanos se hayan convertido en un privilegio de las clases medias acomodadas. Los barrios obreros de Río de Janeiro, Washington, París o Milán se desplazan al racismo y al fascismo porque no hay un Estado que cuide de ellos y que asuma unas normas de juego capaces de equilibrar la convivencia. Nada defiende mejor la democracia que una política fiscal justa y una legislación laboral decente.

La otra exigencia para poner los pies en la realidad es la comprensión de que cuando decimos que la política de hoy se hace en las redes sociales estamos diciendo una verdad a medias. No se trata de desconocer la capacidad manipuladora y los filtros que se han apoderado de las redes para arrebatarnos la condición cívica y convertirnos en narcisos manipulables. Se trata de comprender que la respuesta democrática no puede darse sólo en el territorio de las redes, sino en la vida de carne y hueso que produce experiencias reales. Ahí es donde se está dando la batalla que conduce a la gente a identificarse con sentimientos irracionales y antidemocráticos.

Nos engañamos al pensar que la gente vota por las noticias, las calumnias y las gracietas virtuales que se reciben a través de las redes. Estos sermones mediáticos son una lluvia que cae sobre realidades. Sólo germinan cuando encuentran una tierra preparada. Es ahí donde hay que fijar la discusión: por ejemplo, con una legislación fiscal y unas propuestas laborales de marcada voluntad democrática.

Ese es el reto para el largo plazo y para la cita en corto de las próximas elecciones. La derecha trifálica se ha equivocado abandonándose al furor de su guerra mediática de consignas machistas en busca de un puñado de votos. Por un puñado de votos son capaces de vender a su madre. No se han dado cuenta de que, más allá de las redes y las consignas de corte totalitario, hay una importante realidad española que se ha acostumbrado a creer en la igualdad entre hombres y mujeres. Nuestra sociedad no está ahora en condiciones de admitir un machismo cavernario.

Eso nos da una oportunidad real en la tensión democrática. Llevar esas oportunidades también al mundo del trabajo es imprescindible para completar la defensa de nuestra madre.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

62 Comentarios
  • Copito Copito 20/03/19 09:35

    En mi comentario anterior he querido poner " una merma de la libertad de expresión ". El corrector sí que tiene libertad de expresión!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Copito Copito 20/03/19 09:29

    Me gustaría ser más optimista, pero la facilidad con que se echa piedras sobre su tejada gran parte de la ciudadanía, me hace desconfiar del resultado de estas elecciones próximas. Como no se han hecho bien los deberes de la Memoria Histórica, mucha gente, sobre todo joven, no entiende lo que es el fascismo y el franquismo lo asocia a batallitas del pasado. Acostumbrados a obedecer, a no pensar por uno mismo, bombardeados por las consignas de un capitalismo feroz que nos exprime poco a poco en una esclavitud del consumo , prometiendonos un paraíso de coches, casas y ocio si somos sumisos y no nos quejamos, muchas personas prefieren creer en los mensajes de los fuertes, de los que saben lo que les conviene, de los que creen en la reconquista, antes que ponerse a pensar seriamente en su vida y abrir los ojos a la cruda realidad de un paro abrumador, de unos sueldos de mierda para la mayoría, de una merma alarmante de la lo errado de expresión...

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Retigosa Retigosa 17/03/19 23:52

    Una vez más, me decido a escribir este pequeño comentario para agradecerte el contenido de tu artículo y lo oportuno que resulta en estos tiempos.
    No es mi intención entrar en el debate extenso y sesudo de otros opinadores sobre lo oportuno o no del uso de la violencia para conseguir determinados objetivos, sino el destacar las que para mí son las ideas fundamentales de tú exposición y con las que estoy totalmente de acuerdo:

    El acercamiento al viejo fascismo se hace posible cuando la fractura social desampara a las mayorías en favor de unas élites cada vez más ambiciosas.

    Nada defiende mejor la democracia que una política fiscal justa y una legislación laboral decente.

    La respuesta democrática no puede darse sólo en el territorio de las redes, sino en la vida de carne y hueso que produce experiencias reales.
    Gracias Luis.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    8

    • eldeantes eldeantes 18/03/19 00:35

      Le deseo toda la suerte

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      2

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 17/03/19 20:44

    Hace algún tiempo que no veo a M.T.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    1

    • M.T M.T 17/03/19 21:30

      Saludos Tierry, articulista y comentarístas. Os leo.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 17/03/19 12:51

    Rectifico mi comentario anterior.
    El miércoles se va a proponer una corta extensión del articulo 50 de dos o tres meses. En caso de voto afirmativo para que sea aceptada esta prorroga por Barnier and co antes del 29 de marzo deberán ratificar el acuerdo que ha sido rechazado dos veces. Un "no" en el segundo voto invalidaría el "sî" previo. Con the parlament of Westminster nunca se sabe pero no tendría ningún sentido empezar por un "sî" para acabar con un "no".

    Gringo, este comentario no es para ti, e pericoloso sporgesi per la fenestra.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    4

  • bidebi bidebi 17/03/19 12:33

    2.2
    El neoliberalismo global ha fracasado o está fracasando. Me parece una evidencia.
    Como ha fracasado el proyecto europeo o ha fracasado el proyecto español.
    La globalización, mediante el intento de anulación de las identidades y los intereses locales, viene fracasando. Por eso es importante el resurgir de esas identidades pequeñas como rebelión contra la globalización del sistema. El futuro está ahí como oponente al sistema mundial totalizador.
    Yo me pregunto : ¿De verdad creemos que lo que entendemos por democracia hubiera sido permitido por los amos de los recursos si el sistema llevara implícita una posibilidad de democracia real?. Me parece evidente que la respuesta es NO. Lo que entendemos por democracia está fabricada para hacer imposible esa democracia real.
    Y si no fuera así no estará permitida. Por lo tanto, no se puede decir al mismo tiempo que “los poderes salvajes del dinero” controlan de forma absoluta la democracia y hay que volver a los principios democráticos, como si siempre no hubieran controlado todo.
    Porque si controlan de forma absoluta es que no hay democracia y si lo controlan es porque lo que llamamos democracia permite que lo hagan, lo que a su vez nos aclara que nunca existió. Si habláramos de voluntad utópica de conseguirla sería la forma racional de definirlo y serviría para cambiar nuestro falso sentimiento de la realidad que nunca ha sido realmente democrático.

    Responder

    Denunciar comentario

    10

    5

  • bidebi bidebi 17/03/19 12:32

    Pero es que los jacobinos de la Revolución francesa también utilizaron la “violencia indiscriminada contra población civil” para imponer su nuevo régimen burgués, y si aquellos revolucionarios hubieran tenido madres en riesgo quizás ahora no se nos llenaría la boca con libertad, igualdad y fraternidad porque no se hubiera producido la proclama. Las revoluciones siempre han llevado implícitas injusticias muy gordas, seguro que también con las madres de muchos revolucionarios, pero en nuestra hipocresía las alabamos si han triunfado coincidiendo con nuestros sentimientos. La violencia indiscriminada contra población civil es siempre condenable, pero sería interesante saber cuál de eso que llamamos democracia no ha tenido ese origen. Reconozcamos que el humano, desde siempre, resuelve sus conflictos a ostias y que todavía no ha encontrado otra forma. Por eso el entresacado de una frase de un ilustre no nos sirve para aclararnos demasiado sobre conceptos como justicia. Porque en la frase que se menciona está presente una de las características principales del ser humano : los sentimientos y las emociones.
    Creemos, y decimos, que vivimos en el tiempo de la razón. Probablemente no es cierto.
    La razón no puede imperar sobre el sentimiento porque inevitablemente se producirá un desequilibrio emocional. La razón sirve para cambiar los sentimientos y las emociones, pero no para sustituirlas. El humano vive en una dualidad entre sentimiento y razón.
    A veces entran en colisión porque no hay suficientes razones que cambien el sentimiento y en otras las razones poderosas cambian nuestro sentir. Por ejemplo, la razón poderosa de la maldad de una violencia indiscriminada puede hacer cambiar nuestro sentimiento revolucionario. Quizás a eso se refería Camus.

    Responder

    Denunciar comentario

    11

    5

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 17/03/19 11:24

    Hablando un segundo de otra cosa.
    Todos dicen que el miércoles la propuesta de la Comisión y May va a ser rechazada por tercera vez. Veo que lo único que podrîa desviar este vaticinio es el temor a que entonces Theresa May convoque elecciones generales.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 12 Respuestas

    1

    4

    • GRINGO GRINGO 17/03/19 11:36

      Otra pregunta, tú te aburres, no ????

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 11 Respuestas

      7

      2

      • IsasI IsasI 17/03/19 11:53

        Jajaja! Tiene gracia que eso lo escriba Ud. GRINGO!

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 10 Respuestas

        3

        3

        • GRINGO GRINGO 17/03/19 11:56

          Hombre, yo distinguiría entre, "comentar, a incorporar debates que no vienen a cuento del artículo", a éso me refiero.....

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 9 Respuestas

          5

          3

          • Isasi Isasi 17/03/19 19:47

            Bueno..GRINGO, me parece que tienes mucho espacio en toda la casa como para invadir las habitaciones de los demás tan enérgicamente...! Lo que tiene gracia es que la invasión sea para protestar por eso..

            Responder

            Denunciar comentario

            Ocultar 2 Respuestas

            3

            2

            • Damas Damas 18/03/19 12:54

              Isasi, me parece una metáfora y una forma excelente de decir algo con lo que estoy totalmente de acuerdo, tanto en este caso, como en otros similares. Ya es tarde para corresponderte con un "buen finde"; asi que: buen comienzo de semana ;-)

              Responder

              Denunciar comentario

              Ocultar 1 Respuestas

              1

              0

              • Isasi Isasi 18/03/19 14:46

                Damas! Gracias.. dentro de la tensión democrática algunas risas sobre ¡la vida! Buen comienzo de semana también para ti!

                Responder

                Denunciar comentario

                1

                1

          • Arkiloco Arkiloco 17/03/19 14:54

            Los debates crean nuevos artículos y el artículo ni viene a cuento. Cuentame Gringo, por ejemplo, en que cuento está Bidebi o como hacer que el artículo no venga a cuento. Esto es creatividad y lo demás es un cuento. !Que viva Zapata, cabrrrrones!

            Responder

            Denunciar comentario

            Ocultar 1 Respuestas

            4

            6

            • GRINGO GRINGO 17/03/19 18:40

              Es una opinión que no comparto, prefiero centrar el debate.
              En cuanto a dar opinión sobre otros "comentaristas", me parece inoportuno e innecesario, cada cual que de su opinión y que se le respete, es lo mínimo que podemos esperar.
              Si no tenemos claro éso, dudo mucho que tengamos claros otros.....

              Responder

              Denunciar comentario

              4

              2

          • Arkiloco Arkiloco 17/03/19 14:50

            Aguda respuesta Isasi. Qué bueno el Gringo!

            Responder

            Denunciar comentario

            Ocultar 3 Respuestas

            5

            7

            • Isasi Isasi 17/03/19 19:49

              Buena tarde Arki!

              Responder

              Denunciar comentario

              Ocultar 2 Respuestas

              2

              1

              • Arkiloco Arkiloco 17/03/19 22:07

                Me has hecho reir con tu risa. Boa noite.

                Responder

                Denunciar comentario

                Ocultar 1 Respuestas

                1

                0

                • Isasi Isasi 18/03/19 14:47

                  Es cómica la vida Arki!

                  Responder

                  Denunciar comentario

                  1

                  0

  • Alfonso J. Vázquez Alfonso J. Vázquez 17/03/19 10:59

    No hay que olvidar a la gente que obra más por sentimientos que por razonameintos. La reflexión no es una virtud que caracterice a los españoles; la eliminacion de la filosofía y la Educacion para la ciudadanía del curriculum escolar ha buscado precisamente eso, eliminar la educacion en la reflexión.
    Millones de españoles que no podìan ignorar la corrupciòn del PP siguieron votando a sus corruptos ¡porque así hay más trabajo!, decían; aunque la reflexiòn exigida era mínima, cuanto más dinero se lleven a Suiza y demás Islas nada Vírgenes menos dinero se invierte en actividad laboral en España. Seguirá habiendo millones; y no lo olvidemos: la sombra de Caín sigue flotando y es rentable.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    4

  • IsasI IsasI 17/03/19 10:59

    Las semillas.. Amen.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.