x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Muros sin Fronteras

La posdemocracia ya está aquí

Publicada el 19/12/2019 a las 06:00
La cuestión no es la posverdad, el problema principal es que ya estamos metidos en la era de la posdemocracia. No mejoraremos el diagnóstico al llamar fascistas a todos los xenófobos, supremacistas, machistas y cretinos que hay en circulación, que son bastantes. Es cierto que existen los neofascistas, incluso neonazis, jueguen o no al fútbol, pero la nueva extrema derecha europea no es como la de los años 30. No trata de derribar la democracia, es un virus troyano que aspira a dominar su sistema operativo.


Lo esencial es que las élites económicas han decidido que para mantener su barra libre –la de beneficios sin impuestos– y alimentar la ficción del crecimiento infinito hay que acabar con el Estado del Bienestar, recortar derechos fundamentales y limitar la separación de poderes. Sus enemigos son los medioambientalistas que se oponen al saqueo del planeta o los activistas que hablan de las consecuencias de una crisis interminable.

Lo vemos con claridad en EEUU. Donald Trump y una parte sustancial del Partido Republicano han dejado de creer en la democracia. Lo dice Paul Krugman, premio nobel de Economía y uno de los columnistas estrella de The New York Times. Solo así se entiende la defensa a ultranza de un presidente que ha podido cometer graves delitos. La mayoría republicana en el Senado va a impedir que declaren testigos claves en el caso Ucrania antes de que la Cámara vote el impeachment. ¿Qué tipo de proceso es ese? Trump quiere una solución rápida para poder decir en sus mítines que ha sido exonerado, que es víctima de una caza de brujas.

Otra batalla es la declaración de impuestos del Trump empresario, antes de llegar al cargo. Hay sospechas sobre su forma de actuar. El presidente niega la información al Congreso desde que asumió el cargo, y a la prensa desde mucho antes. Un Tribunal Supremo cada vez más a la medida del presidente decidirá si es un dato privado. El asunto de fondo es si el presidente de EEUU puede ser controlado por el Parlamento o está por encima de la ley.


En democracia son importantes los procedimientos y las formas, también el fondo. Lo que la distingue de una dictadura, sea blanda o dura, es la independencia de la instituciones y su buen funcionamiento, además, claro, de la igualdad ante la ley y de oportunidades, y el respeto escrupuloso de los derechos humanos y de la libre expresión.

En vez de lograr que Rusia y China se convirtieran en unas democracias, lo que está pasando es que nosotros nos estamos convirtiendo en Estados cada vez más autoritarios, en los que una élite político-económica se ha hecho con el poder y gobierna en su beneficio. La revolución tecnológica juega, de momento, a su favor. Las elecciones forman parte de un teatrillo para lograr credibilidad. Se efectúan en Rusia, Egipto, Irán y Turquía, por citar unos ejemplos. Y en Afganistán, donde la mayoría de la población es analfabeta.

Las urnas son importantes, pero la verdadera democracia se demuestra cada día en el buen funcionamiento de sus instituciones, en la transparencia del trabajo de los gestores y en la capacidad de hacer responsable política y judicialmente a cualquiera que se salte la ley.


Al recién elegido primer ministro del todavía Reino Unido, Boris Johnson, no le gusta la BBC (al derrotado Jeremy Corbyn, tampoco). Su gurú en jefe, Dominic Cummings, ha dado la orden de boicotear uno de los programas estrella, BBC Radio 4 Today como advertencia general a la cadena pública. Esta pareja ha demostrado que se pasan los controles y la división de poderes por el arco del triunfo, con perdón, como se demostró en el polémico cierre del Parlamento avalado por la reina Isabel II. El Reino Unido tiene, de momento, un sistema judicial independiente.


Repito la pregunta de otros textos, ¿han visto ya la serie Years and years? Es urgente. Está en HBO. Para compensar y reírse un poco, que no para evadirse, pueden ver El método Kominsky. Se partirán de risa sobre todo si tienen más de 40 años.


La mentira masiva se ha beneficiado de las redes sociales, de su capacidad de propagar bulos sin que la información seria y comprobada tenga posibilidades de abrirse paso. Finlandia está preparando a su población en la lucha contra las fake news, las informaciones falsas. Lo cuenta la CNN en este enlace. La herramienta es la educación transversal permanente, sin importar la edad.

Pese a que Finlandia es un modelo en tantas cosas, y un ejemplo de que el capitalismo puede funcionar en un hábitat de impuestos altos, tiene un partido de extrema derecha llamado Los Verdaderos Finlandeses, que perdió las elecciones por dos décimas.


A la extrema derecha no se la derrota copiando sus eslóganes, o imitando sus recetas contra la inmigración o el islam como hace la derecha democrática y la socialdemocracia europea, pero si, quizá, copiando sus estrategias en las redes. En Suiza han demostrado que se puede.

El virus está dentro de las sociedades avanzadas porque nos ha dejado de interesar la verdad como valor supremo. El primer paso sería recuperar la denostada asignatura de Filosofía, que ha perdido peso frente a la Religión (católica, porque solo quieren enseñar una y a través de un cura que pagamos todos). Es una herramienta necesaria para aprender a pensar por uno mismo, un ejercicio saludable.

Una de las esencias de la democracia es el control del poder, algo que le corresponde a la oposición y a los medios de comunicación, pero también a los ciudadanos. Todo está organizado en la posdemocracia para que nos desinteresemos de la cosa pública. Recibimos tal cantidad de información que estamos desinformados. En el aluvión no se distinguen las noticias de la propaganda. Los medios de comunicación tradicionales han perdido ventas, peso social y prestigio. Sin un vigilador eficaz, delinquir resulta más fácil. Antes de que digan nada, sí, los propios medios y los periodistas tenemos mucha culpa, pero no toda, el ciudadano también tiene la suya.

Hundida la venta en kiosko y con la publicidad afectada por esta crisis interminable, la prensa de papel, la tradicional por entendernos, solo tiene una opción: cobrar por acceso a la web. Es lo que sucede en dos medios digitales nativos, InfoLibre y Mediapart, por poner dos ejemplos cercanos, tan cercanos que es el medio en el que estoy escribiendo y usted leyendo. No son los únicos que se financian a través de sus lectores. Es imposible mantener una redacción dedicada a investigar lo que el poder quiere ocultar sin gastos, más allá de las nóminas. El gratis total no existe. Siempre está financiado por alguien que no da la cara y que suele ser parte del poder político o económico.

Estamos en tiempos de mudanza y debemos adaptarnos a unos cambios tecnológicos rápidos y radicales que aportan ventajas en la agilidad de las gestiones y en la mejora de la eficacia de las administraciones, y deberían ayudar a un mejor reparto de la riqueza. Los periodistas recuperaremos la credibilidad (en algunos casos es una batalla perdida, vean el último ejemplo del caso Arandina) y los ciudadanos volverán a pagar por una información de alta calidad y dotarán a esos medios de la independencia necesaria para hacer nuestro trabajo, que no es otro que tocarle las pelotas al poder, sea cual sea ese poder. Por el precio de un café tienen dos o tres suscripciones. Es cuestión de tiempo, de acostumbrarse.

PD. En este caso, escribir “pelotas” no es machista, porque el poder es patriarcal, y por lo tanto parte del problema. No soy creyente, pero les deseo una feliz Navidad.

Más contenidos sobre este tema




19 Comentarios
  • Azalea Azalea 23/12/19 06:25

    Siento repetirme ,pero es que es verdad ,siempre es un placer leer tus artículos Ramon, yo tampoco soy creyente,pero te deseo que pases una Feliz Navidad!!.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Kurro hilo Kurro hilo 21/12/19 07:55

    Un placer leerte como siempre, Salud y Suerte!!!!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Pormlher Pormlher 20/12/19 20:25

    Gracias y que continúes, por favor, con tu creativa manera de informarnos, felices días y año nuevo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • JCFR JCFR 20/12/19 18:39

    Felices Fiestas "Kapuscinski Hispano", espero seguir leyendo tus artículos aunque mi ingles es un tanto primario y tengo que recurrir a mi hijo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • BASTE BASTE 20/12/19 10:00

    Como siempre muy acertado.Felices fiestas paisano.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Elisa 07 Elisa 07 20/12/19 06:34

    Excelencia en su análisis.
    Lastima que no llegue a esos ciudadanos que no han tenido la suerte de poder-saber elegir que prensa leer.
    Soy uno de los afortunados que si disfrutó de la Filosofía en su educación.
    Tal vez algo tenga que ver, que yo si pueda leerlo. Gracias

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • TELERA TELERA 20/12/19 00:46

    He estado atento a la comunicación de la UE sobre el caso del aforamiento de Oriol Junqueras y su derecho a tomar posesión como europarlamentario, tras ver previamente la no unánime del Tribunal Constitucional al respecto. Parece que la justicia tiene mucho que reconsiderar incluida su independencia e imparcialidad. He oído comentarios en los medios sobre la inmunidad y la impunidad. He oído también a ERC decir que se paran las negociaciones hasta ver qué dice la abogacía del Estado y he considerado que mañana les toca congreso interno. Pero después de todo esto he leído este certero artículo y análisis de Ramón Lobo y todas mis consideraciones de templanza y ver la lógica de una lenta negociación se me han venido abajo. A todos y todas militantes, simpatizantes, votantes de ERC: entendemos vuestra postura pero en todo el Estado empezamos a estar cardíacos con el tema por no decir hasta la entrepierna para que valga en derecho a hombres y mujeres y demás. No es momento de templar gaitas sino de que digan con claridad si apuestan por una coalición de progreso que ponga freno a la extrema derecha, s la derecha y al fascismo en España. Es mucho lo que nos jugamos. O clavamos un trinchera entre todas fuerzas progresistas y de izquierdas, o SI PASARAN. Ruego hacer llegar el mensaje a la CUP.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • Argaru Argaru 19/12/19 23:59

    Estimado señor Lobo, la posdemocracia es lo mismo que la democracia con la única diferencia que los actores que participan en este “Gran Guiñol” se han despojado de su careta y actúan a cara descubierta. Ya no tienen que nada que esconder. Han ganado el relato político, sobre todo, por la inestimable ayuda de unos medios de comunicación, que se han encargado de inculcar, en unas mentes totalmente despolitizadas, todo un argumentario favorables a los intereses de los poderosos, de los amos del mundo. Sólo los ecologistas parecen ser conscientes del verdadero peligro que representan estos vampiros del capitalismo salvaje. Si no se le pone freno al insaciable apetito de estos despiadados, este bonito planeta no tendrá ningún futuro. Por esta razón, es fundamental despertar conciencias. Nos jugamos el Estado del Bienestar, un estado ganado a base de conquistas por parte de la clase media y trabajadora como contrapartida a lo que había o dejaba de haber al otro lado del “Telón de acero”. Ahora estos “criminales” pretenden liquidar todo esto, ya que no están dispuestos a seguir manteniendo esta “bonita democracia” con sus ya míseros impuestos. La juventud actual, como heredera de este planeta, debe despertar ya, si no quieren vivir en una auténtica y futura pesadilla.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • Tajo Tajo 19/12/19 21:03

    Feliz Navidad Sr. Lobo. Yo tampoco soy creyente, pero si creo en el periodista honrado como Ud. Muchas gracias por su magnifico artículo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    10

  • paser paser 19/12/19 20:08

    Excelente artículo Sr. Lobo, como siempre da gusto leerle. El control del poder, efectivamente, también tenemos nuestra gran parte de culpa los ciudadanos, de que no cumplir con nuestra obligación y dormirnos en los laureles, esperando a que otros nos solucionen nuestros propios problemas. Yo pago ahora menos que antes ( Diario de papel ), por informarme, siendo socio de INFOLIBRE. Tampoco soy creyente, pero le deseo felices fiestas.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5



 
Opinión