X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Verso Libre

Todo por la patria

Publicada el 05/01/2020 a las 06:00 Actualizada el 05/01/2020 a las 09:55
Había un cuartel de la Guardia Civil muy cerca de la casa de mis padres. Formaba parte del paisaje cotidiano de los paseos, las carreras y los juegos de los niños del barrio. La consigna que brillaba en su puerta, “Todo por la patria”, era también una referencia común en la España de Franco. Desde las pantallas del Nodo a los libros escolares, el sacrificio por la patria suponía una costumbre de pensamiento para organizar las definiciones de nuestro pasado, presente y futuro.

Cuando las costumbres de pensamiento no se ajustan a la realidad, las distancias entre las consignas y la vida se convierten en una llamada de atención para la conciencia. Buena parte de mi manera de ser, mi voluntad natural de meditarme y de meditarlo todo, se relaciona con el descubrimiento adolescente de la gran mentira que representaba ese lema de “Todo por la patria” para un Régimen capaz de hundir una nación y empobrecerla en favor de unos intereses privilegiados. El lector compulsivo y el muchacho que veía la belleza distinguida de los turistas en la Alhambra o la triste verdad de los amigos andaluces condenados a la emigración, comprendieron a la vez la gran mentira de las glorias nacionales. Las trompetas, las banderas, las hazañas brillaban en falso en un decorado de cartón sobre la realidad de un país que pasaba hambre y no pintaba nada en el mundo, si no era por la importancia de ser cuna de mano de obra barata para las fábricas del norte.

Eso me enseñó a dudar de todas las reinvenciones del pasado, de las proclamas que se lanzan en nombre de una patria y de las desvergüenzas que se esconden en esa palabra. Pero al mismo tiempo la conciencia me educó en el amor a mi sociedad y a mi patria. Descubrir la mentira encanallada del uso de la palabra patria, me comprometió en cuerpo y alma, o en experiencia vital y literaria, con la patria que yo habitaba. Fuera del decorado de cartón, me reclamó la existencia cotidiana de mis calles y mis libros. Leer, escribir, estudiar, trabajar, meditar, meditarme, amar, vivir, no ha sido más que comprometerme con mi sociedad, con España, para salvar a mi país del falso patriotismo, la pobreza consentida y la confusión entre los orgullos nacionales y la desigualdad real.

Un himno no puede ser una excusa para que se olviden las injusticias sociales en nombre de una bandera. Tampoco es posible comprometerse contra la desigualdad y la injusticia si uno no tiene despierto el sentido de pertenencia, el latido íntimo de saberse parte de una comunidad.

El falso patriotismo de la dictadura solía definir a gente como yo de antipatriotas. La costumbre de meditarme me convenció pronto de que en realidad yo era un patriota hasta los huesos, y que pertenecía tanto a mi cultura y mi gente que no me resignaba a que estuvieran en manos de la injusticia y la máscara patriotera. Las palabras que me importan, futuro, poesía, historia, libertad, vida, compromiso, difícilmente cobran para mí un sentido real alejadas del adjetivo español. Es lo que he vivido y lo que he leído en Galdós, Pardo Bazán, Antonio Machado, Federico García Lorca, María Zambrano, María Teresa León, Rafael Alberti, Blas de Otero… Soy heredero del patriotismo comprometido de la España progresista.

Y esta herencia me ha enseñado a meditar con atención el pasado, el presente y el futuro de mi compromiso. El cuartel de la Guardia Civil de mi infancia se parece muy poco a la Guardia Civil de hoy porque la España en la que vivimos es muy distinta a la mentira nacional del franquismo. Tener memoria está muy bien, pero no para creer que estamos condenados a reproducir el pasado, sino para comprender que las cosas cambian, que somos responsables del presente y que nuestra apuesta está con los tiempos nuevos.

Los juegos de verdades y mentiras que nos afectan, la responsabilidad de lo que podamos hacer, tienen que ver con la situación actual de la democracia y de la sociedad en Europa y en el mundo. Mi amor a España me lleva a comprometerme con ese reto de democracia social que tenemos por delante. Por delante. Por delante.
Más contenidos sobre este tema




21 Comentarios
  • Retigosa Retigosa 07/01/20 02:55

    @tierry_ precioso. No puedo entender que no te parezca interesante poner sobre el tapete de la mesa, la mentira del lema “Todo por la patria” de un Régimen capaz de hundir a una nación y empobrecerla en favor de unos intereses privado.
    También los hay, a quienes no les parecía interesante, porque se trataba de algo del pasado. Poner en marcha la exhumación de dictador, o a quienes por la misma razón hipócrita, tampoco les parece interesante recuperar los cuerpos de los fusilados durante y después de la rebelión militar.
    Para gustos hay colores, aunque el asunto que nos ocupa tiene poco color.
    Gracias Luis. Un saludo

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    1

    • @tierry_precioso @tierry_precioso 10/01/20 23:57

      Acabo de enterarme de tu comentario.
      La verdad no veo que me viene mucho a cuenta pero voy a esforzarme.
      Sotram dice que cuando cruza a la guardia civil percibe algún miedo y por ende no se siente español. Le contesto dos cosas: 1 que mâs que algo político, lo que tiene es un problema psicológico algo difundido entre una minoría "ilustrada" en España por cierto y 2 que a mi me pasaba algo parecido cuando estando en una fiesta casera simpática con una decena de argelinas y argelinos me sentía responsable y culpable de la represión del Estado francés veinte años después cuando no tengo relación alguna con la guerra de Argelia. Vamos que yo también sufría un trastorno psicológico.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • ADL3 ADL3 06/01/20 18:50

    España...
    ... sobre tu vida, el sueño,
    sobre tu historia, el mito,
    sobre el mito, el silencio...
    León Felipe.
    Próximamente lo recordaremos en Zamora.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • TonnioK TonnioK 06/01/20 14:02

    Me ha gustado mucho el artículo con el que me siento identificado. El principal problema que tenemos en este país es la tremenda incultura (el inculto normalmente sabe leer y escribir pero no lo practica) que hace florecer a personajes como los que sacaron las formaciones que se oponían a la investidura. Ademas desconocemos de la misa la mitad nunca se esclarecerán los GAL, la OTAN, El Síndrome tóxico hábilmente manipulado, la fortuna de los franco etc etc.........

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    5

  • florenblues florenblues 06/01/20 00:14

    Todo por la patria, todo por la pasta, cantaban los chicos de "la polla records". Yo soy más de "la polla", que del resto de patrioteros.
    Con mis 66 tacos y mucho franquismo sufrido en mis carnes, digo, que hasta donde mi memoria llega, todos los que han invocado "la patria" lo hacian contra el pueblo trabajador, por eso soy más de "ni dios, ni patria, ni banderas", yo, que crecí a hostias en la escuela con el "por dios, por la patria y el rey"...
    No creo en la patria, en ninguna patria, creo en el sentimiento de pertenencia, forjado por la solidaridad y la defensa de los derechos humanos, para mi, lo demás solo son mentiras intencionadas para manipular a los pueblos y perpetuarse en el poder.

    Salud y República.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    16

  • Sotram Sotram 05/01/20 23:05

    Sabes, Luis? Me cuesta mucho sentirme español; son tantos golpes.....Es verdad que la Guardia Civil de hoy no es la misma que la de entonces, y que yo viví, pero no no puedo dejar de sentir algo parecido al miedo cada vez que me cruzo con ellos o los siento cerca. Debería sentirme seguro, pero.......

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    3

    6

    • @tierry_precioso @tierry_precioso 06/01/20 00:01

      Normalmente no contesto al tipo de comentario como el tuyo. Es interesante como tema psicológico personal pero nada mâs.
      En Londres en 1978 una amiga Tassadit que trabajaba conmigo me invitô a una fiesta en casa de un amigo. Estaban Tasadit, su marido que había vuelto de Norwich, en total una decena todos argelinos y yo no paraba de sentirme culpable pensando: "hace 15 años terminô la guerra de Argelia!". Era una sensibilidad, una tontería mía.
      Podría explicarme mâs largamente pero opino que lo que dices es respetable, pero nada interesante. Sin acritud!

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      2

      3

      • @tierry_precioso @tierry_precioso 06/01/20 07:29

        todos argelinos y argelinas y...

        Responder

        Denunciar comentario

        2

        2

      • @tierry_precioso @tierry_precioso 06/01/20 00:20

        Era en Londres.

        Responder

        Denunciar comentario

        2

        1

  • kneter kneter 05/01/20 18:36

    Por edad he conocido como se cometían torturas en esos locales en cuyas fachadas lucía la tenebrosa frase “Todo por la patria”, tal vez por ello el simple hecho de escuchar como la derecha cerril de este país se llena la boca con ese sustantivo, me produce grima. Para mí el verdadero patriotismo se demuestra cada primavera cuando Hacienda nos invita a colaborar en el sostenimiento de las arcas públicas.................esas de las que esa derechona cerril roba cuanto puede mientras gobierna.
    Salut i República.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    20

  • Harry Treleaven Harry Treleaven 05/01/20 16:53

    “la mentira nacional del franquismo” parece todo lo contrario al “reto de democracia social que tenemos por delante. Por delante. Por delante.”

    Maestro, en mi modesta opinión -de persona de la calle, persona insignificante de la calle- da usted en el clavo.

    Gracias.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

  • hayundi hayundi 05/01/20 11:35

    Muy buena reflexión. Los que ya tenemos años sabemos de que va esto de la patria. Como a uno le nacen pues yo mas bien me considero ciudadano del mundo. Será por mis circunstancias personales.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    16

  • AMP AMP 05/01/20 11:02

    En mi pueblo decíamos: «Todo por la tapia» Yo creo que era más adecuado a la realidad.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    8

    • Deronda Deronda 07/01/20 18:15

      O todo por la pasta.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Fernandos Fernandos 05/01/20 10:05

    Gracias una vez mas por sus reflesiones, hace que uno se reconcilie con este pais nuestro pais.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    15



 
Opinión